Header

Monthly Archives: November 2011

Las patatas bravas de Aymara

patatas bravas

Las patatas bravas se llaman así porque la salsa con que se comen las papas cortadas en cuadritos y fritas, se llama salsa brava. Es una salsa picante, y el picante viene del pimentón ahumado (Spanish Paprika). Este plato es uno de los más populares de la comida española, de origen madrileño y usualmente se come como tapa o aperitivo. Miren la versión de mi amiga Aymara. La salsa le quedó deliciosa. Creo que fue lo que más comí el día del cookout de España. Da para 4-6 y está lista en menos de media hora.
 
Ingredientes

2 cdas. de cebollas picaditas
2 dientes de ajo picaditos
1 1/4 cdtas. de pimentón
3/4 cdtas. de tabasco
1/4 cdtas. de tomillo seco
4 oz de kétchup
4 oz de mayonesa
Sal
Pimienta negra molida
4 papas grandes
Perejil picadito, para adornar
3 cdas. de aceite de oliva y extra para freir

Preparación

Pela las papas y córtalas en cuadritos de 3 centímetros aproximadamente.

Calienta las tres cucharadas de aceite de oliva en un sartén, a fuego mediano. Agrega la cebolla y el ajo. Sofríe hasta que la cebolla este blanda. Apaga el fogón. Incorpora la paprika, el tabasco y el tomillo, revolviendo bien. Viértelo en un cuenco y adiciona el kétchup y la mayonesa.

Ponle sal y pimienta a las patas, fríelas en aceite de oliva hasta que estén doradas y bien cocidas. Escúrrelas en papel toalla, agrega más sal si es necesario.

Mezcla las papas con la salsa inmediatamente antes de servir y asegúrate que las papas se mantengan crujientes. Adorna con el perejil y sirve inmediatamente.

Tips

Ten cuidado al poner a freír las papas, porque como tienen sal, puede saltar el aceite y quemarte.

Foto: Jacimages.

Publicado originalmente en inglés en el blog de Aymara, Tirijala.

Quesada rápida de El comidista

dsc7008

Voy a empezar por el postre, porque unos cuantos de los invitados al cookout español me están recordando que les debo la receta. Iba a enviarles el link de El comidista, pues de ahí fue que la tomé, pero ya que estaba en este blog alojado en El País, me decidí a hacer el post, mientras hago otra quesada con el ricotta que me sobró, pues mi esposo se quedó con ganas de otro pedazo. Tenía razón Mikel López, autor de esta receta, no es que tenga tantas calorías este plato, es que es difícil parar de comérselo.

En El Comidista se armó tremendo debate con que si era de Cantabria o no esta receta, y que si se hacía a mano o en la batidora. Disculpen mi ignorancia, pero a mí para el cookout me servía simplemente con que fuera española; y me venía muy bien batirla en la batidora, con todo el correcorre que armamos.
Hice el doble de las medidas, porque éramos como veinte, usando una taza de medir y guiándome por lo de los mililitros a la hora de medir la leche, el azúcar y la harina. Ah, y lo hice con leche medio baja en grasa, porque ya ni me acuerdo la última vez que compré leche entera.
Ingredientes
600 g de queso ricotta
6 huevos
800 ml de leche parcialmente desgrasada
800 ml de azúcar
400 ml de harina
Mantequilla para engrasar el molde
Preparación
Precalienta el horno a 400F.
Unta el molde con mantequilla.
Mezcla el resto de los ingredientes en la batidora hasta que quede una mezcla homogénea. Viértela en el molde y cocina por 1 hora*. Para saber si está lista, mete un palillo de dientes en el centro, debe salir limpio.
Deja que se refresque y luego métela al refri un par de horas.
Tips
En los comentarios a la receta de El Comidista, unos cuantos sugerían comerlo con frutas o mermelada. Me imagino que “queda”.
Ya me contarán ustedes con qué se deciden a comerla. Hacerla es superfácil, sólo se debe tener paciencia, pues cuando lleve 45 minutos al horno empezará a oler delicioso; y todavía debes darle otro poquito de calor, refrescarla, enfriarla.
* Mikel dice 50 minutos, pero tanto el día del cookout como hoy, he tenido que darle 1 hora. Nada, que cada horno es un mundo.
Foto: Jacimages. 

Cookout de cocina española

Como les contaba en el post anterior, el sábado pasado hicimos el cookout de comida española. La vez anterior escogimos Asia, pero nos dimos cuenta que el territorio y la variedad de comidas era enorme, así que esta vez decidimos que era mejor sólo un país.
En los días que siguen estaré compartiendo con ustedes las recetas. Todo estaba delicioso.
Aquí les va un avance.
Primero les presento a Vera Rodríguez, que no pudo venir la otra vez. Ella hizo unos garbanzos con chorizo muy sabrosos. Hasta hubo alguien que le pasó pan a la fuente y la dejó limpiecita.



Grettel Singer cocinó unas alcachofas a la catalana riquísimas. Y preparó una sangría divina. ¡Cuánta frescura!

Aymara Calvos preparó una ensalada de naranja y cebollas que era una maravilla a los ojos y otra más al paladar. También preparó unas patatas bravas, que quedaron en el punto justo de picante y disfruté muchísimo.


Leo Arocha hizo unos pimientos de piquillo rellenos de bacalao que estaban de muerte. Quedó un poquito de salsa que aproveché hoy para sazonar unas pastas, pues llegué tardísimo y además estaba loca por sentir ese sabor otra vez.

Y esta vez fui yo la que hice tres platos (además de mediodisfrazarme). Dos de ellos bastante sencillos: una quesada, que había visto en El comidista; y unos chorizos cantimpalitos a la sidra. Con la tercera me compliqué un poco, haciendo una escalivada, que es un plato catalán. No es que sea difícil, pero es trabajoso pelar todos los vegetales.

Niurkita Palomino también nos acompañó, pero se sentía un poco mal. De todos modos, no nos dejó con las ganas de comernos una tortilla española.

Las fotos las tomó Jochy. Una maravilla. Nada que ver con las que pongo todos los días, que son tomadas con mi iPhone 3G, pues siempre ando corriendo.


Gracias a todos por el buen rato y la comida deliciosa.

Aprovecho para anunciar que el próximo cookout será de comida mexicana. 


Santillana USA y Puerto Rico nos ha regalado ejemplares de La nueva gran cocina mexicana y seleccionaremos recetas de este libro para nuestra reunión de diciembre. Ya cerca a este evento estaré sorteando un ejemplar entre los lectores.