Header

Monthly Archives: January 2016

Sándwich de pollo estilo asiático

Sándwich de pollo estilo asiático

El 7 de febrero es el Superbowl y siempre me invento una receta para esta fecha en que suele comerse sobre todo sándwiches, pizza, guacamole, alitas de pollo, entre otros platos. El año pasado hice las fritas cubanas para aprovechar y tomar la foto de esta receta para mi libro y esta vez les traigo un sándwich de pollo estilo asiático con col morada encurtida.

Unté el pan de gochujang (pasta de chile coreana) y le quedó tan pero tan bueno. Esto lo hice porque venían unos amigos con su niño y me imaginé que el nene no comía picante, pero dependiendo de los comensales, puedes agregar el picante a la carne cuando la cocines. Un toque de chile le vendrá de maravilla a este pollito ripiao’ (pulled chicken en inglés), que queda con un sabor dulcecito, que marida de maravilla con el ácido del encurtido.

La receta da para unos 12 sándwiches, lleva unos 45 minutos de preparación y mínimo esfuerzo. Luego, a la hora de la fiesta, cada cual que se arme su sándwich y tú a disfrutar. Al menos a mí, es lo que me gusta de este día, pasarla rico con los amigos, porque de fútbol americano no entiendo nada.

Ingredientes

4 nectarinas
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
6 contramuslos de pollo sin hueso ni piel
1 pechuga de pollo sin hueso ni piel
1/2 taza de salsa teriyaki
1/4 de taza de salsa soya
1/4 de taza de salsa de naranja
1 pizca de chile
1 taza de agua

12 panecillos suaves
Encurtido de col morada (la receta aquí)
Cilantro picadito

Sándwich de pollo estilo asiático

 

Preparación

Pela las nectarinas y córtalas en cubitos de poco menos de 2 cm. Calienta una cazuela a fuego algo, añade el aceite y dora la fruta.

Incorpora los siguientes 7 ingredientes, tapa la cazuela y cocina durante 25 minutos, hasta que el pollo esté blandito. Retira la cazuela del fuego y coloca lo pedazos de pollo en una bandeja. Desmenúzalos con la ayuda de 2 tenedores y devuélvelo a la cazuela. Sigue cocinando otros 10 minutos. Si se ha secado la salsa, ponle otro poquito de agua. El objetivo es que el pollo agarre más sabor y el color de la salsa.

Una vez se haya secado casi toda la salsa, el pollo estará listo para preparar los sándwiches.

 

NBC

Hoy les tengo 2 noticias, que me siento supercontenta y honrada de estar en la lista de las blogueras latinas a las que debes prestar atención en el 2016 según de NBC. Pasen a ver el artículo para que conozcan a mis maravillosas colegas blogueras.

Y que el sábado 6 de febrero a las 6:30PM es el lanzamiento oficial de La cocina cubana de Vero en una de mis librerías favoritas, Books & Books (265 Aragon Ave. Coral Gables, FL 33134). Los espero por allá para dedicarles el libro y pasarla bien. Tengo una sorpresita y me acompañará mi querida y admirada Raquel Roque, autora de Cocina cubana: 350 recetas criollas y Cocina latina: El sabor del mundo latino.

books and books

portada

Pasta con crema de champiñones

Pasta con crema de champiñones

Esta vez hice la pasta con crema de champiñones usando farfalle, pero también puedes usar otros tipos de pasta como ziti, rigatoni o penne. Farfalle quiere decir mariposa en italiano y me encanta la palabra y que juegue con la forma de la pasta.

Si quieres bajarle un poco las calorías a este plato, sustituye la crema de leche (heavy cream) por leche evaporada. Si deseas incorporar más fibra a tu plato, usa pasta integral. Y si no tienes champiñones a mano, puedes usar secos e hidratarlos unos 20 minutos antes de comenzar a cocinar en un poquito de agua tibia. Yo suelo tener siempre setas secas en casa. Vienen de lo mejor para risottos.

Hoy comparto contigo uno de mis platos favoritos de pasta. Si te gustan las setas, estoy segura que llegará a tu casa para quedarse. También puede que te guste esta receta parecida que incorpora Gorgonzola y aceite con trufas.

Da 2 raciones y está lista menos de media hora.

Pasta con champiñones

Ingredientes

2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1/4 de cebolla picadita
1 taza de champiñones picaditos
Pimienta
Sal
1/3 de taza de crema de leche (heavy cream)
1/2 cubito para sopa de fungi porcini (opcional)
200 g de farfalle
Queso parmesano rallado

Preparación

Calienta una sartén grande a fuego medio. Añade la cebolla picadita y rehoga unos 5-7 minutos, hasta que esté tierna. Mientras tanto, pica los champiñones.

Incorpora los champiñones, salpimienta y saltea otros 5 minutos, hasta que comiencen a dorarse.

Agrega la crema, en la que previamente habrás disuelto el medio cubito de sopa, y baja el fuego a medio-bajo. Cocina de ese modo 10 minutos.

Calienta el agua para la pasta y cocínalas 2 minutos menos de lo que digan las instrucciones del fabricante. Escúrrelas y añádelas a la cazuela con la crema de champiñones. Mezcla bien y cocina otros 2-3 minutos, hasta que la pasta se impregne bien de la crema.

Sirve caliente. Ponle pimienta fresca y espolvoréale queso parmesano por encima.

Espero te guste como a mí. Ya me contarás.

Malanga frita

Malanga frita

Una de mis viandas favoritas es la malanga, me encanta aunque sea sólo hervida, me muero por las cremas o el puré; y con las frituras me envicio, como me pasa también con la malanga frita, que es tan fácil de hacer y que no preparo más seguido evitando comer frito, sinceramente.

En Miami se pueden comprar listas para comer, empacadas en bolsas de nylon, como las papas y me da mucha risa ver los paquetes con el cartel de malanga chips, pero nada como hacerlas en casa y si las fríen con aceite de oliva, se van a acordar de mí.

La malanga es una raíz y se le llama también tiquisque, otó, ocumo, yautía y uncucha. Las variedades más comunes son la blanca, la amarilla y la morada. Es rica en vitaminas, sobre todo la C y en minerales como el potasio y el fósforo. También tiene mucha fibra y es buena para la digestión y para controlar el colesterol y la presión.

Aquí les va la receta, que da para 2-3 raciones y está lista en unos minutos. La malanga debe quedar crujiente y el truco para que queden así es picarlas en rueditas bien finitas. Si pueden hacerlo con una mandolina, mejor.

Malanga frita

Ingredientes

2 malangas
1/2 litro de aceite de oliva
Sal

Preparación

Pela las malangas y ve colocándolas en un cuenco grande con agua.

Calienta el aceite.

Enjuaga las malangas y sécalas con un paño. Córtala en rueditas finitas. Si es con la mandolina y te manejas rápido con ella, lo puedes hacer directamente en el aceite caliente. Si no, ve colocando las rueditas de malanga poco a poco en el aceite, que no te queden pegadas. Fríelas unos 3-4 minutos, hasta que comiencen a dorarse. Para comprobar que están crujientes, tócalas con un tenedor. Deben sonar.

Si usas una freidora eléctrica, la temperatura debe ser de 375⁰F (190⁰C).