Header

Daily Archives: January 23, 2015

Tarta de pera

Tarta-de-pera

Esta tarta de pera la hice para Acción de Gracias, pero las fotos se me habían quedado junto con unas de un pecan pie en la cámara, sin pasarlas a la compu.

La receta es de la revista Living de noviembre 2014, pero en vez de usar cáscaras de limón confitado como indicaba, le puse un dulce de limón que preparó mi esposo con las cáscaras de limón que usamos para hacer el limoncello. Y en vez de usar la receta de la masa de la revista, usé una que había comprado en el mercado. Pueden hacerla ustedes también con su masa preferida o con esta masa que hice para una tarta de manzanas hace un tiempo.

Me sorprendió muchísimo leer en otra revista en esos días que un 69% de los norteamericanos (incluida esta servidora) prepara sus propias masas para Thanksgiving. Yo en esos días tenía tanto trabajo y andaba tan cansada que después de hacer la del pecan pie, decidí bajarle un poco al sacrificio y usar una masa hecha de Pillsbury.

Este pastel es delicioso, de un sabor delicado y no muy dulce. Da para 8 raciones y lleva un poco más de 2 horas de preparación, de las cuales media hora se la pasa la tarta en el congelador, por lo que recomiendo usar un molde de metal a la hora de montarla, si no luego no puedes poner uno de cerámica completamente frío en el horno, porque se rompe. Luego lleva otras 4 horas para que se enfríe a temperatura ambiente y se sirve tal cual.

Tarta de pera

Ingredientes

2 discos de masa para tartas de Pillsbury o esta receta de masa
8 peras (casi 4 libras) bastante maduras pero aún firmes
½ taza de azúcar
¼ de taza de cáscara de limones confitada, picaditas
¼ de taza de maicena
2 cucharadas de jugo de limón
¾ cdta de sal
¼ cdta de nuez moscada
2 cdas de mantequilla sin sal, cortada en dados
1 huevo grande
1 palo de canela (opcional)

Preparación

Pela las peras, quítales el centro y córtalas en cuñas de 3/4 de pulgada (1.5 cm). Ve echándolas en un bol grande para mezclarlas luego, con cuidado, con el azúcar, las cáscaras de limón confitadas, la maicena, el jugo de limón, la sal y la nuez moscada.

Cubre el molde con uno de los discos de masa, dejando un poco hacia afuera para luego cerrar la tarta. Vierte en la masa la mezcla con las peras y riégale por encima los pedacitos de mantequilla. Coloca el segundo disco encima y sella la tarta como más te guste, pegando los bordes de ambos discos.

Bate el huevo y pinta con él la superficie de la tarta. Hazle unos cuantos cortes a la masa de arriba para que respire la tarta, y uno en el medio en el puedes ponerle un palo de canela si decides utilizarlo. Mete la tarta en el congelador por media hora.

Unos 15 minutos después de ponerla en el congelador, precalienta el horno a 375⁰F (190⁰C).

Hornea la tarta de 1 hora y 15 minutos a hora y media, hasta que la masa esté dorada en el fondo y los jugos de la pera haciendo borbotones en el centro. Si ves que la masa se está dorando demasiado, cúbrela con papel aluminio.

Una vez lista la tarta, ponla a enfriar sobre unas rejillas. Sírvela a temperatura ambiente. Con helado de vainilla estaba riquísima.

tarta de pera 1

Si te sobra, ten en cuenta que dura unos 5 a 7 días en el refri, pero recomiendo calentarla un poco en el horno antes de comerla. Perfecta de un día para otro sin pasar por el refrigerador.

Aprovecha que las peras todavía están en temporada y a buen precio para preparar esta tarta. Buen fin de semana a todos.