Header

Daily Archives: November 9, 2012

Burrito español

Hace unos días llegué a casa con tremendo antojo de burrito, pero no tenía frijoles refritos enlatados ni ganas de ponerme a cocinar unos desde cero. Tampoco quería descongelar carne porque venía muerta del hambre y se iba a demorar. Así que agarré una lata de garbanzos, arroz y chorizo y surgió este “pedazo de invento”, que terminó gustándonos mucho. Da para 4 personas y está lista en aproximadamente en media hora.
Ingredientes
Para el arroz:
1 taza de arroz
2 tazas de caldo de pollo
1 pizca de azafrán
1/2 cebolla blanca (no muy grande)
2 cdas de aceite de oliva
Sal
Para los garbanzos:
1 lata de 15 oz de garbanzos, escurridos
1/2 cebolla
1/2 cdta de pimentón de la vera
1 diente de ajo
2 cdas de pasta de tomate
1 cda de aceite de oliva
Sal
2 chorizos pequeños
1/2 taza de queso manchego rallado
4 tortillas de harina de trigo de 9 pulgadas (23 cm) de diámetro.
Preparación
El arroz:
Pica la cebolla en cuadritos y sofríela unos 5 minutos en una cazuela, con el fuego a media intensidad. Agrega el arroz y saltéalo hasta que los granos queden cubiertos con el aceite. Añade el caldo, el azafrán y sal a gusto. Cuando comience a hervir el líquido, tapa la cazuela y sigue cocinando otros 10 minutos, hasta que el líquido se elimine. Entonces reduce el fuego al mínimo y deja que termine de cocinarse el arroz, otros 10-15 minutos.
Los garbanzos fritos:
Machaca el ajo con un poco de sal y corta la cebolla en cuadritos. Sofríe ambos a fuego medio unos 5 minutos. Agrega la pasta de tomate, sal a gusto y el pimentón. Mezcla bien. Incorpora los garbanzos escurridos y con un majador, ve aplastándolos casi todos mientras lo mezclas con la salsa. Si están muy secos, añade un chorrito de aceite de oliva. Baja la candela y sigue friendo el puré unos 5 minutos, removiéndolo a cada rato.



Pica los chorizos en rueditas y ponlos en un sartén a fuego medio hasta que se doren.
Calienta el comal y ve pasando por este las tortillas por ambos lados, levemente, sólo para que se suavicen y no se partan al doblarlas.
Cuando todo esté listo, pon en medio de una tortilla un poco de arroz, un poco de garbanzos, unas rodajas de chorizo y un poco de queso. Trata de que quede a lo largo para después doblar la tortilla como se muestra en la segunda foto, tapando el relleno, doblando los lados, apretándolo para que quede compacto y finalmente enrollándolo. Ve colocando los burritos en el comal, con el fuego casi al mínimo, para que se termine de calentar la tortilla y se les derrita el queso.
Eso sí, a la hora de comerlos cruzamos el charco para agarrar el guacamole y una salsita norteña riquísima que nos mandó Ailyn, de Cocina que te cocina.
Luego picamos los burritos a la mitad con un corte en diagonal, descorchamos el vino y ¡Ole!