Header

Monthly Archives: November 2011

Quínoa con frijoles negros y cilantro

Quinoa con frijoles negros y cilantro #QueRico

La quínoa o quinua, el ingrediente de esta semana, fue uno de los principales alimentos de los Incas. Es ideal si quieres sustituir el arroz y queda parecido al cuscús. Posee un excepcional equilibrio de proteínas, grasa, aceite y almidón, así como un alto grado de aminoácidos básicos para el desarrollo humano. También es rica en minerales como hierro, calcio y fósforo y vitaminas.  Se puede usar en cocidos, puede añadirse a las sopas, ser usado como cereal, pastas, ensaladas e incluso se fermenta para obtener cerveza o chicha, bebida tradicional de los Andes. Molida, se puede utilizar para la elaboración de distintos tipos de panes. Es considerada una planta medicinal por la mayor parte de los pueblos andinos. Entre sus usos más frecuentes se pueden mencionar el tratamiento de abscesos, hemorragias, luxaciones y cosmética. Además forma parte de diversas ceremonias y rituales.

Esta receta es muy sencilla, da para 3 personas y está lista en menos de media hora. La he tomado de Epicurious, una web magnífica llena de recetas deliciosas, que además tiene una aplicación que puedes bajar gratis. Te permite ir haciendo la lista del mercado en base a lo que vas seleccionando, guardar las recetas favoritas en un archivo y enviarlas por correo electrónico, entre otras facilidades.

Ingredientes

1 cda. de aceite vegetal
1 cebolla blanca
1/2 ají rojo
1 taza de quínoa
2 cdtas. de chile en polvo
1/2 cdta. de comino en polvo
1/2 cdta. de sal
1 1/2 taza de agua
1 lata de 15 oz de frijoles negros enjuagada y escurrida
1/2taza de cilantro bien picado dividido a la mitad

Quinoa con frijoles negros y cilantro #Receta

Preparación

Pica bien la cebolla, el ají  y el cilantro.

Escurre el agua de la lata de frijoles, lávalos y vuelve a escurrirlos.

Lava la quínoa y escúrrela 3 veces.

Calienta el aceite en un caldero mediano a fuego medio. Adiciona la cebolla y el ají, sofríe dolos hasta que estén tiernos, unos 5 minutos.

Agrega la quínoa, el chile, el comino y la sal. Incorpora el agua y cuando hierva, tapa el caldero y reduce la candela a bajo-medio y cocina hasta que la quina esté blandita, unos 15 minutos.

Adiciona los frijoles y la mitad del cilantro. Cocina destapado hasta que se consuma todo el líquido, unos 3 minutos.

Sirve en una fuente o en platos individuales y adorna con el resto del cilantro.

Tips

Puedes servirlo con queso cotija o feta, depende con qué vas a acompañarlo.

Crema de coliflor y manzana

cremadecoliflorymanzanas1Esta sopa lo mismo la puedes tomar fría que caliente. La idea de decorarla con bacon la he tomado de Nieves, y ha sido un éxito el contraste de sabores con la manzana.
En estos días estoy muy ocupada, así que se van a salvar los que gustan de cocinar rápido.
 
Ingredientes
2 tazas de ramitas de coliflor
1 manzana
2 vasos de caldo de pollo
1 cda. de harina
2 cdas. de mantequilla 
1 vaso de leche
2 cdas. de nata líquida
1 cebolla pequeña
Sal
Pimienta
2 tiras de bacon
Preparación
Pela la manzana y pícala en cuadritos. Ponlos a cocinar con las ramitas de coliflor, en agua, por 25 minutos.
Unos 5 minutos antes de retirarlo del fuego, en otra cazuela, derrite la mantequilla a fuego bajo, añade la cebolla bien picada y sofríela hasta que se ponga tierna. Entonces añade la harina y mueve bien para que no queden grumos. Cuando comience a dorarse, añade el vaso de leche. Sigue moviendo hasta que se espese. Retíralo de la candela.
Escurre las manzanas con coliflor y pásalas por la batidora o el procesador. Añade el puré a la bechamel que has preparado en el otro caldero. Incorpora el caldo y la nata líquida. Salpimienta y cocina a fuego lento unos 8-10 minutos, revolviendo a cada rato.
Mientras tanto, dora el bacon, ya sea en un sartén, a fuego medio, virándolo a cada rato; o en el microondas, envuelto en papel toalla durante un minuto. Pícalo bien chiquito y resérvalo para adornar la sopa.
Da para dos.
Tips
 
Si decides comértela fría. Deja que se refresque, luego métela al refri un par de horas y adorna con perejil en lugar de bacon.
Si quieres hacerla vegetariana, usa caldo de vegetales en lugar de caldo de pollo y adorna con nueces o almendras.

Sincronizadas

sincronizadas

Las sincronizadas de la foto de arriba están partidas adrede, porque hoy quiero enseñarles cómo hacer para que no se les cuarteen. Esta es una de las recetas más sencillas de la comida mexicana y en algunos sitios las llaman simplemente quesadillas. Para muchos puede resultar obvia, pero he tenido amigas que me han enviado un mensaje preguntando cómo calentar las tortillas y que no queden tostadas o partidas.

Si no tienes ni idea de la comida de México, será una nueva forma de comer jamón y queso, y no aburrirse con el sándwich de cada día. Mi esposo me las prepara mucho de desayuno y me las envuelve en papel de aluminio para que me las lleve al trabajo o las coma mientras manejo a la oficina. Es supersimple, aún más si no te pones a hacer las tortillas a mano, aunque debo decir que son las más sabrosas. A mí me encantan para acompañar huevos revueltos, pero solas son divinas y si le pones un poquito de tu salsa picante preferida, mejor.

Para que no te queden así partidas como en la foto de arriba debes seguir dos pasos:

1 – Precalentar el sartén o el comal antes de colocar en este las tortillas.

2 – Calentar lentamente las tortillas a fuego medio-bajo por ambos lados para que se pongan suaves antes de colocar en ellas el relleno.

Puedes ponerle el jamón y el queso en lascas o picaditos. Los ingredientes picaditos se calientan más rápido.

Coloca los ingredientes en sólo la mitad de la tortilla, dóblala y cocínala unos 5 minutos por cada lado a fuego medio-bajo. 

Para dos:

Ingredientes

4 tortillas de harina de trigo
8 lascas de jamón
10- 12 cdas. de queso mexicano (Oaxaca, Monterrey Jack o Manchego mexicano) rallado

Tips

Puedes hacer unas sincronizadas con menos calorías y grasas usando jamón de pavo y queso blanco fresco.

También puedes hacerlas con chorizo o chistorra.