Header

Sándwich de choriqueso

Este post ha sido patrocinado por Imusa, pero todas las opiniones y la receta son mías.

Sándwich de choriqueso

Durante uno de mis viajes de trabajo este año me enamoré de un sándwich de choriqueso en el aeropuerto de Chicago y con mi propia versión he estrenado la sandwichera de Imusa.

Cuando leí en la carta chorizo, poblano asado, aguacate y queso juntos, se me hizo agua la boca. No me decepcionó y el que he preparado en casa ha sido un éxito. Es el sándwich perfecto para despedir el verano. ¿O no te suena lo mismo con esos ingredientes?

La sandwichera, por su parte, me ha encantado. Tiene el tamaño perfecto para hacer a la vez los sándwiches de toda la familia y comer todos juntos el sándwich todavía caliente. Pero si no tienes espacio suficiente, Imusa cuenta con una más pequeña.

Sandwichera de Imusa - Sandwich de choriqueso

En casa tengo varios utensilios de Imusa que para mí son irremplazables: su prensa para tortillas, perfecta para hacer tortillas o pupusas caseras; su paño para mantener las tortillas calientes, que es lo mejor que se ha inventado para que tanto las tortillas como el naan o el pan pita sigan calientes y frescos hasta una hora; el molcajete, donde se me hace tan fácil preparar guacamole; y los exprimidores para naranjas o limones, sobre todo el de naranja donde me cabe todo, lo grande y lo chico.

Ahora la sandwichera se suma a la lista. Así que vamos con la receta de este delicioso sándwich de choriqueso ya. Da para 2 si son de buen comer o para 4 si te llenas fácil.

Ingredientes para el sándwich de choriqueso

Ingredientes

1 chile poblano
1 barra de pan francés o 4 panes bolillo (un pan mexicano)
1 chorizo de Teror o chorizo mexicano
1 taza de queso Cedar rallado
1 aguacate pequeño, tipo Hass
Mantequilla (opcional)
Salsa verde (opcional)

Preparación

Pon el horno en función broil (prendida la parte de arriba) y coloca el chile poblano en una bandeja resistente al horno para hornearlo durante 10-15 minutos, rotándolo para que se vaya quemando su piel por todos lados. También puedes hacerlo en un comal al fuego si no tienes horno.

Una vez asado el chile, ponlo en un Ziploc durante 15 minutos y luego retira la piel, las semillas y las venas. Córtalo en cuadritos de 1cm.

Sándwich de choriqueso

Puedes usar algún chorizo o pasta de chorizo lista para untar si no encuentras el chorizo mexicano ni el de Teror. Este último es típico de Islas Canarias (de un pueblo onónimo) y es para untar. También puedes usar chorizo mexicano del que viene como en una pasta (ojo, no es como el español, no es de cortar, es blandito) pero en un tubo y cocinarlo unos 4-5 minutos antes de ponerlo en el pan.

Corta el pan en 4 pedazos similares. Unta las partes de abajo con el chorizo, coloca unos cuantos cuadritos de chile en cada uno, distribuye proporcionalmente el aguacate cortado en lascas entre los sándwiches, has lo mismo con el queso y tapa el sándwich.

También puedes usar el queso en lascas, que derrite mejor.

Coloca los sándwiches en la sandwichera, presiónalos y caliéntalos de acuerdo a las instrucciones del equipo.

La sandwichera de Imusa se levanta atrás y no se te corre el contenido del sándwich.

Puedes ponerle mantequilla por fuera antes de ponerlo a hacer o cuando el pan se caliente un poco si lo deseas.

Sandwichera de Imusa

Sirve acabado de hacer y si quieres añadirle salsa verde aquí tienes mi receta.

Extra: Para la limonada de las fotos, mezcla dos vasos de agua fría con 1 cucharada de azúcar y el jugo de un limón (usando la exprimidora de Imusa). Añade rodajas de limón, lima y naranja, un vaso de hielo y vuelve a remover.

¿Ya estás despidiendo el veranito o todavía te quedan días de vacaciones para disfrutar con tu familia?

Limonada / Exprimidora de Imusa

Flan de guayaba y queso

Flan de guayaba y queso

Flan de guayaba y queso

La combinación de guayaba y queso es de mis preferidas. Y el flan está en los primeros puestos de dulces que adoro.

Hace rato quería hacer un flan de guayaba y queso, una combinación tan cubana y que confieso es una de mis debilidades. Puedo comerme una gran cantidad de dulce de guayaba de barra o de mermelada de guayaba con queso. Con varios quesos, la verdad, aunque con queso crema es mi perdición. Voy picando un pedazo de uno y del otro y no tengo para cuando parar.

Pensé hacer el flan con alguna de las dos variedades de postres con guayaba que acabo de mencionar, pero al final me decanté por los casquitos, que iban a pesar menos que el dulce de barra y darían un sabor un poco más elevado que el que puede dar la mermelada.

Recuerdo cuando era chiquita que esperaba a mi padre cada tarde cuando llegaba del trabajo y chiflaba desde la esquina. Ya a esa hora me tenían bañadita y con la bata puesta sentada en mi silloncito del año de la corneta frente a la ventana. Y papi muchas veces traía timba, o sea dulce de guayaba con queso, que vendían en unas cajitas de madera de lo más lindas.

Para él va este flan que espero se convierta en uno de tus preferidos también.

Flan de guayaba y queso

Flan de guayaba y queso #Comidacubana

Ingredientes

1 lata (15oz) de casquitos de guayaba
Caramelo para el molde (puedes ser comprado hecho o ver la receta aquí)
1 lata (14 oz) de leche condensada
1/2 taza de leche evaporada
1/2 taza de leche
1 cdta de extracto de vainilla
1 queso crema tipo Philadelphia (8 oz) a temperatura ambiente
6 huevos
1 pizca de sal

Preparación

Escurre el almíbar de los casquitos de guayaba. Puedes desecharla o usarla para otra receta. Una vez escurridos, separa un para adornar el flan y corta el resto bien chiquito.

Cubre las paredes interiores del molde con el caramelo.

Precalienta el horno a 350⁰F (180⁰C).

Bate el resto de los ingredientes en una batidora de vaso durante 1 minuto aproximadamente, asegurándote que se disuelve bien el queso crema. Vierte en el molde acaramelado. Añade los casquitos picaditos.

Cubre el molde con papel de aluminio si no tiene tapa o ponle la tapa al molde si la tiene. Colócalo en una bandeja con 2 dedos de agua. Hornea durante 1 hora en el centro del horno.

Para comprobar que está listo, destápalo e introduce un palillo de dientes en el centro. Este debe salir seco.

Deja que se refresque colocando el molde sobre una parrilla. Puedes desmoldar cuando el flan se despegue de los bordes del molde. Enfría completamente en el refrigerador. Está más rico al día siguiente.

Flan de guayaba y queso

Flan de guayaba y queso #lacocinacubanadeVero

Aclaración: Yo estaba loca por usar un molde semicircular que compré en un garage sale de una amiga y lo usé para el flan esta vez, pero mejor que usen uno de fondo plano, pues yo he tenido que cocinar mi flan durante otra media hora.

Si te encantan los flanes como a mí, te invito a probar el de coco con queso crema (otra de mis combinaciones favoritas) y el de naranja.

Pollo a la mantequilla. Receta india

Pollo a la mantequilla. Receta india

La primera vez que probé el pollo a la mantequilla fue en Tokyo, en un restaurante llamado Malika, cerca de donde nos quedamos casi siempre que vamos allá. Enseguida se convirtió en una de mis recetas preferidas de la comida india y a cada rato lo hago en casa, pero no había podido fotografiarla.

Y todo sucede por alguna razón. Hasta ahora no había encontrado las cazuelitas que aparecen en la foto y que tan bien le vienen a este plato. Las compré recientemente en Gran Canaria en una tienda llamada Rocasa, en la que paré mientras hacía un recorrido por el casco histórico de Las Palmas con mi colega bloguera Debora Macía Suárez, del blog Mi toque en la cocina, que les recomiendo de todo corazón, porque ella cocina muy bien y hace recetas deliciosas de todas partes del mundo que ilustra con muy buenas fotos.

Los que me siguen en las redes ya seguro sabían que me pasé unos días por Canarias. El trabajo de antes y después de las vacaciones y ellas mismas me han mantenido un poco alejada del blog durante un mes. Ahora estoy agarrando otra vez impulso y pronto espero compartir con ustedes algunos platos que descubrí en Canarias y contarles de mis aventuras por allá.

Hoy vamos con este delicioso pollo a la mantequilla, que da para 4 y está inspirado en una receta del libro Cocina india. Lleva muchos ingredientes pero es bastante fácil de hacer, a pesar de que lleva una hora. El sabor es fabuloso. Eso sí, un poco picante.

Pollo a la mantequilla

Ingredientes

6 contramuslos de pollo sin piel ni hueso
1 cdta de jengibre fresco rallado
1 diente de ajo rallado
2 cdtas de garam masala
2 cdtas de cilantro molido (coriander powder)
1 cdta de pimienta de cayena
1 cdata de semillas de comino
3 cardamomos verdes
3 granos de pimienta negra
1 cdta de sal
1/2 taza de yogurt griego
2 cdas de salsa de tomate

1 1/4 barra (150 g) de mantequilla
1 cda de aceite vegetal
1/a cebolla blanca grande picadita

2/3 de taza (150 ml) de agua
2 hojas de laurel
1/2 taza de leche evaporada o de nata líquida ligera
Cilantro picadito

Pollo a la mantequilla (Butter Chicken)

Preparación

Corta el pollo en cubitos del tamaño de un bocado. Mezcla el resto de los ingredientes del primer grupo y cubre completamente el pollo para que se impregne bien con esta salsa.

Derrite la mantequilla a fuego medio en una cazuela mediana. Añade inmediatamente el aceite para que no se queme la mantequilla y agrega la cebolla, cubriéndola con la mantequilla y friéndola hasta que comience a dorarse, unos 6-7 minutos removiendo seguido.

Agrega el pollo y saltéalo durante 7-8 minutos.

Adiciona el agua y las hojas de laurel. Cocina durante 30 minutos, moviendo cada 2 o 3 minutos para que no se pegue la salsa en el fondo.

Incorpora la leche evaporada y remueve vigorosamente. Sigue cocinando otros 10-15 minutos, hasta que tenga el espesor deseado. Debe quedar espesa para que puedas disfrutarlo bien con un naan bien calentico.

Retira los cardamomos, el laurel y los granos de pimienta. Remueve otra vez vigorosamente antes de servir. Adorna con el cilantro picadito.

La salsa es fabulosa, puedes pasarle el naan al fondo de la cazuela y de los platos sin pena.

¿Has probado este plato? ¿Te atreves a prepararlo en casa?