Header

Bistec romano de mi madre

bistec romano con dos salsas

No sé de dónde viene el nombre de este plato que hacía mi madre cuando era pequeña y que después de muchísimos años me ha dado por preparar. El día que lo hice me supo diferente, creo que porque en Cuba le poníamos mucho más huevos y pan para “estirar” el picadillo. Ahora que lo pienso, con un poco de albahaca hubiese sido más “romano”. Pero bueno, lo dejo para la próxima, o para que ustedes lo hagan y me cuenten.
Da para 8 bisteques pequeños. En la isla hubiera dicho que daba para 8, pero aquí lo comimos entre 4. Lleva media hora prepararlos y un par de minutos devorarlos. La foto nada que ver con lo rico que estaban. Pero teníamos mucha hambre esa noche y perdí la paciencia.En casa de mis padres siempre los comíamos con arroz blanco, frijoles negros y ensalada de tomate, pero el día que los hice los acompañamos de la salsita que les cuento abajo y ensalada de lechuga y rábano.
Ingredientes
1/2 lb. de picadillo de res
2 tazas de pan rallado, aproximadamente
2 huevos
3 cdas. de sofrito crudo (ver tips)
1 cdta. de comino en polvo
1 cdta. de ajo en polvo
Sal
Pimienta
1/3 de taza de harina
Aceite vegetal para freir
Para la salsa:
3 cdas. de mayonesa
1 rama de perejil
1 diente de ajo machacado
Preparación
Primero prepara la salsa, machacando el perejil con el ajo en un portero y mezclándolo luego con la mayonesa. Resérvala.
En un cuento, mezcla el picadillo con un huevo, la mitad del pan rallado, el sofrito -tratando de agarrar lo menos posible de aceite-, el comino y el ajo en polvo. Salpimienta a gusto. Debe quedar una masa que no se te pegue en las manos, de lo contrario, adiciona más pan, como si fueras a hacer albóndigas. Aunque le vas a dar una forma más parecida a las hamburguesas, pero plana y ovalada, como muestra la segunda foto.
Empaniza los 8 bisteques pasándolos primero por harina, el otro huevo batido con una pizca de sal y finalmente por el pan rallado.
Pon a calentar aceite que cubra los bisteques al freírlos, en grupos, hasta que se doren.
Sirve sobre la salsa. También es rico con mermelada de pimientos.
Tips
El sofrito tiene mil modos de prepararse. Este es uno que hago a veces cuando veo que se me pueden dañar el ají y la cebolla. Paso ambas cosas por el procesador y luego lo pongo en un pomo con tapa, agrego aceite de oliva que lo cubra y al refri. Aguanta como un mes.
Puedes hacer los bisteques más chiquitos, comerlos como tapa y servirlos como la foto que sigue, en la que he usado una mitad de uno.
bistec romano tapa

This entry was posted in 30 minutos o menos, De mi Cuba, Entrantes, Platos principales, Tapas

17 Responses

  • Ricas, ricas. Me encantaron el sabado con la salsita de cilantro. Las voy a hacer esta semana. Besos.

    Reply
  • Que ricas las recetas de nuestras madres!!! debemos conservarlas a si estamos mas cerca de ellas un beso

    Reply
  • Me encantó Vero. El día estaba como para quedarse en casa a disfrutar la cocina, así que corrñi a prepararlos. Es una idea excelente para preparar picadillo de un modo diferente. Gracias por compartir la receta de familia.

    Reply
  • Aimeé, pero que rapidez 😉 Me alegro que te gustara.Aymara, los que tu comistes eran picados en 4 😉 Creo que de tapa es como más me gusta.Mari Carmen, mi madre es tremenda cocinera, pero de comida cubana. Lo demás no le gusta mucho. A ella la invitas a comer y está contenta con una sopa de plátano.Besos a las tres,Vero

    Reply
  • Buenísimo el tip del sofrito crudo, la receta se ve deliciosa, me encanta el picadillo, y la salsita que le hiciste muy buena opción. beso

    Reply
  • Es que a veces compro unos paquetones de ají y cebolla en Cotsco…Besitos,Vero

    Reply
  • Que buenas croquetitas, parece que las madres se ponían de acuerdo para hacer los mismos platillos de la niñez, ya que mi mamá hacía algo similar, jejesaludos Vero

    Reply
  • Vero de tapita se ve genial, tiene que estar muy rico, nunca había oído hablar de esta receta, hay comidas de cuando eramos pequeñas que nos queda un vago recuerdo, a veces veo en los blog alguna receta que me recuerda mi niñez. Besosssss.

    Reply
  • Vero que rica carne,nada como los platos de nuestra niñez, son la combinación de sabores y recuerdos de estos los que nos calienta el corazón!!!y la idea del sofrito crudo me encanta, igual que tú a veces me paso en la cantidad de cebolla y ají que compro, pero ahora voy a usar tu método.Besos.

    Reply
  • Gracias querida por tus felicitaciones, eres estupenda !!!Me encanta tu receta, una buena propuesta a tener en cuenta.Acabo de incorporarme a tu sorteo…a ver si hay suerte !!!El quark es un tipo de queso cremoso más suave que el de untar…es entre yogurt y queso. Yo lo uso de la marca Danone, pero en el Lidl tambien tienen de su propia marca.Un besazo guapi.

    Reply
  • vero es una receta diferente pero muy sabrosa, besitos.

    Reply
  • Que ricos, te han quedado estupendos por lo que lleva me gusta seguro, una propuesta estupenda besos

    Reply
  • Vero, viendo el aspecto tan rico de este plato no me extraña nada que se tarde un minuto en devorarlo. Te ha quedado fabuloso. Un besazo.cosicasdulces.blogspot.com

    Reply
  • Mario, me encantaría conocer la versión de tu mami.Juani, uno mira hacia atrás y parece que ha pasado un siglo desde que fuimos niños hasta que te encuentras con algo así. Como dice Cristina, nos calienta el corazón.Mamilu, no sé que puede ser acá como ese queso. Debo pensar otro poco o preguntar a unas amigas españolas. Gracias por pasar a visitarme y responderme.Viví, Noe, atrevanse a probarlo, que es sencillo y delicioso.María, que bueno que te guste. Besitos a todos,Vero

    Reply
  • Se parecen bastante a hamburguesas, me gusta como los has acompañado de la mayonesa con ajo y perejil.Besos.

    Reply
  • Cuando era chica no conocía las hamburguesas pues en Cuba no había ni nadie las hacía. De madre. Cuando estaba en la universidad, comenzaron a vender unas que apenas tenían carne y la gente llamaba McCastro. Eran carísimas ($25 y el sueldo del mes $300).Pero bueno, aquí aprendí a hacerlas y ahora que me fijo sí, es parecido, sólo que esto lleva huevo y pan tanto por dentro como por fuera.Besitos,Vero

    Reply
  • Te han quedado estupendos y tiene que ser un placer comérselos. Un abrazo, Clara.

    Reply


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *