Header

Pulpeta de pavo a la italiana

Pulpeta de pavo a la italiana

El primero de enero hicimos la segunda reunión del grupo, esta vez en Miami, y uno de los platos que preparamos fue esta pulpeta de pavo a la italiana que he repetido enseguida con un poco de salchicha italiana que me quedaba, pues es facilísima de hacer y rinde muchísimo.

La receta es del libro Giada’s Italy, del que ya hice Pasta al cacio e pepe con panceta y espinacas y Pudin de orzo y chocolate blanco. Aunque ella la hace con salsa italiana de un frasco, yo casi nunca tengo y he preparado mi propia salsa con una lata de tomates, que sí es algo que mantengo en mi despensa.

La salsa la pueden hacer desde el día anterior. En cualquier caso, deben comenzar a hacerla al menos una hora antes de la pulpeta, o polpetone -si quieres nombrarla en italiano.

Otros cambios que hice a esta pulpeta de pavo a la italiana fue usar pan de molde en vez de ciabatta. Usé un pan integral. La razón fue que ya lo tenía en casa. Seguramente queda más rico con ciabatta, pero es más sano con pan integral. También usé una combinación de quesos diferente. Giada Laurentis ha usado Pecorino y Parmesano-Reggiano.

En general, es un plato muy sano. Está listo en una hora y da para 8-10 comensales. Giada recomienda servir la pulpeta con una polenta cremosa y espinacas. ¿Tú con qué la servirías?

Pulpeta de pavo a la italiana

Ingredientes

Para la salsa:
1 lata grande de tomates en conserva
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1 diente de ajo
1 pizca de peperoncini
1 pizca de azúcar
1 rama de albahaca
Sal

Para la pulpeta de pavo a la italiana:
2 lonchas de pan integral sin corteza
1/2 taza de leche
1 huevo
1/2 taza de queso Pecorino-Romano
1/2 taza de queso Parmesano
1/2 cdta de orégano seco
1/2 cdta de paprika
1 pizca de peperoncini
3/4 de cdta de sal
1/2 lb de salchicha italiana sin la telita
1 lb de picadillo de pavo
1 cda de aceite de oliva virgen extra
La salsa

Pulpeta de pavo a la italiana

Preparación

Para hacer la salsa, pasa los tomates por la batidora o el procesador de alimentos. Reserva.

Calienta el aceite de oliva en una cazuela mediana a fuego medio. Añade el ajo y el peperoncini. 30 segundos después, cuando empieza a sentirse el aroma, retira el ajo y añade los tomates triturados. Añade el azúcar, la albahaca y sal al gusto. Baja el fuego a medio-bajo, tapa y cocina por unos 20-30 minutos. Deja que se refresque un poco.

Para hacer la pulpeta de pavo a la italiana, corta el pan con las manos en pedazos pequeños. Bate el huevo con la leche y agrégalo al pan, asegurándote que se moje bien. Deja reposar durante 10 minutos.

Precalienta el horno a 375⁰F (190⁰C).

Añade la sazón, o sea: el orégano, la paprika, el peperoncini y la sal. Así como la salchicha y el picadillo de pavo. Mezcla bien con las manos limpias.

Engrasa una bandeja resistente al horno o un pirex con poco aceite de oliva (creo que le puse menos de la cucharada) y con una brocha, cubre todo el fondo.

Coloca la masa en medio de la bandeja formando un loaf, longitudinalmente, de modo que quede con un grosor de una pulgada y media. Acomódala bien con las manos. Vierte sobre ella la salsa retirando la rama de albahaca.

Hornea 45 minutos o hasta que la temperatura interna de la pulpeta sea 160⁰F (71⁰).

Deja que se refresque unos 10-15 minutos antes de servirla, cortada en ruedas y poniéndole por encima la salsa que ha quedado en la bandeja. Si la salsa se ha enfriado mucho para tu gusto, puedes recalentarla en una cazuelita.

Espero pasaran unas magníficas vacaciones de fin de año y espero que el 2019 les venga lleno de salud y prosperidad.

Crema de calabaza a la tailandesa

Crema de calabaza a la tailandesa

La calabaza es la reina del otoño y cada año hacemos en casa muchos platos con ella en estas fechas. Esta vez el plato gandor fue esta crema de calabaza a la tailandesa. La hemos repetido varias veces, la última en Acción de gracias, ocasión en que la adornamos con unas hojitas que me sobraron del pie de pistachos.

La receta de esta crema de calabaza toma inspiración de varias fuentes y aunque puedes hacerla hirviendo la calabaza, recomiendo que la ases al horno, pues el sabor es mucho más potente.

La calabaza la puedes asar con anticipación y así te toma mucho menos tiempo hacer la crema. Yo suelo hornearla entera y luego durante la semana uso una parte para ensalada y el resto para esta crema de calabaza a la tailandesa. No necesitas pelar este tipo de calabaza que uso, pero puedes hacerlo si lo deseas.

Ojo con la leche de coco, que es la que se usa en los currys tailandeses. No confundir con la leche de coco de los batidos ni la de la piña colada.

Da para 3 porciones y está lista en 50 minutos.

Crema de calabaza a la tailandesa

Ingredientes

1/2 calabaza buternutt cortada en cubos de 1.5 pulgadas (4 cm)
3 o 4 cdas de aceite de oliva
Sal
Pimienta blanca
1 cda de aceite vegetal
1 chalota (o la parte blanca de un puerro) bien picadita
1 pizca de hojuelas de chile seco
2 tazas de caldo de pollo (o caldo vegetal) bajo en sodio
1 lata de 13.5 oz de leche de coco
1 pulgada de hierba de limón (citronela, en inglés lemon grass) seca
1/2 pulgada de jengibre freso
La-yu (aceite con chile)
Cilantro u hojitas de masa de pie y de menta para adornar

Preparación

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Pon los cubitos de calabaza en un cuenco, salpimiéntalos y añade el aceite de oliva. Luego espárcelos en una bandeja resistente al horno sin que queden unos sobre otros y hornéalos durante 30 minutos.

Mientras tanto, rehoga la chalota con la cucharada de aceite vegetal. Añade las hojuelas de chile y saltea otro minuto. Adiciona el caldo de pollo, la leche de coco (bate la lata previamente), la hierba de limón, el jengibre y unas goticas de La-yu. Calienta a fuego medio-bajo unos 10 minutos.

Retira la hierba de limón y el jengibre. Agrega la calabaza cocinada y sigue cocinando otros 5 minutos.

Tritura con una batidora de inmersión o pásalo todo por una batidora. Calienta otros 5 minutos y ajusta la sal.

Sirve con unas goticas de La-yu y unas hojas de menta o una rama de cilantro o estas hojitas de masa de pie que se preparan con sobras de masa que puedes comprar pre-elaborada en el mercado en la parte de congelados y cocinar en el horno unos 15 minutos. Quedan más lindas si las pintas con huevo batido.

Le queda muy bien también una cucharadita de cúrcuma en polvo. Agrégala junto a la leche de coco y el caldo.

Crema de calabaza a la tailandesa

Bundt cake de ron con pasas

Bundt cake de ron con pasas

El fin de semana pasado me fui al campo cerca de Nueva York con mis amigos para un cookout en el que preparé este bundt cake de ron con pasas.

Fue en West Hurley, a dos horas de la ciudad. Los temas de las recetas eran recetas de Ottolenghi (para celebrar su nuevo libro) y el otoño (noviembre es el mes más lindo en aquella zona).

Este bundt cake de ron con pasas no es del libro más reciente de este chef, sino de Sweet, escrito con Helem Goh, que tengo firmado por ambos y del que hace mucho quería hacer alguna de las recetas. Suelo cocinar más salado que dulce y a sus otros libros no le doy mucho descanso, pero este no lo había estrenado.

La clave de este cake es emborrachar bien las pasas desde el día anterior. Ténganlo en mente cuando vayan a hacerlo. Y también comprar un buen helado de vainilla, pues la combinación es maravillosa. El helado integraba el sabor de las pasas borrachas como si fuera helado de moscatel.

El icing de caramelo me daba un poco de miedo. Primero por lo de batir el azúcar glas y segundo porque suelen ser muy dulces, pero al final estaba perfecto para la masa.

Nos tiramos cientos de fotos en el cookout, y le tiramos montones a toda la comida, pero los cakes por alguna razón no tuvieron tanta suerte. Me salvé que mi amiga Ingeborg Portales me ha pasado estas fotos que ilustran hoy el blog, porque confieso que preferí llevarme el molde a la cámara fotográfica para celebrar el Día del Bundt Cake el 15 de noviembre con esta receta hecha con ese molde precisamente.

Ingredientes

1 taza (200g) de pasas
1/2 taza de ron dorado (dark)
Spray de hornear (baking spray)
2 1/2 tazas de harina de trigo multi-propósito
1 cda de polvo de hornear
1 cda de bicarbonato (baking soda)
1/2 cdta de canela
1/4 cdta de sal
1 taza (2 barras) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1 1/4 de tazas de azúcar moreno (light brown sugar)
1 cdta de extracto de vainilla
2 huevos grandes a temperatura ambiente
3/4 de taza de crema agria (sour cream)

Para el icing de caramelo:
4 cdas (60 g) de mantequilla sin sal
1/3 de taza de azúcar moreno (light brown sugar)
3 cdas de leche entera
1 cda de ron dorado
1 taza de azúcar glas (confectioners’ sugar) pasada por el colador (chino)

Bundt cake de ron con pasas

Preparación

El día anterior, pon las pasas y el ron en una pomo con tapa. Mueve bien el recipiente y luego cada vez que le pases por el lado, remuévelas como si fueran unas maracas.

Precalienta el horno a 375F (190C) y engrasa el molde con el spray de hornear. Este tiene harina y aceite y es lo más recomendado para los moldes de bundt cake, pues no se te pega el dulce. Para que quede parejo el engrase usa una brochita, de modo que cada cavidad sea engrasada.

Pasa la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato, la canela y la sal por el colador (chino) y reserva.

Pon la mantequilla con el azúcar y la vainilla en un bol en el que puedas usar una batidora de mano eléctrica o en el del KitchenAid. Si vas a usar este último emplea la paleta plana pues quedará más aireada la mezcla. Bate a velocidad media alta hasta que se aclare y quede bien espumada. Unos 4 minutos aproximadamente. Baja la velocidad y ve poniendo la mezcla de harina y la crema agria alternando. Termina con harina. De ser necesario, para de batir y raspa el fondo y las paredes del bol con una espátula.

Finalmente, agrega las pasas con el ron y bate bien suave, solamente para incorporarlas. Vierte la masa en el molde engrasado y hornea 50 minutos o hasta que al introducir un palillo de dientes, este salga limpio. Otra señal es ver que la masa se despega del borde del molde.

Pon a reposar el molde sobre una rejilla durante 10-15 minutos. No te apresures a voltearlo porque se te puede pegar.

Una vez desmoldado el cake o cuando vayas a servirlo, prepara el icing.

Derrite la mantequilla a fuego bajo en una cazuela mediana. Añade el azúcar y remueve durante un minuto para incorporarla totalmente. Añade la lecha y sube el fuego al máximo. Cuando hierva, retira la cazuela del fuego y añade el ron. Mezcla bien y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Unos 5-10 minutos. Añade la mitad del azúcar glas y mézclala bien usando una cuchara de madera. Adiciona entonces la otra mitad del azúcar glas y sigue moviendo hasta que se incorpore totalmente y quede espeso pero aún suave. Vierte el caramelo sobre el cake de modo que lo vaya cubriendo parcialmente.

Si no tienen un molde de bundt cake, dice el libro que puedes usar un molde de 9 pulgadas (23 centímetros) y lograrás un resultado similar aunque no quede tan linda la forma. Yo usé el molde  70th Anniversary Crown Bundt® Pan de Nordic Ware.

También dice que el cake con o sin el icing dura hasta tres días tapado y a temperatura ambiente. A nosotros solamente nos quedó un pedacito que devoramos al día siguiente.

Si quieres ver más fotos del cookout puedes pasar por mi cuenta de Instagram o hacerte miembro de nuestro Grupo de Facebook.