Header

Albóndigas de pavo envueltas en bacon

albondigas-de-pavo

Confieso que no soy muy amante del pavo y en casa hasta ahora casi que lo comíamos solamente en Acción de Gracias y los días que siguen, para aprovechar las sobras, pero estas albóndigas de pavo envueltas en bacon que encontré en Gusto, la enciclopedia de la comida italiana de la que les hablaba en mi post anterior, ha cambiado mi modo de ver la carne de esta ave y esta receta se ha convertido en una de mis preferidas. Tienen que probarla.

En el libro la receta se llama “Bocconcini” de pavo envuelto en panceta. “Bocconcini” es el plural de “bocconcino”, que quiere decir en italiano pequeño bocado y que se usa también para designar un queso mozzarella del tamaño de un huevo hervido, típico de la Campania. Y es que son perfectas para picar tal cual. Además, me han encantado con ensalada y con guarniciones como arroz con frijoles, moros y cristianos, arroz con gandules o arroz con vegetales.

Hice muchísimos cambios a la receta, pero les diré cuáles eran los ingredientes originales del libro. No es la receta más fácil del mundo pero se hace relativamente rápido y las albóndigas quedan deliciosas, muy suaves por dentro y cubiertas de bacon tostadito. Salen 25 bolitas y es difícil no comérselas todas.

Ingredientes

1 libra de picadillo (carne molida) de pavo
3 cdas de leche evaporada o nata líquida (la receta original es con nata fresca)
2 oz (50 g) de queso Parmesano rallado
1 huevo grande
12 o 13 tiras  de bacon (la receta original es con 4 oz de panceta)
2 cdas. de mantequilla
1 cda. de aceite de oliva
2 oz de vino seco (el original es con Marsala)
Sal y pimienta, opcionales
7 oz (200 g) de queso Fontina (el original es con Stracchino)

Preparación

Mezcla el pavo con la leche evaporada, el queso Parmesano y el huevo. El mejor modo de hacerlo es con las manos y a partir de ahí formas bolitas de 1 ½ pulgada (casi 4 cm) de diámetro. Para nuestro alivio, no se pegan ni un poquito en las manos.

Corta las tiras de bacon a la mitad y enrolla con cada mitad una bolita. El bacon se pega sólo, pero si quieres puedes fijarlo con un palillo de dientes. Si usas palillos, ponlos en remojo media hora antes para que no se quemen al cocinar las albóndigas.

Precalienta el horno a 400°F (200°C).

En un sartén grande, calienta la mantequilla y el aceite y dora las albóndigas, cocinándolas 4-5 minutos por cada lado con el fuego medio-alto. Agrega el vino y cuando se evapore, si quieres ponle sal y pimienta al gusto. Yo no le puse porque los quesos que usé tenían un sabor fuerte y suficiente sal.

Coloca las albóndigas en una bandeja resistente al horno y ponle lascas de queso Fontina por encima. Hornea 5-10 minutos.

Sírvelas calientes.

Tips

El pavo es una de las carnes más saludables que existen, es de digestión rápida, baja en grasas y contiene bastante hierro.

Puedes comprar la carne de pavo entera y molerla en tu máquina de moler o en el procesador de alimentos.

Curiosidades

El pavo es el único animal de corral llegado al Viejo Mundo desde América.

La carne mejor de pavo es la de la pechuga y sobre todo, la de los especímenes del sexo femenino de aproximadamente 9 libras (4 kg) de peso, unos tres meses de vida.

This entry was posted in Platos principales, Tapas

18 Responses



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *