Header

Daily Archives: February 5, 2012

Pizza vegetariana con borde de mozarella. Y nuevo look

pizzavegetariana1
 
Aquí estoy estrenando look para el blog, gracias a mi amigo Ernesto Ariel Suárez, que ha tenido tremenda paciencia conmigo. De preguntarle cómo ponerle una foto al blog en la cabecera (algo que he intentado sin éxito no sé cuántas veces) ha surgido este diseño suyo que me tiene encantada. Aprovecho para recomendarles su blog Kansas City Leaves, con fotos maravillosas y textos cortos de largo alcance.
Este domingo es  Super Bowl, el evento deportivo más famoso de los Estados Unidos y el programa más visto de la televisión en este país cada año. Es la final de la temporada de fútbol americano, pero yo no lo entiendo; lo pongo siempre para ver los comerciales, que suelen ser muy ingeniosos, además de ser tema de conversación en las oficinas al día siguiente. Ahora mismo no sé ni quienes discutirán el campeonato, pero ya tengo planeado qué vamos a hacer para ver el juego y los comerciales.
Usualmente, los amigos se reúnen en una casa este día y comen hamburguesas, alitas de pollo, pizza, tapas. Y por supuesto, no puede faltar la cerveza.
Aquí les dejo una receta de pizza, tal vez un poco light para algunos amantes de este deporte que suele levantar tantas pasiones, pues es toda de vegetales. Aunque el maíz les parezca un ingrediente raro para una pizza, pruébenlo, que hace años me comí una en San Francisco que lo llevaba, pensando qué carajos era aquello, y desde entonces, cada vez que no tengo ganas de comer pizza con carne, lo incluyo entre los toppings. Me encanta.
Para la masa he usado la receta de JaimeOliver que usé antes, pues me parece muy práctica y la he adoptado. Aunque vean abajo muy larga la preparación, les juro que es muy fácil. Lleva casi dos horas hacerla, pero con intermedios en los que lo único que haces es esperar. Da para tres si sólo van a comer eso, pero entre tapas, para cinco ó seis.
Ingredientes
Para la masa:
2 1/4 tazas de harina
1 paquete de 1/4 oz de levadura
1/2 cdta. de azúcar
1/2 cdta. de sal marina
1 cda. de aceite de oliva
Más harina
Para la salsa:
2 dientes de ajo
14 oz de tomates perita en salsa de tomate en conserva
3 cdas. de aceite de oliva
1 cdta. de albahaca seca
1 ramita de perejil (sólo las hojas)
Sal
Pimienta
Los toppings:
1/3 de taza de maíz (usé de lata, escurrido)
1/3 de taza de aceitunas negras picadas en rueditas
1/3 de taza de ají picado en tiritas
1/3 de taza de cebolla morada (o blanca) picada a la juliana
3 oz de queso mozarella fresco picado en tiras de medio centímetro de ancho
3 oz de queso feta picado en cuadritos
3 cdas. de queso pecorino romano rallado
Preparación
Mezcla bien la harina y media cucharadita de sal en un cuenco. Abre un pozo en medio.
En una taza, vierte 160 ml de agua tibia, la levadura, el azúcar y 1 cucharada de aceite de oliva. Déjalo reposar unos 3 minutos, hasta que comience a hacer espuma. Entonces echa esta mezcla en el pozo que habías abierto en la harina y con un tenedor ve mezclando todo hasta que se forme una masa que puedas poner en tus manos sin que se pegue a ellas. Amásala unos 10 minutos sobre una superficie plana espolvoreada previamente con harina hasta que forme una masa homogénea y esté tersa.
Pon otro poco de harina en el cuenco, coloca la masa, espolvoréala con más harina y tapa con un paño húmedo. Déjala reposar a temperatura ambiente por una hora o hasta que la masa duplique su tamaño.
Media hora antes de que la masa crezca, separa los tomates de la salsa y pícalos bien chiquitos,  pela el ajo y machácalo con una pizca de sal. Pon un par de cucharadas de aceite en un caldero mediano, rehoga el ajo a fuego medio. Adiciona el tomate picadito y cocina un par de minutos más. Luego agrega la salsa, la albahaca y el perejil, prueba de sal y ponle pimienta a gusto. Tapa el caldero y cocina unos 10 minutos.
Unta la bandeja con aceite de oliva.
Precalienta el horno a 400⁰F.
Cuando la masa esté lista, echa otra vez harina en una superficie plana, coloca la masa sobre esta y con las manos aplástala formando un disco. Con ayuda de un rodillo, ve estirando la masa hasta que quede un poco más grande (3-4 centímetros aproximadamente) que la bandeja. Enróllala en el rodillo para que puedas pasarla a la bandeja sin que se parta.
Dobla hacia adentro la masa que te sobre, poniendo las tiras de morzarella antes, y has con ella los bordes de la pizza.
Unta la masa con la salsa de tomate, riega sobre ella el queso pecorino, las aceitunas, el maíz, el ají, la cebolla, y por último el queso feta.
Mete la pizza al horno media hora o hasta que los bordes estén dorados.
Tips
Puedes cambiar el ají fresco por pimientos en conserva y queda divina así también.
A mi esposo le parece un poco baja de sal la masa, así que si te gusta la comida sobre lo saladita, ponle una pizca más a la hora de prepararla.
Y si está muy saludable para tu gusto, ponle chorizo molido y cebolla, por ejemplo.