Header

Blog Archives

Bok Choy picante

bok-choy-picante

Bok Choy Picante

Todos los años desde mediados de noviembre me es difícil publicar en el blog, pues entre la feria del libro de Miami y la de Guadalajara, no puedo ni respirar casi. En esta última me regalaron el libro Cook Korean! A Comic Book with Recipes de Robin Ha, al que hace rato le tenía tremendas ganas y ayer preparé una de sus recetas para una comida asiática que teníamos en casa y hoy la comparto con ustedes.

En coreano este plato se llama Cheonggyeongchae Muchim y el libro explica que suele prepararse con vegetales de montaña, pero que en este caso han decidido usar el versátil bok choy, un vegetal de origen chino que es bastante fácil de encontrar en Estados Unidos. También se puede hacer con el mismo método e ingredientes usando brócoli rabe o acelga. Se puede servir como guarnición, de entrada o simplemente con arroz blanco tipo japonés acabadito de hacer.

Yo le puse una cucharada menos de gochujang para que no quedara tan picante. Es una pasta coreana que descubrí en mi último viaje a Japón y que desde entonces no falta en casa. Comparándola con la Sriracha es más espesa (puesto que es una pasta), más dulce y bastante más picante. No la he visto todavía en todos los supermercados, así que les aconsejo que la busquen en mercados especializados en comida asiática. Has click aquí para ver uno de los embaces más comunes. No he comprado en esta web pero tienen muy buenos precios.

Prometo hablarles del libro con más calma próximamente. De momento les digo que todas las recetas están paso a paso en estilo comic y contiene platos básicos de la comida coreana. Hasta ahora lo que he leído me parece fácil de hacer en casa. El sábado disfrutamos de otro de sus platillos, un pollo picante con vegetales que no pude retratar porque se me hizo tardísimo y había tremenda hambre en el ambiente. Voló.

Esta receta da para 6 raciones y me llevó como media hora.

bok-choy-picante-estilo-coreano

Bok Choy picante estilo coreano

Ingredientes

4 bok choy medianos
Sal
1 cda de gochujang (pasta picante coreana)
1 cda de azúcar
1 cda de salsa soya
1 cda de vinagre de arroz
1 cda de aceite de sésamo tostado
1 cdta de semillas de sésamo tostado
1 cdta de chile coreano seco (opcional, yo no le puse)
1 diente de ajo
2 cdas de piñones tostados, para adornar

Preparación

Separa las hojas de bok choy de su tallo y lávalas bien.

Pon a hervir una cazuela grande con agua. Agrégale una pizca de sal y blanquea el bok choy, cocinándolo unos 4 minutos moviéndolo con cuidado un par de veces. Luego pásalos a un cuenco grande de agua fría (yo usé agua fresca con unos cubitos de hielo para frenar la cocción) o enjuágalos en agua fresca. Escúrrelos bien, exprimiéndolos con cuidado entre tus manos (yo usé un paño limpio). Colócalos en un cuenco grande.

Mientras se refresca, prepara una salsa con todos los ingredientes, menos los piñones. Bátela bien para que el gochujang se diluya totalmente.

Vierte la salsa sobre el bok choy y con cuidado, cubre el vegetal con ella. Puedes usar guantes o una pinza.

Se puede servir caliente o dejar reposar un par de horas a temperatura ambiente. Agrega los piñones tostados en el momento de servir.

Arroz de coliflor

cuscus-de-coliflor

Arroz de coliflor

Hoy estoy agotada, y por fin me atreví a comer casi a las once de la noche. He estado viajando de trabajo desde ayer, con toda la incertidumbre, y luego las noticias, a cuestas. Me hubiera encantado estar en casa, al lado de mi familia, para abrazarnos y cocinar junticos, pero el laburo reclama y no me quejo. Ahora estoy esperado a que se me pase la cena y aprovecho para compartir con ustedes este arroz de coliflor.

Seguro les ha salido en la sopa como a mí, pues este plato y otros con coliflor, se han puesto muy de moda, como una alternativa saludable al arroz o las pastas. Hasta he visto pizzas con la masa de coliflor y confieso que estoy loca por probarla.

Conocido también como cuscús de coliflor, este plato es facilísimo de hacer, sobre todo si tienes un procesador de alimentos. La verdad, no he probado a hacerlo de otro modo. Además de fácil y sano, es nutritivo y muy versátil, pues puedes darle el sabor que quieras. Este lo hice con ajo, pero puedes darle un toque especial con curry, pimentón, piñones o hierbas aromáticas.

Sin más, vamos a esta receta que lleva aproximadamente media hora (soy lenta separando las florecitas) y da para 4 porciones medianas.

arroz-de-coliflor

Arroz de coliflor

Ingredientes
1 coliflor
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
Sal de ajo

Preparación

Lava bien la coliflor y retira los tallos lo más que puedas, separándola en pequeñas florecitas. Divídelas en 3 o 4 porciones para pasarla por el procesador en varias tandas, con la cuchilla puesta, presionando unas 4 o 5 veces la función pulse, para que se vaya desbaratando sin hacerse una pasta. Ve colocando el resultado en un cuenco. Te va a quedar muy parecido al cuscús.

Calienta el aceite en un sartén grande o una cazuela mediana a fuego medio. Agrega la coliflor. Ponle sal de ajo al gusto. Cocina durante 8-10 minutos, hasta que comience a dorarse.

Ideal para acompañar pollo asado o pescado. La receta del salmón que ven al fondo de una de las fotos, hecho con miel y mostaza será la próxima.

Y sí, es gluten free, jeje.

Fuerza, luz y mucho amor.

Tostones

tostones

Tostones

Tostones, chatinos, plátano a puñetazos, son algunas formas de llamarle a este modo de preparar el plátano macho verde en Cuba. ¡Mira que me gustan! Bien tostaditos, como si fueran unas galleticas.

Lo que no soporto es pelarlos, a pesar de que tengo un truco para hacerlo: darles un corte en el lomo y, a partir de ahí, comenzar a quitarles la cáscara. Yo siempre decía que el hombre con el que me casara tenía que saber pelar plátanos verdes, pero al final aprendí un día… tratando de enseñar a mi marido.

Los chatinos me recuerdan muchísimo mi niñez. En casa siempre había alguna vianda frita para acompañar las comidas y los tostones se hacían bastante seguido, aunque era un poco difícil que llegaran a la mesa, pues todos nos poníamos a picar de los que se iban friendo.

Ingredientes

Plátanos verdes
Sal
Abundante aceite para freír

tostones chatinos

Cómo preparar tostones o chatinos

Preparación

Pela los plátanos y los córtalos en rodajas de 3 centímetros.

Vierte el aceite en una cazuela, o en la freidora. El aceite debe cubrirlos totalmente. Con el aceite a temperatura ambiente, comienza a freír los trozos de plátano durante aproximadamente 8 minutos, para que se ablanden pero por fuera deben quedar un poquito tostados. Una vez listos, colócalos sobre papel toalla para que escurran la grasa.

Envuelve, una por una, las rodajas de plátano con papel de horno o papel cartucho y las aplástalos con el fondo de un vaso o una lata de conservas, reduciendo su grosor a unos 7-8 milímetros, con cuidado de no romperlos.

Llena de agua un cuenco grande y le añade un poco de sal. Deja reposar los plátanos fritos en el agua salada durante 30 segundos y vuelve a freírlos, esta vez con el aceite caliente y solo 3 minutos. Ahora sí deben quedar bien tostaditos. Yo compruebo que están listos tocándolos con un tenedor: si suenan es que están tostados.

Espolvoréalos con sal al gusto. Sugiero acompañarlos con mojo de perejil. Para hacerlo calientas el aceite a fuego lento con ajo machacado unos 12 minutos y cuando lo retires del fuego, le agregas perejil picadito.

Ponerlos en agua es opcional, pero es lo que hace que queden tostados por fuera y tiernos por dentro. Hay que tener cuidado al ponerlos medio mojados en el aceite hirviendo, porque si los plátanos contienen restos de agua, el aceite puede salpicar y quemarnos.