Header

Blog Archives

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

mermelada-de-melocoton-con-jengibre-y-curcuma

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

Si te gustó la mermelada de arándanos con caña santa (lemongrass) y tomillo, esta mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma te va a encantar también. Se sale de lo común y el resultado es de vicio, una mermelada nada empalagosa y especiada, ideal para comer con un queso de sabor medio como el de cabra o para simplemente untar con ella una tostada o unas galletas y acompañarla con tu té favorito.

Ya va terminando la temporada de melocotones, así que aprovecha y pruébala lo antes posibles. Para hacer esta mermelada yo usé unos bien maduros.

El jengibre y la cúrcuma son sumamente beneficiosos para nuestra salud. El primero es bueno para la digestión, actúa como analgésico y desinflamatorio. La segunda es anticancerígena y ambos ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Esta receta da como taza y media de mermelada. Puede durar un mes bien tapada y guardada en el refrigerador. Esto sin complicarse con esterilizar y sellar, etc…

Ingredientes

6 melocotones bien maduros
½ taza de azúcar
Jugo de medio limón
1 cdta de jengibre rayado
1 pizca de sal
1 cdta de cúrcuma en polvo

mermelada-de-melocoton

Mermelada de melocotón con jengibre y cúrcuma

Preparación

Corta los melocotones en cuartos y retira la piel y las semillas.

Corta los cuartos a la mitad y ponlos en una cazuela con todos los ingredientes menos la cúrcuma en polvo. Cocina a fuego medio hasta que hierva y luego baja la candela a casi el mínimo y cocina durante 30 minutos. Revuelve a cada rato con una cuchara de madera, para que no se pegue al fondo de la cazuela. Si se le hace espuma, retírala con cuidado usando una espumadera.

Deja que se refresque unos 5 minutos y pásala por la batidora o el procesador de alimentos para que quede con una textura uniforme. Agrega la cúrcuma en polvo y revuelve para que se incorpore totalmente a la mermelada.

Puedes probar el azúcar por si quieres echarle más, pero recuerda que sólo cuando está fría la mermelada se sabe cuan dulce ha quedado. Puedes poner un poquito en el refrigerador a ver qué tal.

Mientras, deja enfriar totalmente la mermelada a temperatura ambiente antes de ponerla en un frasco de cristal con tapa y meterla al refrigerador.

Si necesitas ponerle más azúcar, agrégala con un poquito de jugo de limón y cocina la mermelada otros 20 minutos.

Queda con un color precioso. Ten en cuenta que es difícil parar de comer esta mermelada y se generoso y compártela con tus amigos cuando la hagas. Es un buen regalo.

Brunch perfecto con Sutter Home

Esta es una campaña patrocinada por Collective Bias, Inc. y su cliente, pero todas las opiniones son mías. #SummerVino #CollectiveBias El artículo que sigue va dirigido a lectores mayores de 21 años.

brunch perfecto

Brunch perfecto con Sutter Home

Ya está el verano sobre nosotros y vienen siempre muchos a amigos o familiares a visitarnos, algunos de paso a otras ciudades y otros a acompañarnos por unos días. Que rico es estar juntos en casa, levantarse tarde y preparar un brunch perfecto con calma. Previo café en la terraza para desperezarse.

Eso sí, la noche anterior hemos puesto a enfriar el vino. Y nada mejor que Sutter Home, venido de un negocio familiar, con más de 350 medallas de oro y a precios muy económicos, para celebrar el inicio del día rodeado de gente querida.

Ya luego vendrá el chapuzón en la piscina.

mesa puesta

Mesa puesta para el brunch con Sutter Home

¿Y qué necesitamos para un bruch con todas las de la ley? Pues a mí me gusta ponerle un toque latino y hacer la tortilla preferida de mi madre, con guisantes (petit pois) y pimientos asados para preparar unos pinchos de tortilla.

Ese es mi plato principal. Alrededor me gusta servir embutidos, quesos, aceitunas, jugos naturales, frutas y por supuesto, el vino bien frío que vaya con todo lo anterior.

Con este calor, viene súper bien un Sutter Home White Zinfandel, con su saborsito suave, que nos hará disfrutar de cada bocado. Se los recomiendo también para las cenas en el patio durante esta temporada, para preparar cocteles o para simplemente pasar un rato conversando con las amistades.

Antes de comenzar a hacer la tortilla dejas todo preparando, pues esta se cocina en pocos minutos.

Una vez que la pones en la mesa, sacas el vino del refri, lo abres y lo sirves. Entonces cortas la tortilla en 6 u 8 raciones.

abrir vino

Disfruta de Sutter Home este verano.

Ingredientes

6 huevos
1 taza de guisantes (petit pois) en conserva
1 pimiento rojo asado, puede ser en conserva
¼ de taza de queso rallado, puede ser queso blanco o Cedar
Sal
Pimienta
2 cds de aceite de oliva virgen extra

Preparación

Coloca los huevos en un cuenco grande.

tortilla1

Escurre los guisantes y los pimientos. Enjuaga los primeros y vuélvelos a escurrir. Corta el pimiento en pedazos de 1 centímetro aproximadamente.

Ponle sal y pimienta al gusto a los huevos, bátelos y añade los guisantes, el pimiento y el queso rallado.

tortilla2

Calienta el aceite en la sartén a fuego medio y agrega la mezcla para la tortilla. Cocínala por un lado, durante 5 minutos aproximadamente.

Yo le voy dando con un tenedor por el borde e inclinando la sartén para que las partes más líquidas se vayan cocinando. Siempre cuidando que los ingredientes de la tortilla queden uniformemente repartidos en toda su superficie.

tortilla 3

Cuando ya se ha solidificado lo suficiente para que al virarla no se rompa, la volteo con ayuda de la tapa del sartén o de un plato y la cocino otros 3 minutos.

Se sirve caliente, aunque si sobra, estará perfecta para otro pinchito de tortilla de merienda.

Les soy sincera, en casa rara vez sobra, más bien debo separar las porciones desde el inicio para asegurarle a cada quien la suya, o hacer más de una tortilla si somos muchos.

tortilla

Tortill de pimientos y guisantes

Los dejo con este pincho barroco, con el pan untado con pesto, jamón y tortilla y los invito a hacer click aquí para encontrar más ideas deliciosas que disfrutar este verano con sus familiares y amigos. #SummerVino

tosta

Pincho de totilla con pesto y jamón

Pudín de chia y avena. Saludable y nutritivo.

Pudín de avena y chia

He visto por las redes sociales recetas similares a esta como alternativa a una merienda, desayuno o postre saludables y por fin me he decidido a hacer mi propio pudín de chia y avena.

Me lo preparé para el desayuno, con la ventaja de que lo dejé preparado la noche antes y con lo dormilona que soy, esta primera parte de la receta, me ha encantado. Luego, el sabor también me ha dejado satisfecha. Lo hubiera podido comer solito con un poco de miel con muchísimo gusto, pero tengo que reconocer que las frutas no sólo le dan un toque visual, sino que hacen más sabrosa y completa esta comida. Y por último, llena cantidad por la cantidad de fibra que contiene. ¡Hasta he volado mi merienda de siempre esta mañana!

Las semillas de chia son ricas en Omega 3, uno de los tipos de proteínas más saludables que existen y son una buena opción para los veganos, que necesitan de ello y no quieren consumir pescado. Además son ricas en calcio y te dan energía. Al mezclar estas semillas con agua o leche y dejarlas reposar, se forma una especie de pudín gelatinoso debido a las fibras que contienen, que lo hace beneficioso para el sistema digestivo.

La avena por su parte es rica también en proteínas y vitamina B1 y B2. Es muy nutritiva y ayuda a controlar el colesterol y la digestión. Mientras que los frutos del bosque alivian los deseos de comer azúcares, contienen antioxidantes, ayudan a quemar grasas, rejuvenecen la piel y constituyen un alimento anticancerígeno. La miel es rica en fibra, hierro, calcio y vitamina C y un sustituto ideal del azúcar (endulza el doble y es mucho más saludable). Los pistachos reducen el riesgo de enfermedades del corazón, controlan la diabetes y la obesidad, son magníficos para mantener el deseo sexual, la vista y los dientes. Y por último, el plátano es rico en potasio, fibra y nos da energía.

Como ven, este pudín es una joyita para los que se están a dieta o simplemente andan cuidándose de lo que comen. Para hacerlo todo lo que necesitas es un pomo con tapa. No hay que cocinar nada. Los ingredientes que siguen dan para una ración. Se prepara en un par de minutos.

Pudín de chia y avena

Ingredientes

½ taza de avena
½ taza de leche de almendra
1 cda de semillas de chia
Frutos del bosque
½  platanito (banana)
1 cda de pistachos picaditos
1 cda de miel de abejas o miel de agave

Preparación

Mezcla en un pomo con tapa los primeros tres ingredientes. Revuelve, tapa y déjalo en el refri la noche anterior.

En el momento que vayas a comértelo lava bien las frutas, corta el plátano y pica el pistacho.

En un bol, un vaso ancho o una copa grande, pon la mitad de la mezcla con avena y chia, un poco de las futas y la miel. Repite las capas y ponle encima los pistachos picaditos.

Puedes sustituir las frutas por fresas, mango, kiwis, melocotones, albaricoques; y el pistacho por nueces, almendras, piñones, anacardos, semillas de calabaza o de girasol. Para variar también puedes usar leche de coco en lugar de leche de almendra.