Header

Quiche de espárragos / Asparagus Quiche

Scroll down for the English version.

quiche-de-esparragos1

Tengo varias recetas de quiches en el blog, con bacon de pavo y gorgonzola, de brócoli, de espinacas con queso ricota y de rajas con chorizo; pero estaba esperando a encontrarme con uno de estos moldes alargados como el de la foto para hacer un lindo quiche de espárragos.

Por fin encontré el molde en William Sonoma y aunque me pareció un poco caro, me lo llevé, pues llevaba años en la espera.

Los quiches son facilísimos de hacer y nos ayudan a no desaprovechar nada en la cocina. Les puedes poner lo que tengas, como hice yo con este de pollo borracho y luego la crema, los huevos, la nuez moscada y el queso que creas pega con las sobras que vas a usar.

Noté que mientras que los quiches hechos en moldes redondos de 9 pulgadas (23 cm) dan para 6 raciones, este alargado me dio para 4. Si vas a hacer este en un molde redondo ponle la taza entera de nata líquida. Y si quieres hacerlo light, sustituye la nata por leche evaporada.

Importante, debes sacar la masa del congelador media hora antes de comenzar.

Ingredientes

1 masa de hojaldre congelada (usé Pepperidge Farm)
2 cdas de mantequilla sin sal
½ cebolla mediana blanca
4 espárragos para el relleno + 3 espárragos para adornar
3/4 taza de nata líquida (heavy cream)
3 huevos medianos
½ taza de queso parmesano rallado
1/4 cdta de sal
1 pizca de pimienta
1 pizca de nuez moscada

quiche-de-esparragos2

Preparación

Precalienta el horno a 350°F (180°C) y extiende la masa en el molde, pegándolo bien a los bordes. Ponle dentro unas bolitas de cerámica o unos frijoles secos para que no se infle en el horno o hazle unos huequitos en el fondo con un tenedor. Hornea 10-12 minutos, de modo que se dore un poquito. No más. Retira las bolitas o los frijoles si les pusiste y déjalo refrescar sobre una parrilla.

Pica la cebolla bien chiquitica y los espárragos del relleno en pedazos de menos de ½ pulgada (1 cm). Desecha la parte de debajo dura de estos espárragos y de los que vas a usar para adornar.

Pon a derretir la mantequilla en un sartén y sofríe en ella la cebolla durante 5 minutos a fuego medio, removiendo a cada rato. Añade los espárragos picaditos y sigue salteando unos 3 minutos más.

Bate la nata con los huevos, el queso, la sal, la pimienta y a nuez moscada.

Añade los espárragos y la cebolla sofrita al molde con la masa, vierte encima la mezcla con la nata. Coloca los espárragos para adornar.

Cocina durante 20-25 minutos a la misma temperatura a la que tenías antes el horno. Para comprobar que está listo, introduce un palillo de dientes en el centro. Debe salir limpio.

Déjalo reposar unos 15 minutos antes de servir. También puede comerse a temperatura ambiente o recalentarlo al día siguiente unos 5 minutos en el horno. Me encanta acompañarlo de con ensalada para una cena o un almuerzo sencillo. Es ideal para los brunch del fin de semana.

asparagus-quiche1

I finally found this mold at William Sonoma, and although it was a bit pricey, I took it, since I was waiting for it for years.

Quiches are very easy to prepare and are great to use leftovers. One just needs to add heavy cream, eggs, nutmeg, and the cheese that will match de flavor of those leftovers.

I noticed that while the quiches made in 9-inch round mold serve 6 portions, this elongated gave me 4. If you do this in a round mold use 8 oz of cream. And if you want it light, substitute the heavy cream for evaporated milk.

Important, you must remove the dough from the freezer half an hour before starting.

Ingredients

1 frozen puff pastry (I used Pepperidge Farm)
2 tablespoons unsalted butter
½ medium white onion
4 asparagus for filling + 3 asparagus for garnish
3/4 cup heavy cream
3 medium eggs
½ cup grated Parmesan cheese
1/4 tsp salt
1 pinch of pepper
1 pinch of nutmeg

Direction

Preheat oven to 350 ° F (180 ° C) and spread the dough into the mold, sticking well to the edges. Put in a few ceramic beads or dried beans, so the dough doesn’t get too puffy in the oven; or make some little holes in the bottom with a fork. Bake 10-12 minutes. Remove the beads or beans if you used them, and let it cool on a rack.

Chop the onion well. Cut the 4 asparagus in ½ inch pieces. Discard the hard bottoms of all the asparagus.

Melt the butter in a skillet and sauté the onion for 5 minutes over medium heat, stirring sometimes. Add the chopped asparagus and continue to sauté about 3 minutes.

Whisk cream with eggs, cheese, salt, pepper, and nutmeg.

Add asparagus and sautéed onions to the dough, pour over the cream mixture. Place the asparagus for garnish in the center as you like.

Bake for 20-25 minutes at the same temperature the oven was already set. To verify that it is ready, insert a toothpick in the center. It should come out clean.

Let stand 15 minutes before serving. It can also be eaten at room temperature or reheated the next day for about 5 minutes in the oven. I love to have with salad at dinner or lunch. It is also ideal for weekend’s brunch.

asparagus-quiche2

Lasaña vegetariana en el sartén / Vegetarian Skillet Lasagna

Scroll down for the English version.

Lasaña vegetariana en el sartén

Nada que envidiarle a la del horno y especial para los días entre semana.

El domingo pasé casi todo el día en casa de mi peluquero y de ahí pasé a hacer un par de visitas. Se me hizo un poco tarde pero no tenía ganas de comer en la calle, por lo que decidí probar suerte con esta lasaña vegetariana en el sartén que está lista en 35 minutos. Es súper fácil y no tiene nada que envidiarle a la lasaña del horno.

¿Les suena raro? A mí también me sonó extraño cuando vi la receta en la revista de octubre 2014 del Food Network, pero estaba dispuesta a probar el método.

Le hice unos cuantos cambios a los ingredientes, entre ellos que no usé salsa ya preparada y cociné mi propia salsa casera, lo cual adicionó unos 20 minutos entre la preparación y la cocinadera, pero la verdad que es fácil y sabe mucho mejor. La receta de la revista era con Ricotta y Mozzarella bajos en grasas y mis quesos con todo. Lo que sí es indispensable es tener un sartén con una tapa que le quede bien y usar pastas de esas que venden listas para armar la lasaña.

Por cierto, que de la pasta sólo me quedaban 5 hojas y en lugar de hacer dos capas, sólo hice una. La cantidad de salsa resultó justa. Si la haces con más capas, ten en cuenta que seguro vas a necesitar un poco más de salsa y queso Mozzarella que lo que listo abajo y dividir en dos la mezcla con Ricotta.

Otra cosa, aunque tanto la receta de la revista como la mía son vegetarianas, puedes cocinar carne molida con la salsa y tendrás tu lasaña para carnívoros. Creo que la próxima vez que la haga será de ese modo.

Este plato me parece un batazo para los días entre semana y si usas una salsa en conserva, mucho más rápido. Da para 4 raciones ampliamente.

Perdonen las fotos, hechas de noche y con el teléfono. Es que estoy fascinada con este plato y andaba loca por compartirlo con ustedes.

Ingredientes

2 calabacines
1 taza de queso Ricotta
1 taza de queso Parmesano o Pecorino Romano rallado
1/2 cda de orégano seco
1 pizca de nuez moscada
1/2 taza de hojas de albahaca
5 hojas de lasaña precocinada
1 1/2 tazas de queso mozzarella rallado

Para la salsa:
1 lata de 28 oz (794g) de tomates San Marzano
1 diente de ajo
1 pizca de peperoncini
1/2 cdta de azúcar blanco
Unas cuantas hojas de albahaca
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
Sal

Preparación

Primero prepara la salsa. Pon a calentar el aceite a fuego medio en una cazuela mediana y añade el ajo picadito y el peperoncini. Sofríe por 30 segundos y añade los tomates picaditos, la albahaca, el azúcar y sal a gusto. Remueve bien y cocina unos 15 minutos, removiendo a cada rato, hasta que la salsa tenga la consistencia deseada. No debe estar aguada.

Mientras tanto, corta los calabacines en cubitos de 1/2 pulgada (1.5 cm aproximadamente) y mézclalos con el queso Ricotta, el orégano, la nuez moscada y 3/4 de taza del queso parmesano en un bowl mediano.

Si vas a usar una salsa de las que ya vienen listas para comer, le añades la albahaca picadita. Si estás preparando mi salsa, se la añades también.

Baña el fondo del sartén con salsa, coloca 2 hojas de lasaña, la mezcla con Ricotta, la mitad del queso Mozzarella, las otras 3 hojas de lasaña, el resto de la salsa de modo uniforme, lo que queda del queso Mozzarella y de queso Parmesano.

Tapa el sartén y cocina sin destapar a fuego bajo-medio durante 20 minutos si te gusta al dente y un poquito más si te gusta la pasta más blandita. La en 25 minutos estaba perfecta.

Destapa el sartén y deja reposar la lasaña uno 5-10 minutos antes de servirla, para que no se te rompa. Adorna con unas hojitas de albahaca.

A ver quién se decide a hacerla pronto y me cuenta del exitazo. ¿Trato hecho?

Vegetarian Skillet Lasagna

Great for weeknights and easy to make.

I spent almost the whole Sunday at my hairdresser and got home a little bit late, but I decided to try my luck with this skillet vegetarian lasagna, which was supposed to be ready in 35 minutes.

Does that sound weird? I mean, the skillet lasagna, not me getting late home and cooking… I felt the same when I read the recipe in the October edition of the Food Network Magazine, but was willing to test the method.

I made a few changes to the ingredients. They suggested using jarred marinara sauce, and I made my own sauce, which added about 20 minutes between the preparation and cooking process, but it is easy to make and tastes much better. The recipe for the magazine was with part-skim Ricotta and Mozzarella cheeses and I used whole ones. What is essential is to have a skillet with a lid that fits well, and use these no-boil lasagna noodles.

Although both the recipe magazine and mine are vegetarian, you can add meat to this plate by adding ground beef to the sauce and have your lasagna for carnivores. I think next time I will do that.

This dish is perfect for weekdays. If you use a jarred sauce it will be ready much faster. Serves 4, it’s super easy to make, and has nothing to envy to the oven lasagna.

Please forgive me for today’s pictures, made at night with my phone. I’m so excited about this dish that really can’t wait to share it with you all.

Ingredients

2 yellow summer squash
1 cup Ricotta cheese
1 cup grated Parmesan or Pecorino Romano cheese
1/2 tsp dried oregano
1 pinch of nutmeg
1/2 cup basil leaves
5 no-boil lasagna noodles
1 1/2 cups shredded mozzarella cheese

For the sauce:
1 can of 28 oz (794g) of San Marzano tomatoes
1 clove of garlic
1 pinch pepperoncini
1/2 tsp of white sugar
A few basil leaves
2 tbsp. extra virgin olive oil
Sal

Directions

Let’s make the sauce. Heat the oil over medium heat in a medium saucepan. Add the minced garlic and pepperoncini. Cook for 30 seconds and add the chopped tomatoes, basil, sugar and salt to taste. Stir well and cook about 15 minutes, stirring every few minutes, until the sauce reaches the desired thickness. It should not be watery.

Meanwhile, cut the squashes into cubes 1/2 inch and mix them with Ricotta cheese, oregano, nutmeg and 3/4 cup Parmesan cheese in medium bowl.

If you’re going to use jarred sauce, add the chopped basil to it. If you are making my salsa, add it too.

Spread the bottom of a big skillet with some sauce, place 2 sheets of lasagna with ricotta mixture, half the mozzarella cheese, the remaining 3 lasagna sheets. Add the remaining sauce evenly, and the rest of the Mozzarella and Parmesan cheeses.

Cover the pan and cook without uncovering over low-medium heat for 25 minutes. Uncover the pan and let it rest 5-10 minutes before serving, so the lasagna will not break when serving.

Garnish with a sprig of basil.

Are you ready to fall in love with this lasagna?

Tamales de queso fresco y chorizo

This post is part of a compensated campaign in collaboration with Latina Bloggers Connect and Cacique, but the recipe and the opinions are mine. / Este post es parte de una campaña en colaboración con Latina Bloggers Connect y Cacique, pero todas las opinions y la receta son mías.

Tamales-Dia-De-Los-Muertos

Los tamales son unas de las ofrendas más frecuentes para obsequiar a los seres queridos que ya no están con nosotros en el Día de los muertos. Esta fiesta, que celebra la vida de aquellos es una de las tradiciones más lindas de México; aunque también se celebra en otros países de América Central y en algunas comunidades de Estados Unidos.

La celebración comienza el 1ro. de noviembre y concluye al día siguiente. Los tamales, las enchiladas, el pan de muertos, el tequila, flores, crucifijos, agua y las famosas calaveritas de azúcar, se colocan en un altar junto a fotos de nuestros muertos y objetos que le pertenecieron. También se llevan este tipo de ofrendas a los cementerios y se come y se bebe en el cementerio o en casa junto a nuestros seres queridos, los vivos y los muertos.

Para todos van estos tamales de queso y chorizo al estilo mexicano. La presentación recrea unos que me comí en Texas el año pasado, con pesto, crema y semillas, de los que quedé enamorada. Le puse queso fresco a la masa porque es uno de mis ingredientes favoritos y le da tremenda suavidad a los tamales. Así que no dejen de agregar queso fresco a sus tamalitos.

Cuando fui a comprar los ingredientes me crucé con el chorizo de Cacique, que es un producto que hace poco comenzaron a vender por acá y a última hora decidí agregarlo a los tamales. Ay, es que me encanta juntar chorizo y queso.

pesto1

Para el pesto de cilantro:
1/3 de taza de nueces
1 diente de ajo
1 taza de cilantro
1/3 de taza de queso Parmesano
½ taza de aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta

Para el relleno:
2 cdas de manteca de cerdo
1 cebolla mediana, picadita
½ ají verde, picadito
1 chile ancho remojado con antelación
½ taza de salsa de tomate
1 chorizo Cacique de 10 oz
10 oz de queso blanco Cacique

Para la masa:
250g (8 oz, 1 taza) de manteca de cerdo
500 g (1 lb, 4 tazas) de harina para tamales
½ taza de caldo de pollo
1 cdta de polvos para hornear (tipo Royal)
1 cdta de sal
16-18 hojas de maíz

Para servir:
Pesto del inicio
Crema mexicana Cacique
Nueces picaditas

relleno1

Preparación

Si no encuentras hojas de maíz frescas, puedes comprar secas y ponerlas en remojo en un caldero grande 1 hora antes de armar los tamales.

Mientras tanto, puedes preparar el pesto en el procesador de alimentos. Tritura las nueces, añade el cilantro y el ajo. Sigue triturando. Agrega el queso, una pizca de sal y otra de pimienta, y ve echándole el aceite poquito a poco con el procesador todavía funcionando. Reserva.

Para hacer el relleno, calienta un sartén grande a fuego medio y derrite en este la manteca. Adiciona el ají y la cebolla picaditos. Saltea durante 5 minutos y ponle el chile. Sigue sofriendo un par de minutos más y adiciona la salsa de tomate. Sofríe unos 3 minutos y vierte el chorizo. Mezcla bien todo, baja el fuego a bajo-medio, tapa el sartén y deja que se cocine unos 15 minutos. Reserva.

Cuando tapes el sartén con el relleno, puedes comenzar a hacer la masa para los tamales. Bate la manteca hasta que se ponga esponjosa (yo lo hice en el KitchenAid durante unos 3 minutos a velocidad media). Añade la harina y los polvos para hornear, el caldo de pollo, el queso fresco mexicano y la sal. Sigue batiendo y mezclando durante 5 minutos a velocidad media. Al principio, pasa la espátula para que no se te queden restos en las paredes del bowl. Para comprobar que la masa está lista, has una bolita y ponla en un vaso con agua. Debe flotar.

Pon a hervir bastante agua en una cazuela grande que tenga tapa.

Para armar los tamales, escurre y seca las hojas de maíz. Corta en tiritas un par de ellas para amarrarlos en los bordes. En cada hoja entera, unta un par de cucharadas de masa haciendo una hendidura en medio. Pon una cucharada colmada del relleno en medio y cierra el tamal y amárralo por los extremos como si fuera un caramelo. Si las hojas están pequeñas, usa dos para un tamal, pues deben quedar bien cerrados.

Ponle un poco de sal al agua hirviendo de la cazuela y baja el fuego a medio-alto. Coloca los tamales verticalmente en el agua, tapa la cazuela y cocínalos 50 minutos a 1 hora. La masa debe desprenderse fácilmente de la hoja cuando estén listos.

Para servirlos, corta la hoja de tamal transversalmente y empuja los bordes del tamal para que se abra. Ponle por encima salsa pesto, crema mexicana Cacique y nueces picaditas al gusto.

Queso-Chorizo-Tamales

Tamales are one of the most frequent gifts to the loved ones who are no longer with us on the Day of the Dead offerings. This celebration is one of the most beautiful traditions of Mexico; some Central America countries, and in some communities in the United States.

The celebration begins on November 1st and ends the next day. Tamales, enchiladas, tequila, flowers, crucifixes, water, and the famous sugar skulls are placed on an altar with photos of our dead love ones, as well and objects that belonged to them.

Queso fresco and chorizo together is one of my favorite combinations, so I decided to give to my tamales these flavors. The cheese also adds softness to the tamales, so don’t forget to add some to yours. The presentation recreates one I ate in Texas last year, with pesto, cream cheese and nuts, which I fall in love with.

For the cilantro pesto:
1/3 cup walnuts
1 clove of garlic
1 cup cilantro
1/3 cup Parmesan cheese
½ cup extra virgin olive oil
Sal
Pepper

For the filling:
2 tbsp. lard
1 medium onion, chopped
½ green pepper, chopped
1 chile ancho, soaked in advance
½ cup tomato sauce
1 10 oz Chorizo Cacique
10 oz queso blanco Cacique

For the dough:
1 cup pork lard
4 cups flour for tamales
½ cup chicken broth
1 tsp baking powder
1 tsp salt
Corn husks 16-18

To serve:
Pesto (ingredients above)
Mexican Crema Cacique
Chopped walnuts

hacerlamasa

Directions

If you cannot find fresh corn husks, you can buy them dry and soak in a large pot 1 hour before assembling the tamales.

Meanwhile, you can prepare the pesto in the food processor. Grind the walnuts, add cilantro and garlic. Keep grinding. Add cheese, a pinch of salt and a pepper, and the oil pouring slowly with the processor still running. Reserve.

To make the filling, heat a large skillet over medium heat and melt in the lard. Add chilies and chopped onion. Sauté for 5 minutes and add the chili. Continue to sauté a few more minutes and add the tomato sauce. Sauté about 3 minutes and add the chorizo. Mix everything well, reduces heat to medium-low, cover the pan and let it cooks about 15 minutes. Reserve.

To make the dough for tamales, beat lard until it becomes fluffy (I did on the KitchenAid for about 3 minutes on medium speed). Add flour, baking powder, chicken broth, Mexican Cheese and salt. Continue mixing for 5 minutes at medium speed. To verify that the dough is ready, make a small ball and place in a glass of water. It should float.

Boil enough water in a large saucepan with a lid.

armar-tamal-1

To assemble the tamales, drain and dry the corn husks. Cut into strips a couple of them to tie tamales around the edges. Spread a couple of tablespoons of the dough on a husk, making a slit in the middle. Put a heaping tablespoon of the filling in the middle, close the tamale, and tie the ends like a candy. If the husks are small, use two for tamale, since they must be tightly closed.

Put a little salt to the boiling water pot and reduce heat to medium-high. Place the tamales vertically in the water, cover the pan and cook 50 minutes to 1 hour. The dough should be easily detached from the husks when they are ready.

To serve, cut the husk and pushed the edges tamale. Put over pesto sauce, Mexican crema and chopped walnuts to taste.

tamales-de-chorizo-y-queso