Header

Blog Archives

Chilaquiles con chorizo

Esta es una receta patrocinada por Cacique y creada para una campaña de Society Culinaria.

chilaquiles-con-chorizo

Chilaquiles con chorizo

Los chilaquiles casi siempre se hacen verdes o rojos. Los verdes se preparan con tomatillo y los rojos con jitomate (tomate). Es de los platos que más disfruto cuando voy a México. Adoro desayunar con chilaquiles y ponerle al lado frijoles refritos y huevo, y por encima su cremita y el queso rallado. En casa a cada rato los hago, para aprovechar los restos de tortillas y este domingo decidí estrenarme con unos chilaquiles con chorizo.

Usando el chorizo de Cacique, le di un toque muy peculiar a la salsa roja. El sabor resultó maravilloso. Confieso que por mí le pondría chorizo a todo en esta vida.

Por más de 40 años, los productos mexicanos de Cacique se han elaborado usando los mejores ingredientes para crear platos auténticos. Además del chorizo usé su crema mexicana, que es mi preferida por mucho y su queso fresco, que por su frescura y sabor te recomiendo para todo tipos de recetas,

chilaquiles-con-chorizo-en-salsa-roja

Chilaquiles con chorizo en salsa roja

Chilaquil quiere decir “sombrero viejo roto” y se hacen con tortillas viejas. Así que no olvides dejarlas fuera la noche anterior. Yo uso unas tijeras parar cortarlas.

Esta receta da para 3 ó 4 raciones y está lista aproximadamente en media hora.

Ingredientes

6 tortillas del día anterior
Aceite para freír
1 chile de árbol
8 tomates
1 diente de ajo
1/2 cdta de orégano seco
1/4 de cebolla
1/2 chorizo de Cacique
Sal

ingredientes-chilaquiles

Ingredientes para los chilaquiles

Para servir:
Queso Ranchero Fresco Cacique rallado
Crema mexicana Cacique
Cilantro
Huevo frito
Aguacate

chilaquiles-y-crema-mexicana

Chilaquiles con chorizo

Preparación

Corta las tortillas en cuadritos de 1 pulgada y fríelas en aceite caliente. Se fríen muy rápido, así que no las pierdas de vista. Escúrrelas al sacarlas, cuando empiecen a ponerse doradas y ponlas sobre papel toalla para eliminar el exceso de grasa.

Pica los tomates a la mitad y pásalos por el procesador de alimentos con el orégano, ajo y el chile.

Calienta un par de cucharadas de aceite vegetal o deja un poco en el sartén en el que freíste las tortillas y cocina la salsa unos 8 minutos a fuego medio-alto. Ponle sal al gusto.

Pon otro par de cucharadas de aceite en otro sartén con la cebolla picada y las tortillas fritas a fuego medio y saltea unos 4-5 minutos, hasta que se acitrone la cebolla y con cuidado no se queme.

En un sartén grande, cocina el chorizo, partiéndolo con una cuchara de madera, durante 3-4 minutos. Añade la salsa y mezcla bien. Comprueba la sal. Añade las tortillas con la cebolla. Mezcla bien todo y cocina unos 3-4 minutos a fuego medio-alto.

Mientras, fríe los huevos y corta el aguacate en tajadas.

Para montar el plato, sirve los chilaquiles con crema, queso fresco y cilantro a gusto. Acompaña con huevo frito y aguacate.

¿Has probado los chilaquiles? ¿Te gustan más los rojos o los verdes?

Stir-Fry tailandés de chicharrones

Stir-Fry tailandés de chicharrones

Stir-Fry tailandés de chicharrones

Cariñosamente le decimos chicharrones thai a este stir-fry tailandés con chicharrones que aprendí a hacer con mi amigo Enrisco en New Jersey. A él le queda más rico que a nadie, incluso más sabroso que el que pedido luego en algunos restaurantes. Es una pena que no sepa cómo se llama el plato en tailandés. Si alguien sabe, se agradece que dejen un comentario.

Yo he tratado de imitarlo y ya lo he hecho un par de veces con éxito, pero no había podido tomarle foto hasta ahora y no tenía mucha albahaca para ponerle, pero ponle bastante porque le da un sabor delicioso y si consigues albahaca tailandesa dulce, mucho mejor.

Da para 3 y está listo en media hora aproximadamente.

Ingredientes

1 ½ lbs de chicharrones
Sal
1 cda de aceite vegetal
5 diente de ajo picaditos
½ pimiento rojo cortado en tiritas
½ cebolla blanca picadita
3 cdas de salsa de tomate
1 cda de salsa soy oscura (dark soy sauce)
2 cdas de salsa soya
1 cda de salsa de ostras (oyster sauce)
2 cdas de salsa de pescado (fish sauce)
1 cda de azúcar moreno
1 taza de albahaca
1 hojas de cilantro, para adornar
Sriracha al gusto

chicharrones thai

Stir-Fry tailandés de chicharrones

Preparación

Corta los chicharrones tamaño bocado y sálalos ligeramente.

Calienta un sartén o wok a fuego alto y agrega la cucharada de aceite vegetal. Adiciona los chicharrones y cocínalos hasta que se doren y estén crujientes. Es muy probable que tengas que tapar el sartén porque salpican bastante y puede quemarte la manteca caliente. Ten mucho cuidado.

Retira los chicharrones una vez dorados y ponlos sobre papel toalla para que escurran la grasa. Sueltan bastante grasa. Deja sólo un par de cucharadas de grasa en el sartén y el resto puedes guardarla para otra receta.

Baja el fuego a medio y agrega el ajo y el pimiento. Saltea unos 30 segundos, hasta que el ajo libere su aroma. Adiciona la cebolla y póchala unos 8 minutos, hasta que comience a caramelizar. Añade la salsa de tomate y sofríe un par de minutos más.

Devuelve los chicharrones al sartén y agrega las salsas de soya, la salsa de ostras, la salsa de pescado y el azúcar. Ponle la Sriracha que desees. Mezcla bien todo y cocina unos 4-5 minutos. Cuando se seque, añade la albahaca y envuelve los chicharrones con ella, cocinando otro minuto.

Sirve con arroz blanco y adorna con hojas de cilantro.

También puedes ponerle unas hojitas de menta.

Si en tu casa no todos toleran el picante, no le pongas mucha Sriracha y deja que luego cada cual le ponga al gusto.

Esta receta me recordó mucho la de Enrisco y con ella introduje la salsa de ostras y la salsa soya oscura en el que es ahora mi modo de preparar los chicharrones thai.

Otras recetas de Enrisco que les encantarán:

Sé que muchos de ustedes estaban esperando que publicara este post después de una foto que compartí en mi pérfil personal. Compártanla ahora en sus redes para guardarla y probarla.

Cavatelli con salchicha italiana y crema de salvia

Cavatelli con salchicha italiana y crema de salvia

Cavatelli con salchicha italiana y crema de salvia

Mi amigo Eugenio me mandó hace unas semanas un surtido de especias maravillosas, entre ellas unas hojas secas de salvia que huelen a gloria y que he estrenado hoy con este cavatelli con salchicha italiana y crema de salvia. Gracias, Euge. Y no olvides que me debes la visita.

La receta trata de imitar un plato que probé en Graziano’s hace poco. Este era con mantequilla de salvia, que es algo que adoro, pero intenté hacer el mío con menos grasa.

El cavatelli está hecho de una pasta de sémola de trigo duro y agua y tiene una forma alargada (no tanto como el casarecci) y bordes redondeados doblados hacia adentro dejando un hueco en su interior. Tengo entendido que es muy popular en Argentina. Van bien con una pasta robusta como el ragú y con esta crema de salvia con salchichas ha quedado de vicio.

Da para 5 y está listo en media hora aproximadamente.

Ingredientes

500 g de cavatelli
1 lb de chorizo italiano (sólo el picadillo de adentro)
1/3 de taza de vino blanco
1 taza de nata líquida (heavy cream)
2 cdas de Pecorino romano rallado.
2 cdas de hojas de salvia (sage) secas
Sal

Cavatelli con salchicha y crema de salvia

Cavatelli con salchicha italiana y crema de salvia

Preparación

Pon a hervir suficiente agua para cocinar los cavatelli. Los míos había que cocinarlo 18 minutos y mientras hice la salsa con calma. No olvides salar en agua al gusto.

Calienta un sartén hondo o una cazuela mediana y cocina el chorizo italiano a fuego alto, rompiéndolo lo más posible. Cuando comience a dorarse, agrega el vino blanco y cuando se haya evaporado la mayor parte del vino, baja el fuego a casi el mínimo y añade la nata líquida, el queso y la salvia. Cocina a fuego lento, removiendo ocasionalmente.

Escurre las pastas un par de minutos antes del tiempo indicado y viértelas en el sartén. Mezcla bien todo y cocina unos 3 o 4 minutos, hasta que la salsa o tenga el espesor deseado.

Es opcional ponerle más queso rallado por encima en el momento de servir.

Llena cantidad, pero te recomiendo servir de primer plato una ensalada para que no te los comas todos tú sólo. Son demasiado ricos.