Header

Monthly Archives: October 2016

Empanadas de atún

empanadas-de-atun

Empanadas de atún

He pasado el fin de semana en casa tranquilita, descansando y cocinando, que ha llovido un montón y noviembre viene con mucha fuerza. Una de las recetas que hice fueron estas empanadas de atún, que coquetean con la empanada gallega pero tienen mi toque personal.

En noviembre siempre estoy ocupadísima preparándome y participando en la Feria del libro de Miami. Este año será muy especial para mí, pues va a estar mi libro. Tengo el honor de invitarlos a la presentación de La cocina cubana de Vero junto a Yosmar Monique Martínez, autora de Tastes of the Camino el sábado 19 a las 11:00 AM en el Kitchen Stadium. Pueden bajarse todo el programa de la Feria aquí.

La masa de estas empanadas la compré hecha, pues teniendo al alcance las masas de La Salteña (anuncio no pagado) no hace falta ponerme a hacerla en casa.

Esta receta da para 20 empanadas y lleva más o menos 1 hora y media hacerlas.

Ingredientes

2 cdas de aceite de oliva virgen extra
1/2 cebolla blanca o amarilla, picadita
1/2 pimiento rojo, picadito
2 dientes de ajo, machacados
1 tomate maduro, picadito
2 cdas de salsa de tomate
1 cdta de pimentón de la Vera
1 hoja de orégano fresco
3 huevos hervidos pequeños
1 lata de 12 oz (340g) de atún
1 cda de alcaparras
Sal
20 masitas para empanadas (yo usé La Salteña semihojaldradas)
1 huevo batido

empanadas-de-atun-vero

Empanadas de atún #LaCocinaDeVero

Preparación

Calienta el aceite de oliva a fuego medio y agrega la cebolla y el pimiento. Saltea unos 5 minutos, hasta que la cebolla esté tierna. Añade el ajo y sigue cocinando un par de minutos. Adiciona el tomate, la salsa de tomate, el orégano y el pimentón. Sigue cocinando a fuego medio unos 10 minutos, removiendo a cada rato, hasta que se seque. Pon a refrescar la salsa.

Mientras, puedes hervir los huevos, escurrir bien el atún y poner las alcaparras en remojo.

Una vez fresca la salsa, mezcla el atún con los huevos hervidos picaditos y las alcaparras. Añade la salsa para formar el relleno de las empanadas. Rectifica la sal y el pimentón.

Precalienta el horno a 375⁰F (190⁰C).

Pon una cucharada abundante del relleno en cada masita y séllalas como te sea más fácil. Puedes ayudarte con un tenedor.

Ve colocando las empanadas en una bandeja resistente al horno previamente engrasada. Píntalas con el huevo batido usando una brochita.

Hornea 25 minutos, o hasta que estén doradas. Recuerda que cada horno es un mundo, como dice el dicho.

Deja refrescar las empanadas en una parrilla al menos unos 5 minutos antes de servirlas.

Si te gustan las empanadas, te recomiendo también las de carne, las de pescado  y las de chocolate.

Potaje de frijoles colorados

potaje-de-frijoles-colorados

Potaje de frijoles colorados

Después de muchos días sin publicar, hoy les traigo una receta cubana, variante vegetariana del potaje de frijoles colorados de mi libro, para el que los hice con lomo ahumado y chorizo.

Entre que el huracán Matthew venía para Miami, algunas cositas que resolver en la familia y viajes de trabajo, octubre se complicó y terminé cambiando todos mis planes y metiendo en medio de mucho ajetreo un par de días de descanso en Nueva York. Entre cliente y cliente, pude pasar momentos memorables con mis amigos y visitar lugares que no conocía aunque casi todos los meses les paso por al lado. Yo quedé contentísima y la empresa no tuvo gastos extra.

Desgraciadamente no pude asistir a Latism, donde iba a participar en un panel de blogueros que han publicado libros y en el que me hacía mucha ilusión participar.

Mi abuela dice siempre que no hay mal que por bien no venga y que a los frijoles colorados no le puede faltar la calabaza. Y sí que le da mucha gracia. También decía que la calabaza engorda las piernas. O sea, que asegura tener piernas hermosas. Así que ya saben, a aprovechar la temporada de calabaza y preparar este plato de cuchara tan sabroso y a embellecer las pantorrillas.

Estos frijoles se pueden comer solos, o servir con arroz blanco y acompañar con carne, viandas y/o ensalada. Los hice en la olla de presión (u olla exprés), pero los puedes poner en remojo desde la noche anterior y cocinar luego en una cazuela por media hora. El resto de los pasos de esta receta se mantienen.

frijoles-colorados

Potaje de frijoles colorados

Ingredientes

1 lb de frijoles colorados
1 lb de calabaza
3 cdas de aceite de oliva virgen extra
1/2 cebolla blanca, picadito
1/2 ají pimiento rojo, picadito
3 diente de ajo, machacados
1 ají cachucha (opcional)
3 hojas de culantro (opcional)
2 cdas de puré de tomate
1 cdta de azúcar
Sal

Preparación

Pon los frijoles en la olla de presión. Añade 3 partes de agua por cada una de frijoles. Tapa la olla y una vez comience a pitar, cocina durante 25 minutos.

Mientras tanto, pica la calabaza en cubos de 4 ó 5 centímetros, corta la cebolla y el pimiento, machaca los ajos.

Prepara el sofrito. Calienta el aceite en una sartén y añade la cebolla y ají pimiento picaditos. Saltea a fuego medio durante 5 minutos, removiendo a cada rato. Agrega el ajo y sigue salteando un par de minutos más. Adiciona la salsa de tomate y saltea otros 2 minutos. Vierte el sofrito en los frijoles.

Ponle sal al gusto, el ají cachucha cortado en dos, las hojas de culantro, el azúcar y la calabaza. Cocina durante 20-25 minutos a fuego medio, hasta que cuajen los frijoles y se ablande la calabaza. Puede que tengas que agregar un poquito más de agua para cocinar la calabaza.

¿Cuáles son tus frijoles preferidos?

Pechuga de pollo asada

pechuga-de-pollo-asada

Pechuga de pollo asada

Ya hace un rato les debía la receta de pechuga de pollo asada de mi esposo. Como les he contado, el fin de semana él suele preparar unas 4 libras de pechuga que vamos usando durante la semana en diferentes platos.

Puede sonar aburrido, pero de eso nada. Con ellas hacemos platos variados como fajitas, calentando el pollo a fuego medio en una sartén con pimientos de colores y cebolla, todo cortado en tiritas y servido en tortillas mexicanas, que recomiendo servir con la salsa de aguacate y cilantro de Laylita; quesadillas, adicionando pimientos asados en conserva bien escurridos; arroz frito con pollo y curry, ideal para usar restos de arroz; ensaladas como esta de fresas, la ya famosa ensalada de Emilio, o esta otra con col y maní; y es riquísimo con cuscús, lo mismo este de Jamie Oliver que el de cúrcuma.

Mi esposo cocina las pechugas al horno o en unos cuantos sartenes a la vez. En el caso de las sartenes, dependiendo del grosor de los filetes, las cocina de 5 a 7 minutos por cada lado y cuando las prepara en el horno, las hace como te contaré hoy. En ambos casos, es importante dejar que se refresquen antes de taparlas y guardarlas en el refrigerador. Las puedes sazonar como gustes, usar estos métodos y luego preparar los platos que te recomendaba en el segundo párrafo o lo que se te ocurra hacer con ellas. Pastas, sándwiches, curry, todo es bienvenido.

Cuando las hace en el horno puedes añadir calabaza, papas o boniatos y que se cocinen de una vez en la bandeja. Ya con esto y poco más tendrás la primera comida completa con las pechugas asadas.

pechugas-de-pollo-asadas

Pechuga de pollo asada

Ingredientes

4 libras de pechugas de pollo sin hueso
2 cdas de cúrcuma en polvo
1 cda de eneldo en polvo
1/2 cda de curry en polvo
1/2 cda de Old Bay en polvo
Aceite en spray

Para los boniatos
Boniatos
Aceite de oliva (opcional)

Preparación

Corta las pechugas en filetes de un dedo de grosor. Aproximadamente 1.5 a 2 cm.

Mezcla las especias en un plato hondo. Ve pasando las pechugas por ellas tratando de cubrirlas lo más que puedas pero sin que sea excesiva la sazón. Tápalas y ponlas en el refri una media hora.

Mientras, pela los boniatos y córtalos en ruedas de aproximadamente 2 cm de grosor.

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Engrasa la bandeja con el aceite en spray. Y si vas a ponerle aceite a los boniatos, hazlo en este momento. Sólo un poco, que no chorreen. El objetivo es preparar las pechugas del modo más sano posible.

Cubre el fondo de la bandeja con las pechugas de pollo, ponle encima o en los huecos que queden entre ellas los boniatos y hornea durante 40 minutos. No es necesario virarlas, pero puedes hacerlo en los últimos 5 minutos.

Las ramas de romero de la foto están sólo para adornar.

Este modo de servir las pechugas con boniato me encanta para Acción de gracias. Si eres uno de esos que te niegas a comer pavo ese día, o si quieres preparar algo extra porque no le gusta a alguien de tu entorno, guarda la receta en su Pinterest o Facebook.