Header

Blog Archives

Crema bombón

Crema bombon

Crema bombón para #SanValentin

La Navidad pasada, me llegó a última hora mi adorada Isbel, mi sista. Muchos piensan que de verdad es mi hermana y las primeras en creerlo somos nosotras mismas. El 23 nos pusimos a adobar la carne de cerdo y preparamos esta crema de vié con chocolate que bautizamos crema bombón por su ingrediente principal, su sabor y porque es una delicia.

Todo el que pasó y la probó quedó encantado. Hoy la repito para compartir con mis amigos por San Valentín. Es un regalo perfecto para la ocasión. En estos tiempos en que a veces no sabemos qué regalar, es un detalle que demos algo hecho por nosotros mismos.

Te garantizo que con este licor, vas a quedar de maravillas con tus seres queridos. Además, se prepara rapidito y los ingredientes que lleva, se suelen tener en casa.

Debe hacerse con un día de antelación y ponerse a enfriar. Da para 1 litro.

crema-bombon

Cremosa y deliciosa, con el sabor de los bombones.

Ingredientes

1 taza de agua
1 taza de azúcar
4 oz de chocolate de repostería sin azúcar
1 palito de canela
2 huevos
1/2 cdta de sal
1 lata de leche condensada
1 taza de ron blanco
1/4 de taza de coñac
1 cdta de extracto de vainilla

Preparación

Pica el chocolate en pedazos pequeños y colócalo en una cazuela mediana con el agua, el azúcar y la canela. Ponlo a fuego medio unos 10-15 minutos, para hacer un almíbar grueso y que el chocolate se derrita. Revuelve la mezcla con una espátula por si queda algún trocito de chocolate sin derretirse. Retira del fuego la cazuela y deja que se refresque uno 10-15 minutos.

Bate los huevos con la sal en una batidora durante 2 minutos. Sin apagar la batidora, solo quitando la tapita del centro de la tapa grande, añade la vainilla, la leche condensada, el ron y el coñac. Retira la canela del almíbar con chocolate. Aún con la batidora funcionando, vierte la mezcla con chocolate en ella y sigue batiendo durante 2 o 3 minutos, hasta que esté bien cremosa.

Colócala en una o dos botellas con ayuda de un embudo y enfríala bien antes de servir.

Esta receta está basada en la crema de vié, un ponche que se acostumbra a tomar en Cuba en Navidad y en cumpleaños o bodas. Delicioso también como aperitivo o de chupito al final de la comida.

¡Feliz San Valentín!

Restaurantware, precioso, práctico y biodegradable

Este post ha sido patrocinado por Restaurantware pero las opiniones, las fotos y las recetas son mías.

resturantware

Los que me conocen saben cómo me gusta hacer fiestas en casa y aunque en el último año han sido escasas por tanto trabajo que he tenido haciendo mi libro de cocina cubana, alguna que otra hemos tenido. A veces hasta sin razón me invento un brunch como el que les traigo hoy, con sólo mi familia y una zambullida en la piscina. Este es del domingo pasado y fue un placer servirlo con los platillos de bambú y los absorbentes de papel con diseños de colores de Restaurantware, preciosos, prácticos y biodegradables.

Con más de 10 años sirviendo la industria de restaurantes y enfocados en cuidar el medio ambiente, Restaurantware ofrece productos reciclables al alcance de la mano y del bolsillo, que encontré perfectos para mis tradiciones y llegaron a casa en la misma semana. Con los platos y cucuruchos de bambú me sentía en el Caribe y los absorbentes le dieron un toque especial a la ocasión. Sus productos me parecen geniales para fiestas o para llevar a la playa o a los picnics. Aunque ellos, por supuesto, venden también a restaurantes. ¿Se imaginan pedir una orden de tostones en un restaurante y que te los traigan en esos cuencos de bambú? ¿O unos camarones empanizados con coco en esos cucuruchos? ¿Y batido de mamey o de mango con esos absorbentes de colores? Si tuviera un restaurante de comida cubana, sin dudas usaría sus productos cada día para servir a mis clientes.

regalos

Restauranware ofrece servicio especializado a restaurantes, caterers y top chefs, con personal especializado en guiarlos en su compra online y los pedidos son enviados el mismo día. Su marca es sinónimo de fiabilidad y se sienten orgullosos de servir sin intermediarios tanto grandes eventos y hoteles de lujo como fiestas privadas, a nivel nacional y en el extranjero.

¿Fanáticos del control o fanáticos de descuento? En cualquier caso, proveedores de productos ecológicos de gran diseño, como estos platillos de bambú, que además de biodegradables son más fuertes que el acero.

No los voy a dejar sin las dos recetas de estas fotos. Ambas están buenísimas para el verano y se preparan en un dos por tres.

sandwiches

Para los sándwiches usé:

Pan italiano de 5 granos
Salsa romesco comprada hecha (se puede hacer en casa en unos minutos)
Capicola
Mozzarella fresca
Arúgula o lechugas
Tomates
Aceite de oliva

Pon las cantidades al gusto, con el romesco en una tapa del pan y en la otra aceite de oliva. Si quieres, ponle un poquito de sal al pan cuando le eches el aceite.

Agua de melón

Y para el agua de melón (así llamamos la sandía en Cuba y en Venezuela le dicen patilla):

2 tazas de cuadritos de melón sin semillas
2 cdas de jugo de limón
1 puñado de frutos del bosque o moras
1 puñado de hojas de menta
1 vaso de agua con gas (tipo Perrier o San Peregrino)

Mezcla los 2 primeros ingredientes en la batidora. Pasa el jugo por el colador o chino. Vierte en una jarra y agrega los frutos del bosque (yo le puse frambuesas amarillas, rojas y moras), las hojas de menta y el agua con gas. Remueve y agrega hielo y azúcar al gusto, si es que quieres ponerle.

Si quieres saber más sobre Restaurantware o encontrar ideas para tus fiestas, síguelos en Facebook, Instagram o Pinterest.

Daiquirí de menta

Daiquiri de Menta

Ahora que se pueden traer botellas de bebida de Cuba, si tienes algún amigo o familiar que vaya por allá, dile que te traiga una botella de menta, para disfrutar de este daiquirí. Yo hace años que no lo probaba y mami me trajo una botella de este licor la última vez que fue. Tal vez venden otro tipo de menta aquí, pero yo nunca me la he tropezado.

El daiquirí nació en una mina homónima del oriente de mi isla y fue concebido por un ingeniero llamado Cox. Dicen que luego lo hizo popular un cantinero español llamado Maragato, en el Café Tacón, situado donde hoy se encuentra el Gran Teatro de La Habana ¨García Lorca¨. En sus inicios se batían a mano azúcar, limón, ron y hielo. Y listo, pero cuando verdaderamente este trago saltó a la fama fue de la mano del catalán Constantino Ribalaigua Vert, que comenzó a hacer la versión frappé, usando una batidora, en la segunda década del siglo pasado, en el bar El Floridita, muy cerca del teatro.

El de menta no sé cuando surgió pero siempre me ha cautivado su color y frescura. Era un trago popular en las fiestas cubanas en mi adolescencia.

Ingredientes (para 1)

1 oz (30 ml) de licor de menta
1 cdta de azúcar
1 cda de jugo de limón
1 taza de cubitos de hielo

Preparación

En una batidora, bate el jugo de limón con el azúcar. Agrega el ron y vuelve a batir. Añade el hielo y bate entonces con la función trituradora de la batidora.

Al servirlo, adórnalo con una hoja de menta, una rodaja de limón o alguna fruta que contraste con el color de la menta. No olvides ponerle un absorbente, pajita o popote, como quieran llamarle.

Si tienes fresas por ahí puedes hacer esta versión mientras llega la menta.

P.D. Anoche soñé que regresaba a Cuba (hace más de 20 años que no voy) y ha sido extrañamente placentero. Es que casi siempre que sueño que estoy allá la cosa termina en pesadilla. Entre los temas recurrentes está el no poder salir y regresar a casa, en Miami. Pero anoche estaba en un mundo que ya desapareció, con toda mi familia en una fiesta como las de mi niñez. Todavía vivían mi abuelo, mis padrinos y la inocencia de sabernos a salvo y juntos. Entonces te despiertas y te acuerdas de la madre de alguien y esperas a que llegue la tarde para tomarte un daiquirí de menta.

¡Salud!

Daiquiri de menta