Header

Monthly Archives: January 2013

Cerdo asado con harissa (afrodisíaco)

cerdo asado con harisa

Este Cerdo asado con harissa es afrodisíaco e ideal para compartir con tu pareja y disfrutar sin cubiertos, dándose de comer uno al otro usando sólo las manos; pero también se presta mucho para compartir con la familia o los amigos y que cada uno se prepare su bocadillo. Deben adobar la carne el día anterior, para que el cerdo se impregne de esta mezcla de sabores. Yo la hice en el horno y lleva 5 horas, pero mi madre suele hacerla en el slow cooker, programándola para 6 horas cuando sale a trabajar en la mañana. Queda que se deshace con las manos.

Cocinar y amar conducen al placer y a la conservación de nuestra especie. Ambos actos pierden toda su magia si nos dejamos llevar por la rutina. Ambos requieren imaginación, variedad y llevan su tiempo.

La receta que les traigo hoy es una mezcla de la tradición latina con la oriental. Casi un pecado, pues he sazonado una paleta de cerdo con Harissa, una salsa de origen árabe que mezcla picante con especias y aceite de oliva. En mi caso, he usado un picante mexicano para acercarla aún más a nuestra cultura, el chipotle.

Me gustaría saber qué sueles hacer el 14 de febrero. En mi caso, cuando era soltera solía cocinar para mis amigos -sí, esta maña existe antes del blog-; y después de casada, a veces hemos intentado ir a algún restaurante ese día, pero que va, se ponen imposibles. La espera es interminable, el servicio decae bastante y a veces hasta la comida tiene menos calidad. A no ser que sea un restaurante de lujo y que acepten reservación, ya he desistido de enojarme en la cena del Día del amor y la amistad.

Una buena opción es que el que no cocina en la casa lo haga ese día, pero corres el riesgo de que sea un desastre. Yo creo que hasta alguien que no tiene idea de qué mezclar con qué puede preparar un plato rico siguiendo una receta bien explicada -mi esposo es prueba de ello-, pero bueno, conozco chicos y chicas que  odian la cocina con todas las fuerzas de su corazón y no osarían poner sus ojos en ninguna receta.


Ingredientes

2 libras (casi 1 Kg) de paleta de cerdo sin hueso
2 cdas de chipotle en adobo (o el chile que tengan a mano)
1/4 de cdta de semillas de alcaravea
1/4 de cdta de semillas de cilantro
1/4 de cdta de semillas de comino
3 dientes de ajo
El jugo de medio limón
1/4 de taza de aceite de oliva virgen extra
Sal

Preparación

Pon todas las semillas con el ajo en un mortero y tritura bien. Echa esa pasta en la batidora y mézclala con el chipotle, el limón, el aceite y una cucharada de sal. Usa ese puré para adobar la carne por 2 horas a temperatura ambiente o desde el día anterior en el refrigerador.

Precalienta el horno a 325 °F (160 °C) y pon el cerdo en una bandeja resistente al horno. Agrega media taza de agua y tápalo, sin sellarlo, con papel aluminio. Hornea por dos horas y media. Retira la cubierta y hornea otras dos horas y media, durante las cuales agregarás más agua si se seca el fondo de la bandeja y a cada rato usarás ese mismo líquido para rociar la carne. Déjala asentarse fuera del horno unos 20 minutos antes de servir.

Acompañar con pitas o tortillas, lechuga, cebollas aliñadas con limón y abundante salsa de yogurt (una mezcla de yogurt con ajo, sal y aceite de oliva). Nos encanta también con arroz moro, papas, boniato (camote) o cuscús. Puedes servir a un lado la salsa que quede en la bandeja del horno, o una mezcla de esta salsita con chocolate amargo y una pizca de azúcar.

Muchos ingredientes que usamos a diario en nuestras cocinas tienen propiedades en las que no reparamos con el corre-corre de cada día. El café, las almendras, la cebolla, el apio, el azafrán, la vainilla, las ostras, las fresas, el chocolate y otros alimentos, tienen propiedades afodisíacas. Cuéntanos si los usas a conciencia y cuál es tu preferido, ya sea por el sabor, la textura o el efecto que causado.

Alitas de pollo con Old Bay para el #Super Bowl

Alitas de pollo y Old Bay

Seguimos con el pollo. Esta vez con alitas de pollo con Old Bay para el #Super Bowl. Nunca me imaginé que iba a comer alitas. Es un gusto adquirido en Estados Unidos, donde son super-populares. Mis abuelas y mi madre sólo las usaban para hacer sopas y caldos. Hace poco me contaba una amiga que su suegra, que vive en Cuba, le había preguntado si les iba muy mal, y la razón era que cada vez que hablaban por teléfono le decía “aquí, bien, reunidos con unos amigos comiendo alitas de pollo y tomando unas cervezas”. Jajajajaja.
 
Las alitas, junto a las pizzas y los chips, es de las comidas que más se consumen el día del Super Bowl, que es la final del fútbol americano. Ya seguro han leído en otros post que yo no entiendo el juego, pero me encanta la fiesta alrededor del evento, así que preparo tapas ricas para ese día, como estas alitas, que es muy económica y lleva poco trabajo.
 
La sazón  Old Bay es una mezcla de hierbas y especias que se comercia en Estados Unidos desde 1939 y sigue siendo muy popular, sobre todo combinada con cangrejos, camarones o pescados, pero va muy bien con pollo, hamburguesa, ensalada, papas fritas y palomitas de maíz. Contiene mostaza, paprika, sal de apio, laurel, pimienta negra y roja, canela, clavos, nuez moscada, cardamomo y jengibre. Yo la había visto muchísimo en el mercado pero no la probé hasta que me la recomendó uno de mis amigos de Facebook, Dorven. Desde entonces no falta en mi despensa.
 
Ingredientes
 
20 alitas de pollo (1 1/2 lb)
El jugo de medio limón
2 cdas de Old Bay
1/2 taza de harina
Aceite para freir
1 limón en octavos
Perejil para adornar
 
Preparación
 
Pica las alitas a la mitad. Quítale las puntas y las articulaciones. Adóbalas con 1 cucharada de Old Bay y el jugo de limón. Déjalas reposar 20 minutos.

Une la harina con la otra cucharada de Old Bay y rebosa levemente las alitas con esta mezcla para freírlas en aceite bien caliente -si usas la freidora eléctrica, ponla a 375 °F (190 °C)- hasta que estén doradas y bien cocinadas, aproximadamente 15 minutos. Ponlas a escurrir sobre papel toalla antes de servirlas con las cuñas de limón y un poco de perejil bien picadito.

Alitas de pollo para el super bowl

Chicken nuggets con algas

chicken nuggets con algas
Hace rato que estaba por hacer los Chicken nuggets con algas del libro Cooking Japanese, un libro que no me canso de recomendar a los que quieran aprender sobre la comida japonesa casera. Esta es facilísima y está lista en media hora si tienes una freidora lo suficientemente grande como para freír todo el pollo de una vez. Da para 3.
He usado alga nori, una de las más conocidas y fáciles de encontrar fuera de Japón, es la que se emplea para el maki-sushi (rollos de sushi) y los onigiris (bolitas de arroz). Debe estar bien tostada, pues así será más fácil triturarla, lo cual puedes hacer a mano, con una tijera o en el procesador de alimentos con la cuchilla puesta.
Lo ideal sería comer este pollo con arroz blanco, de preferencia japonés y algún tsukemono, que quiere decir cosas encurtido (pickled) y los preparan de variados vegetales. También puedes ponerle encima jengibre encurtido, como el que sirven en los restaurantes junto al sushi para comer entre uno y otro sabor; o tu ensalada favorita. En mi caso le puse dos tsukemonos, uno de daikon (rábano japonés) y otro de berenjena. Sólo es de vicio.
El mirin, que siempre me preguntan, es un ingrediente esencial de la comida japonesa, un vino de arroz parecido al sake pero con menos alcohol y poquito dulce.
Ingredientes
1 lb (16 oz) de pechuga de pollo cortada en cubitos de 1 pulgada (2.5 cm)
1/4 de taza (60 ml) de salsa soya
1/4 de taza de mirin
1 1/2 pulgada (4 cm) de jengibre fresco, rallado
1 cuadro de alga nori, triturado
1/3 de taza (40 g) de maicena (cornstarch)
Aceite vegetal para freir
cubitos de pollo frito con algas
 
Preparación
Pon a marinar el pollo 15 minutos antes de cocinarlo con la soya, el mirin y el jengibre. Muévelo a cada rato si no quedara cubierto por el líquido. Pasado ese tiempo, escúrrelo.
Une la maicena con las algas y cubre los pedazos de pollo levemente con la mezcla.
Calienta el aceite a 350 °F (180 °C) en la freidora o en un sartén hasta que le tires un pedazo de pan y se dore en 15 segundos. Fríe los pedazos de pollo en dos o tres grupos, durante 8-10 minutos, hasta que estén doraditos y cuando los retires, ponlos sobre papel toalla para escurrir cualquier exceso de grasa.
Tips
Las algas las venden ya casi en todos los mercados. El mirin y los tsukemonos los puedes encontrar en una tienda especializada en productos orientales. Por favor, no confundir estos últimos con los encurtidos chinos, que saben completamente diferente. Personalmente, los encurtidos japoneses me gustan muchísimo más y tienen un sabor más refinado o más bien, “limpio”.