Header

Daily Archives: March 16, 2017

Mermelada de frutos del bosque, naranja y tomillo

El fin de semana pasado estaba desocupando el refri antes de ir al mercado y vi que algunas frutas ya nos estaban tan frescas. Yo había estado tres días fuera y bajó en consumo. Entonces decidía hacer una mermelada y como me gusta ponerle algo de hierbas aromáticas me fui al portal a buscar unas ramitas de tomillo. Miré entonces un frasco que tengo para poner la mermelada en la mesa y vi una rodaja de naranja… Lo que faltaba para terminarme de inspirar a crear esta mermelada de frutos del bosque, naranja y tomillo que no podemos parar de comer.

La naranja tampoco estaba radiante, por lo que en vez de ponerle ralladura, que le debe quedar muy rica, corté unos pedazos de la corteza con cuidado que no le quedara nada de la parte blanca y al final los retiré, pero les recomiendo que prueben a hacerla con ralladura de naranja. Y me cuentan que tal. Yo al seguro la hago así la próxima vez.

No queda muy dulzona esta mermelada. A mí me encantó así, tiene un sabor muy fresco y no es nada empalagosa. Podría comérmela solita cucharada a cucharada, pero la he servido con queso curado de cabra, manchego, con galletas saladas y de fondo de un vasito de yogurt griego. También puedes servirla con quesada o con tostadas francesas.

Da 1 taza y media y es ideal para regalar a los amigos. Una vez que haces mermelada en casa, es difícil comerse las demás, se los juro.

Demora un poquito, pero como se remueve a cada rato, puedes ir adelantando otras cosas mientras tanto.

Ingredientes

1 taza de fresas en trozos
1 taza de moras (blackberries)
1/2 taza de arándanos (blueberries)
1/2 taza de azúcar
1/2 taza de jugo de naranja
1 pedazo de cáscara (corteza) de naranja
Varias (Unas 3 o 4) ramas de tomillo (thyme)

Preparación

Coloca todos los ingredientes en una cazuela mediana y cocina a fuego medio-alto removiendo un par de veces hasta que hierva.

Baja el fuego a casi el mínimo y cocina durante 1 hora, removiendo a cada rato. En la segunda media hora, ve aplastando las frutas con un majador de papas a cada ratico. Siempre remueve después de usar el majador para que no se te pegue al fondo.

Aunque pasada una hora tal vez te parezca que no está lo suficientemente dulce o que le falta un poco para alcanzar la textura adecuada, no te excedas con el azúcar ni sigas cocinando mucho más porque cuando se enfríe estará perfecta y no le faltará nada.

Por cierto, no es nada ácida a pesar de las frutas que lleva.

Cuando esté lista, retira la cáscara de naranja y las ramitas de tomillo.

Si te gusta esta mermelada, seguro te gustará también la de melocotón con jengibre y cúrcuma que preparé hace un tiempo. Guarda ambas en tu Pinterest para que las pruebes sin falta.