Header

Daily Archives: January 3, 2012

Pizza bianca

20111217-_dsc02251

Esta pizza bianca deliciosa la preparó Niurki en día del cookout italiano. Todos nos quedamos con ganas y gustó a niños y mayores por igual.
 
Ella hizo la masa para su pizza bianca y para mi pizza a lo Jamie Oliver, por lo que la receta de la masa que aparece a continuación es para dos pizzas grandes o 3 pequeñas, pero la salsa blanca es sólo para una. Puedes preparar la mitad de la masa con la mitad de los ingredientes, o hacerla toda de una vez y preparar una segunda pizza (y la tercera, si has decido hacer 3 pequeñas) con los componentes que prefieras.
 
20111217-_dsc00831
Ingredientes
 
Para la masa:
1 paquete de 14 oz de levadura
1 taza de agua caliente
1 cdta. de azúcar (o 1/2 cucharadita de Splenda)
1 cdta. de sal
1/4 taza de aceite de oliva extravirgen
3 tazas de harina
 
Para la salsa blanca:
2 cdtas. de mantequilla
3 cdtas. de harina
1 taza de leche
1/4 de cdtas. de sal
1/8 cdtas. de pimienta negro
2 cdtas. de albahaca seca
2 cdtas. de perejil italiano seco
1 diente de ajo, machacado
1/2 taza de queso parmesano
1/3 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo (opcional)
 
Para la pizza:
1 taza de queso mozarella
6 a 8 hojas de albahaca frescas
100 g de queso de cabra
100 g. de queso parmesano
 masasdepizza1
Preparación
 
Para la masa:
Pon la harina en un cuenco profundo y rocíala con la levadura. Haz un pozo en el centro y agrega el azúcar, la sal, el aceite, y el agua caliente.
Usando una cuchara de madera, lleva la harina hacia el pozo y mezcla todo. Una vez esté todo mezclado, amasa dos o tres minutos, hasta que la masa tenga la flexibilidad necesaria y no tenga grumos. Puedes necesitar un poco más harina a la hora de amasar, o espolvorear un poquito para hacerte más fácil el trabajo.
En otro cuenco, previamente engrasado con aceite, coloca la masa y rocíala aceite con espray. Cubre la masa alrededor de 3 horas, hasta que crezca. Sácala y amásala por unos minutos, espolvoreándola con más harina para que no se te pegue en las manos. Pon la masa en un contenedor en el refrigerador por dos o tres horas.
 
Para la salsa blanca:
En una cazuela pequeña, derrite la mantequilla a fuego lento. Añade la harina y mézclala bien con la mantequilla. Luego, poco a poco, añade la leche y ve mezclándola bien con la harina y la mantequilla con ayuda de unas varillas. Agrega el resto de los ingredientes y revuelve bien. Reserva.
 
Para la pizza:
Precalienta el horno a 400°F.
Amasa la pizza con ayuda de un rodillo sobre una superficie espolvoreada con harina. Divide la masa en dos. Dale la forma y el grosor que prefieras (Niurki hizo una redonda) y colócala en una bandeja para hornear.
Recuerda que la salsa blanca es sólo para una pizza. Prepara el resto de la masa con los ingredientes que desees.
Unta la masa con la salsa blanca, riega el queso mozarella sobre la pizza, añade las hojas de albahaca, el queso de cabra en grumos partiéndolo con tus dedos y el queso parmesano.
Hornea la pizza aproximadamente 20 minutos. Chequea cuán cocinada está a partir de los 18 porque cada horno es un mundo. 
 
Tips
 
Si la pizza es gruesa, baja la temperatura del horno a 375°F y cocínala unos 5 minutos más.
 
Fotos: Jochy Calvos.