Header

Blog Archives

Polenta al parmesano

polenta parmesano

Hoy celebramos dos años de #CookingTheChef nada más y nada menos que con Ferran Adrià. Yo intenté un par de recetas antes de esta. Una no me salió y la otra estaba deliciosa pero las fotos horrorosas. Por fin decidí anotarme a última hora con esta polenta al parmesano porque no podía perderme la fiesta y porque tenía en la despensa una polenta con trufas que compré estas navidades y se me estaba quedando.

Así que hice una trampita. El sabor de la trufa no va, pero le ha quedado delicioso y la polenta con esta receta queda muy cremosa.

Cometí un error: usar parmesano granulado en lugar de uno más suave rallado, que le daría mejor presentación.

Por si alguien no conoce a este gastrónomo español nacido el populoso barrio barcelonés de Santa Eulàlia y aclamado actualmente como el menor cocinero del mundo, puede pasar a leer en el post de Cooking the Chef de este mes y apreciar además las recetas que han hecho las demás participantes en el reto.

Esta receta da pare 6 y está lista en media hora aproximadamente. Se las recomiendo de primer plato, tal como aparece en el libro del que la he tomado, La comida de la familia, en el cual aparecen 30 menús (primer plato, segundo plato y postre) de los que disfrutaban los trabajadores del Bulli. Aunque yo no logré el tocinillo, que aparece en este mismo libro, la gran mayoría de los platos son de fácil elaboración y tiene recetas de todo el mundo. Una verdadera joya.

polenta al parmesano

Ingredientes

900 ml de agua
150 g de polenta con trufa
300 ml de nata líquida (heavy cream)
120 g de queso parmesano + 6 cdas para gratinar
1 cda te mantequilla

Preparación

Hierve el agua y agrega poco a poco la polenta, removiendo constantemente. Cocina 2 minutos, añade la nata y cocina otros 2 minutos. Adiciona los 120 g de queso parmesano poco a poco y sigue removiendo. Finalmente, integra la mantequilla.

Vierte la polenta en una bandeja resistente al horno o en pozuelos individuales que puedas mete al horno también. Adrià recomienda que el grosor sea 1 centímetro. Déjala reposar unos 5 minutos y mientras tanto, precalienta el horno en función broil (la parrilla superior).

Esparce el resto del queso parmesano por encima de la polenta y gratina. Unos 3-5 minutos si usas el queso rallado y unos 10 con el queso granulado que yo usé.

Sirve caliente. No que te queme, pero no demores mucho para que se mantenga cremosa la polenta.

De este libro también tengo el blog el gazpacho y unas natillas de pistacho de las que no olvido la delicia que fueron aunque la foto no les haga honores.

polenta ferran adria

Lentejas con berenjena asada

lentejas-con-berenjena-asada

Lentejas con berenjena asada

Este mes el reto Cooking the Chef nos trae a uno de mis cocineros favoritos, Yotam Ottolenghi. Lo admiro muchísimo como profesional y como ser humano. Tengo en casa dos de sus libros, Jerusalem y Plenty, de los que hemos hecho tanto mi esposo como yo innumerables recetas, a cuál más deliciosa. Del segundo son estas lentejas con berenjena asada que tenía marcadas hace rato para hacer y quedaron deliciosas. No he estado en Londres, pero al comerlas sentí que estaba en uno de los establecimientos de Ottolenghi disfrutando de este plato.

Hice algunos mínimos cambios a la receta y en este post va con ellos. Es ideal para empezar una comida o para comer ligero. Da para 6 raciones y lleva bastante tiempo por el asado de las berenjenas pero el toque que le da la berenjena casi quemada a este plato es uno de sus principales sabores. Pueden hacerlas el día antes, guardar en el refri la pasta aliñada que harán con ellas  y cuando vayan a cocinar las lentejas la sacan para que se ponga a temperatura ambiente.

Hice también una tarta de ajos del mismo libro que estaba requetesabrosa; pero ese día tenía visita, estuvo lista cuando ya gran parte de mis amigos estaban en casa y no la pude retratar con tanto ajetreo.

Ingredientes

3 berenjenas medianas
3 cdas de vinagre de manzana (el que usé) o vinagre de vino rojo (el que dice la receta) de calidad
Sal
Pimienta
2 tazas de lentejas (las de toda la vida o negras), lavadas y escurridas
1 zanahoria mediana cortada en cubitos de 1 cm
1 palito de apio (celery) mediano cortado en rodajas de 1/5 mm
1 hoja de laurel
3 ramas de tomillo
1/2 cebolla morada picadita (la receta es con cebolla blanca)
5 cdas de aceite de oliva virgen extra
20 tomaticos cherry cortados a la mitad
1/2 cdta de azúcar moreno
2 cdas de cilantro picadito
2 cdas de perejil picadito
1/2 cdta de eneldo (dill) seco o 2 cdas de eneldo fresco picadito
6 cdas de crème fraîche o de yogurt griego natural

Lentejas con berenjena asada

Preparación

Precalienta el horno prendiendo la parte superior, lo que inglés llamamos broiler. Cubre una bandeja mediana, resistente al horno, con papel aluminio.

Lava bien las berenjenas y pínchalas unas 8 veces cada una con un cuchillo, como si las fueras a atravesar. Este paso es muy importante porque si no, puede que se produzcan pequeñas explosiones en tu horno. Colócalas en la bandeja y ásalas en el horno 1 hora, virándolas cada 10 minutos, para que se cocinen parejo por todos lados. La piel de las berenjenas quedará quemada y rota. Déjalas que se refresquen antes de cortarlas a la mitad y sacar la pulpa con una cuchara, desechando la cáscara. Pon la masa en un colador y escurre durante 15 minutos. Sazónala luego con abundante sal, pimienta y 2 cucharadas de vinagre de manzana o un vinagre rojo de calidad.

Mantén el horno a 300⁰F(150⁰C).

Mientras se asan las berenjenas, cocina las lentejas en una cazuela mediana con agua abundante, la zanahoria, el apio, el laurel, el tomillo y la cebolla. Ponlas a fuego medio-alto y cuando hiervan baja el fuego a medio. Cocina unos 25-30 minutos, hasta que estén blanditas pero sin que se hagan una pasta. Escúrrelas y retira el tomillo y el laurel. Ponlas en un cuenco con el resto del vinagre y 3 cucharadas de aceite de oliva. Salpimiéntalas y resérvalas en un lugar donde se mantengan tibias.

Aliña los tomates con el resto del aceite de oliva y el azúcar moreno. Hornéalos 20 minutos a los 300⁰F(150⁰C) a que teníamos prendido el horno.

Una vez listos los tomates, agrégalos a las lentejas. Adiciona las hierbas aromáticas y remueve con cuidado. Rectifica la sazón.

Sirve en 6 platos con un par de cucharadas de las berenjenas asadas como muestran las fotos y 1 cucharada de crème fraîche o yogurt natural. Puedes agregarle también un chorrito extra de aceite de oliva y algunas hojitas de las hierbas aromáticas.

lentejas-con-berenjena-asada-ottolenghi

Como les contaba al principio, con esta receta participo en el reto Cooking the Chef. Pueden ver aquí más información de Ottolenghi y los deliciosos platos que han preparado mis colegas para este mes.

ctc1

Garbanzos con bacalao y espinacas

garbanzos-con-bacalao-y-espinaca

En Semana Santa siempre veo garbanzos con bacalao y espinacas por doquier en las redes sociales. Este plato se prepara mucho en España durante esos días. Yo siempre lo iba dejando para después y pasaron unos cuantos años antes que me decidiera a hacerlo.

Lo hice por fin este fin de semana. Después de mirar en internet y en los libros decidí prepararlos a mi manera. Confieso que me arrepiento de no haberlos hecho antes. Biggggg time! Casi tanto como de haber postergado por años ir a Italia. No tengo perdón.

¡Y tan fáciles de hacer!

Eso sí, ten en cuenta que tienes poner el bacalao en remojo con 1 o 2 días de antelación y cambiarle el agua unas 3 o 4 veces, manteniéndolo siempre en el refri.

Los garbanzos los puedes poner en remojo la noche anterior y luego cocinarlos menos, pero yo prefiero la olla de presión.

Da para 4 raciones.

garbanzos-con-bacalao-y-espinacas

Ingredientes

12 oz (350 g) de bacalao desalado
14 oz (400g) de garbanzos
Sal
1 hoja de laurel
3 cdas de aceite de oliva virgen extra
2 dientes de ajo
1/2 cebolla amarilla, picadita
3 tazas de espinacas
2 huevos duros

Preparación

Pon los garbanzos en la olla de presión con abundante agua (4 veces el volumen de los garbanzos). Cocínalos a fuego medio-alto durante 40 minutos después que la olla comience a pitar. Retíralos del fuego.

Hierve los dos huevos. Yo los hiervo 5 minutos y luego tapo el caldero y los dejo reposar en el agua caliente otros 5 minutos, ya fuera del fuego.

Cuando se le vaya la presión a la olla, regrésala a la candela, esta vez con el fuego medio. Ponle sal al gusto (no te pases que le vas a poner bacalao) y la hoja de laurel. Los vas a cocinar durante 15 minutos antes de agregar el resto de los ingredientes.

Mientras tanto, calienta agua y luego hierve en ella el bacalao (recuerda que lo debes dejar en remojo con antelación) de 5 a 8 minutos, dependiendo de su grosor. Escúrrelo y desmenúzalo.

Calienta el aceite a fuego medio, dora en este los dientes de ajo enteros y luego retíralos. Añade la cebolla y saléala durante 5 minutos, hasta que se ponga transparente.

Vierte la cebolla en la olla. Añade el bacalao y las espinacas. Cocina durante 5 minutos.

Retira la hoja de Laurel y añade los huevos duros. Sirve bien caliente.

Se los recomiendo mucho para estos días fresquitos en Miami y ya bastante fríos en otras regiones del Hemisferio Norte. Aunque la verdad, como siempre digo, una buena garbanzada viene bien haya frío o calor.