Header

Blog Archives

Pizzas rápidas de polenta y chorizo

Pizzas rápidasa de polenta chorizo

Hace unos días, mirando el libro Tus recetas sin gluten, se me ocurrío hacer estas pizzas rápidas de polenta y chorizo, que son más bien súper-rápidas. En las del libro cocinabas la polenta, la ponías en un molde, la dejabas enfriar y luego la cortabas en triángulos. Es muy fácil si usas polenta instantánea; pero las mías las hice con la polenta que venden ya cocida, en forma de salchichón, por lo que sólo había que cortarla, ponerle encima los ingredientes y calentarlas en el horno. En 15 minutos tenía la comida lista.

De cualquiera de las dos formas, quedan muy sabrosas y te las recomiendo para una comida ligera, acompañadas de ensalada, o para picar en una fiesta. Puedes usar salsa para pizzas o espaguetis ya lista para comer o preparar tu propia salsa en casa.

Tus recetas sin gluten de Raffaella Oppimitti, especialista en marketing y autora también de ¡Soy celíaco, no estoy enfermo!, comienza definiendo los principios y consejos básicos para una vida sin gluten; sigue con aperitivos y termina con postres, pasando antes por tartas, pizzas y pastas. Reúne platillos fáciles y deliciosos que te harán sentir que comer sin gluten no es un sacrificio. Se los remiendo tanto a celíacos como a aquellos que han decidido dejar de consumir esta proteína que encontramos en el trigo y otros cereales. El libro lo he visto en mi oficina y personalmente, aunque no sigo esa dieta, me han encantado las recetas y me ha dado muchas ideas.

Ahora vamos a las pizzas de polenta, que nos va a tomar menos tiempo que ese post.

pizzas de polenta

Ingredientes

Aceite para untar una bandeja resistente al horno
18 oz (510 g) de polenta cocida
1/2 taza de salsa de espaguetis
2/3 de taza de queso rallado (usé mozzarella)
Varias lascas de chorizo
Orégano fresco para adornar
Tu ensalada favorita para acompañar (opcional)

Preparación

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C). Forra una bandeja con papel aluminio y úntalo ligeramente de aceite.

Corta la polenta en ruedas de 1 centímetro, desechando las puntas. Salen unas 10 rueditas. Colócalas en la bandeja. Echa sobre cada rueda un poco de salsa y de queso rallado. Hornea durante 10 minutos aproximadamente, de modo que el queso se derrita y la pizza se caliente.

Mientras tanto, corta el chorizo en cuadritos. Cuando estén listas las pizzas se lo colocas encima y las adornas con unas hojitas de orégano.

Pizzas de polenta y chorizo

Si te gustaron estas pizzas, tal vez te gusten estas con hot dogs, que no están libres de gluten pero también son deliciosas y te garantizarán una cena rapidita y divertida.

Hoy 12 de noviembre, sale a la venta mi libro en España. Ya está disponible en Carrefour, Casa del Libro, Amazon y El Corte Inglés y en otras librerías. Pueden seguir sitios de venta y preventa aquí. Estoy nerviosísima y loca porque me lleguen mis ejemplares para terminar de creerme ese sueño hecho realidad.

A Estados Unidos llega alrededor del 20 de diciembre. Así que guarden un huequito en sus compras de Navidad, jajaja.

Ensalada de calabaza asada

Ensalada de calabaza asada

Hace días compré unas calabazas con la idea de hacer una crema, pero terminé haciendo ensalada. Se veía tan linda cortada en rueditas… con su forma de flor. Me acordé de una ensalada que vi en algún sitio en internet de pasada. Lamentablemente no recuerdo si en Pinterest, Instagram o algún email, pero me dispuse a prepararla usando los ingredientes que tenía en casa y ha quedado esta ensalada de calabaza asada, muy otoñal, en la que definitivamente reinaba la calabaza. Había hecho carne y la dejamos para luego, porque el sabor de la calabaza era tan rico, que se merecía todo el protagonismo.

Te recomiendo esta ensalada para comenzar la cena de Acción de Gracias (Thanksgiving), así que compártela en tus redes sociales y la tendrás a mano cuando vayas a preparar la comida para esta celebración, que ya se nos viene encima.

Esta receta da para dos y lleva como 45 minutos de preparación. A mí me llevó 15 minutos cortar la calabaza y limpiarla, el resto es facilísimo y la media hora es sobre todo para que la calabaza cocine solita en el horno.

Ensalada de calabaza asada

Ingredientes

1 calabaza pequeña (usé Tiger Striped Pumpkin)
3 cdas de aceite de oliva virgen extra
Sal gruesa
Pimienta
2 tazas de arúgula
1 taza de berro
8-10 tomates cherry
1/2 cebolla morada
2 cdas de queso de cabra desmoronado

Para el aliño:
2 cdas de aceite de oliva virgen extra
2-3 goticas de aceite de trufas (opcional)
1 cdta de vinagre rojo
Sal
Pimienta

Preparación

Corta la calabaza en ruedas y elimina las semillas. Precalienta el horno a 425⁰F (220⁰C) y mientras tanto, unta las ruedas de calabaza con el aceite y salpimiéntalas con la sal gruesa y preferiblemente pimienta negra molida al instante.

Coloca las ruedas de calabaza en una bandeja resistente al horno y hornea durante 15 a 20 minutos. Comprueba que están listas pinchándolas con un tenedor. Deja que se refresquen un poco mientras unes la arúgula y el berro en una bandeja, le agregas los tomaticos cortados a la mitad y la cebolla cortada en tiras finas, ya sea con un cuchillo bien afilado o con una mandolina. Puedes ir preparando también el aliño, batiendo todos los ingredientes hasta que el aceite emulsione.

Finalmente, añade las ruedas de calabaza y el queso a la ensalada. Sirve en 2 platos y que cada cual se ponga aliño al gusto.

Ensalada de calabaza

La cáscara de la calabaza se puede comer y queda blandita, pero si quieres puedes irla retirando mientras comes.

Quesadillas con pisto y salchichas

quesadillasH

Quesadillas de pisto y salchichas

Ustedes se preguntarán de dónde he sacado estas raras quesadillas con pisto y salchichas… Pues de Japón. Durante nuestras pasadas vacaciones en Tokio quedamos con nuestra amiga Marcela en Daikanyama, una parte de la ciudad que no conocíamos de los viajes anteriores.

Es un barrio muy lindo, de clase alta, con boutiques y restaurantes bastante caros. Nuestra amiga nos había citado ahí para que conociéramos la librería Sutaya. Genial elección. Llegué y no quería irme.

sutaya2

Librería Sutaya, Daikanyama, Tokio

Me contaron que esta cadena se dedicaba hace unos años a la renta de videos y que cuando el negocio se vino abajo allá, como en casi todas partes del mundo, se diversificaron. Ahora venden libros, música, revistas, películas, papelería y mucho más; además de contar con un café a su lado. La tienda a la que fuimos era una especie de Barnes & Noble por el concepto, más con un look muy moderno. Estaba dividida en 3 edificios, muy cerca uno del otro, y entre ellos plantas y mesitas (pueden ver algunas fotos aquí). Una atmósfera muy relajada. Y la sección de libros de cocina era enoooorme e incluía algunas conservas, salsas, dulces y utensilios, todo situado al lado de los libros que tocaban el tema relacionado con ellos. Nada más me compré tres libros… se los juro! Y los tres son de cocina… Sorpresa!

sutaya

Sutaya Daykanyama

Siempre que voy de viaje paso por una o varias librerías y paso en ellas bastante tiempo. Al fin y al cabo, de los libros se ha comido en casa por más de 20 años. El caso es que pasamos tanto rato en la librería, que decidimos comer en este barrio y el sitio más aconsejable y barato era una cafetería llamada Little Mermaid, pues teníamos que salir casi que corriendo para otra parte de la ciudad y no podíamos quedarnos por mucho rato. Era la hora del almuerzo y casi todo lo que ofrecían en este sitio era dulce, así que atacamos unas quesadillas de 200 yenes ($1.60) para satisfacer el ansia de comida salada. La verdad es que no nos gusta comer comida occidental allá, pues queremos aprovechar al máximo cada comida japonesa que podamos. Cuando lo hemos hecho, hemos notado que aunque los nipones no son nada fieles a los sabores extranjeros y hace su propia versión de las recetas, les quedan buenísimas y le aplican siempre la suavidad de sus sabores.

Así terminamos probando unas quesadillas nada japonesas y nada mexicanas, parecidas a estas, que según mi esposo yo he mejorado un poco. Pruébenlas, que no se van a arrepentir. Se hacen en pocos minutos con un poco de pisto que les quede de otra comida o que preparen expresamente para ellas y luego usen en otras cosas (ver algunas ideas en este post).

quesadillaV

Quesadillas con pisto y salchichas

Ingredientes

Para dos quesadillas (1 ración)

2 tortillas mexicanas de maíz pequeñas
2 cucharadas colmadas que queso mozarella rallado
2 cucharadas de pisto a la Vero (la receta aquí)
1 salchicha (depende del tamaño)
Salsa picante para acompañar (opcional)

Preparación

Calienta el comal o una sartén a fuego medio y calienta las tortillas un poco, para que no se cuarteen cuando vayas a doblarlas.

Agrega una cucharada de queso a cada tortilla, una cucharada de pisto y unas 4 o 5 rueditas de salchicha. Dobla la tortilla para formar la quesadilla y sigue calentándola unos 3 o 4 minutos más por cada lado.

Sirve con pisto, con pimientos asados o con tu salsa picante preferida. Si no te gusta el picante, te las comes sin él, como las comimos nosotros en Tokio. Quedan tan ricas y con un sabor tan delicado.

Pronto sigo con más aventuras de Japón. En estos días estoy en las finales de mi libro y apenas me queda tiempo para dormir. Mándenme un poquito de fuerzas, por favor.