Header

Blog Archives

Tosto tamago

Tosto tamago con algas - Tostadas
Tosto es tostada en japonés y tamago, huevo. Este plato es uno de mis desayunos favoritos. Para hacerlo necesitas una tostada más ancha que las que generalmente venden en Estados Unidos. Este fin de semana, hemos tenido la suerte de que nuestro amigo Enrisco nos trajo un paquete desde New Jersey, pues cerca de su casa hay un mercado japonés maravilloso, Mitsuwa, que cuenta con una panadería en la que las hacen. Gracias a él y a su esposa, Eida, por tan grata sorpresa.
A veces hacemos esta receta con Texas Toast, pero no es lo suficientemente gruesa y se sufre bastante tratando de que el huevo no se filtre. Generalmente lo hace mi esposo, pues él aprendió a hacerlas en Japón y es todo un experto.
Además del pan japonés les recomiendo que lo hagan con mayonesa japonesa, pero si no la encuentran, pueden usar otra mayonesa que puedan exprimir. Ya verán por qué cuando les explique la receta.
Recomiendo una por persona, porque llena bastante. Lleva media hora de preparación, así que si eres como yo, que trato de dormir hasta el último minuto, mejor las dejas para el fin de semana o ahora que vienen las fiestas, las Navidades, las vacaciones y las visitas de familiares y amigos, puedes sorprenderlos con un desayuno delicioso y hacerlas con tiempo.
Ingredientes
4 tostadas japonesas
4 huevos
Mayonesa japonesa u otra que puedas exprimir  
2 lascas de jamón
4 cdtas. de queso rallado
Sal
Pimienta
 
Tosto tamago con jamón y queso - Tostadas 
Preparación
Precalienta el horno a 350F.
Forma una pared de un centímetro de ancho con la mayonesa en el borde de la tostada. 
Hunde suavemente, con la yema de los dedos, el centro de la tostada, con cuidado de no romperla. Coloca el huevo en el centro, espolvoréalo con sal, jamón bien picadito y el queso rallado. Ponle pimienta.
Coloca las tostadas con cuidado en una parrilla y hornéalas durante 25 minutos en el centro del horno. Queda bastante cocinado el huevo.
Tips
Puedes hacerlas sin pimienta y que cada uno se la adicione al final. 
No he probado a poner mayonesa en un ziploc y hacer con este una especie de manga para merengue usándola para crear la pared alrededor de la tostada, pero seguramente funcionaría.

Sincronizadas

sincronizadas

Las sincronizadas de la foto de arriba están partidas adrede, porque hoy quiero enseñarles cómo hacer para que no se les cuarteen. Esta es una de las recetas más sencillas de la comida mexicana y en algunos sitios las llaman simplemente quesadillas. Para muchos puede resultar obvia, pero he tenido amigas que me han enviado un mensaje preguntando cómo calentar las tortillas y que no queden tostadas o partidas.

Si no tienes ni idea de la comida de México, será una nueva forma de comer jamón y queso, y no aburrirse con el sándwich de cada día. Mi esposo me las prepara mucho de desayuno y me las envuelve en papel de aluminio para que me las lleve al trabajo o las coma mientras manejo a la oficina. Es supersimple, aún más si no te pones a hacer las tortillas a mano, aunque debo decir que son las más sabrosas. A mí me encantan para acompañar huevos revueltos, pero solas son divinas y si le pones un poquito de tu salsa picante preferida, mejor.

Para que no te queden así partidas como en la foto de arriba debes seguir dos pasos:

1 – Precalentar el sartén o el comal antes de colocar en este las tortillas.

2 – Calentar lentamente las tortillas a fuego medio-bajo por ambos lados para que se pongan suaves antes de colocar en ellas el relleno.

Puedes ponerle el jamón y el queso en lascas o picaditos. Los ingredientes picaditos se calientan más rápido.

Coloca los ingredientes en sólo la mitad de la tortilla, dóblala y cocínala unos 5 minutos por cada lado a fuego medio-bajo. 

Para dos:

Ingredientes

4 tortillas de harina de trigo
8 lascas de jamón
10- 12 cdas. de queso mexicano (Oaxaca, Monterrey Jack o Manchego mexicano) rallado

Tips

Puedes hacer unas sincronizadas con menos calorías y grasas usando jamón de pavo y queso blanco fresco.

También puedes hacerlas con chorizo o chistorra.

Variaciones del Elena Ruth

Variaciones del Elena Ruth Sándwich

Yo me la paso haciendo variaciones de este sándwich, que considero una comida cubanoamericana por excelencia. El Elena Ruth original es con pan de medianoche, fiambre de pavo, mermelada de fresa y queso crema.

Raquel Roque en su libro Cocina cubana: 350 recetas criollas, cuenta que Elena Ruth era una solterona, hija de americanos, que en los años cincuenta asistía al ballet cubano y cuando terminaban las funciones cruzaba la calle y se dirigía a El Carmelo (no dice a cuál, pero supongo que al de Calzada, saliendo de Amadeo Roldán), una cafetería muy famosa de La Habana, en la que le hacían un sándwich “a la medida”, mitad americano, mitad cubano. Cada vez que Elena llegaba el camarero le gritaba al cocinero “Aquí llegó Elena Ruth. Dale lo de siempre”. Pronto, otros clientes empezaron a pedir lo mismo y así bautizaron el plato con su nombre y surgió la leyenda.

Queso + mermelada

Brie + frambuesas
Feta + uvas
Azul + higos
Boursin de ajo + cuajada (curd) de limón

El que más me gustó fue el de queso azul con mermelada de higos, pero todos estaban muy ricos, mejores que el original. Y que me perdone Elena donde quiera que se encuentre.

Tips

Si no encuentras pan de miga, sólo tienes que cortarle los bordes al pan de molde y funciona de lo mejor.