Header

Monthly Archives: August 2012

Pan de maíz salado (Sweet Corn Bread)

pan de maizCon este pan de maíz de Vicky, termino el ciclo de las recetas del cookout estadounidense. No dejen de probarlo. Es delicioso y lleva muy poco tiempo de preparación. El horno se ocupa de lo casi todo. Lástima que las fotos no me quedaron tan buenas, pero es que voló.

A los amantes del jalapeño les recomiendo poner un poquito más si quieren que quede picante, y los que no lo toleran, pueden eliminar ese ingrediente.
El sábado pasado hicimos el cookout de comida cubana, así que prepárense para lo que viene… empanadas de aporreado de pescado, tambor de plátano, panetelas borrachas, arroz a la marinera, frituritas de malanga, mojitos, y más. Si quieren un avance, pasen por el albún de fotos en Facebook.
Ingredientes
1 lata de 15 oz de crema de maízdulce (creamed corn)
1 lata de 11 oz. de maíz dulce entero (sweet whole corn)
2 oz de mantequilla
½ cdta de romero seco
3 huevos (1 dividido)
1 taza de nata líquida (heavy cream)
½ cebolla blanca grande, picada en cuadritos pequeños
½ taza de queso parmesano rallado
2 tazas de pan francés picado en dados
½ taza de harina de maíz gruesa (yellow cornmeal coarse)
1 cda de polvo para hornear
½ taza de jalapeños en conserva (opcional)
Sal
Pimienta
sweet corn bread
Preparación
Precalienta el horno a 350° F.
Pocha las cebollas en la mantequilla, unos 5 minutos.
Mezcla bien en un cuenco el resto de los ingredientes, menos el pan francés y una de las claras.
Pon las cebollas en una fuente resistente al horno. Incorpora el pan a la mezcla y viértela sobre ellas. Pon la fuente en el horno unos 20 minutos, hasta que esté firme la parte de arriba. Entonces bate la clara de huevo y espárcela por toda la superficie con una brocha. Hornea otros 30 minutos.
Deja que se refresque un poco antes de picarlo y servirlo.
Tips
Si usas un sartén grande resistente al horno, puedes poner la mezcla con el pan ya incorporado sobre las cebollas y hornearlo ahí mismo.
Pueden usar otro queso si no tienen queso parmesano. Me imagino que con queso fresco queda para morirse.

Ensalada de maíz y frijoles negros de Rachel Ray

ensalada de maíz y frijoles negros de rachel ray

Estoy feliz con la subscripción a la revista de la chef Rachel Ray, “Every Day”, que me regaló Aymara. Hoy mismo hice una receta de basa en salsa verde, que está en la de este mes y casi nos chupamos los dedos. Pronto compartiré con ustedes la receta.
Niurki también la recibe. En la de junio encontró esta ensalada sencillísima que preparó el día del cookout USA. Es ideal para el verano y les recomiendo acompañarla con tortilla chips de maíz azul, un componente crujiente que además aportará a este plato colorido extra; pero sola es riquísima. Da para 4 y está lista en menos de media hora.
El sabor ahumado que adquiere el maíz cuando lo cocinas directamente en la parrilla es delicioso y lo recomiendo también en ensaladas con tomates, calabacines, albahaca, o lo que tengas a mano y agrade tu paladar y el de tu familia.
Ingredientes
4 mazorcas de maíz, peladas
3 cdas de aceite de oliva
2 cdas de chile en polvo
2 latas de 15 oz de frijoles negros Goya, enjuagados y escurridos
1 ramito de rábanos, limpios y picados en rodajas
3 cebollinos, picados en rueditas finitas
1/3 de taza de cilantro, bien picadito
4 oz de queso fresco
1 aguacate, picado en rodajas finas
Preparación
Precalienta la parrilla con la candela en intensidad media. Pon sobre ella las mazorcas de maíz hasta se empiecen a dorar los granos, unos 10 minutos, rotando a cada rato. Deja que se refresquen. En ese tiempo puedes separar y picar el resto de los ingredientes.
En un cuenco grande, bate el jugo de limón, el chile en polvo y media cucharadita de sal.
Separa los granos de maíz de la mazorca (no importa si te quedan pedazos grandes con granos pegados) con un cuchillo bien afilado y échalos en el cuenco con el jugo. Agrega el resto de los ingredientes, con excepción del queso y el aguacate, que lo adicionarás al final, para adornar la ensalada.
Tips
Si no tienes chips o no quieres combinarlos con esta comida porque eres como yo, que no pueden parar de comerlos una vez que abro el paquete, puedes usar croutons.

Regreso a clases

Regreso a clases
Ya casi toca el regreso a clases y otra vez llega el momento de preparar la lonchera con la merienda  para los niños. Es muy importante balancear los alimentos: poner frutas y vegetales para proveer vitaminas; incluir carbohidratos, pues los niños gastan mucha energía;  proteínas,  muy importantes en esa etapa de la vida; algún lácteo, pues poseen grasas y calcio;  y un dulce, aunque sea pequeñito,  para consentirlos un poco.
 
Si andas apurada, puedes elegir manzanas, plátanos o cualquier fruta fácil de pelar o morder. Si dispones de unos minutos más, haz unas bolitas de melón o sandía, como estas que aparecen junto a las uvas. (Se hacen con una cucharilla boleadora). La combinación de frutas de colores contrastantes, hará el platillo más atractivo. Con unos pinchitos simpáticos, comerlos será como un juego para ellos.
  
Meriendas escolares - Frutas
 
El melón rojo o sandía es ideal para jugo y también para hacer “paletas”. Estas últimas se preparan picando una tajada de forma triangular. Le haces una hendidura en el medio a la cáscara con un cuchillo pequeño y por ahí introduces la paleta.
 
Es preferible preparar los jugos en casa, pues los del mercado suelen tener demasiada azúcar. Recomiendo mezclar las frutas en la batidora sin adicionar agua o azúcar, a no ser que la mezcla quede muy espesa. El de la foto está hecho con 8 zanahorias baby y 4 naranjas pequeñas. No hizo falta ponerle azúcar porque la hortaliza contrarrestó el ácido del cítrico, ni agua porque el jugo de la naranja proveía el líquido necesario.  Además, es un modo de “esconderle” los vegetales a esos niños que se niegan a comerlos. A otros les encantan y puedes prepararle un topper con vegetales cortados en diferentes formas y acompañarlos con una salsita de yogurt sazonado con una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva. Ten en cuenta que si compras las frutas y vegetales cuando están en temporada, te saldrán más baratas.
lonchera con bagel de salmón
Es muy difícil imaginar una lonchera sin un sándwich. Para que no sean siempre igual, pica el pan y el queso con un molde y dales una forma diferente. (El pan del borde, en vez de tirarlo a la basura lo puedes usar luego para hacer pudín). Usando pan picado en rebanadas extrafinas, el bocadillo puede tener  varios pisos y se convertirá en una merienda novedosa. Si a tus hijos les gusta el pescado, le puedes preparar un minibagel con queso crema y salmón ahumado, una combinación que seguro seguirán disfrutando a lo largo de sus vidas.
 
A muchos niños lo que más les gusta de la comida es el dulce. Una de mis amigas le prepara a su hija flanes pequeños, pues es casi el único modo de hacer que coma huevos, esa importante fuente de proteína. Otra, prefiere darles a sus hijos rollitos de jamón y queso en lugar del sándwich habitual, pero les da de postre arroz con leche, en el que encuentran los carbohidratos que necesitan y de paso toman leche, que no les hace mucha gracia sola.
 
sanchich de pan extrafino
 
Te sugiero dos postres rápidos de elaborar. La timba, mi dulce preferido cuando era niña, que no es más que una lasca de dulce de guayaba en barra entre dos pedazos de queso fresco. Y una  minitarta de chocolinas, que se prepara mojando levemente las galletas de chocolate en leche tibia y alternando capas de galletas con una mezcla a partes iguales de sour cream (crema agria) y dulce de leche.  (Este es el dulce debes prepararlo la noche antes). Tanto el dulce de leche como el de guayaba se pueden encontrar en cualquier mercado del sur de la Florida.
 
Espero te resulten útiles estas ideas y te invito a compartir las tuyas en los comentarios de este post.