Header

Blog Archives

Polenta al parmesano

polenta parmesano

Hoy celebramos dos años de #CookingTheChef nada más y nada menos que con Ferran Adrià. Yo intenté un par de recetas antes de esta. Una no me salió y la otra estaba deliciosa pero las fotos horrorosas. Por fin decidí anotarme a última hora con esta polenta al parmesano porque no podía perderme la fiesta y porque tenía en la despensa una polenta con trufas que compré estas navidades y se me estaba quedando.

Así que hice una trampita. El sabor de la trufa no va, pero le ha quedado delicioso y la polenta con esta receta queda muy cremosa.

Cometí un error: usar parmesano granulado en lugar de uno más suave rallado, que le daría mejor presentación.

Por si alguien no conoce a este gastrónomo español nacido el populoso barrio barcelonés de Santa Eulàlia y aclamado actualmente como el menor cocinero del mundo, puede pasar a leer en el post de Cooking the Chef de este mes y apreciar además las recetas que han hecho las demás participantes en el reto.

Esta receta da pare 6 y está lista en media hora aproximadamente. Se las recomiendo de primer plato, tal como aparece en el libro del que la he tomado, La comida de la familia, en el cual aparecen 30 menús (primer plato, segundo plato y postre) de los que disfrutaban los trabajadores del Bulli. Aunque yo no logré el tocinillo, que aparece en este mismo libro, la gran mayoría de los platos son de fácil elaboración y tiene recetas de todo el mundo. Una verdadera joya.

polenta al parmesano

Ingredientes

900 ml de agua
150 g de polenta con trufa
300 ml de nata líquida (heavy cream)
120 g de queso parmesano + 6 cdas para gratinar
1 cda te mantequilla

Preparación

Hierve el agua y agrega poco a poco la polenta, removiendo constantemente. Cocina 2 minutos, añade la nata y cocina otros 2 minutos. Adiciona los 120 g de queso parmesano poco a poco y sigue removiendo. Finalmente, integra la mantequilla.

Vierte la polenta en una bandeja resistente al horno o en pozuelos individuales que puedas mete al horno también. Adrià recomienda que el grosor sea 1 centímetro. Déjala reposar unos 5 minutos y mientras tanto, precalienta el horno en función broil (la parrilla superior).

Esparce el resto del queso parmesano por encima de la polenta y gratina. Unos 3-5 minutos si usas el queso rallado y unos 10 con el queso granulado que yo usé.

Sirve caliente. No que te queme, pero no demores mucho para que se mantenga cremosa la polenta.

De este libro también tengo el blog el gazpacho y unas natillas de pistacho de las que no olvido la delicia que fueron aunque la foto no les haga honores.

polenta ferran adria

Arroz a las hierbas

arroz a las hierbas

Arroz a las hierbas

Te presento la nueva guarnición favorita de mi esposo, este arroz verde o arroz a las hierbas que ha calificado de gourmet. Me he anotado 100 puntos con esta está receta que había prometido en el pollo relleno del post anterior.

Puedes hacerlo con arroz de grano largo o jazmín, pero si lo haces con basmati redoblarás el placer, te lo aseguro.

Este arrocito queda con un color precioso y un sabor muy suave. Es ideal para acompañar pollo o pescado. También es genial para comer con un curry tailandés como este de camarones. ¡Hasta solo es maravilloso! Se hace en un dos por tres. Sólo necesitas tener en casa una batidora o un procesador de alimentos.

Aunque muchas veces te digo que puedes sustituir las hierbas frescas por secas, este no es el caso. Te recomiendo dentro de lo posible sembrar en casa tus hierbas y si compras grandes cantidades en el mercado, el mejor modo de conservarlas es envolviéndolas en papel toalla y colocándolas en un pozuelo con tapa.

Otro consejo por si se te marchitan las hierbas es ponerlas en agua helada para que retomen su frescura y textura.

No demoro más esta delicia que da para 4 y está en menos de media hora.

Arroz a las hierbas

Ingredientes

2 tazas de arroz basmati
1/4 de taza de hojas de albahaca
1/4 de taza de hojas de perejil
1/4 de taza de hojas de cilantro
1/4 de una cebolla blanca picada toscamente
2 cebollinos (la parte verde)
1/4 de taza de aceite de oliva virgen extra
Sal
1 cda de mantequilla sin sal

Preparación

Cocina el arroz basmati según las instrucciones del paquete. No le pongas sal ni grasa.

Pon los ingredientes que siguen, exceptuando la mantequilla, en la batidora o el procesador de alimentos. Prueba de sal y rectifica de ser necesario.

Una vez listo el arroz, pásalo a una fuente y mézclalo bien con la mantequilla y la salsa verde, de modo que el color quede parejo.

Sirve al instante.

Bok Choy picante

bok-choy-picante

Bok Choy Picante

Todos los años desde mediados de noviembre me es difícil publicar en el blog, pues entre la feria del libro de Miami y la de Guadalajara, no puedo ni respirar casi. En esta última me regalaron el libro Cook Korean! A Comic Book with Recipes de Robin Ha, al que hace rato le tenía tremendas ganas y ayer preparé una de sus recetas para una comida asiática que teníamos en casa y hoy la comparto con ustedes.

En coreano este plato se llama Cheonggyeongchae Muchim y el libro explica que suele prepararse con vegetales de montaña, pero que en este caso han decidido usar el versátil bok choy, un vegetal de origen chino que es bastante fácil de encontrar en Estados Unidos. También se puede hacer con el mismo método e ingredientes usando brócoli rabe o acelga. Se puede servir como guarnición, de entrada o simplemente con arroz blanco tipo japonés acabadito de hacer.

Yo le puse una cucharada menos de gochujang para que no quedara tan picante. Es una pasta coreana que descubrí en mi último viaje a Japón y que desde entonces no falta en casa. Comparándola con la Sriracha es más espesa (puesto que es una pasta), más dulce y bastante más picante. No la he visto todavía en todos los supermercados, así que les aconsejo que la busquen en mercados especializados en comida asiática. Has click aquí para ver uno de los embaces más comunes. No he comprado en esta web pero tienen muy buenos precios.

Prometo hablarles del libro con más calma próximamente. De momento les digo que todas las recetas están paso a paso en estilo comic y contiene platos básicos de la comida coreana. Hasta ahora lo que he leído me parece fácil de hacer en casa. El sábado disfrutamos de otro de sus platillos, un pollo picante con vegetales que no pude retratar porque se me hizo tardísimo y había tremenda hambre en el ambiente. Voló.

Esta receta da para 6 raciones y me llevó como media hora.

bok-choy-picante-estilo-coreano

Bok Choy picante estilo coreano

Ingredientes

4 bok choy medianos
Sal
1 cda de gochujang (pasta picante coreana)
1 cda de azúcar
1 cda de salsa soya
1 cda de vinagre de arroz
1 cda de aceite de sésamo tostado
1 cdta de semillas de sésamo tostado
1 cdta de chile coreano seco (opcional, yo no le puse)
1 diente de ajo
2 cdas de piñones tostados, para adornar

Preparación

Separa las hojas de bok choy de su tallo y lávalas bien.

Pon a hervir una cazuela grande con agua. Agrégale una pizca de sal y blanquea el bok choy, cocinándolo unos 4 minutos moviéndolo con cuidado un par de veces. Luego pásalos a un cuenco grande de agua fría (yo usé agua fresca con unos cubitos de hielo para frenar la cocción) o enjuágalos en agua fresca. Escúrrelos bien, exprimiéndolos con cuidado entre tus manos (yo usé un paño limpio). Colócalos en un cuenco grande.

Mientras se refresca, prepara una salsa con todos los ingredientes, menos los piñones. Bátela bien para que el gochujang se diluya totalmente.

Vierte la salsa sobre el bok choy y con cuidado, cubre el vegetal con ella. Puedes usar guantes o una pinza.

Se puede servir caliente o dejar reposar un par de horas a temperatura ambiente. Agrega los piñones tostados en el momento de servir.