Header

Blog Archives

Variaciones del Elena Ruth

Variaciones del Elena Ruth Sándwich

Yo me la paso haciendo variaciones de este sándwich, que considero una comida cubanoamericana por excelencia. El Elena Ruth original es con pan de medianoche, fiambre de pavo, mermelada de fresa y queso crema.

Raquel Roque en su libro Cocina cubana: 350 recetas criollas, cuenta que Elena Ruth era una solterona, hija de americanos, que en los años cincuenta asistía al ballet cubano y cuando terminaban las funciones cruzaba la calle y se dirigía a El Carmelo (no dice a cuál, pero supongo que al de Calzada, saliendo de Amadeo Roldán), una cafetería muy famosa de La Habana, en la que le hacían un sándwich “a la medida”, mitad americano, mitad cubano. Cada vez que Elena llegaba el camarero le gritaba al cocinero “Aquí llegó Elena Ruth. Dale lo de siempre”. Pronto, otros clientes empezaron a pedir lo mismo y así bautizaron el plato con su nombre y surgió la leyenda.

Queso + mermelada

Brie + frambuesas
Feta + uvas
Azul + higos
Boursin de ajo + cuajada (curd) de limón

El que más me gustó fue el de queso azul con mermelada de higos, pero todos estaban muy ricos, mejores que el original. Y que me perdone Elena donde quiera que se encuentre.

Tips

Si no encuentras pan de miga, sólo tienes que cortarle los bordes al pan de molde y funciona de lo mejor.

Dobo de coco

Dobo de coco - La cocina de Vero

Para cerrar con broche de oro esta semana de cocina cubana, me inventé un dobo con leche de coco. Es el primer postre que pongo en el blog después de mes y medio de recetas, pero me gusta tanto el dulce que trato de no hacerlos en casa.

Mi tía Rosy no es muy buena cocinera, debo ser sincera, pero siempre ha tenido unos cuantos platos que le quedan divinos. Cuando yo era chiquita siempre pasaba parte del verano en su casa en Camagüey. Nos poníamos a inventarnos recetas mientras bebíamos té y conversábamos de todo un poco.

Todavía daban un litro de leche diario y los huevos estaban por la libre, así que hacíamos bastantes flanes de diferentes tipos y una natilla con galleticas y caramelo que ella llamaba dobo, del que hoy les traigo una versión. Es muy fácil de hacer, sólo lleva 15 minutos, más 2 horas enfriarlo. Da para 4 personas –tal vez más, pero es tan rico, que mejor exagerar.

Ingredientes

1 lata de leche de coco
½ taza de leche
1 cdta. de vainilla
1 taza de azúcar blanca
3 yemas de huevo
1 cda. abundante de maicena
¼ taza de flequillos de coco (seco y sin azúcar)
10 galleticas María

Preparación

En una cazuela pequeña vierte ¾ de taza de azúcar y pon en el fogón a fuego medio, para hacer un caramelo.
En otra cazuela (y otra hornilla) pon a hervir las dos leches y mientras tanto, mezcla bien en un cuenco las yemas de huevo, la maicena y el ¼ que te quedaba de la taza de azúcar.
Cuando hierva la leche, ponle la vainilla y ve echando poco a poco la mezcla, moviendo continuamente hasta que espese. Retira del fogón.
En un molde, vierte el caramelo y cubre las paredes con este. Esparce en el fondo los flequillos de coco. Luego echa un poco de natilla, cubriendo todo el fondo del molde, ponle arriba una capa de galleticas, otro poco de natilla, galleticas otra vez, y así sucesivamente hasta que llenes el molde. Termina con natilla.
Tapa el molde y ponlo en el refrigerador al menos 2 horas. A la hora de servir, coloca el molde boca abajo en un plato o bandeja en la que quepa todo el dobo y deja que baje, como un flan, y que el caramelo se riegue sobre él.

Tips

Si no te gusta el coco, la receta de tía era con leche normal, la hervía con canela en rama, retirando esta en el momento de comenzar a echar la mezcla con el huevo, la maicena y el azúcar.

Tortilla de Isaura

tortillaconjengibreLa tortilla es de Leo, no de Isaura. ¿A que seguro te has acordado de la novela? Pues si, de ella misma va la receta de hoy. ¿Ya están escuchando la musiquita de La esclava?
Leonor Hernández Arocha, la actriz cubana, vivió en Brasil unos cuantos años y un día que tenía de visita a Lucélia Santos, se inventó este plato, pues quería brindarle a su amiga algo novedoso, con un toque cubano, y la brasileña era vegetariana.
Lleva unos 15 minutos de preparación, porque debes rallar un bulbo de jengibre, pero es muy fácil, deliciosa y saludable.
Ingredientes
4 huevos
1 bulbo de jengibre como de 10 cm de diámetro
3 dientes de ajo
2 plátanos machos maduros
2 cdas. de aceite de oliva extravirgen
Sal
Preparación
Pela el jengibre y rállalo. Reserva.
Pela los plátanos y corta diagonalmente en tajadas. Fríelos y resérvalos.
Pica los dientes de ajo en lascas bien finitas.
Bate los huevos con la sal, agrega el jengibre y revuelve hasta que quede una mezcla homogénea.
Pon a calentar el aceite en un sartén y sofríe los ajos por dos minutos, moviéndolos siempre. No dejes que se quemen, sólo que se ablanden y el aceite coja el sabor.
Adiciona los huevos con jengibre. Asegúrate que el jengibre abarca toda la tortilla. Cuando se definan los bordes, coloca los plátanos fritos como te guste. Tapa el sartén y baja el fuego al mínimo. Estará lista en 3 minutos, depende cuán cocinada te guste la tortilla.
Tips
Queda muy rica sin el plátano, pero el contraste de su dulce con el leve picor del jengibre, es maravilloso.