Header

Monthly Archives: June 2015

Pimientos rellenos con atún

Pimientos rellenos con atún

Adoro los pimientos asados desde antes de probarlos. El olor que despiden cuando los estás cocinando es uno de mis preferidos y me gusta como traspasa cocina y se adueña de toda la casa. Rellenos me fascinan y se prestan muchísimo para usar restos de una comida anterior. Puedes ponerles picadillo mezclado con arroz, sobras de pastas pequeñas tipo orzo, enchilado de camarones o cangrejo, ropa vieja… La lista sería interminable. De momento, vamos con estos rellenos de atún.

A mí me ha dado por usar los pimientos mini, también llamados de la Florida, en lugar de los de toda la vida porque son muy dulces y las porciones menores; además de que se pueden servir también de finger food o en medio de un plato de ensalada. El relleno de esta receta da para 6 de estos pimientos pequeños o 3 medianos, da para 6 comensales, lleva 45 minutos y es deliciosa también al día siguiente a temperatura ambiente.

Algunos tomates marinados  vienen suaves y listos para usar. De no ser así, hidrátalos 20 minutos antes de usarlos y escúrrelos bien antes de cortarlos.

Si prefieres usar atún en aceite en lugar de en agua, reserva un poco del aceite de la lata o el frasco y úsalo en vez del aceite de oliva.

Ingredientes

6 pimientos mini
2 latas de 5 oz (142g) de atún en agua
2 cucharadas de alcaparras (capers) enjuagadas y escurridas
2 cucharadas de tomates marinados (sundried tomatoes) picadito
3 cucharadas de aceite de oliva
Pimienta
¼ de taza de queso mozzarella rallado

Pimientos rellenos con atún

Preparación

Corta los pimientos a la mitad transversalmente, retira las venas y las semillas. Lávalos bien y ponlos a escurrir.

Mezcla el atún con las alcaparras, el tomate y 2 cucharadas de aceite de oliva. Ponle pimienta al gusto.

Precalienta el horno a 350⁰F (180⁰C).

Rellena las mitades de pimientos con la mezcla con atún. Si alguna de las tapas no se queda derecha, córtale un pedacito de la base para que no se viren, con cuidado de no abrirles un hueco.

Con la cucharada de aceite restante, unta el fondo de una bandeja resistente al horno y pincela la parte de debajo de los pimientos. Coloca los pimientos rellenos en una bandeja resistente al horno, cúbrelos con papel aluminio y hornéalos 25 a 30 minutos en el centro del horno. Luego destápalos, distribuye el queso mozzarella sobre ellos y regrésalos al horno para gratinarlos. El horno debe estar en función broil,  a 500⁰F (260⁰C) y con el calor por encima.

Sírvelos acabados de hacer como tapa o acompañados de ensalada. O déjame tu sugerencia en los comentarios para la próxima vez que los haga.

¡Buen fin de semana!

Macaroni & Cheese con salsa Caruso

Macarroni & Cheese Caruso

La salsa Caruso es de origen uruguayo. Unos dicen que fue creada para agasajar al famoso tenor italiano Enrico Caruso cuando visitó Montevideo en el año 1915; otros que fue creada en un restaurante de esta ciudad en 1950 y que el gran cantante nunca llegó a probarla. De lo que no hay dudas es de que es deliciosa, fácil de hacer y una de las recetas más famosas de Uruguay. Hoy te invito a probarla en estos Macaroni & Cheese.

Como es una salsa tan cremosa, aunque usualmente se sirve con ravioli o tagliatelle, me pareció perfecta para unos macaroni and cheese. Esta es mi versión light, pero puedes hacerla usando nata líquida (heavy cream) y leche en lugar de leche evaporada. La receta original lleva extracto o caldo de carne para dale sabor en vez del agua en la que se remojan los hongos, que he empleado porque me encanta su gusto delicado a la vez que se hace notar.

En cuanto a los hongos, se puedes usar frescos o secos como he hecho yo. Se vale usar cualquier hongo comestible. Si usas unos secos, ten en cuenta que tienes que ponerlos en remojo con agua tibia aproximadamente media hora antes de usarlos. Yo siempre tengo hongos secos en la despensa y me sacan de un montón de apuros.

Este plato está listo en media hora y da para dos. Para hornearlo puedes usar cazuelitas individuales o un solo recipiente del tamaño de un molde para quiches.

Mac & Cheese con salsa Caruso

Ingredientes

1 oz de Fungi Porcini secos
200 g de pasta, yo usé ziti
¾ de taza de leche evaporada
¾ de taza del agua en que se remojan los hongos
¾ de taza de jamón, cortado en cubitos
1 cucharada de maicena (fécula de maíz y en inglés corn starch)
Sal
1 pizca de pimienta
1 pizca de nuez moscada (opcional)
¼ de taza de queso parmesano rallado
2 cucharadas de panko o pan rallado

Preparación

Pon los hongos en un cuenco y vierte sobre ellos 1 taza de agua tibia. Déjalos reposar en ella 20 a 30 minutos. Cuela el agua por si los hongos han soltado algo de tierra. Seca con cuidado los hongos usando un paño o papel toalla.
Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Cocina la pasta según las instrucciones del fabricante. Cuando las eches en el agua hirviendo, pon a calentar la leche evaporada en una cazuela mediana con ¾ de taza del agua de los hongos. Mezcla la maicena con el otro cuarto de agua de los hongos y cuando comience a hervir la leche, vierte la mezcla en la cazuela y sigue moviendo más o menos durante 1 minuto, hasta que la salsa cuaje. Ponle sal al gusto, la pimienta y la nuez moscada. Remueve bien e incorpora el queso rallado. Sigue moviendo y una vez derretido el queso, la salsa estará lista.

Para entonces deberá estar lista también la pasta, al dente. Escúrrela y mézclala con la salsa. Vierte en dos cazuelitas resistentes al horno y espolvoréale una cucharada de panko por encima a cada una. Hornea durante 10 minutos.

Sirve caliente.

Se puede acompañar con una ensalada de espinacas o arúgula.