Header

Brownies de higos

brownies-de-chocolate-1

Brownies de higos

En Japón he comido los higos más sabrosos y más grandes. También he probado manzanas y ajos enormes, si se comparan con lo que venden en los mercados de Miami. Después de eso me da tristeza comprar los higos chiquiticos y nada dulces que venden en los mercados cerca de casa, pero para hacer el brownies de higos: “quedan”, como dicen los Les Luthiers.

Tampoco me voy a quejar mucho, que en Cuba jamás pude comer higos.

A estos higos pequeñitos el horno les sacó su dulzor. El justo para esta masa que no es muy dulce y que se puede servir lo mismo caliente que a temperatura ambiente. Va bien de desayuno, merienda o postre.

He usado mantequilla de coco porque se me había acabado la mantequilla sin sal. Le dio un toquecito muy sabroso. Dejo a tu elección qué usar.

Da para 12 raciones pequeñas o 9 medianas. Lleva media hora de preparación y 45 minutos al horno.

Recuerda que a la hora de hacer postres con huevo y mantequilla, estos deben estar a temperatura ambiente en el momento que comienzas a batir los ingredientes. Así que sácalos del refri con antelación.

brownies-de-chocolate-3

Brownies de higos

Ingredientes

2.5 oz de chocolate amargo
1 cda de mantequilla o aceite en spray para engrasar el molde
Harina para engrasar el molde
5 cucharadas de mantequilla de coco a temperatura ambiente
3/4 de taza de azúcar glas
3 huevos medianos a temperatura ambiente, separadas yemas y claras
1 yema de huevo
1/4 cdta de canela en polvo
1 pizca de sal
1 taza de harina
8 oz de higos

Preparación

Precalienta el horno a 265⁰F (130⁰C). Corta el chocolate en pedacitos y colócalo en un molde resistente al horno. Pon el recipiente en el horno para que se derrita el chocolate. Unos 15 minutos. También puedes derretir el chocolate al baño María.

Puede que parezca que no está derretido el chocolate porque mantenga su forma, pero una vez que lo remueves con una paleta y queda una crema homogénea, estará listo. Mantenlo tibio.

Mientras se derrite el chocolate, engrasa el molde y enharínalo. Corta parte de los higos en cuadritos para mezclar con la masa y parte a la mitad para adornar como ves en las fotos.

Sube la temperatura del horno a 350⁰F (180⁰C).

Usando una batidora eléctrica, bate la mantequilla un par de minutos antes de agregar el azúcar. Bate un par de minutos más, hasta que la mezcla se ponga clarita. Agrega las yemas, la canela, la sal y el chocolate. Pasa la masa a un bol o usa otro bol para el próximo paso.

Bate las claras hasta que estén a un punto de nieve suave. Ve agregándolas a la mezcla con chocolate en tres partes, alternando con la harina y con movimientos envolventes.

Añade los cubitos de higo a la masa y viértela en un molde de brownies. Dale unos golpecitos contra la meseta al molde para que no queden burbujas de aire en la masa. Adorna con las mitades de higos, con el interior de estos hacia arriba.

Hornea durante 45-50 minutos.

Cuando esté listo el brownie, sácalo del molde con cuidado no quemarte y ponlo sobre una parrilla para que se refresque un poco antes de servir.

Dura un par de días fuera del refri. Si es que sobra algo de la primera…

brownies-de-chocolate-2

Brownies

Receta inspirada en la Torta di cioccolato con le pere (Torta de chocolate con peras) del libro Italian Kitchen, de Anna del Conte.

Si te gustan los postres de chocolate, te recomiendo mucho mi tarta de chocolate.

Cubano flatbread pizza

cubano-flatbread-pizza

Cubano Flatbread Pizza

El sabor del famoso sándwich cubano está presente 100% en este plato que te traigo hoy. Ni yo misma pude imaginar cuando empecé a armar en mi cabeza la receta de cubano flatbread pizza que no iba a extrañar el pan ni un instante.

Hemos adoptado esta versión del famoso “Cubano” al momento con la ayuda de Flatout. Más saludable, menos carbohidratos, listo en pocos minutos e ideal para usar las sobras de lechón asado. Además, bueno a cualquier hora del día y en especial para tapear.

flatbread2

Crujiente, deliciosa y 100% sabor cubano

Como cuento en mi libro La cocina cubana de Vero a pesar de que el sándwich cubano es uno de los platos callejeros más conocidos de la comida de la isla, su origen se disputa entre dos ciudades de la Florida, Estados Unidos. Ybor City, una vecindad de Tampa que ya para finales del siglo XIX empleaba trabajadores cubanos en sus tabacaleras; y Miami, principal destino de la emigración cubana. Parte de la disputa es el uso del salami, que presumiblemente incorporaron inmigrantes italianos que también laboraban en la Tampa del siglo antepasado; pero que muchos cubanos se niegan a aceptar como parte de este emparedado.

Yo, por si acaso, me quedo con la receta de Miami, por ahora, para hacer mi pizza de Flatout.

Este flatbread está listo en menos de 15 minutos (aproximadamente 5 minutos de preparación, 6 en el horno y el tiempo de precalentar el horno) y esto es lo que necesitas para 1 ración.

flatbread-ingredients-h

Ingredientes para preparar Cubano Flatbread Pizza

Ingredientes

1 Flatout flatbread Artisan Thin Pizza Crust
1/2 cdta de aceite vegetal o aceite vegetal en spray
1 cda de mostaza, más un poco para adornar
1/2 taza de queso suizo rallado con la parte gruesa del rallador
1/2 taza de carne de cerdo asada (lechón asado) desmechado – Aquí la receta original
1/3 de taza de jamón cortado en cuadritos
1/4 de pepino encurtido

Preparación

Precalienta el horno a 375⁰F (190⁰C) como indica el paquete de Flatout.

Engrasa levemente una bandeja resistente al horno y hornea el Flatout 2 minutos, como indica el fabricante.

Unta el flatbread con mostaza, riega por encima dos tercios del queso, la carne de cerdo, el jamón y finalmente el resto del queso. Hornea 4 minutos a la misma temperatura.

Adorna con unos hilitos de mostaza y unas rueditas de pepino encurtido.

Cuando lo prueben, se van a acordar de ese sabor cubano 100% que les hablaba al principio. Compartan en sus redes, disfruten y me cuentan.

Aquí pueden ver dónde comprar los productos de Flatout.

cubano-flatbread-pizza-comida-cubana

Cubano Flatbread Pizza

Tostones

tostones

Tostones

Tostones, chatinos, plátano a puñetazos, son algunas formas de llamarle a este modo de preparar el plátano macho verde en Cuba. ¡Mira que me gustan! Bien tostaditos, como si fueran unas galleticas.

Lo que no soporto es pelarlos, a pesar de que tengo un truco para hacerlo: darles un corte en el lomo y, a partir de ahí, comenzar a quitarles la cáscara. Yo siempre decía que el hombre con el que me casara tenía que saber pelar plátanos verdes, pero al final aprendí un día… tratando de enseñar a mi marido.

Los chatinos me recuerdan muchísimo mi niñez. En casa siempre había alguna vianda frita para acompañar las comidas y los tostones se hacían bastante seguido, aunque era un poco difícil que llegaran a la mesa, pues todos nos poníamos a picar de los que se iban friendo.

Ingredientes

Plátanos verdes
Sal
Abundante aceite para freír

tostones chatinos

Cómo preparar tostones o chatinos

Preparación

Pela los plátanos y los córtalos en rodajas de 3 centímetros.

Vierte el aceite en una cazuela, o en la freidora. El aceite debe cubrirlos totalmente. Con el aceite a temperatura ambiente, comienza a freír los trozos de plátano durante aproximadamente 8 minutos, para que se ablanden pero por fuera deben quedar un poquito tostados. Una vez listos, colócalos sobre papel toalla para que escurran la grasa.

Envuelve, una por una, las rodajas de plátano con papel de horno o papel cartucho y las aplástalos con el fondo de un vaso o una lata de conservas, reduciendo su grosor a unos 7-8 milímetros, con cuidado de no romperlos.

Llena de agua un cuenco grande y le añade un poco de sal. Deja reposar los plátanos fritos en el agua salada durante 30 segundos y vuelve a freírlos, esta vez con el aceite caliente y solo 3 minutos. Ahora sí deben quedar bien tostaditos. Yo compruebo que están listos tocándolos con un tenedor: si suenan es que están tostados.

Espolvoréalos con sal al gusto. Sugiero acompañarlos con mojo de perejil. Para hacerlo calientas el aceite a fuego lento con ajo machacado unos 12 minutos y cuando lo retires del fuego, le agregas perejil picadito.

Ponerlos en agua es opcional, pero es lo que hace que queden tostados por fuera y tiernos por dentro. Hay que tener cuidado al ponerlos medio mojados en el aceite hirviendo, porque si los plátanos contienen restos de agua, el aceite puede salpicar y quemarnos.