Header

Blog Archives

Tamales cubanos

Tamales cubanos

Tamales cubanos

Seguimos en temporada de maíz. Después de las pastas y la crema, no podía dejar de preparar unos tamales cubanos en estos días. Se pueden hacer con carne, pero estos son vegetarianos.

En mi libro, La cocina cubana de Vero, está la receta de tamales preparados con masas de cerdo. Para hacerlos así, sólo tienes que agregar unas masas de cerdo fritas al maíz ya molido y mezclado con la salsa criolla antes de armar los tamales. También puedes hacerlos con picadillo. En este caso, en lugar de la salsa criolla, preparas el picadillo con la receta que aparece aquí.

Aunque los tamales pueden ser elaborados por una sola persona, tradicionalmente se prepara en familia para aligerar la faena. Uno pela el maíz, otro lo limpia y otro lo ralla o muele, mientras se cocina la carne o se hace el sofrito. Una vez lista la masa, las tareas se dividen en hacer las bolsitas y rellenarlas, y en taparlas y atarlas con el cordel de cocina. ¡Me trae tantos recuerdos de mi niñez este plato!

Si compras maíz molido, ahorrarás mucho trabajo. Ojo, que el maíz empleado para los tamales cubanos no puede ser dulce y debe estar tierno. Si no está tierno, se dejan los granos en remojo durante un par de horas antes de molerlos. Y si la masa está seca, se agrega un poco de leche. Si utilizas hojas de maíz secas, que pueden conseguirse en casi todos los mercados, remójalas durante 30-45 minutos, escúrrelas y sécalas con un paño antes de comenzar a rellenarlas.

Esta receta da para 15 tamales. Me encantan para picar (tapear) y también con arroz blanco acabadito de hacer.

Ingredientes

4 ½ tazas (1.3 kg) de maíz molido
30-35 hojas de maíz secas o frescas

Para la salsa criolla:
1 pimiento verde mediano bien picado
1 cebolla mediana bien picada
5 dientes de ajo machados
4 cucharadas de aceite vegetal
1 taza de salsa de tomate
1 tomate mediano bien picado
½ taza de agua
1 hoja de laurel
Sal
Pimienta

Tamales cubanos vegetarianos

Tamales cubanos vegetarianos

Preparación

Prepara la salsa criolla en una cazuela mediana. Para ello, calienta el aceite, pocha el pimiento y la cebolla, añade los ajos y el tomate, sofríe 2 minutos y agrega el resto de los ingredientes para la salsa. Cocina durante 10-12 minutos a fuego medio hasta que el agua se evapore. Retírala del fogón y déjala refrescar unos 15 minutos. Mézclala con el maíz molido. Rectifica la sal.

Para armar un tamal has una especie de bolsita, enrollando una hoja grande de maíz en forma de cono. La parte más ancha formará la boca de la bolsita, mientras que la estrecha la debes plegar hacia arriba, más o menos por la mitad del cono, para que el doblez forme el fondo de la bolsa. La sujetas con una mano y con la otra mano, echas en ella unas cuantas cucharadas de la masa, sin llenarla demasiado. Para cerrar el tamal, enrolla la bolsita con otra hoja dispuesta a la inversa, usando luego, para doblarla, el mismo procedimiento ya explicado. Finalmente, atas el tamal con hilo de cocina, asegurándote de que no se abra, pero con cuidado de no romper las hojas.

Una vez atada la bolsita, la apoyas en algún recipiente o sitio que permita situarla en posición vertical, con la boca hacia arriba, no vaya a derramarse la masa.

Repite el proceso con el resto de la masa y las hojas. Pon a hervir abundante agua en una cazuela grande y agrega una cucharada de sal. Echa los tamales y cocínalos a fuego medio-alto, entre 45 minutos y 1 hora.

Retira las hojas en el momento de servirlos y ponles salsa picante o kétchup por encima.

Puedes consumir unos cuantos tamales y congelar el resto en un Ziploc. Se mantienen en buenas condiciones por un par de meses. Luego para calentarlos llevas agua a ebullición en una cazuela, le pones un poquito de sal y echas los tamales en ella unos 20 minutos.

Machuquillo. Receta cubana.

Machuquillo

Machuquillo. Receta cubana.

En Cuba hay diferentes formas de mezclar plátanos machos con carne de cerdo, empellas, chicharrones o simplemente manteca de cerdo y ajo. El fufú, el caricato, el matajíbaro y la receta que nos ocupa hoy, el machuquillo. En estas variantes, se pueden usar plátanos verdes, pintones o maduros, que serán hervidos, fritos, o combinación de ambos.

El machuquillo suele hacerse con plátanos verdes. Se puede servir en forma de pastel, colocando la mezcla de plátanos con carne, empellas o chicharrones en un cuenco que le dará forma y que luego voltearemos, en bolitas, o tal cual. A mí me encanta hacerlo con tostones de plátanos pintones. Las bolitas no quedan de un color tan lindo, pero el contraste que le da el dulzor de los plátanos medio maduros a este plato, me fascina.

El plátano es muy popular en todo el Caribe. En Colombia se preparan unas bolitas similares y les llaman marranitos. De las islas no podemos dejar fuera el mofongo puertorriqueño ni el mangú dominicano. Y cómo no mencionar el bolón de verde ecuatorianos, preparados con queso.

Es que se me hace la boca agua de recordar todas esas delicias. Vamos con el rico machuquillo en forma de bolitas, que son riquísimas para picar en una fiesta con unas cervecitas bien frías.

Machuquillo. Receta cubana

Machuquillo. Receta cubana

Ingredientes

2 plátanos pintones
2 tazas de aceite vegetal
1 taza de masas de cerdo fritas (la receta aquí), chicharrones o empellas
2 dientes de ajo grandes
2 cdas de aceite de oliva o de manteca de cerdo
Sal
1 cdta de jugo de limón
Rodajas de limón

Preparación

Pela los plátanos. El mejor modo es cortando la cáscara a lo largo por el lomo y de ahí sacas la corteza tirando hacia ambos lados. Una vez pelados, pica los plátanos transversalmente en 5 pedazos cada uno y ponlos a freír en aceite. No hay que calentar el aceite previamente. Cuando comiencen a dorarse, retíralos con una espumadera y colócalos sobre papel toalla. Luego machácalos con una tostonera o poniéndolos dentro de un pedazo de papel y aplastándolos con una lata de conservas o la parte de abajo de un cuenco. Vuelve a freír los plátanos. Esta vez con la manteca caliente, un par de minutos por cada lado, hasta que estén tostados.

Calienta las 2 cucharadas de aceite de oliva o la manteca de cerdo. Retíralo del fuego y añade el ajo picadito o machacado. Deja reposar unos minutos para que el aceite adquiera el aroma del ajo.

Muele bien los plátanos y la carne en una máquina de moler o un procesador de alimentos. Agrega el aceite con los ajos y el limón. Ponle sal al gusto. Mezcla bien todo y ve haciendo bolitas de unos 3-4 centímetros (1.5 pulgadas). Sírvelas con unas rodajas de limón por si alguien le quiere ponerle más jugo al machuquillo.

La cocina cubana de Vero en Despierta América

Hoy me voy a California a disfrutar de la compañía de mis colegas blogueras en We All Grow y los dejo con un #TBT y esta visita a Despierta América la semana pasada, para hacer fricasé de pollo de mi libro La cocina cubana de Vero. Una de las recetas preferidas en casa que espero les guste. Además, fue un placer prepararlo con la ayuda de Carla y Francisca. Divertidísimo.