Header

Daily Archives: August 2, 2013

Chijimi de calabacín. Parte II

chijimi
Mis fotos no son tan buenas, pero fueron peores en los inicios del blog, cuando sólo pensaba mandarle un link a los amigos que me pedían las recetas que habían probado en casa o los platos que llevaba preparados a sus fiestas. Las tomaba con un iPhone 3 y las ponía tal cual. Tampoco tenía muchos seguidores y allá atrás han quedado recetas muy ricas con fotos pésimas que poca gente ha visto y a veces saco del recuerdo poniéndolas en la página de Facebook. He estado repitiendo algunas y cambiéndole la foto, pero no me acabo de sentir bien haciendo eso. Tampoco me gusta lo que voy a hacer hoy, volver a compartir la receta con una nueva foto. Pero no se trata tanto de mí como de esos ricos platos olvidados a los que haría justicia una imagen más llamativa. Ese es el caso del chijimi de calabacín, un plato que en corea se come como merienda de los niños cuando salen de la escuela, pero que funciona también como tapa con mucho éxito.

El chijimi es una especie de pancake coreano que solemos pedir en las izakayas (sitios de tapas) en Japón y una de las pocas formas en que mi esposo acepta comer calabacín. Aquí pueden ver el post original.

Si a tus niños no le gustan mucho los vegetales, este es un buen modo de escondérselos. Hoy duplico las cantidades, para que alcance para 4. Nosotros con 1 tenemos para una cena ligera y económica. Lleva poco más de media hora prepararlo y es súper económico.

Ingredientes

Para la tortilla:
3 huevos
3/4 de taza de harina de trigo
1/2 taza de leche
1 cdta. de sal
1 calabacín
1 cdta. de aceite de cebolla
1 cda. de aceite de sésamo

Para la salsita:
6 cdas. de salsa soya
2 cdtas. de aceite de sésamo
1 cdta. de ponzu
2 cdas. de vinagre de arroz
2 cdtas. de azúcar morena
2 dientes de ajo bien picados
1/2 cebollita bien picada
Varios flequillos de chile seco

chijimi II

Preparación

En una batidora o procesador, mezcla todos los ingredientes para el pancake menos el calabacín y los aceites. Deja que la mezcla se asiente y suba un poquito, unos 20 minutos.

Mientras ralla los calabacines y prepara la salsa uniendo todos sus ingredientes hasta que se disuelva bien el azúcar.

Pasados los 20 minutos, une el calabacín rallado con la pasta de harina. Calienta un sartén y vierte el aceite de sésamo y el de cebolla. Caliéntalos y añade la mezcla con el calabacín. Tapa y cocina 7 minutos por cada lado.

Cuando esté listo, coloca en una tabla y deja que se refresque por 1 minuto antes de picarlo en tiritas.

Sirve acompañado de la salsa.

Tips

Puedes hacerlo con cebollinos, zanahorias o una mezcla de ambos. Ya me dirán cuál les gusta más, si se embullan a hacerlo.

Le he puesto a los productos que les puedan parecer raros el link a Amazon. Los pueden comprar también en los mercados asiáticos de sus ciudades.