Header

Daily Archives: April 30, 2012

Bistec romano de mi madre

bistec romano con dos salsas

No sé de dónde viene el nombre de este plato que hacía mi madre cuando era pequeña y que después de muchísimos años me ha dado por preparar. El día que lo hice me supo diferente, creo que porque en Cuba le poníamos mucho más huevos y pan para “estirar” el picadillo. Ahora que lo pienso, con un poco de albahaca hubiese sido más “romano”. Pero bueno, lo dejo para la próxima, o para que ustedes lo hagan y me cuenten.
Da para 8 bisteques pequeños. En la isla hubiera dicho que daba para 8, pero aquí lo comimos entre 4. Lleva media hora prepararlos y un par de minutos devorarlos. La foto nada que ver con lo rico que estaban. Pero teníamos mucha hambre esa noche y perdí la paciencia.En casa de mis padres siempre los comíamos con arroz blanco, frijoles negros y ensalada de tomate, pero el día que los hice los acompañamos de la salsita que les cuento abajo y ensalada de lechuga y rábano.
Ingredientes
1/2 lb. de picadillo de res
2 tazas de pan rallado, aproximadamente
2 huevos
3 cdas. de sofrito crudo (ver tips)
1 cdta. de comino en polvo
1 cdta. de ajo en polvo
Sal
Pimienta
1/3 de taza de harina
Aceite vegetal para freir
Para la salsa:
3 cdas. de mayonesa
1 rama de perejil
1 diente de ajo machacado
Preparación
Primero prepara la salsa, machacando el perejil con el ajo en un portero y mezclándolo luego con la mayonesa. Resérvala.
En un cuento, mezcla el picadillo con un huevo, la mitad del pan rallado, el sofrito -tratando de agarrar lo menos posible de aceite-, el comino y el ajo en polvo. Salpimienta a gusto. Debe quedar una masa que no se te pegue en las manos, de lo contrario, adiciona más pan, como si fueras a hacer albóndigas. Aunque le vas a dar una forma más parecida a las hamburguesas, pero plana y ovalada, como muestra la segunda foto.
Empaniza los 8 bisteques pasándolos primero por harina, el otro huevo batido con una pizca de sal y finalmente por el pan rallado.
Pon a calentar aceite que cubra los bisteques al freírlos, en grupos, hasta que se doren.
Sirve sobre la salsa. También es rico con mermelada de pimientos.
Tips
El sofrito tiene mil modos de prepararse. Este es uno que hago a veces cuando veo que se me pueden dañar el ají y la cebolla. Paso ambas cosas por el procesador y luego lo pongo en un pomo con tapa, agrego aceite de oliva que lo cubra y al refri. Aguanta como un mes.
Puedes hacer los bisteques más chiquitos, comerlos como tapa y servirlos como la foto que sigue, en la que he usado una mitad de uno.
bistec romano tapa