Header

Camarones salteados con piña y mango

Camarones salteados con piña y mango

Miren que me gustan los camarones. Y pensar que los vine a comer bastante grande, a pesar de vivir en una isla. Pero ya saben, Cuba se las trae cuando de absurdos se trata y también se las trae para mezclar sabores ricos. De esas mezclas deliciosas es que van estos camarones salteados con piña y mango, inspirados en una receta que leí hace un tiempo en un libro de cocina cubana que me encontré en la Feria de Guadalajara.

El mango es una de mis frutas preferidas y va muy bien con la comida salada. Lo mismo la piña, que además es muy rica al grill o salteada. Ambos me encantan en ensaladascurrys tailandeses o en estos pinchos que hizo mi amiga Pilar. Creo que por esto último me llamó la atención la receta, que no llevaba nada de picante, pero para mí ese fue el toque de gracia. Al que no le guste comer picante, que lo elimine y al que le guste, que lo disfrute en este plato tan fácil de hacer, que da para 6 raciones y está listo en 15 minutos.

Si les gustan los camarones tanto como a mí, les recomiendo probar también los camarones a la guayaba y el arroz con camarones de Laylita. Entre las recetas con picante, estas tostadas mexicanas con salsa de chipotle o los camarones a la diabla. Ya me dirán cuál les gusta más. Yo todavía no me decido.

Camarones salteados con piña y mango

Ingredientes

1 ½ lb de camarones limpios
Sal
Pimienta
2 cdas de aceite vegetal
1 cebolla blanca mediana, picadita
3 dientes de ajo, picaditos
1 taza de trozos de piña
1 taza de trozos de mango (1 mango mediano)
½ taza de vino seco o vino blanco de cocinar
1 pizca de guindilla o peperoncini
1 cda de perejil picadito

Preparación

Escurre bien los camarones y salpimiéntalos.

Calienta el aceite en una cazuela o una sartén grande y saltea los camarones a fuego alto. Rapidito, hasta que cambien de color nada más. Retíralos con una espumadera y resérvalos.

Agrega a la cazuela la cebolla y el ajo y baja el fuego a medio, unos 5 minutos. Adiciona los dados de piña y mango y saltea otros 2 minutos. Échale el vino y revuelve. Cuando este se reduzca a la mitad, sube el fuego otra vez, incorpora los camarones con la guindilla y la mitad del perejil. Revuelve bien todo y cocina por 1 o 2 minutos. Una vez listo, espolvoréalo con el resto del perejil.

Se puede comer sólo, como tapa, o servir con arroz blanco acabadito de hacer.

Creo que este será el último post antes de irme de vacaciones. Pero de todos modos, estaré en las redes sociales, así que nos vemos a diario.

Arroz con leche sin lactosa

Arroz con leche sin lactosa

Seguro muchos encontrarán más sabrosa la receta de arroz con leche de toda la vida. A mí también me pareció eso al probar la primera cucharada de este arroz con leche sin lactosa, pero a la segunda cucharada pensé que este tenía un saborcito tan fresquito, como light… Y ya luego lo encontraba tan rico con el sabor a coco que le daba la leche y el coco rallado. Lo mismo le pasó a mis colegas en la oficina. Todos terminaron celebrándolo muchísimo.

Yo, por suerte no tengo problema con los lácteos, sin embargo, mi mami y algunos de ustedes, sí. Para ustedes y porque me encanta el coco, he empleado leche de coco. Ojo que no es ni la que se usa para la piña colada, ni la que se usa para el curry. Es la que venden para tomar y pueden encontrar en tetra packs tanto en la zona de los lácteos fríos como en el pasillo del mercado donde tienen la leche en polvo, la evaporada y la condensada.

En lugar de azúcar le puse néctar de agave, para seguir en la onda saludable de la receta, pero le pueden poner azúcar al gusto si les parece mejor. Y si alguien quiere sabor a coco pero no tiene problema con los lácteos, puede endulzarlo con leche condensada y quedará aún más cremoso.

Vamos con la receta, que da para 10 o 12 raciones (cada vasija de estas da para 3) y demora casi 1 hora y media, pero no requiere de nuestra atención constante.

Arroz con leche sin lactosa

Arroz con leche de coco #LactoseFree

Ingredientes

1 taza de arroz blanco de grano largo
1 pedazo de cáscara de limón
1 pedazo de canela en rama
4 tazas (32 oz) de leche de coco a temperatura ambiente
1/4 de taza de coco deshidratado
1/4 de taza de pasas
1/3 taza de néctar de agave
Canela en polvo para adornar

Preparación

Lava el arroz si tienes esa costumbre y si no, lo pones ya directamente con tres tazas de agua, la cáscara de limón y la canela en una cazuela mediana. Deja que el arroz se ablande, unos 15 minutos a fuego medio-alto. Para entonces estará casi seco.

Agrega el resto de los ingredientes excepto la canela en polvo, remueve para mezclarlos y reduce el fuego a bajo-medio. Cocina durante 1 hora, removiendo a cada rato para que no se te pegue en la cazuela.

Retira la canela y la corteza de limón. Sirve espolvoreado con canela. Ya sea a temperatura ambiente o frío. Para enfriarlo, espera a que se refresque antes de ponerlo en el refrigerador y prepáralo mejor de un día para otro.

Espero sea una buena opción para los amantes de este postre que no pueden consumir lácteos, así como para los que como yo son fans del coco.

Hasta a la abuelita le va a gustar. Se los prometo. Eso sí, no esperen un arroz con leche redulce.

Pasta con salsa de atún

Pasta con salsa de atún

La pasta con salsa de atún se hace muy fácil y rápida, pero debemos comenzar unos 20 minutos antes, poniendo en remojo las alcaparras y las anchoas. Luego cocinarla no lleva más de 15 minutos.

Hace ya unos cuantos meses, mi amigo Eugenio me recomendó el libro Cucina Ebraica y tenía muchísimas ganas de hojearlo con calma y hacer algunos de sus platos. Entregadas ya las 100 recetas cubanas de mi libro, que debe estar disponible en España para noviembre y en Estados Unidos para principios del 2016, me puse a disfrutarlo. Estaba a $3.99 cuando lo compré, usado, pero ahora veo que está carísimo.

Les recomiendo muchísimo este libro si les gusta la de Italia. Tiene recetas italianas de origen judío, con mucha influencia del Medio Oriente, española y sefardí. Está lleno de historias interesantísimas. Me ha sorprendido bastante la procedencia de muchos platos italianos y he aprendido un montón sobre los judíos que llegaron a este país hace más de 2000 años, sus penas y glorias.

La semana pasada hice un postre con chocolate y almendras que es una maravilla y en algún momento compartiré con ustedes porque se me desbarató al sacarlo del molde y tengo que repetirlo. Hoy hice, con cambios mínimos, esta pasta deliciosa que en italiano se llaman Spaghetti al Tonno.

Da para 4.

Pasta con salsa de atún

Ingredientes

400 g de espagueti
4 cucharadas de aceite de oliva
1/2 cebolla, picadita
12 anchoas, enjuagadas y bien picaditas, de modo que formen una pasta
2 o 3 dientes de ajo, bien picaditos
2 cdas de perejil seco + una cdta para servir
1 lata de 5 oz (140 g) de atún
1 lata de 15 oz (420 g) de tomate picadito
La ralladura de 1/2 limón
Pimienta fresca
Sal

Preparación

Recuerda que 20 minutos antes debes poner en remojo las alcaparras y las anchoas.

Pon a calentar bastante agua en una cazuela grande, para cocinar las pastas de acuerdo a las instrucciones del paquete.

Mientras se calienta el agua y se cocinan las pastas, corta lo que se deba cortar, abre las latas y ralla el limón. En el caso del atún, escurre el agua o el aceite y de la lata de tomate, conserva el jugo.

Calienta el aceite a fuego medio en una sartén grande o una cazuela mediana. Agrega la cebolla y sofríela hasta que se vea transparente, 5 o 6 minutos. Adiciona las anchoas, el ajo y el perejil. Remueve y cocina durante 1 minuto. Incorpora el tomate, las alcaparras y la ralladura de limón (puedes ponerle la ralladura de todo el limón si quieres), sube el fuego al máximo para que se evapore el jugo de los tomates y cocina durante 2 minutos, removiendo un par de veces. Aparta la salsa del fuego y trata de mantenerla caliente mientras escurres la pasta.
Une la pasta con la salsa en el sartén o en una fuente caliente. Espolvorea con pimienta negra molida y perejil seco en cada plato.

Si tienes perejil fresco, mejor. Lo puedes usar para toda la receta. Yo no tenía hoy. En ese caso, usa el doble de la cantidad indicada en la lista de ingredientes.

P.D. El viernes salí en el programa El Espejo, de América TV Canal 41, de Miami. Pueden verlo aquí y en cuanto tenga el link con todo, se los paso. Participé en una charla sobre la obesidad en Cuba. La verdad no salgo tanto, pero me encantó estar ahí y lo mejor, que no me puse tan nerviosa como pensaba.