Header

Monthly Archives: October 2014

Salmón glaseado con miso

miso salmon1

El salmón glaseado con miso o con sake hizo que me empezara a gustar este pescado cocinado. Antes sólo lo comía ahumado o crudo. Con el tiempo fui probando algunas recetas de salmón cocinado que se han quedado en casa y han pasado al blog: a la mexicana, en escabeche o con pesto.

El miso es una pasta y un junto a la salsa soya es el sazonador más usado en la comida japonesa. Se usa para aliñar tanto pescado como carnes y ensaladas. Muchos en Occidente lo conocen sobre todo por ser el ingrediente principal de la famosa sopa miso (misoshiro).

Para hacer miso, se mezclan frijoles de soya hervidos y triturados con sal y un fermento (koji) que puede ser de arroz o de cebada. El koji determina el tipo de miso. Los más comunes son rojos, blancos y mezclados. En Tokio es famoso uno bien oscuro y espeso. El rojo es más salado y el amarillo es medio dulcecito, lo cual tienes que tener en cuenta cuando vas a usarlo en tus recetas. Cuando cocino con el rojo, me gusta usar azúcar glas en el aliño y cuando uso el amarillo, con el mirin es suficiente.

He probado varias recetas de salmón glaseado con miso, con diferentes combinaciones y proporciones pero esta que les traigo hoy para dos comensales ha sido mi preferida. Es facilísimo de hacer y muy rápido, pero ten en cuenta que debes adobar el salmón media hora antes de comenzar a cocinarlo durante sólo 10 minutos en el horno.

Ingredientes

2 filetes de salmón sin piel de 2 pulgadas (5 cm) de ancho
1 cda de pasta de miso rojo
1 cda de sake
1 cda de mirin
1 cda de salsa soya
1 cda de azúcar glass
2-3 gotas de aceite de sésamo

salmon glaseado con miso1

Preparación

Mezcla todos los ingredientes a partir del segundo, asegurándote que la pasta de miso se disuelve. Pon un poco en un cuenco, coloca los filetes de salmón sobre la mezcla y vierte el resto sobre el pescado. Tapa el cuenco con papel film y colócalo en el refri por media hora.

Mientras tanto, puedes hacer el arroz japonés para acompañar el salmón y también sopa miso.

Cubre una bandeja resistente al horno con papel aluminio y precalienta el broiler (resistencia superior) del horno.

Coloca los filetes de salmón en la bandeja, desechando el aliño, más bien escurriéndolo. Hornea durante 10 minutos en una parrilla situada a 7 pulgadas de la resistencia de arriba o broiler. No lo pierdas de vista que cada horno es un mundo y el miso y el azúcar se queman facilmente.

Si tu horno no tiene la resistencia de arriba, precaliéntalo a 450°F (230°C) y coloca la bandeja en el medio. Tal vez requieras cocinar el salmón unos 12 minutos. Igual, no lo pierdas de vista.

Sirve con arroz japonés acabado de hacer.

PD. Ando medio perdida en estos días, con mucho trabajo tanto en la oficina como en mi libro y una sorpresa que les contaré pronto. Además, la conección a internet de la casa está lentísima y he estado viendo la final de la pelota entre Kansas y San Francisco. Hoy no hay versión en inglés.
Otra cosita, todavía no he podido extraer las fotos de Italia de la cámara pero ya tengo casi todo el post escrito.

Una receta especial para la Cuaresma, así que le agrego el link para que les quede a mano y también para compartir las recetas que han hecho mis colegas para estos días.



Cake de calabaza / Spice Pumpkin Cake

Scroll down for the English version.

Cake-de-calabaza

Si estás complicado a última hora con qué preparar para la fiesta de Halloween, te recomiendo esta panetela, bizcocho o cake de calabaza. Se prepara en unos minutos y ya luego el horno se ocupa del resto. Sería ideal hornearlo la noche anterior y dejarlo refrescarse durante la madrugada para que los sabores se asienten. Queda mojadito y delicioso.

Mi molde no es nada monstruoso ni tiene forma de calabaza, pero bueno, este dulce, por sus sabores, también puedes llevarlo a la oficina o a la escuela de los niños para celebrar el Día de las brujas, prepararlo en Acción de Gracias, o un día de otoño cualquiera para el desayuno o la merienda pues va de maravilla con un café con leche o una taza de té.

Si no puedes conseguir la caja de mezcla para cake con especias, usa tu receta de cake básica y le agregas canela, clavos, jengibre y nuez moscada en polvo.

Ingredientes

1 caja de Spice Cake Mix (usé Duncan Hines)
1 lata de 15oz (425g) de puré de calabaza
1/2 taza o un puñado de nueces picadas
1 cdta. de extracto de vainilla

Para completar la receta del cake necesitas:
3 huevos grandes
1 taza de agua
1/3 de taza de aceite vegetal

Preparación

Precalienta el horno a 350°F (180°C).

Engrasa un molde grande.

Has la mezcla del cake como indica la caja. Añade el puré de calabaza, las nueces y la vainilla. Suavemente incorpóralos a la masa hasta formar una masa homogénea. Se puede hacer con una mezcladora eléctrica o a mano.

Vierte la mezcla en el molde y hornea durante 1 hora o 70 minutos. Para comprobar que está listo, introduce un palillo de diente en el centro del cake y este debe salir limpio.

Pon el molde sobre una parrilla y deja que se refresque durante media hora antes de desmoldarlo.

Puedes espolvorearlo con azúcar glas si lo deseas y también servirlo tibio con helado de vainilla.

Después de 24 horas, mejor guardarlo en el refrigerador, pues es un cake muy húmedo.

spice-pumpkin-cake

This cake can be prepared in a few minutes. It’s moist and delicious; recommended for you Halloween Party, Thanksgiving, or coffee time during the fall.

Ingredients
1 box of Spice Cake Mix (I used Duncan Hines)
1 can 15oz (425g) pumpkin puree
1/2 cup or a handful of chopped walnuts
1 tsp. vanilla extract

To complete the cake recipe you need:
3 large eggs
1 cup water
1/3 cup vegetable oil

Directions

Preheat oven to 350°F (180°C).

Grease a large cake mold.

Follow the recipe on the cake mix box to make the dough. Add pumpkin puree, walnuts and vanilla. Gently stir into the dough. It can be done with an electric mixer or by hand.

Pour into pan and bake for 1 hour or 70 minutes. To verify that it is ready, insert a toothpick in center of the cake and it should come out clean.

Place the pan on a rack and let cool for half an hour before unmolding.

You can sprinkle it with powdered sugar and serve it warm with vanilla ice cream.

After 24 hours, better to keep it in the refrigerator, since this is a very moist cake.

Ensalada de quinoa y calabaza / Quinoa and Butternut Salad

Scroll down for the English version.

ensalada-de-quinoa-y-calabaza

Esta ensalada de quinoa y calabaza es una de esas recetas que surgen cuando no tienes idea de cómo darle vida a dos ingredientes que quieres unir y comienzas a abrir la despensa y el refrigerador y a preguntarles a ambos qué tienen para ayudarte. La despensa me dio una lata de frijoles negros, el refri unos rabanitos y perejil, y tal vez porque había hecho salmón al miso el fin de semana, en mi cabeza se armó la mezcla del aliño que le dio el toque final.

Le había pedido a mi marido que fuera adelantando la cena y cocinara la quinoa y la calabaza. La calabaza era hervida, pero creo que la próxima vez la cocino al horno, pues debe quedar más durita por fuera y me evitaría saltearla. Además, es muy fácil poner la calabaza cortada en cubitos 30 minutos al horno a 400°F (200°C) rociadas con sal y una mezcla de aceite de oliva y aceite de sésamo.

De cualquier modo, quedó con un contraste de texturas muy rico, un sabor espectacular con ese aliño japonés y un look muy otoñal.

Da para 4 raciones y está lista en poco más de media hora contando el tiempo que empleas en cocinar la quinoa y la calabaza.

Ingredientes

2 tazas de quinoa cocinada
1 ½ taza de cubos de 1 pulgada (2.5 cm) de calabaza hervida
1 lata de 15 oz de frijoles negros
6-8 rabanitos
1/2 cdta de perejil seco o 1 cda de perejil fresco picadito
1 cda de aceite de sésamo

Aliño:
1/2 cdta de miso rojo
1 cdta de ponzu
1 cdta de salsa soya
1 cdta de vinagre de arroz
1/4 cdta. de aceite de sésamo
1/2 cdta. de aceite de maní
1 cdta. de azúcar glas

Preparación

La quinoa la cocinarás según las instrucciones del fabricante. La calabaza, cortada en cubos de 1 pulgada (2.5 cm) en agua abundante con un poquito de sal durante 15-20 minutos.

Escurre, enjuaga y vuelve a escurrir bien los frijoles. Lava bien los rabanitos y córtalos en rueditas finitas, preferiblemente usando una mandolina.

Si decides hornear la calabaza, te saltas este paso: calienta la cucharada de aceite de sésamo en un wok o una sartén grande y saltea los cubitos de calabaza durante 4-5 minutos, moviéndolos para que se sellen por todas partes y no se te rompan luego al mezclar la ensalada.

Mientras se refresca la calabaza, mezcla bien los ingredientes del aliño, asegurándote que se disuelve la pasta de miso.

Une todo en un bowl y listo. Servir a temperatura ambiente. Yo le puse a esta unos pedazos de calabacín salteados que me habían quedado del almuerzo.
También puedes prepararla con antelación, ponerla en el refrigerador y servirla fría.

quinoa-and-butternut-salad

This quinoa and butternut salad is one of those recipes that arise when you want to put together two ingredients and start asking your pantry and your refrigerator for help. One gave me a can of black beans, and the other radishes and parsley. Perhaps because I made miso salmon (recipe coming soon) on the weekend, a miso dressing came later to my mind to give an oriental final touch to the dish.

I think next time I prepare this plate, I will add the butternut squash roasted instead of boiled, so the cubes get a little bit harder on the outside. If you want to do it like that, just preheat the oven at 400° F, and bake 1 inch cubes tossed with some salt, and a mix of olive and sesame oils for 30 minutes.

The salad came out rich in flavors and textures, with a spectacular Japanese touch, and a beautiful autumnal look. It serves 4, and is ready in about a half an hour, counting the time you spend on cooking the quinoa and pumpkin.

Ingredients

2 cups cooked quinoa
1 ½ cups of boiled 1 inch cubes of butternut squash
1 15 oz can of black beans
6-8 radishes
1/2 tsp dried parsley or 1 tbsp chopped fresh parsley
1 tbsp sesame oil

Dressing:
1/2 tsp red miso
1 tsp ponzu
1 tsp soy sauce
1 tsp rice vinegar
1/4 tsp. sesame oil
1/2 tsp. peanut oil
1 tsp. icing sugar

Directions

Cook the quinoa according to the manufacturer’s instructions. Cut the pumpkin into 1 inch cubes, and cook them in plenty of water with a little salt for 15-20 minutes.

Drain, rinse, and drain well again the beans. Thoroughly wash the radishes and cut into thin slices, preferably using a mandolin.

If you decide to bake the squash, you skip this step: heat the tablespoon of sesame oil in a wok or large skillet and sauté the squash cubes for 4-5 minutes, moving them once in a while to be sealed on all sides, so they don’t get broken when you toss the salad .

While the squash is cooling, mix the dressing ingredients well, making sure the miso paste is dissolved.

Toss everything in a bowl. Serve at room temperature. At the end I added some leftovers of zucchini from my lunch.

You can also prepare it in advance, save it in the refrigerator, and serve it cold.