Header

Barritas de limón y arándanos

barritas de limon y arandanos

Barritas de limón y arándanos

Cuando saqué del molde la tarta que luego cortas para convertirla en barritas, se me rompió. De errores también está lleno el camino de la cocina y la única forma de salvarnos de ellos es no cocinar. Ya saben que es raro el día que yo no cocino y que para mí no hay nada como la comida casera. Estas barritas de limón y arándanos no serán las más bellas que has visto, pero sí las más ricas que podrías probrar.

Las he hecho muchísimas veces, siempre sin arándanos, y nunca las había podido retratar. Y es que se hacen tan rápido que es uno de esos postres que preparo a última hora muchos fines de semana cuando tengo visita, a veces cuando ya está listo el resto de la comida, y vuelan.

Estas barritas son muy vistosas y la combinación de sabores es divina. La parte superior queda que parece cuajada de limón, los arándanos revientan suavemente en tu boca y la costra de abajo es gloriosa como pudieran ser las galletas de mantequilla más sabrosas que te hayas comido. Es difícil comerse sólo una. Más bien dan ganas de comerse de una sentada las 16 que salen con esta receta. Si la culpa te invade puedes hacer 24 pequeñas barritas, lo cuál sería genial de fingerfood en una fiesta, pero igual te vas a comer dos tres, te lo advierto.

Ingredientes

2 tazas de harina
1/2 taza de azúcar glas
2 barritas (1 taza) de mantequilla sin sal, ya en pomada
1 pizca de sal
4 huevos
1 1/2 taza de azúcar
1/3 de taza de jugo de limón (unos dos limones)
1/4 de taza de harina
La ralladura de un limón
1 taza de arándanos (blueberries)
Azúcar glas para adornar (opcional)

barritas de limon

Barritas de limón

Preparación

Importante: antes de exprimir los limones, rállalos.

Precalienta el horno a 350⁰F (180⁰C). Cubre un molde rectangular de 13 X 9 pulgadas (31 X 23 cm aproximadamente) con papel encerado.

Para hacer la masa de las barritas, o sea, la parte de abajo, mezcla los cuatro primeros ingredientes con una batidora eléctrica tipo KitchenAid a velocidad medio-baja hasta que quede una masa compacta. También puedes hacerlo en el procesador de alimentos con cuidado de no pasarte batiendo. Echa la masa en el molde forrado, presionando hacia el fondo y asegurándote que quede todo cubierto y más o menos a la misma altura. El mejor modo es con las manos, pero puedes hacerlo con una espátula.

Hornea 25 minutos. Hasta que comience a dorarse. Retira el molde del horno y déjalo reposar sobre una rejilla.

Bate los huevos con el azúcar y el jugo de limón. Agrega el cuarto de taza de harina y la ralladura de limón. Vierte la mezcla sobre la masa que habías horneado, riega sobre ella los arándanos con cuidado no te salpiques y hornea otros 20 minutos.

Coloca el molde sobre una rejilla y deja que se refresque al menos unos 20 minutos. Retira el papel del molde. Ponlo sobre una superficie plana y corta en barritas. Servir a temperatura ambiente.

También pueden servirse frías. Prepáralas con antelación. Duran hasta 3 días en el refri, pero en este caso debes dejar que se refresquen otro poquito.

Si te gustan las recetas con limón vas a adorar también esta pasta.

barritas

Barritas de limón y “blueberries”

Corona de espagueti con carne

Corona de espagueti con carne

Corona de espagueti con carne

Este plato del sur de Italia, me fascina. Por supuesto que disfruto muchísimo el espagueti con salsa de carne y con esta misma receta puedes lucirte con tu familia sin ponerlo en el molde ni pasarlo por el horno, pero estarás de acuerdo conmigo en que esta corona de espagueti con carne es muy chula.

También queda deliciosa sin carne. Puedes preparar la salsa con verduras. Su forma, textura y ese centro relleno de salsa la hacen muy especial. La serví el domingo pasado para nuestro almuerzo del Día de las Madres y todos estaban fascinados.

A diferencia de algunas recetas con pasta que se preparan en el horno, esta es mejor con la pasta acabada de hacer que con sobras de espaguetis. Lleva sólo unos minutos más y sirves una comida diferente. El corte nunca será perfecto, pero trata de acomodar la pasta dándole la vuelta al molde.

Esta receta da para 10 raciones abundantes. A nosotros nos sobró bastante y al otro día me he comido un poco directo del refri y no se imaginan lo rico que seguía. Primera vez que como pasta con salsa roja fría. Iba a calentarla, pero después de poner una ración en un plato para calentarla, le pasé la lengua al tenedor y me gustó tanto que me los comí así mismo. No me extraña que me encantara, pues adoro la pizza fría de un día para otro.

Ingredientes

2 lbs de carne de res molida
1 cda de orégano seco
Sal
Pimienta
4 dientes de ajo grandes
2 latas de 35 oz  (1 kg) de tomates picaditos
1 rama de albahaca
½ cdta de azúcar
600 g de espagueti
1 cda de mantequilla
1/3 de taza de panko o pan rallado toscamente
1 taza de queso mozzarella rallado
1/4 de taza de queso parmesano rallado
1 rama de albahaca, para adornar

corona-de-espagueti

Corona de espagueti con carne

Preparación

Adoba la carne con el orégano, sal y pimienta. Déjala reposar tapada en el refri media hora.

Calienta una cazuela mediana a grande a fuego algo y vierte en ella la carne molida. Cocínala hasta que cambie de color, partiendo las bolas de carne en pedazos con una cuchara de madera para que quede en pedazos bien chiquitos. Añade los dientes de ajo y cuando ya se esté secando la carne, adiciona el tomate, la albahaca y el azúcar. Ponle sal a gusto. Baja el fuego medio-bajo. Cocina durante 1 hora con la cazuela tapada.

Precalienta el horno a 400 °F.

Pon a hervir agua y cocina dos tercios de su tiempo de cocción. Mi pasta llevaba 11-12 minutos y le di 8. El tema es que no se cocine totalmente. Deben quedar un poco duras, sin llegar a estar al dente y se terminarán de cocinar en el horno.

Mientras se cocinan los espaguetis, unta de mantequilla un molde de corona y espolvoréalo con el pan rallado.

Cuando esté lista la pasta, escúrrela y mézclala en un cuenco grande con los quesos y la mitad de la salsa. Ponlos en el molde de modo tal que la altura sea la misma por todos lados. Presiona la pasta contra el fondo. Mete al horno 15 minutos.

Para servir la corona de espagueti, busca un plato que cubra todo el molde y víralo al revés, como si fuera un cake o un flan. Vierte el resto de la salsa con carne en el centro de la rosca.

Adorna con la rama de albahaca. Sirve inmediatamente, cortando la corona con un cuchillo. Puedes poner queso parmesano en la mesa por si alguien quiere echarse más en su plato.

corte-corona de espagueti

Corte en la corona de espagueti con carne

Quesadillas de pollo al chipotle

quesadillas de pollo

Quesadillas de pollo al chipotle

Yo aguanto bastante picante y a veces mis amigos dicen que se me va la mano. Eso me pasó ayer cuando preparé unos tacos de pollo que acompañamos con margaritas de mango en celebración tardía del 5 de mayo. Parte del pollo terminó en mi almuerzo del sábado, en estas quesadillas de pollo al chipotle.

Con el mismo adobo hice camarones, pero los adobé 5 minutos. El pollo, sin embargo, pasó media hora en el refri en un Ziploc marinándose. La diferencia en el picante se notaba. Para mí ambos estaban muy ricos. Ya ustedes decidirán qué tiempo adoban la carne según el picante que resisten.

Hoy el queso de las quesadillas ayudaba a disimularlo un poco. El queso es magnífica solución cuando nos enchilamos y para rebajar el picante. Además, servir con aguacate y cebolla morada con limón, tan refrescante ambos, ayudó a que no se derramaran más lágrimas.

Para preparar la cebolla morada, sólo tienes que cortarla en Juliana bien finita y ponerle por encima jugo de limón. La dejas descansar un par de horas o si quieres las preparas el día antes y las guardas tapadas en el refri. Son riquísimas en tacos, ceviches y causas.

Ingredientes

2 lbs de pechuga de pollo
2 cdas de aceite de oliva o aceite vegetal

Para marinar el pollo:
2 oz de chipotle en adobo (usé de lata)
2 cdas de miel
El jugo de una naranja
1 diente de ajo
2 cdas de salsa soya

Para las quesadillas:
Queso Mozarella o mezcla de quesos mexicanos rallados
Tortillas de maíz

quesadillas-de-pollo-al-chipotle

Deliciosas quesadillas de pollo al chipotle

Preparación

Corta la pechuga en tiritas y colócala en un Ziploc. Pasa los ingredientes para marinar el pollo por la batidora o el procesador de alimentos y vierte el resultado en el Ziploc. Cierra bien y pon el refrigerador media hora.

Calienta el aceite en una sartén a fuego medio algo y añade el pollo con lo que se lleve consigo del aderezo. Saltea unos 7-8 minutos, removiendo a cada rato para que el pollo se cocine parejo.

Puedes hacer tacos y servirlos con tu salsa favorita y rabanitos picados como hicimos anoche o preparar las quesadillas que te traigo hoy. Una salsa afrutada le queda a medida.

Para hacer las quesadillas, calienta un comal a fuego medio-bajo y coloca sobre este las tortillas. Un par de minutos después, voltéalas y ponle un par de cucharadas de queso rallado por encima. Mientras se derrite el queso, corta el pollo en cuadritos y pon un par de cucharadas de ellos en una de las mitades de la tortilla. Ciérrala y has un poco de presión sobre ella con un paño. Sigue cocinando un par de minutos por cada lado.

Es importante que dejes que las tortillas se calienten antes de doblar la quesadillas, porque si no se quiebran.

Sirve con aguacate en lasquitas y cebolla marinada con limón. No necesitas salsa picante extra.

¿Quién pone las margaritas para estas deliciosas quesadillas de pollo?