Header

Monthly Archives: May 2015

Pizza Salad

pizza salad

Mayo se ha convertido en un mes muy atareado con dos viajes de trabajo que apenas me dejan tiempo para otras cosas, entre adelantar mis deberes antes de irme y ponerme al día al regresar. En casa, casi todas las noches estamos comiendo ensaladas para que la digestión sea rápida y poder acostarnos temprano. Esta pizza salad se ha convertido en una de mis favoritas de estos días. Me encanta la combinación de ingredientes, es toda frescura y facilísima de hacer.

El prosciutto lo puedes cambiar por salami o peperoni, la arúgula por lechugas o una combinación de tus hierbitas favoritas. queda muy chula con mozzarella fresca de esa de bolitas pequeñitas, y el tomate puede ser cortado en rodajas en lugar de estos cherry. También puedes agregar toppings como aceitunas, ají pimiento picadito, champiñones, cebolla, o los ingredientes que te gusta adicionarle a una pizza.

En cuanto a la masa de pizza, puedes hacerla casera o simplemente comprar una precocinada, que te ahorra bastante tiempo. Al fin y al cabo, lleva poca masa y más de lo demás. Usa una masa finita preferiblemente. Con una individual de 7 pulgadas aproximadamente (unos 15 cm) da para 3 porciones de ensalada. El resto de los ingredientes lo pones tú al gusto.

El aderezo mejor hecho en casa, siempre. Puedes comerte toda la ensalada del mundo cuando te pones a dieta pero si le echas esos aderezos que venden preparados en el mercado casi siempre estarás adicionando montón de calorías a tu plato.

pizza salad

Ingredientes

1 masa individual de pizza precocinada
Aceite de oliva virgen extra
Arúgula
Tomates Cherry
Prosciutto
Queso Mozzarella fresco

Para el aderezo:
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1/4 cdta de vinagre de jerez (sherry)
1/4 cdta de jugo de limón
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta

Preparación

Precalienta el horno según indique la masa de la pizza.

Corta la masa de la pizza en cuadritos. Yo lo hago con una tijera. Colócala en un cuenco mediano y báñala moderadamente en aceite de oliva, como si la estuvieras untando. Puedes untar la masa con el aceite y cortarla luego si se te hace más fácil. Esparce los pedazos de masa en una bandeja grande, plana y resistente al horno. Hornea 2 minutos menos de lo que digan las instrucciones para hacer pizza, que te quede en ese punto en que comienza a tostarse.

Une la arúgula con los tomates cortados a la mitad.

Batimos los ingredientes del aderezo para hacer la vinagreta, usando un pequeño batidor de globo, hasta que emulsione. Lo mezclamos con la arúgula y el tomate. Servimos en 3 platos y adicionamos el prosciutto, el queso mozzarella y los cuadritos de pizza.

¿Qué te parece?

Cuscús con cúrcuma

Con ese pollo en la foto, se preguntarán ustedes por qué he llamado esta receta cucús con vegetales y cúrcuma, pero es que esa es la receta que les traigo para que la acompañen con el pollo como más les guste, ya sea sobras de pollo asado, una pechuga cocinada a la parrilla, un bistec de pollo o el pollo que has usado para preparar caldo casero. Si lo quieren comer sólo, perfecto también.

Cuscús con cúrcuma

Queda con más saborcito si lo haces con caldo de pollo o caldo vegetal, pero también lo puedes hacer con agua caliente.

El jalapeño una vez le quitas las semillas y las venas, no pica. De todos modos, si le tienes terror, usa en su lugar ¼ de ají pimiento verde.

Los piñones los puedes sustituir por almendras o pistachos tostados picados toscamente.

La cúrcuma (turmeric en inglés)es conocida como la reina de las especias, tiene muchísimas vitaminas, hierro, proteínas y potasio. Se recomienda para combatir la depresión y se usa en remedios para el catarro, el acné, las picadas de insectos y las quemaduras del sol. Además es un alimento anticancerígeno.

Ingredientes

1 ¼ taza de caldo de pollo bajo en sal
1 cda de mantequilla sin sal
1 cda de aceite de oliva
1 diente de ajo grande, picadito
½ cebolla amarilla o blanca, picadita
1 jalapeño, sin venas ni semillas, picadito
1 zanahoria mediana, picadita
½ cdta de cúrcuma en polvo
Sal (opcional)
Pimienta
1 caja de 5.6 oz (160 g) de cuscús
2 cdas de perejil, bien picadito
2 cdas de piñones (pine nuts) tostados

Cuscús con cúrcuma

Preparación

Pon a calentar el caldo de pollo en una cazuela mediana.

Derrite la mantequilla en una cazuela mediana y agrega el aceite, la cebolla y el ajo. Sofríe a fuego medio bajo durante 7-8 minutos. Añade la zanahoria y el jalapeño y sigue salteando otros 4 minutos, removiendo a cada rato. Agrega la cúrcuma y mueve una vez más. Incorpora el caldo, que debe estar hirviendo e inmediatamente el cuscús. Revuelve rápidamente y tapa la cazuela durante 5 minutos. Listo.

Mientras se hace el cuscús puedes desmechar el pollo o cocinar las pechugas.

Revuelve el cuscús con un tenedor, para que quede desgranado. Repártelo entre 4 platos y ponle el pollo encima formando un cono. Espolvorea con el perejil picadito y los piñones.

Calabacines rellenos fáciles

Calabacines rellenos fáciles

Ya tengo en el blog una receta de calabacines rellenos, pero no tan fáciles como estos. Los hice con los calabacines redonditos, que en Miami no se encuentran en todos los mercados y son un poco más difíciles de vaciar que estos larguitos, además de llevar más relleno.

El Ras el hanout o Ras al hanout es una mezcla de especies del norte de África que algunos dicen lleva sólo 12 componentes pero tiene versiones infinitas. Su nombre quiere decir, la cabeza de las especies, la mejor de las mejores que puedes encontrar en la tienda. Aquí se puede comprar en Trader Joe´s o en mercados de comida árabe. Se usa para adobar carnes y pescados, así como en cuscús o arroces.

En esta receta usé un poquitico de picadillo de pavo que me quedó de unos tacos que hice durante la semana. Tan poco como 4 cucharadas, para que vean que no se debe tirar nada a la basura.

Se puede hacer una versión vegetariana, eliminando el picadillo y usando solamente la masa que quitas del centro del calabacín. Eso sí, da para rellenar menos, unos 3 calabacines pequeños o 2 medianos. También puedes usar picadillo de res o de cerdo.

Están listos en media hora y da para 3.

Ingredientes

3 calabacines medianos
1/2 cdta de Ras al Hanout
Sal
1 cda de orégano fresco, picadito
1 cda de aceite de oliva virgen extra
1/2 cebolla mediana, picadita
1/2 pimiento rojo, picadito
4 cdas de salsa de tomate
4 cdas de picadillo de pavo cocinado
1 cda de queso Parmesano rallado

Calabacines rellenos. Receta fácil.

Preparación

Corta los calabacines a la mitad a lo largo y con una cucharita chiquita, retira el centro y las semillas. Pica bien lo retirado del centro, agrégale el Ras al Hanout, el orégano y sal al gusto.

Cocina las canoas de calabacín al vapor, durante 8 minutos, colocándolos hacia abajo para que no se les quede agua en el centro.
Mientras tanto, calienta una sartén a fuego medio y vierte en ella el aceite. Añade la cebolla y el ají y saltea durante 5 minutos, hasta que estén tiernos. Incorpora la salsa de tomate, los calabacines picaditos y el picadillo de pavo. Baja el fuego a bajo-medio y cocina unos 8-10 minutos. El calabacín va a soltar liquido y ayudará a que la salsa no sea tan espesa en un principio y puedas cocinar todo un rato para que se mezclen mejor los sabores.

Cuando la salsa se espese, prende el horno a 350⁰F (180⁰C) para que se vaya calentando y rellena las canoas ya cocidas al vapor, usando una cucharita, con la mezcla que contiene el picadillo. Espolvorea las canoas rellenas con queso Parmesano y hornea en una bandeja cubierta con papel encerado durante 15 minutos.

Los puedes servir tal cual o acompañados de ensalada o de cucús con cúrcuma.