Header

Blog Archives

Chilaquiles con chorizo

Esta es una receta patrocinada por Cacique y creada para una campaña de Society Culinaria.

chilaquiles-con-chorizo

Chilaquiles con chorizo

Los chilaquiles casi siempre se hacen verdes o rojos. Los verdes se preparan con tomatillo y los rojos con jitomate (tomate). Es de los platos que más disfruto cuando voy a México. Adoro desayunar con chilaquiles y ponerle al lado frijoles refritos y huevo, y por encima su cremita y el queso rallado. En casa a cada rato los hago, para aprovechar los restos de tortillas y este domingo decidí estrenarme con unos chilaquiles con chorizo.

Usando el chorizo de Cacique, le di un toque muy peculiar a la salsa roja. El sabor resultó maravilloso. Confieso que por mí le pondría chorizo a todo en esta vida.

Por más de 40 años, los productos mexicanos de Cacique se han elaborado usando los mejores ingredientes para crear platos auténticos. Además del chorizo usé su crema mexicana, que es mi preferida por mucho y su queso fresco, que por su frescura y sabor te recomiendo para todo tipos de recetas,

chilaquiles-con-chorizo-en-salsa-roja

Chilaquiles con chorizo en salsa roja

Chilaquil quiere decir “sombrero viejo roto” y se hacen con tortillas viejas. Así que no olvides dejarlas fuera la noche anterior. Yo uso unas tijeras parar cortarlas.

Esta receta da para 3 ó 4 raciones y está lista aproximadamente en media hora.

Ingredientes

6 tortillas del día anterior
Aceite para freír
1 chile de árbol
8 tomates
1 diente de ajo
1/2 cdta de orégano seco
1/4 de cebolla
1/2 chorizo de Cacique
Sal

ingredientes-chilaquiles

Ingredientes para los chilaquiles

Para servir:
Queso Ranchero Fresco Cacique rallado
Crema mexicana Cacique
Cilantro
Huevo frito
Aguacate

chilaquiles-y-crema-mexicana

Chilaquiles con chorizo

Preparación

Corta las tortillas en cuadritos de 1 pulgada y fríelas en aceite caliente. Se fríen muy rápido, así que no las pierdas de vista. Escúrrelas al sacarlas, cuando empiecen a ponerse doradas y ponlas sobre papel toalla para eliminar el exceso de grasa.

Pica los tomates a la mitad y pásalos por el procesador de alimentos con el orégano, ajo y el chile.

Calienta un par de cucharadas de aceite vegetal o deja un poco en el sartén en el que freíste las tortillas y cocina la salsa unos 8 minutos a fuego medio-alto. Ponle sal al gusto.

Pon otro par de cucharadas de aceite en otro sartén con la cebolla picada y las tortillas fritas a fuego medio y saltea unos 4-5 minutos, hasta que se acitrone la cebolla y con cuidado no se queme.

En un sartén grande, cocina el chorizo, partiéndolo con una cuchara de madera, durante 3-4 minutos. Añade la salsa y mezcla bien. Comprueba la sal. Añade las tortillas con la cebolla. Mezcla bien todo y cocina unos 3-4 minutos a fuego medio-alto.

Mientras, fríe los huevos y corta el aguacate en tajadas.

Para montar el plato, sirve los chilaquiles con crema, queso fresco y cilantro a gusto. Acompaña con huevo frito y aguacate.

¿Has probado los chilaquiles? ¿Te gustan más los rojos o los verdes?

Brownies de higos

brownies-de-chocolate-1

Brownies de higos

En Japón he comido los higos más sabrosos y más grandes. También he probado manzanas y ajos enormes, si se comparan con lo que venden en los mercados de Miami. Después de eso me da tristeza comprar los higos chiquiticos y nada dulces que venden en los mercados cerca de casa, pero para hacer el brownies de higos: “quedan”, como dicen los Les Luthiers.

Tampoco me voy a quejar mucho, que en Cuba jamás pude comer higos.

A estos higos pequeñitos el horno les sacó su dulzor. El justo para esta masa que no es muy dulce y que se puede servir lo mismo caliente que a temperatura ambiente. Va bien de desayuno, merienda o postre.

He usado mantequilla de coco porque se me había acabado la mantequilla sin sal. Le dio un toquecito muy sabroso. Dejo a tu elección qué usar.

Da para 12 raciones pequeñas o 9 medianas. Lleva media hora de preparación y 45 minutos al horno.

Recuerda que a la hora de hacer postres con huevo y mantequilla, estos deben estar a temperatura ambiente en el momento que comienzas a batir los ingredientes. Así que sácalos del refri con antelación.

brownies-de-chocolate-3

Brownies de higos

Ingredientes

2.5 oz de chocolate amargo
1 cda de mantequilla o aceite en spray para engrasar el molde
Harina para engrasar el molde
5 cucharadas de mantequilla de coco a temperatura ambiente
3/4 de taza de azúcar glas
3 huevos medianos a temperatura ambiente, separadas yemas y claras
1 yema de huevo
1/4 cdta de canela en polvo
1 pizca de sal
1 taza de harina
8 oz de higos

Preparación

Precalienta el horno a 265⁰F (130⁰C). Corta el chocolate en pedacitos y colócalo en un molde resistente al horno. Pon el recipiente en el horno para que se derrita el chocolate. Unos 15 minutos. También puedes derretir el chocolate al baño María.

Puede que parezca que no está derretido el chocolate porque mantenga su forma, pero una vez que lo remueves con una paleta y queda una crema homogénea, estará listo. Mantenlo tibio.

Mientras se derrite el chocolate, engrasa el molde y enharínalo. Corta parte de los higos en cuadritos para mezclar con la masa y parte a la mitad para adornar como ves en las fotos.

Sube la temperatura del horno a 350⁰F (180⁰C).

Usando una batidora eléctrica, bate la mantequilla un par de minutos antes de agregar el azúcar. Bate un par de minutos más, hasta que la mezcla se ponga clarita. Agrega las yemas, la canela, la sal y el chocolate. Pasa la masa a un bol o usa otro bol para el próximo paso.

Bate las claras hasta que estén a un punto de nieve suave. Ve agregándolas a la mezcla con chocolate en tres partes, alternando con la harina y con movimientos envolventes.

Añade los cubitos de higo a la masa y viértela en un molde de brownies. Dale unos golpecitos contra la meseta al molde para que no queden burbujas de aire en la masa. Adorna con las mitades de higos, con el interior de estos hacia arriba.

Hornea durante 45-50 minutos.

Cuando esté listo el brownie, sácalo del molde con cuidado no quemarte y ponlo sobre una parrilla para que se refresque un poco antes de servir.

Dura un par de días fuera del refri. Si es que sobra algo de la primera…

brownies-de-chocolate-2

Brownies

Receta inspirada en la Torta di cioccolato con le pere (Torta de chocolate con peras) del libro Italian Kitchen, de Anna del Conte.

Si te gustan los postres de chocolate, te recomiendo mucho mi tarta de chocolate.

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

mermelada-de-melocoton-con-jengibre-y-curcuma

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

Si te gustó la mermelada de arándanos con caña santa (lemongrass) y tomillo, esta mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma te va a encantar también. Se sale de lo común y el resultado es de vicio, una mermelada nada empalagosa y especiada, ideal para comer con un queso de sabor medio como el de cabra o para simplemente untar con ella una tostada o unas galletas y acompañarla con tu té favorito.

Ya va terminando la temporada de melocotones, así que aprovecha y pruébala lo antes posibles. Para hacer esta mermelada yo usé unos bien maduros.

El jengibre y la cúrcuma son sumamente beneficiosos para nuestra salud. El primero es bueno para la digestión, actúa como analgésico y desinflamatorio. La segunda es anticancerígena y ambos ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Esta receta da como taza y media de mermelada. Puede durar un mes bien tapada y guardada en el refrigerador. Esto sin complicarse con esterilizar y sellar, etc…

Ingredientes

6 melocotones bien maduros
½ taza de azúcar
Jugo de medio limón
1 cdta de jengibre rayado
1 pizca de sal
1 cdta de cúrcuma en polvo

mermelada-de-melocoton

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

Preparación

Corta los melocotones en cuartos y retira la piel y las semillas.

Corta los cuartos a la mitad y ponlos en una cazuela con todos los ingredientes menos la cúrcuma en polvo. Cocina a fuego medio hasta que hierva y luego baja la candela a casi el mínimo y cocina durante 30 minutos. Revuelve a cada rato con una cuchara de madera, para que no se pegue al fondo de la cazuela. Si se le hace espuma, retírala con cuidado usando una espumadera.

Deja que se refresque unos 5 minutos y pásala por la batidora o el procesador de alimentos para que quede con una textura uniforme. Agrega la cúrcuma en polvo y revuelve para que se incorpore totalmente a la mermelada.

Puedes probar el azúcar por si quieres echarle más, pero recuerda que sólo cuando está fría la mermelada se sabe cuan dulce ha quedado. Puedes poner un poquito en el refrigerador a ver qué tal.

Mientras, deja enfriar totalmente la mermelada a temperatura ambiente antes de ponerla en un frasco de cristal con tapa y meterla al refrigerador.

Si necesitas ponerle más azúcar, agrégala con un poquito de jugo de limón y cocina la mermelada otros 20 minutos.

Queda con un color precioso. Ten en cuenta que es difícil parar de comer esta mermelada y se generoso y compártela con tus amigos cuando la hagas. Es un buen regalo.