Header

Monthly Archives: November 2015

Gelatinas de mango

gelatinas de mango

Mis gelatinas de mango recrean unas que probé en el barrio chino de Yokohama en nuestro más reciente viaje a Japón. Con ellas celebro el 5to. cumpleaños del blog La rezetas de Carmen, más que participar en el concurso, para lo cual uno de los requisitos es vivir en España. Lo principal era preparar una #recetaviajera, o sea, una receta que hubieras descubierto en un viaje a un sitio que hubieras visitado o que te gustaría visitar.

Yokohama es una ciudad portuaria situada muy cerca de Tokio. Hacia mediados del siglo XIX, fue uno de los primeros enclaves autorizados por el shogunato Tokugawa para tener comercio con el extranjero, luego de más de 200 años de aislamiento del país. Ello le propició su carácter cosmopolita.

templo chino en yokohama

Templo en en barrio chino de Yokohama.

Tengo pensado escribir en algún momento un post que se llame “Un día en Yokohama” y contarles más sobre la historia de la ciudad y qué hacer en ella. De momento les diré que tiene un barrio chino inmenso, al que ya habíamos ido anteriormente, pero quise volver esta vez con más calma y más hambre.

Visitamos un restaurante de comida de Szechwan y como es un poco picante, me pedí al final una gelatina de mango para refrescar el paladar. Estaban adornadas con unas tajadas de mango y no tengo idea de cómo las hacen, pero me inventé mi propia gelatina de mango en casa y le puse una mora (blackberry) de adorno por aquello del contraste. Me quedó igual de fresca y deliciosa.

A Carmen tuve el gusto de conocerla en Madrid hace poco. Había quedado de encontrarme con Sofía (Mil ideas mil proyectos) y me dio la grata sorpresa de traerme un montón de delicias preparadas por ella (entre ellas unas galletas de setas que es de lo más rico que he comido últimamente) y de traerse a Carmen, a quien ya conocía también por el blog. Pasamos una tarde estupenda paseando por Chamberí, que sellamos con unas tapas y una charla maravillosas en un bar de la Plaza de Olavide. Esta es una foto de nuestro encuentro.

carmen y sofia

De izquierda a derecha, Carmen, Sofía y yo.

Ahora vamos con la receta. Da para 8 raciones pequeñas y lleva pocos minutos de preparación y unas 2 ó 3 horas de espera para que se solidifique la gelatina. Además de refrescante es un postre sano y bajo calorías. Yo le puse poca azúcar, por lo que si te gustan los postres dulces, te aconsejo le pongas otro poquito. También puedes sustituir el azúcar por miel de abejas o de agave.

Ingredientes

1 taza de agua
7 oz (200 g) de pulpa de mango (la mía era congelada)
1 paquete de gelatina sin sabor (de los 4 que traen estas cajitas de Knox)
1 cda de azúcar
1 pizca de sal
8 moras (blackberries)

gelatinas de mango

Preparación

Divide la taza de agua en 3. Diluye la gelatina en el primer tercio de taza de agua y déjala reposar 1 minuto. Calienta bien otro tercio, si es posible que hierva. El tercero, lo echas en la batidora con la pulpa de mango el azúcar y la sal.

Por si acaso, cuela el jugo de mango para que no le queden pelos. Mejorará la textura del postre.

Mezcla los dos primeros tercios de agua (el segundo bien caliente) y remueve durante 5 minutos, hasta que se disuelva la gelatina. Incorpora el jugo de mango. Mezcla bien y vierte en copitas o cuencos. Enfría durante 3 horas y en el momento de servirlo, adórnalo con las moras.

Muchas felicidades a Carmen y que sigan por muchos años deleitándonos con sus recetas.

Ustedes no dejen de probar este postre y de contarme si les ha gustado.

carmen

Risotto de cangrejo

Risotto- de cangrejo

Por fin tengo tiempo de regresar al reto Cooking the Chef, dedicado este mes Heston Blumenthal. Es un cocinero difícil con toda su cocina molecular y tal, pero al final me quedé escogiendo entre 3 posibles recetas que lucían bastante manejables y me costó trabajo decidirme por este risotto de cangrejo.

Blumenthal nace en Londres en 1966. En un viaje a la Provenza con sus padres, a los 16 años quedó enamorado de la zona y la gastronomía. Visitó uno de los restaurantes más famosos de Francia, L’Oustau de Baumaniere y allí se gestó su deseo de dedicarse a la cocina. Hoy cuenta con 4 restaurantes, entre ellos el famoso The Fat Duck y se le considera un alquimista culinario. Sus investigaciones gastronómicas le han llevado a trabajar con historiadores de alimentos, perfumistas, fisiólogos de alimentos y bioquímicos de todo el mundo y le han llevado a un reconocimiento internacional.

Mi risotto tiene muchísimos cambios a la receta original. Más bien digamos que está inspirado en la receta del chef. Lo que me llevó a decidirme fue que mi padre se apareció con unas masas de cangrejo que me trajo de Cuba. Yo confiaba en que tenía caldo de pescado, por lo menos, pero resulta que estaba vencido y felizmente tenía hondashi, que es un ingrediente japonés que se usa como base de la sopa miso y está hecho a partir del dashi, un caldo preparado con virutas de bonito (katsuobushi) y alga kombu. Resolví y creo que ayudó al sabor delicado con que me quedó el arroz. Tampoco tenía queso mascarpone y le puse un poquito de queso crema tipo Philadelphia que me quedaba; ni el aceite de cangrejo, pues no tenía la carcasa del animal, y lo sustituí con un aceite de oliva con aroma de naranja. Puedem consultar la receta origina aquí.

Risotto de cangrejo

Ingredientes

1 cda de hondashi granulado
4 cdas de mantequilla sin sal
1 taza de arroz arborio
1/2 cebolla blanca picadita
1/4 de taza de vino blanco
1 taza de masas de cangrejo hervidas
1 cda de queso crema
1 rama de tomillo
pimienta
1 cdta de aceite de oliva con aroma de naranja

Ingredientes

Pon a hervir 1 litro de agua en una cazuela mediana y agrega la cucharada de hondashi granulado. Deja que se disuelva y baja el fuego a medio.

En otra cazuela, derrite 2 cucharadas de mantequilla a fuego medio. Añade el arroz y saltéalo hasta que cambie de color, moviéndolo continuamente, unos 3 minutos aproximadamente. Adiciona la cebolla y sigue salteando otros tres minutos removiendo todo el tiempo. Vierte el vino y deja que se evapore casi totalmente. Echa un cucharon del caldo de hondashi y sigue moviendo el arroz hasta que se evapore. Ve adicionando el caldo cucharón a cucharón siguiendo el mismo método, hasta que se acabe. Incorpora entonces las masas de cangrejo, el queso crema, las otras 2 cucharadas de mantequilla y el tomillo. Mezcla bien todo y remueve mientras se derriten la mantequilla y el queso. Rectifica la sal.

Sirve en 3 platos, con un chorrito de aceite de naranja en cada uno y pimienta al gusto.

Para ver qué receta de Heston hicieron mis colegas blogueras, has click aquí.

ctc1

Papas Medianoche

Papas medianoche

La inspiración para estas papas medianoche vino de un libro que hace años añoraba tener y que compré en una librería cerca del hotel en que me quedé en Madrid el mes pasado. Se trata de 1,069 recetas de Karlos Arguiñano.

Sigo a este cocinero en las redes sociales y veo su programa online seguidito. Me encanta su forma de ser. Adoro sus recetas sin complicaciones (o al menos él hace que las vea de ese modo) y su sentido del humor. El libro es una joya. Me pongo a leerlo como si fuera uno novela (es que me falta un tornillo) y voy marcando montón de hojas. Ya hicimos la semana pasada una sopa de higaditos de pollo fácil y deliciosa. Ahora han sido estas papas, que no más leer la receta pensé: ¿y si les pongo lechón asado y recreo los ingredientes del Medianoche?

El Madianoche es un sándwich cubano hecho con un pan suave y dulce que dentro tiene jamón, queso suizo y carne de cerdo asada. Con las papas la combinación también ha sido un éxito, aunque se me ablandaron un poquito más de lo debido, no las pude picar muy finitas, se me rompieron algunas y no ha quedado tan perfecto el plato. Eso sí, de sabor, 100 puntos; y de dificultad, cero –debo decir, a pesar de mi metedura de pata.

Compré una cajita de carne asada que sólo hay que calentar en el microondas, pero sería mucho mejor con unas lascas de pernil asado en casa, por lo que es perfecto para aprovechar las sobras de carne de cerdo de las fiestas a base de comida cubana.

Esta receta da para 4 y está lista en 35-40 minutos aproximadamente.

Papas medianoche

Ingredientes

4 ó 5 papas medianas
Sal
3 cdas de mantequilla
4 ó 5 lascas de jamón serrano dulce o tipo York
4 ó 5 lascas de queso Suizo
1 lb de carne de cerdo asada
Pimienta

Preparación

Hierve las papas en agua con sal, unos 20-25 minutos, hasta que estén tiernas, pero no tanto como las mías. Escúrrelas y córtalas en rodajas finas (las mías un poco gruesas).

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Unta de mantequilla un molde o una cazuela resistente al horno. Cubre el fondo con rodajas de papas, ponle encima las lascas de jamón, las de queso y la carne. Ponle pimienta al gusto. Coloca otra tapa de papas y el resto de la mantequilla cortada en cubitos.

Hornea 5 minutos. Adorna con unas ramitas de perejil o cilantro.

Sirve caliente. El queso estará derretido y se estirará como el de una pizza al servirlo. Mmmmm