Header

Monthly Archives: September 2016

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

mermelada-de-melocoton-con-jengibre-y-curcuma

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

Si te gustó la mermelada de arándanos con caña santa (lemongrass) y tomillo, esta mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma te va a encantar también. Se sale de lo común y el resultado es de vicio, una mermelada nada empalagosa y especiada, ideal para comer con un queso de sabor medio como el de cabra o para simplemente untar con ella una tostada o unas galletas y acompañarla con tu té favorito.

Ya va terminando la temporada de melocotones, así que aprovecha y pruébala lo antes posibles. Para hacer esta mermelada yo usé unos bien maduros.

El jengibre y la cúrcuma son sumamente beneficiosos para nuestra salud. El primero es bueno para la digestión, actúa como analgésico y desinflamatorio. La segunda es anticancerígena y ambos ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Esta receta da como taza y media de mermelada. Puede durar un mes bien tapada y guardada en el refrigerador. Esto sin complicarse con esterilizar y sellar, etc…

Ingredientes

6 melocotones bien maduros
½ taza de azúcar
Jugo de medio limón
1 cdta de jengibre rayado
1 pizca de sal
1 cdta de cúrcuma en polvo

mermelada-de-melocoton

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

Preparación

Corta los melocotones en cuartos y retira la piel y las semillas.

Corta los cuartos a la mitad y ponlos en una cazuela con todos los ingredientes menos la cúrcuma en polvo. Cocina a fuego medio hasta que hierva y luego baja la candela a casi el mínimo y cocina durante 30 minutos. Revuelve a cada rato con una cuchara de madera, para que no se pegue al fondo de la cazuela. Si se le hace espuma, retírala con cuidado usando una espumadera.

Deja que se refresque unos 5 minutos y pásala por la batidora o el procesador de alimentos para que quede con una textura uniforme. Agrega la cúrcuma en polvo y revuelve para que se incorpore totalmente a la mermelada.

Puedes probar el azúcar por si quieres echarle más, pero recuerda que sólo cuando está fría la mermelada se sabe cuan dulce ha quedado. Puedes poner un poquito en el refrigerador a ver qué tal.

Mientras, deja enfriar totalmente la mermelada a temperatura ambiente antes de ponerla en un frasco de cristal con tapa y meterla al refrigerador.

Si necesitas ponerle más azúcar, agrégala con un poquito de jugo de limón y cocina la mermelada otros 20 minutos.

Queda con un color precioso. Ten en cuenta que es difícil parar de comer esta mermelada y se generoso y compártela con tus amigos cuando la hagas. Es un buen regalo.

Stir-Fry tailandés de chicharrones

Stir-Fry tailandés de chicharrones

Stir-Fry tailandés de chicharrones

Cariñosamente le decimos chicharrones thai a este stir-fry tailandés con chicharrones que aprendí a hacer con mi amigo Enrisco en New Jersey. A él le queda más rico que a nadie, incluso más sabroso que el que pedido luego en algunos restaurantes. Es una pena que no sepa cómo se llama el plato en tailandés. Si alguien sabe, se agradece que dejen un comentario.

Yo he tratado de imitarlo y ya lo he hecho un par de veces con éxito, pero no había podido tomarle foto hasta ahora y no tenía mucha albahaca para ponerle, pero ponle bastante porque le da un sabor delicioso y si consigues albahaca tailandesa dulce, mucho mejor.

Da para 3 y está listo en media hora aproximadamente.

Ingredientes

1 ½ lbs de chicharrones
Sal
1 cda de aceite vegetal
5 diente de ajo picaditos
½ pimiento rojo cortado en tiritas
½ cebolla blanca picadita
3 cdas de salsa de tomate
1 cda de salsa soy oscura (dark soy sauce)
2 cdas de salsa soya
1 cda de salsa de ostras (oyster sauce)
2 cdas de salsa de pescado (fish sauce)
1 cda de azúcar moreno
1 taza de albahaca
1 hojas de cilantro, para adornar
Sriracha al gusto

chicharrones thai

Stir-Fry tailandés de chicharrones

Preparación

Corta los chicharrones tamaño bocado y sálalos ligeramente.

Calienta un sartén o wok a fuego alto y agrega la cucharada de aceite vegetal. Adiciona los chicharrones y cocínalos hasta que se doren y estén crujientes. Es muy probable que tengas que tapar el sartén porque salpican bastante y puede quemarte la manteca caliente. Ten mucho cuidado.

Retira los chicharrones una vez dorados y ponlos sobre papel toalla para que escurran la grasa. Sueltan bastante grasa. Deja sólo un par de cucharadas de grasa en el sartén y el resto puedes guardarla para otra receta.

Baja el fuego a medio y agrega el ajo y el pimiento. Saltea unos 30 segundos, hasta que el ajo libere su aroma. Adiciona la cebolla y póchala unos 8 minutos, hasta que comience a caramelizar. Añade la salsa de tomate y sofríe un par de minutos más.

Devuelve los chicharrones al sartén y agrega las salsas de soya, la salsa de ostras, la salsa de pescado y el azúcar. Ponle la Sriracha que desees. Mezcla bien todo y cocina unos 4-5 minutos. Cuando se seque, añade la albahaca y envuelve los chicharrones con ella, cocinando otro minuto.

Sirve con arroz blanco y adorna con hojas de cilantro.

También puedes ponerle unas hojitas de menta.

Si en tu casa no todos toleran el picante, no le pongas mucha Sriracha y deja que luego cada cual le ponga al gusto.

Esta receta me recordó mucho la de Enrisco y con ella introduje la salsa de ostras y la salsa soya oscura en el que es ahora mi modo de preparar los chicharrones thai.

Otras recetas de Enrisco que les encantarán:

Sé que muchos de ustedes estaban esperando que publicara este post después de una foto que compartí en mi pérfil personal. Compártanla ahora en sus redes para guardarla y probarla.