Header

Monthly Archives: August 2012

Pollo con cebolla y vino blanco de Nitza

Pollo con cebolla y vino blanco

Pollo con cebolla y vino blanco de Nitza Villapol

Estoy con un pie en casa y el otro en las vacaciones. No veo la hora de partir. Aún no me despido por si me da tiempo a poner otro post, pero sepan que ando medio perdida tratando de dejar todo en orden antes de irme. Y sigo compartiendo receticas ricas como este pollo con cebolla y vino blanco de Nitza Villapoll.
En el post del Cookout Cuba les contaba que Nitza Villapol era como la Julia Child cubana. Ella ha sido la que ha inspirado el nombre de este blog, pues mantuvo un programa en la televisión de la isla por más de 40 años. Con Nitza aprendimos a cocinar miles de mujeres cubanas y otras aprovechamos sus ideas, primero cada día y luego cada domingo en la mañana. Es de los pocos espacios de la tele que se mantuvieron a pesar del triunfo de eso que todavía algunos se empeñan en llamar Revolución. 
Muchos llegaron a odiar a Nitza, con los inventos que terminaron siendo las recetas de su programa por culpa de la escases de alimentos en nuestro país. Con el tiempo pienso que un bistec de corteza de toronja puede ser una opción vegetariana para cualquier persona normal, pero Cuba es todo menos normal y la gente quería un bistec de carne, y la carne estaba perdida (y sigue perdida) a un extremo tal que existía una frase que rezaba “está más perdido que la carne de puerco”. Todos la repetíamos sin parar refiriéndonos lo mismo a un objeto que a una persona, ya casi sin recordar a que sabía la carne de cerdo. 
 Cocina al minuto edición 1956
 
El día de nuestra reunión mensual, Valia decidió cocinar dos platos de Nitza y trajo un libro de Cocina al minuto editado en 1956. Me he quedado maravillada con sus recetas de antaño, el listado de los ingredientes con muchos productos de marcas como McCormick o Pillsbury; otros que llegue a probar antes de que desaparecieran, como Nela; el polvo Royal que toda la vida sustituimos con bicarbonato y vine a conocer en Miami, algunos que se encuentran en las tiendas de La Florida y me temo que son de origen cubano como el vino seco Edmundo. Muchos de ellos se anuncian en las páginas de este libro. Me dan ganas de llorar cuando pienso como desapareció todo y se abrió paso la miseria que aún se respira en la mayoría de las cocinas cubanas.
En fin, vamos a la receta, que es muy fácil y da para 6-8 raciones.
Ingredientes
1/4 de lb de mantequilla
2 pollos (cortados en octavos)
1 1/2 lb de cebollas blancas
1 cda de sal
1 cda de Ac’cent
1/4 cdta de pimienta
1/2 cdta de sal de ajo
1 1/2 taza de vino blanco
Preparación
Derrite la mantequilla a fuego lento en una cazuela, caliéntala y dora en ella los pedazos de pollo. Agrega la sal, el Ac’cent, la pimienta y la sal de ajo. Coloca las cebollas peladas y picadas en cuartos entre los pedazos de pollo y agrega el vino. Tapa la cazuela y cocina durante 40 minutos a fuego mediano.
Tips
El Ac’cent es un sustituto de la sal que tiene bajo contenido de sodio y se usa para resaltar los sabores de carnes, arroces o vegetales.
Si quieres que la salsa de vino blanco te quede más espesa, pasa las postas de pollo por harina antes de dorarlas en la mantequilla.

Capellini con caviar y vodka

 Capellini con caviar y vodka
Les puede parecer que esta no es la típica receta italiana, pero en el libro dónde la encontré (que está buenísimo) dice que en Roma la gente acostumbra a comer capellini con caviar y vodka al salir del teatro. Y yo les aseguro que no se van a arrepentir de probarla.
Hice unas cuantas variaciones, usé capellini en vez de spaghetti, chalotas y cebollinos mexicanos en vez del cebollino “normal”. De cualquier modo, la pinta es maravillosa y termina siendo una receta sofisticada, fácil y rápida. Está lista en menos de 15 minutos y da para 3.
Mi caviar es de ese “de mentiritas” que venden en Ikea y así y todo, es espectacular este plato. Me imagino que con uno regularsito ya debe ser lo máximo y con uno caro… pues no sé si se lo pondría a la pasta. ¿Y ustedes?
Vamos a la receta.
Ingredientes
1/2 libra de capellini
4 oz de caviar (de Ikea)
2 chalotas medianas, bien picaditas
2 cdas de cebollinos mexicanos bien picadito y 1 picada en pedazos de 1 cm de largo
1 diente de ajo, picado en rueditas
1/2 taza de vodka
2/3 de taza de nata líquida (heavy cream)
4 cdas. de aceite de oliva extravirgen
Sal
Pimienta
Preparación
Calienta el aceite en un cazuela a fuego medio, agrega las chalotas picaditas, el ajo y el cebollino de pedazos más pequeños. Sofríe unos 5 minutos, moviendo a cada rato.
Agrega el vodka y la nata, remueve bien y deja que se cocine unos 6-8 minutos, hasta que la se reduzca a la mitad. Retira el caldero del fuego, y agrega la mitad del caviar.
Los capellini sólo deben cocinarse 2 minutos, así que mientras la salsa se reduce, pon a calentar el agua y cocínalos según las instrucciones del paquete. Escúrrelos bien y viértelos en la cazuela, mezclando bien con la salsa. Repártelo en los platos y agrega una cucharadita de caviar a cada uno. Adorna con el resto de los cebollinos.
Capellini con caviar y vodka1
Tip
El caviar suele ser salado, así que cuidado con la sal que le pones a la pasta.
 
Premio
 
Aprovecho para darle la gracias a mi querida Milia, del delicioso blog Cousas de Milia, por el entregarme el Premio Privamera. No dejen de visitarla, que van a aprender muchísimo en su página.
 
Este premio debe ser entregado a otros 5 blogs, algo que me resulta dificilísimo, pues sigo a muchísimos magos de la comida que cada día comparten lo que pasa en sus cocina con todos nosotros. Pero bueno, aquí van:

El mejor bistec empanizado del mundo mundial

Bistec empanizado
Cuando decidimos hacer el cookout cubano, Leonor enseguida me dijo que le dejáramos a Vicky el bistec empanizado porque le quedaba divino. Y así mismo fue. Yo que casi nunca como carne, me comí dos. Paré porque en estas reuniones me gusta probarlo todo, pero un tercero me venía de maravilla.
Atentos cubanos, no deben adobar esta carne con limón ni ningún otro cítrico.
Ingredientes

6 filetes de palomilla (corte fino) 

6-8 dientes de ajo, machacados
Cebolla en polvo
Sal 
Sazón Montreal Steak (sin picante)
3 huevos batidos 
2 cdtas de salsa Worcestershire 
2 tazas de pan rallado italiano (breadcumbs) (marca Progresso o Publix son iguales)
Aceite vegetal 
Limón picado en cuartos
Cilantro y/o perejil, para adornar 
Preparación
Sazona la carne con el ajo machacado, la cebolla en polvo, sal a gusto y sazón Montreal Steak. Si lo haces con las manos, mejor, así se distribuye bien todo. Pon los bisteques adobados en un recipiente tapado y colócalos en el refrigerador, de media hora a 3 horas antes de empanizar.
Para empanizar: 
Bate los huevos en un plato hondo y  añade la salsa Worcestershire
Si los bisteques son mas grande que el sartén o muy grandes para el gusto de los comensales, córtalos a la mitad antes de empanizar.
Pásalos por huevo, mojándolos bien, ponlos encima del pan, dando palmaditas para que se pegue bien. Cuando este cubierto completamente, sacude el bistec para quitar exceso de pan rallado. Repite el proceso hasta terminar los bisteques.
Si te quedas corto de huevo o pan, utiliza más, pero no olvides más salsa Worcestershire.
En un sartén, calienta suficiente aceite como para casi cubrir el bistec, a temperatura media-alta. Fríelos hasta que se doren. Al sacarlos, ponlos sobre papel toalla para escurrir la grasa. Si vas a hacer muchos, recuerda cambiar el aceite pues los últimos se te pueden quemar o lucir horribles con las migas de pan quemado pegadas. 
Sírvelos con limón y unas ramitas de perejil o cilantro
Tips
Me encantó el método de Vicky de poner el pan rallado sobre un pedazo grande de papel encerado para ahorrarse la tediosa lavada del plato con el pan y el huevo requetepegados.
 
¿Y tú, cómo preparas los bisteques empanizados?