Header

Blog Archives

Coliflor al azafrán

Hace unos meses cené con mi amiga Linda en un restaurante en Nueva York y pedimos un plato con coliflor que ella ya había probado y adoraba. Desde entonces lo adoro también, pero no me ha quedado igual a la que recuerdo. Más bien tengo que volver a este sitio a saborearla nuevamente a ver qué se me ocurre. O tal vez se apiadan de mí y me dan la receta. Mientras tanto, voy a seguir preparando esta coliflor al azafrán, que he terminado preparando tomando un poco de aquí y otro de allá.

El restaurante donde probamos el “crispy coliflower” se llama Balaboosta, que en Yiddish quiere decir esposa perfecta, madre maravillosa, ama de casa, cocinera, amable anfitriona. El lugar tiene pocas mesas y les recomiendo reservar. Es muy acogedor y te sientes como invitado a casa de unos amigos. Cuando pruebes los platos de estación con ingredientes locales que prepara su dueña y chef de raíces israelitas Einat Admony’s, te sentirás ya como que estás en familia. Les recomiendo mucho también la bruscheta de berenjena ahumada.

La coliflor se ha puesto muy de moda en los últimos años y espero aprovechen mucho este modo de prepararla. Es muy fácil. Básicamente el horno hace todo el trabajo. Se puede servir de entrada o como guarnición. Hace poco la serví con róbalo al limón y fue un éxito. Da para 4 y está lista en 1 hora aproximadamente.

Coliflor al azafrán

Ingredientes

1/2 taza de pasas (usé doradas)
2 cdas de alcaparras
1 cdta de azafrán
1/3 de taza de agua hirviendo
1 coliflor mediana cortada en floretes
4 cdas de aceite de oliva virgen extra
2 hojas de laurel
Sal
Pimienta

Preparación

15 minutos antes de comenzar a preparar el plato, pon las pasas y las alcaparras en dos cuencos con agua, para suavizar las primeras y para quitarle un poco la sal a las segundas.

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Coloca el azafrán en un cuenco grande y adiciona el agua hirviendo. Añade el resto de los ingredientes y mezcla bien todo. El mejor modo es con las manos.

Vierte todo en un recipiente resistente al horno y cúbrelo con papel aluminio. Hornea 40 minutos. A mitad del proceso retira del horno, revuelve, cúbrelo otra vez y sigue horneando los otros 20 minutos.

La coliflor debe suavizarse un poco, pero no tanto. Debe mantener algo de su textura crocante.

Se puede servir caliente o a temperatura ambiente.

Si amas la coliflor, tienes que probar el arroz de coliflor.

Arroz a las hierbas

arroz a las hierbas

Arroz a las hierbas

Te presento la nueva guarnición favorita de mi esposo, este arroz verde o arroz a las hierbas que ha calificado de gourmet. Me he anotado 100 puntos con esta está receta que había prometido en el pollo relleno del post anterior.

Puedes hacerlo con arroz de grano largo o jazmín, pero si lo haces con basmati redoblarás el placer, te lo aseguro.

Este arrocito queda con un color precioso y un sabor muy suave. Es ideal para acompañar pollo o pescado. También es genial para comer con un curry tailandés como este de camarones. ¡Hasta solo es maravilloso! Se hace en un dos por tres. Sólo necesitas tener en casa una batidora o un procesador de alimentos.

Aunque muchas veces te digo que puedes sustituir las hierbas frescas por secas, este no es el caso. Te recomiendo dentro de lo posible sembrar en casa tus hierbas y si compras grandes cantidades en el mercado, el mejor modo de conservarlas es envolviéndolas en papel toalla y colocándolas en un pozuelo con tapa.

Otro consejo por si se te marchitan las hierbas es ponerlas en agua helada para que retomen su frescura y textura.

No demoro más esta delicia que da para 4 y está en menos de media hora.

Arroz a las hierbas

Ingredientes

2 tazas de arroz basmati
1/4 de taza de hojas de albahaca
1/4 de taza de hojas de perejil
1/4 de taza de hojas de cilantro
1/4 de una cebolla blanca picada toscamente
2 cebollinos (la parte verde)
1/4 de taza de aceite de oliva virgen extra
Sal
1 cda de mantequilla sin sal

Preparación

Cocina el arroz basmati según las instrucciones del paquete. No le pongas sal ni grasa.

Pon los ingredientes que siguen, exceptuando la mantequilla, en la batidora o el procesador de alimentos. Prueba de sal y rectifica de ser necesario.

Una vez listo el arroz, pásalo a una fuente y mézclalo bien con la mantequilla y la salsa verde, de modo que el color quede parejo.

Sirve al instante.

Bok Choy picante

bok-choy-picante

Bok Choy Picante

Todos los años desde mediados de noviembre me es difícil publicar en el blog, pues entre la feria del libro de Miami y la de Guadalajara, no puedo ni respirar casi. En esta última me regalaron el libro Cook Korean! A Comic Book with Recipes de Robin Ha, al que hace rato le tenía tremendas ganas y ayer preparé una de sus recetas para una comida asiática que teníamos en casa y hoy la comparto con ustedes.

En coreano este plato se llama Cheonggyeongchae Muchim y el libro explica que suele prepararse con vegetales de montaña, pero que en este caso han decidido usar el versátil bok choy, un vegetal de origen chino que es bastante fácil de encontrar en Estados Unidos. También se puede hacer con el mismo método e ingredientes usando brócoli rabe o acelga. Se puede servir como guarnición, de entrada o simplemente con arroz blanco tipo japonés acabadito de hacer.

Yo le puse una cucharada menos de gochujang para que no quedara tan picante. Es una pasta coreana que descubrí en mi último viaje a Japón y que desde entonces no falta en casa. Comparándola con la Sriracha es más espesa (puesto que es una pasta), más dulce y bastante más picante. No la he visto todavía en todos los supermercados, así que les aconsejo que la busquen en mercados especializados en comida asiática. Has click aquí para ver uno de los embaces más comunes. No he comprado en esta web pero tienen muy buenos precios.

Prometo hablarles del libro con más calma próximamente. De momento les digo que todas las recetas están paso a paso en estilo comic y contiene platos básicos de la comida coreana. Hasta ahora lo que he leído me parece fácil de hacer en casa. El sábado disfrutamos de otro de sus platillos, un pollo picante con vegetales que no pude retratar porque se me hizo tardísimo y había tremenda hambre en el ambiente. Voló.

Esta receta da para 6 raciones y me llevó como media hora.

bok-choy-picante-estilo-coreano

Bok Choy picante estilo coreano

Ingredientes

4 bok choy medianos
Sal
1 cda de gochujang (pasta picante coreana)
1 cda de azúcar
1 cda de salsa soya
1 cda de vinagre de arroz
1 cda de aceite de sésamo tostado
1 cdta de semillas de sésamo tostado
1 cdta de chile coreano seco (opcional, yo no le puse)
1 diente de ajo
2 cdas de piñones tostados, para adornar

Preparación

Separa las hojas de bok choy de su tallo y lávalas bien.

Pon a hervir una cazuela grande con agua. Agrégale una pizca de sal y blanquea el bok choy, cocinándolo unos 4 minutos moviéndolo con cuidado un par de veces. Luego pásalos a un cuenco grande de agua fría (yo usé agua fresca con unos cubitos de hielo para frenar la cocción) o enjuágalos en agua fresca. Escúrrelos bien, exprimiéndolos con cuidado entre tus manos (yo usé un paño limpio). Colócalos en un cuenco grande.

Mientras se refresca, prepara una salsa con todos los ingredientes, menos los piñones. Bátela bien para que el gochujang se diluya totalmente.

Vierte la salsa sobre el bok choy y con cuidado, cubre el vegetal con ella. Puedes usar guantes o una pinza.

Se puede servir caliente o dejar reposar un par de horas a temperatura ambiente. Agrega los piñones tostados en el momento de servir.