Header

Daily Archives: November 24, 2011

Pechuga de pavo a la cubana

pechuga de pavo

Esta pechuga de pavo a la cubana, adobada y cocinada como si fuera lechón asado, es una de las pocas maneras que a mi familia le gusta comer pavo y la hago a cada rato para Acción de Gracias. Queda jugoza y es muy fácil de preparar.

Y es que el primer Thanksgiving que pude comprar los ingredientes para hacerlo a la americana, a nadie le gustó aquel arroz con cramberries secos y los espárragos con crema, ni el relleno, así que el año siguiente decidí hacer esta receta y acompañarla con moros y cristianos, boniato frito y ensalada. Aunque a veces me encanta ponerle salsa de arándanos rojos (cranberries) por encima.
 
Si la pechuga de pavo está congelada, la debes poner a descongelar dentro del refrigerador (fuera del congelador) dos días antes de aliñarla. Luego debes dejarla en el adobo un día entero antes de cocinarla.
 
Está lista en 2 horas, pero debes dejarla al menos media hora refrescándose fuera del horno para que al picarla en ruedas no se desbarate.
 
En este plato estoy usando la naranja agria, que es muy parecida a la naranja dulce, pero su corteza es más gruesa y el sabor bastante más agrio, como indica su nombre. Se le conoce también como naranja andaluza, bigarade, cajera o cachorreña. Y además de usarse en la cocina, se emplea también en la fabricación de medicinas, aceites y perfumes. 
 
Ingredientes
 
1 pechuga de pavo deshuesada, de 3 lb. aproximadamente
1 cabeza de ajo
1 botella de 20 oz. de jugo de naranja agria
2 cdas. de orégano en polvo
2 cdas. de perejil en polvo
1 cdta. de pimentón en polvo
1 pizca de allspices
1 cda. de comino
2 cdas. de sal
1 cdta. de pimienta
 
Preparación

Machuca el ajo con la mitad de la sal, para que no salte.
Ponle el resto de la sal y la pimienta a la pechuga y colócala en un recipiente de vidrio. Puede ser el mismo que uses luego para hornearla. Mezcla el resto de los ingredientes, agrégalos al recipiente, tápalo y devuelve la pechuga al refri para su día en adobo.
El jueves de Thanksgiving, 3 horas antes de la cena, precalienta el horno a 325⁰F y coloca el recipiente con la pechuga, destapado y con la piel hacia arriba, con todo el adobo por una hora. A cada rato, báñalo con el aliño.
Sácalo del horno, retira casi todo el adobo con un cucharón, dejando unos 2 dedos de líquido y vuelve a meter el recipiente al horno otra hora. En esta segunda hora, al principio puedes seguir bañando el pavo con el aliño, pero no debes hacerlo en la última media hora, si quieres que se tueste la piel.
Recuerda que debes dejarlo refrescarse otra media hora antes de quitarle la red y picarlo en ruedas.
 
Tips
 
Puedes usar el aliño como mojo y echárselo por encima a las ruedas de pavo, o mezclarlo con el gravy que trae la pechuga, siguiendo las instrucciones del paquete. A mí la verdad no me gusta mucho el gravy… y la pechuga queda los suficientemente jugosa como para no ponerle ninguna de las dos cosas. Pero bueno, para algunos seguirá siendo una carne seca, pase lo que pase… La salsa de arándanos rojos de la foto tiene naranja y oporto y le viene de maravillas. Arriba les he dejado el link.

¿Y a ustedes cómo le gusta el pavo?
 
 
Happy Thanksgiving!