Header

Monthly Archives: July 2013

Flan con bizcochos

flan con lady fingers

Pues ya se ha develado en el título del post el secreto del flan con el que veníamos jugando en la página de Facebook: Flan con bizcochos. Le he puesto bizcochos de soletilla (Lady Fingers), de los que se usan para hacer tiramisú, lo cual le ha dado una textura parecida a la del pudín.

Ha sido todo un experimento, muy diferente del flan de toda la vida. Mi objetivo era aprovechar un poquito de leche que se vencía al día siguiente y unos bizcochos que me sobraron de un tiramisú del que no quedó ni la foto, que le hice a unos amigos. El resultado fue un flan inmenso y no tan dulce, justo como nos gusta en casa.

Se demoró más de lo normal en hacerse, creo que por el tamaño. Si le ponen la mitad de la leche de vaca, debe demorar menos en el horno y queda más dulce. Espero lo disfruten tanto como nosotros y aquí les dejo la receta por si se animan a prepararlo para el domingo familiar. Espero les quede más bonito, jeje.

Ingredientes

1 1/2 latas de 12 oz de leche evaporada (la otra media lata la usé en este quiche)
1 lata de 14 oz de leche condensada
2 latas de leche de vaca usando la medida de la leche condensada
8 huevos
1 cda. de extracto de vainilla
200 g de bizcochos Lady Fingers

Para el caramelo:
1 taza de azúcar
1/4 de taza de agua

flan con bizcochos

Preparación

Mezclar bien todos los ingredientes menos los bizcochos. Estos se adicionan después, partiéndolos en pedazos, y se dejan reposar mientras absorben el líquido en lo que haces el caramelo.

Precalienta el horno a 350°F (180°C).

Esta vez en lugar de hacer el caramelo sólo con azúcar, adicioné un poco de agua. Quedó transparente. Por eso es que ven el flan un poco pálido, pero me gustó mucho a la hora de regarlo por el molde, pues no se enfriaba tan rápido como el otro y me tomé mi tiempo en esta tarea. Tampoco se escurría demasiado. Para hacerlo, puse el agua y el azúcar en un calderito a fuego medio unos 10 minutos. Queda más espeso que el almíbar y menos espeso que el caramelo tradicional, parecido al que venden ya preparado en el mercado, que por supuesto, puedes usar si lo deseas. Está listo cuando forma una capa gruesa en la cuchara.

Una vez que el molde está bañado de caramelo, remueve un poco la mezcla para el flan y viértela en el molde. Tápalo con papel aluminio y ponlo al baño María dos horas. Estará listo cuando le introduzcas un palillo de dientes y este salga limpio. Yo lo cociné la última media hora sin el aluminio.

Pon el molde sobre una parrilla media hora para que se refresque. Mételo en el refrigerador al menos tres horas o mejor de un día para otro. Sácalo del frío media hora antes de desmoldarlo para que salga más fácil.

copa lolita miami

Bonus: Copa Lolita Miami

En el famoso Coppelia cubano (un sitio especializado en helados que estoy segura todos los cubanos por acá recuerdan muy bien) vendían un plato llamado Copa Lolita. Servían un flan pequeño con dos bolitas de helado, una a cada lado. Este flan avivó mis recuerdos y el antojo terminó siendo una merienda que me ha dejado sin ganas de cenar hoy: 1 pedazo de flan, sorbet de mango, sorbet de frambuesas, crema batida y arándanos. Lo de Copa Lolita Miami me lo acabo de inventar. ¡Altamente recomendado! Que lo disfruten.

Y si alguien sabe dónde venden en Miami en estos días una canoa como la que usaban en Coppelia para servirla o como la que usan aquí para el banana split, que me diga, por favor, que pasé tres días dando vueltas para conseguir una y están desaparecidas.

¿Y tú, acostumbras a experimentar en la cocina? Cuéntame alguna de tus aventuras culinarias.

 

Frittata de mozarella, vegetales y speck #VRE

frittata con calabacín

¿Verdad que ha quedado hermosa esta frittata de mozarella, vegetales y speck?

En casa los fines de semana nos gusta dormir la mañana y desayunar fuerte. Luego casi siempre terminamos haciendo sólo otra comida y merendando en medio. Quisiera levantarme temprano y que me duren más esos días de descanso, pero les confieso que soy muy dormilona. De lunes a viernes, cuando suena el despertador, siempre le doy dos o tres veces al snooze y duermo otro y otro ratico; así que el fin de semana me doy el gusto de olvidarme del despertador y dormir un par de horitas más.

Esos días aprovecho para preparar batidos, chilaquiles, dutch baby, etc… Casi siempre hago algo con huevo; huevos fritos con papas, escalfados, shakshouka, tortilla de patatas, tosto tamago o frittatas, que es la versión italiana de la tortilla.

Para mí, la frittata está entre la tortilla francesa y la española. El secreto para que quede “a la italiana” es batir enérgicamente los huevos. Y luego, mi parte preferida ponerle encima los ingredientes como cuando haces pizza, ya casi cuando está lista. A esta me di gusto poniéndole vegetales y también le puse speck, que es un jamón italiano muy parecido al prosciutto, un pelín caro, pero la cantidad que usé y la suma del valor de los demás ingredientes, no llega a $10.

Adivinaron. Esta es mi recomendación para la nueva edición de Viernes de recetas económicas. Da para 4 si la acompañamos con pan y está lista en 15 minutos. Manos a la obra.

frittata de verano

Ingredientes

4 huevos
1/3 de taza de queso mozarella rallado
1 ají pimiento de la Florida o 1/4 de ají pimiento rojo
2 champiñones medianos
1/2 calabacín amarillo (la parte finita)
4 o 5 lascas de speck (opcional)
1 puñado de arúgula
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Corta el pimiento, los champiñones y el calabacín en rueditas. Pica el speck en cuadritos o tiritas, como prefieras.

Bate fuertemente los huevos con sal a gusto.

Pon a calentar el sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio. Baja el fuego a bajo-medio y agrega los huevos batidos. Cocínalos unos 4 minutos y vira la frittata con ayuda de una tapa o un plato. Espolvoréale el queso y el speck por encima, ponle también los vegetales y tápala para que estos últimos se cocinen al vapor y el queso se derrita. Sigue cocinando otros 3 o 4 minutos a fuego lento.

Mientra tanto, ponle sal y aceite de oliva a la arúgula. En el momento de servir la frittata, se la pones por encima.

Corta la frittata en cuñas y acompáñala con tu pan preferido.

frittata con pan

Tips

Puedes jugar con diferentes combinaciones de quesos y vegetales a la hora de crear tu propia versión. Si no encuentras arúgula, puedes usar espinacas frescas.

¿Qué te gustaría ponerle encima a tu frittata?

vre_zpsd5fef8c0

Viernes de Recetas Económicas es un Carnaval de Blogs con el fin de compartir semanalmente recetas económicas y sabrosas.

 

Para participar sólo tienes que enlazar tu receta al Linky, visitar y comentar en cada blog participante. Para conocer todas las reglas de participación, haz clic AQUI.

Puedes consultar todo el recetario a través de nuestra carpeta en Pinterest.

No te pierdas las demás recetas de esta (¡ya!) 6ta. edición. Sigue a la ranita azul.

Bacalao a la florentina de Nitza Villapol

Bacalao a la florentina de Nitza Villapol
Hace unos días me pedí una pechuga de pollo a la florentina en un restaurante por la oficina y me acordé que había visto una receta del mismo estilo, pero con bacalao en una edición de Cocina al minuto de 1956 que me prestó mi amiga Valia. Era el bacalao a la florentina de Nitza Villapol, que por cierto, no aparece en la edición de 1980 que tengo yo. Y es que pensándolo bien, no recuerdo haber comido ni visto las espinacas mientras viví en Cuba. Y el bacalao para entonces seguro había desaparecido.

Para los no cubanos, Cocina al minuto, era un programa de televisión que surgió a principios de lo 50 en Cuba. Su presentadora, Nitza Villapol, era como nuestra Julia Child y sus recetas tienen una mezcla maravillosas de los sabores del Caribe con la comida internacional. El programa se mantuvo después del triunfo de la revolución en 1959, pero según fueron pasando los años y despareciendo productos de los mercados -y por tanto, de nuestras cocinas-, las recetas fueron cambiando. Nitza ya no podía hacer en su programa este plato en los años 80 porque no se conseguía ni bacalao salado, ni espinacas y era un poco difícil tener un poquito de harina para la bechamel.

Bacalao a la florentina de Nitza Villapol

Los cubanos que andan por aquí seguro se acordarán del bistec de cáscara de toronja, algo que tal vez podría comerme ahora en onda vegetariana, pero en aquellos años en la isla yo quería mi bistec de verdad, no un pedazo de esa masa blanca que tiene este cítrico entre la corteza y lo que todos normalmente nos comemos, adobada de un día para otro con ajo y limón. Esa masa en Cuba la usamos siempre para hacer postre y me encantaba. Sobre todo con dulce de coco rallado y queso crema.

Oooooh, que antojo me está dando… ¿Y a ustedes? Pero esa receta será otro día. Hoy vamos a aprender cómo preparaba Nitza este bacalao, aunque me he tomado la libertad de hacerlo en un sartén de hierro para ensuciar menos y porque me encanta cocinar en él.

Bacalao a la florentina de Nitza Villapol

Ingredientes

1 lb de bacalao fresco
Sal
1 paquete de 10 oz de espinacas congeladas
2 cdas de aceite de oliva virgen extra (ella usaba El Cocinero)
1 diente de ajo machacado
1 cdta de perejil picadito
1/2 cdta de pimienta (ambas usamos McCormick)
1/8 cdta de nuez moscada (ambas usamos McCormick)
3 filetes de anchoas, escurridos
2 cdas de galleta o pan molido
3 cdas de mozarella rallado (ella usó 2 de Partagás Nela)

Para la bechamel:
1 taza de leche
1 1/2 cda de harina
1/4 cdta de sal
1 cda de mantequilla

Bacalao a la florentina de Nitza Villapol

Preparación

Corta el bacalao en trozos de 4 pulgadas (10 cm) y cocínalo en agua hirviendo y un par de pizcas de sal unos 15 minutos. Yo piqué el filete en 3. Pasado ese tiempo, escúrrelo con cuidado y reserva el caldo para otra receta.

Mientras tanto, descongela las espinacas según las instrucciones del paquete. Yo suelo ponerlas en el microondas 6 minutos. Colócalas en un colador para que se vayan escurriendo y refrescando. Cuando se puedas agarrarlas con las manos, exprímelas bien.

Prepara la salsa bechamel. Derrite la mantequilla, añade la harina, mézclala bien y cuando se despegue del caldero comienza a adicionar la leche, poco a poco. Añade 1/4 de cucharadita de sal y sigue moviendo hasta que cuaje.

Precalienta el horno a 375° F (190°C).

Calienta una sartén de hierro con el aceite. Añade el ajo y dóralo levemente. Adiciona el perejil, la sal, la pimienta, la nuez moscada y las anchoas. Revuelve bien e incorpora las espinacas. Saltéalas un par de minutos y luego acomódalas al fondo del sartén.

También puedes engrasar un Pyrex con mantequilla u otro recipiente resistente al horno y poner las espinacas en el fondo.

Coloca el bacalao sobre las espinacas, cúbrelo con la salsa bechamel, espolvoréale el queso por encima y luego el pan molido. Mételo al horno 20 minutos. Si quieres que te quede bien doradito, ponle un par de minutos más con el broil (parrilla de arriba a máxima temperatura).

Según Nitza da 6 raciones, pero como nosotros comimos sólo esto, nos dio 3.

Bacalao a la florentina de Nitza Villapol

Tips

Puedes hacerla también con bacalao salado, pero debes remojarlo en agua desde el día anterior y cambiársela 3 veces. En ese caso, hierve el pescado sólo 10 minutos, o 5 si los filetes son muy finitos.

Si quieres usar espinacas frescas, usa unas 4 tazas, las hierves tres minutos, las escurres, dejas que se refresquen y las exprimes con las manos.