Header

Restaurantware, precioso, práctico y biodegradable

Este post ha sido patrocinado por Restaurantware pero las opiniones, las fotos y las recetas son mías.

resturantware

Los que me conocen saben cómo me gusta hacer fiestas en casa y aunque en el último año han sido escasas por tanto trabajo que he tenido haciendo mi libro de cocina cubana, alguna que otra hemos tenido. A veces hasta sin razón me invento un brunch como el que les traigo hoy, con sólo mi familia y una zambullida en la piscina. Este es del domingo pasado y fue un placer servirlo con los platillos de bambú y los absorbentes de papel con diseños de colores de Restaurantware, preciosos, prácticos y biodegradables.

Con más de 10 años sirviendo la industria de restaurantes y enfocados en cuidar el medio ambiente, Restaurantware ofrece productos reciclables al alcance de la mano y del bolsillo, que encontré perfectos para mis tradiciones y llegaron a casa en la misma semana. Con los platos y cucuruchos de bambú me sentía en el Caribe y los absorbentes le dieron un toque especial a la ocasión. Sus productos me parecen geniales para fiestas o para llevar a la playa o a los picnics. Aunque ellos, por supuesto, venden también a restaurantes. ¿Se imaginan pedir una orden de tostones en un restaurante y que te los traigan en esos cuencos de bambú? ¿O unos camarones empanizados con coco en esos cucuruchos? ¿Y batido de mamey o de mango con esos absorbentes de colores? Si tuviera un restaurante de comida cubana, sin dudas usaría sus productos cada día para servir a mis clientes.

regalos

Restauranware ofrece servicio especializado a restaurantes, caterers y top chefs, con personal especializado en guiarlos en su compra online y los pedidos son enviados el mismo día. Su marca es sinónimo de fiabilidad y se sienten orgullosos de servir sin intermediarios tanto grandes eventos y hoteles de lujo como fiestas privadas, a nivel nacional y en el extranjero.

¿Fanáticos del control o fanáticos de descuento? En cualquier caso, proveedores de productos ecológicos de gran diseño, como estos platillos de bambú, que además de biodegradables son más fuertes que el acero.

No los voy a dejar sin las dos recetas de estas fotos. Ambas están buenísimas para el verano y se preparan en un dos por tres.

sandwiches

Para los sándwiches usé:

Pan italiano de 5 granos
Salsa romesco comprada hecha (se puede hacer en casa en unos minutos)
Capicola
Mozzarella fresca
Arúgula o lechugas
Tomates
Aceite de oliva

Pon las cantidades al gusto, con el romesco en una tapa del pan y en la otra aceite de oliva. Si quieres, ponle un poquito de sal al pan cuando le eches el aceite.

Agua de melón

Y para el agua de melón (así llamamos la sandía en Cuba y en Venezuela le dicen patilla):

2 tazas de cuadritos de melón sin semillas
2 cdas de jugo de limón
1 puñado de frutos del bosque o moras
1 puñado de hojas de menta
1 vaso de agua con gas (tipo Perrier o San Peregrino)

Mezcla los 2 primeros ingredientes en la batidora. Pasa el jugo por el colador o chino. Vierte en una jarra y agrega los frutos del bosque (yo le puse frambuesas amarillas, rojas y moras), las hojas de menta y el agua con gas. Remueve y agrega hielo y azúcar al gusto, si es que quieres ponerle.

Si quieres saber más sobre Restaurantware o encontrar ideas para tus fiestas, síguelos en Facebook, Instagram o Pinterest.

Ensalada de hinojo, naranjas, cebolla y aceitunas

Enslada de hinojo, naranjas, cebolla y aceitunas

Hace días que estoy por publicar una ensalada para el reto #PonUnaEnsalada que cumple su tercer aniversario. Casi todos los días preparo alguna y las publico en mi Instagram, pero no había podido retratar con la cámara una para participar en esta campaña. Por fin el domingo hice esta tan sencilla que me daba pena publicarla, pero tan rica que fue imposible no que no fuera la elegida. Podría haberla nombrado ensalada con 4 ingredientes, algo que está tan de moda ahora para llamar las recetas, pero me gustó listarlos todos y sentir otra vez su sabor mientras escribía: Ensalada de hinojo, naranjas, cebolla y aceitunas.

El reto #PonUnaEnsalada está abierto no sólo a los blogueros sino al público en general y si vives en España, podrías participar y además ganar premios. Puedes ver todos los detalles en Sugg-r and some Salt, que es el blog que lo organiza, con la colaboración de Claudia & JuliaLafioreSeñoríos de RelleuUn huerto en mi balcón y Vive la Fruta {del huerto a tu casa u oficina}. y de paso se quedan un rato por allá disfrutando de las maravillosas recetas y fotos de Rosilet.

El hinojo (fennel en inglés) es un anticancerígeno natural, que además ayuda a controlar el apetito, regula la actividad estomacal y los gases, quita el sueño y el mal aliento, mejora la visión, además de emplearse como diurético y expectorante. Fuera de una receta con salmón ahumado y pastas que hago a cada rato, yo lo había comido muy poco hasta que fui a Italia hace unos años y me enamoré de su textura y de como se dice en italiano: finocchio (se pronuncia finocquio). Lo probé con aceite de limón y sal en casa de unos amigos y me encantó. Es durito como el apio, pero si lo cortas bien finito, es sólo crocante y tiene un sabor sin igual. Aunque en esta ensalada, sólo usé el bulbo, se pueden comer todas las partes de la planta.

logo ponunaensalada

 

Ingredientes (para 2)

1 bulbo mediano de hinojo
2 naranjas
¼  de cebolla morada
½ taza de aceitunas negras

Para el aderezo:
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1/2 cdta de jugo de limón
Sal
Pimienta

 

Preparación

Lava bien el hinojo, córtalo a la mitad y luego en rodajas bien finitas usando una mandolina de ser posible.

Pela las naranjas y corta los hollejos al gusto.

Pasa la cebolla por la mandolina o córtala en rodajas bien finas.

Corta las aceitunas en rueditas o a la mitad.

Echa los ingredientes para el aderezo en una jarrita o taza y bátelos con un pequeño batidor de globo hasta que emulsione.

Mezcla todo en una bandeja o una ensaladera.

Ensalada de hinojo, naranjas, cebolla y aceitunas

Si te sobra, guárdala en el frío hasta el día siguiente. A diferencia de otras ensaladas, esta se conserva bien por 24 horas a pesar de estar aliñada.

 

Enchilado de cangrejo

Enchilado de cangrejo #ComidaCubana

Mi papá vino de Cuba en estos días y me trajo unas masas de cangrejo cocidas (por eso se pueden entrar al país) y congeladas; así que tocaba enchilado de cangrejo.

Llovió bastante por Caibarién, que es donde él estaba parando, hace unos días y eso hace que los cangrejos salgan y sea más fácil capturarlos. Este pueblo de la costa norte cubana es famoso por este crustáceo, tan es así que a entrada de la ciudad hay un monumento con un cangrejo enorme y a sus habitantes les llaman cangrejeros.

Ingredientes

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
½ ají pimiento verde, picadito
½ cebolla morada grande, picadita
4 o 5 dientes de ajo
½ taza de perejil
1 lata de 8 oz (230g) de salsa de tomate sin sal
1 pizca de pimentón de la Vera
1 hoja de laurel
½ cdta de comino en polvo
2 tazas de masa de cangrejo cocida (hervidas)
2 tazas de vino seco o vino blanco para cocinar
Sal
Salsa picante (opcional)

Enchilado de cangrejo #ComidaCubana

Preparación

Calienta el aceite en una cazuela mediana o una sartén grande a fuego medio. Añade el pimiento y la cebolla picaditos. Sofríe unos 5 minutos y adiciona el ajo y el perejil. Sigue cocinando un par de minutos más y agrega la salsa de tomate. Sofríe otros 2-3 minutos e incorpora el pimentón, el comino y a hoja de laurel.

Mezcla bien y agrega el cangrejo y el vino. Ponle sal a gusto, tapa la cazuela, baja el fuego a medio-bajo y cocina durante 20 minutos o hasta que la salsa tenga el espesor deseado.

Agrega salsa picante cuando casi esté, que si no no es enchilado, jeje. Yo no le puse porque tenía una visita que no comía picante y ya con el pimentón era suficiente.

Este enchilado o aporreado es delicioso con arroz blanco acabadito de hacer y maduros, con harina de maíz, con viandas hervidas o fritas, para sándwiches o empanadas, como base de croquetas o crabcakes, y para todo lo que quieras usarlo. En el Instagram alguien me sugería que para rellenar unos wontons y me pareció una idea fabulosa. Si les gusta la cerveza, va de maravillas con unas bien frías. ¿Tú cómo lo servirías?