Header

Cómo freír huevos

Este post se lo debo hace rato a una de mis amigas, porque a veces algo tan sencillo como freír huevos, no sabemos hacerlo.

sarten-para-freir-huevo

Los huevos fritos a todos nos gustan de un modo diferente. A mí me gusta de todas formas, depende de lo que tenga ganas cada día, pero siempre uso esta sartén pequeña para los individuales. La compré para una protesta con toque de cazuela hace unos años y resulta que terminó siendo mi preferida para esta tarea.

Para mí hay 4 formas de hacerlo. Seguro cada uno tiene su método, pero esta es mi experiencia. No tienen que quedar tan perfectos como en las revistas ni tienes que gastarte una fortuna en una sartén.

Cómo freír  huevos Sunny Side Up

1 – Blandito, lo que en inglés llaman Sunny Side Up, cuando el huevo se cocina poco, la clara cambia de color y se cocina, pero la yema se mantiene líquida. Ideal para comer con arroz blanco y aguacate.

Para hacerlo así, hecho el huevo con el aceite a temperatura ambiente y lo cocino a fuego medio-bajo durante 4 o 5 minutos.

Cómo frír huevos término medio

2 – A medio hacer. Es el preferido de muchos porque tiene tanto el sabor y la textura de la yema cocinada como un poco de la yema cruda para mojar el pan. Este aprendí a hacerlo con Tamara cuando compartíamos cuarto en la universidad.

Si quieres el huevo término medio, échalo con el aceite a temperatura ambiente y cocínalo con la sartén tapada unos 3 o 4 minutos a fuego medio-bajo.

Cómo frír huevos

3 – Duro. Porque a mucha gente le da asco la yema sin cocinar y también es rico para comer con arroz blanco o arroz frito si no quieres que te queden rastros de yema cruda.

Este lo hago con la manteca o el aceite caliente, a fuego medio, tapado y lo cocino 3 minutos por un lado y 2 por el otro. Me recuerda a mi amiga Ileana, a la que siempre se lo cocinaba así.

Huevo frito roto

4 – Roto. Si se te rompe el huevo al echarlo en la sartén no tienes por qué tirarlo a la basura. Esta forma de hacerlo es ideal para sándwiches y hamburguesas si no quieres que se chorree la yema líquida. Se puede romper adrede, por supuesto.

Lo pones a cocinar con la manteca caliente y rompes la yema con un tenedor o un palito chino de cocinar. Se cocina 2 minuto por un lado y luego otro minuto por el otro, tapado.

En cada caso, comer caliente y ponerle sal al gusto. Los huevos fritos se disfrutan a cualquier hora y con cualquier comida. ¿A ti cómo te gustan?

Calamares teriyaki

Este post es parte de una campaña patrocinada por Kikkoman y Latina Bloggers Connect; pero las recetas, las opiniones y el amor por esta marca, es todo mío.

Calamares Teriyaki

Calamares Teriyaki #KikkomanSabor #Ad

El sábado pasado comimos estos calamares teriyaki antes del pescado y la ensalada de almuerzo y su sabor me trasladó a las izakayas (bares de tapas) japonesas. Pronto nos vamos a Japón y ya estoy entrando en ambiente con su comida. Uy, y como me gusta comer en los sitios de tapas cuando ando por allá. Es que los aperitivos son mis comidas favoritas.

Lo mejor de estos calamares es que son facilísimos de hacer y llevan pocos ingredientes. La salsa Kikkoman Teriyaki Marinade no requiere de mucho más a su lado para que la comida quede exquisita. Es ideal para marinar carnes, pescados y mariscos y como la salsa soya original de esta marca, durante su elaboración se deja reposar varios meses para que desarrolle ese sabroso y suave sabor que las caracteriza, su aroma sin igual y su color marrón rojizo.

La salsa teriyaki ha sido my popular en Japón desde su creación. En Estados Unidos y Hawái se usa también añadiéndole jengibre, azúcar moreno, piña o cebollinos para crear platos deliciosos.

Algo que tal vez no sabes, es que el glaseado que le da esta salsa a la comida es lo que ha inspirado su nombre, pues “teri” quiere decir brillo. “Yaki”, es cocinado a la parrilla. Otras comidas japonesas con yaki en su nombre son tacoyaki, las bolitas con pulpo en medio; yakitori, los pinchos de pollo y; okonomiyaki, los pancakes de vegetales que se cocinan a la parrilla.

Calamares Teriyaki

Calamares Teriyaki #KikkomanSabor #Ad

Ya no demoro más la receta de hoy, que se cocina en 5 minutos. Sin embargo, debes marinar los calamares media hora antes.

Ingredientes

1 lb de calamares (5 o 6 unidades) limpios
3 oz (aproximadamente 100 ml) de salsa Kikkoman Teriyaki Marinade
1 cdta de jengibre rallado
1 cda de aceite de maní (cacahuate)
1 cdta de aceite de sésamo
Ichimi togarachi (o en su lugar pimienta de Cayena)
1 limón

Preparación

Lava bien los calamares y córtalos en aros de 2/3 de pulgada (1.5 cm). Colócalos en un Ziploc y añade la salsa Kikkoman Teriyaki Marinade que habrás mezclado bien con el jengibre rallado. Cierra bien el nylon y mételo al refri media hora.

Pasado ese tiempo, escurre los calamares usando un colador, mientras calientas un sartén o wok a fuego alto y en este los aceites mezclados. Incorpora los calamares y cocínalos 4 minutos, removiendo seguido el wok para que se cocinen parejos. La salsa les dará su glaseado y se habrá evaporado casi totamente entonces.

Coloca los calamares en una bandeja y espolvorea sobre ellos el ichimi. Rocíalos con jugo de limón.

Es una de las formas más ricas en que he comido los calamares. No dejes de probarlos.

This is a sponsored conversation written by me on behalf of Kikkoman. The opinions and text are all mine.

Puré de malanga

Puré de malanga

El puré de malanga está ligado a los recuerdos de mi infancia y la de muchos cubanos o hijos de cubanos que viven en sitios donde se cultiva o se puede comprar esta vianda. Aunque de mayores lo seguimos consumiendo también, algunos sólo cuando se enferman del estómago, pues es muy recomendable para estos casos.

En inglés la malanga se llama taro root y en Latinoamérica se conoce como mangareto, tiquisque, otó, ocumo, yautía y uncucha. Se puede comer hervida con un mojo de ajo por encima, frita en rueditas, en frituras, en crema o en puré como el que traigo hoy, así como formando parte de los potajes o en puré con frijoles negros.

A los niños se les puede dar a partir de los 9 meses. Yo tengo una prima que le daba a su hijo desde los 3 meses y jamás tuvo problemas. Según las madres cubanas nada hace a un niño tan fuerte como la malanga, pues es rica en vitamina C, hierro y potasio, sin embargo, siempre se le debe preguntar al pediatra.

Esta receta da para 3 y se prepara en poco más de media hora. Yo a la mía le puse por encima enchilado de cangrejo, pero solo es superdelicioso. El sabor de la malanga es único y no necesita de muchos ingredientes para reinar en tu mesa.

Puré de malanga

Ingredientes

3 malangas medianas
1½ taza de leche
2 cdas de mantequilla
2 oz de queso crema
Sal

Preparación

Pela las malangas y córtalas en rueditas de un dedo de ancho. Ponlas en una cazuela con abundante agua y cocínalas hasta que estén blanditas, 20-25 minutos a fuego alto.

Calienta la leche.

Saca las malangas del agua con una espumadera (para que se escurran) y ponlas en la batidora o en el procesador de alimentos con el resto de los ingredientes. Si está muy espesa puedes agregar otro poquito de leche o agua de la misma en que has hervido la vianda.

Al momento de servirla también se le puede poner por encima un chorrito de aceite de oliva o unos cubitos de jamón.

Para una versión light o para veganos, sustituye la leche por agua, de la misma en la que has hervido las malangas.