Header

Blog Archives

10 formas de usar las sobras de pollo

sobras de pollo

El pollo es una de las carnes más socorridas, no es caro y es saludable. En casa consumimos bastante y a veces hasta cocinamos una cantidad grande de pechugas el sábado o el domingo para tenerlas a mano entre semana. Estas son algunas de las 10 formas de usar las sobras de pollo en mi casa. Me encantaría saber cómo las usas tú, que siempre viene bien variar los platos de nuestras cocinas.

Aquí en Estados Unidos en muchos mercados venden pollos enteros asados de $5 a $7 y es muy común comprar uno antes de llegar a casa, sobre todo cuando se nos hace tarde y no queremos llegar a comenzar a cocinar. Nos comemos un pedazo y luego no sabemos qué hacer con el resto. Aquí también vienen al caso estas 10 variantes que espero te ayuden en tu día a día.

Pizza-buffalo-de-pollo

1 – Ensalada – Entero o cortado en cuadritos, especial para una ensalada Caesar o la famosa Waldorf.

2 – Pies, empanadas o quiches – Si ya tienes el pollo cocinado y compras la masa hecha, pueden estar listos en media hora y son ideales para comer con ensalada de lechugas durante el verano o los brunchs del fin de semana. Yo hago uno pasando el pollo por el procesador y me quito unos cuantos minutos de encima de cortarlo; pero mi preferido es una receta turca llamada pilaf con velo.

3 – Pizza – combinándolo con tus ingredientes favoritos puedes crear una pizza con salsa Alfredo o Buffalo.

Croquetas de pollo

4 – Croquetas – Una de las formas en que más lo usaba mi abuelita. Y mi amiga Isbel las hace de muerte lenta. No te puedes perder su receta.

5 – Causa limeña – Las causas son divinas con pescados y mariscos, pero mi madre no los come y prefiero preparársela con pollo.

causita

6 – Pastas – A mí no me gusta mucho ponerle pollo a las pastas, pero si es en una ensalada fría con macarrones, me la como toda. Para la pasta Alfredo, que tanto le gusta a todos, les recomiendo esta receta light.

7 – Cuscús – Este es mi nuevo vicio ya sea en las noches o para llevar al trabajo. Adoro el cuscús, sobre todo porque está listo para comer en 5 minutos. Le pongo vegetales y pollo por encima y a disfrutar de un plato colorido y delicioso en menos de 1/4 de hora.

8 – Sándwiches – Le pones un poco de pesto tradicional o el de tomates marinados a un pan italiano, agregas lechuga, queso mozzarella y pollo y voilà! ¡Tremendo sándwich!

pesto de tomates secos

9 – Comida mexicana – En unos tacos con vegetales salteados, tostadas con lechuga y crema por encima, quesadillas con salsa de melocotón o de mango a un lado, enfrijoladas y enchiladas. Muchísimas opciones deliciosas. Moraleja, siempre ten pollo, tortilla y salsa en el refrigerador.

10 – Arroz frito – Tanto las sobras de pollo como las de carne, son buenísimas para juntar con sobras de arroz y preparar una comida china casera en minutos, mucho más sana y deliciosa que la que encargamos.

 

Un libro para que los niños coman frutas

comer fruta 1

Carlota y Clara son dos hermanas que viven en un pueblo rodeado de árboles frutales y un día se les ocurre un juego según el cual “cada día de la semana elegirían un color, pensarían en una fruta de esa tonalidad, inventarían una historia con ella y en la tarde la tomarían para la merienda.”

Van pasando los días y las niñas se van inventando historias que tocan temas como la paz, las mascotas, la amistad, la familia y por supuesto la alimentación saludable. A través de frases divertidas y preciosas ilustraciones llenas de imaginación los niños aprenderán los colores y las frutas.

Divertido para los niños y muy útil para que tanto padres como educadores muestren a los más pequeños lo divertido que puede ser comer frutas.

El libro es parte de la colección de mis editoriales preferidas, Cuento de Luz, una casa española que “…publica historias que dejan entrar luz, para rescatar al niño interior, el que todos llevamos dentro”.

comerfruta2

Cuento de Luz es respetuoso con el medioambiente. Su fundadora, Ana Eulate, escribía desde niña y este proyecto ha sido la realización de un sueño, después de que dejara su trabajo en Relaciones Exteriores del gobierno español.

Les recomiendo muchísimo cada una de las historias de Cuento de Luz, ¨historias para navegar con la imaginación y contribuir a cuidar nuestro planeta, a respetar las diferencias, eliminar fronteras y promover la paz. Historias que no adormecen, sino que despiertan…¨ Sus mensajes no entienden de fronteras y sus ediciones son muy cuidadas y de calidad. Además, la editorial tiene un fuerte compromiso social. Algunos de sus títulos se destinan a pequeñas fundaciones dedicadas a proyectos de escolarización, nutrición infantil o relacionados con el medioambiente. Todos sus álbumes ilustrados están disponibles en inglés y español.

Aquí pueden ver más información sobre el libro y aquí lo pueden comprar en español en Estados Unidos.

Yo no he sido compensada por contarles de este libro, pero uno de ustedes sí puede serlo. La editorial me ha hecho llegar un ejemplar para regalar y si vives en Estados Unidos puedes ganarlo dejando un comentario en este post de Instagram y de paso, te invito a seguirme en esa red social que cada vez me gusta más y dónde suelo dar avances de las próximas publicaciones en el blog. El sorteo termina el domingo 19 de abril y anunciaré el ganador en el mismo post de Instagram.

Natillas de dos chocolates y M&M’s® Crispy

Esta campaña ha sido compensada por Collective Bias, Inc. y su anunciante, pero todas las opiniones y la receta son mías. #CrispyComeback #CollectiveBias

natillas-de-dos-chocolates-y-MMCrispy

Soy fan incondicional de los M&M’s y cuando vi que había una oportunidad de participar en una de sus campañas me apunté sin dudarlo. No había probado antes los M&M’s® Crispy, pero se me ocurrió que este bocado que mezcla chocolate y leche con arroz crujiente en el centro podía ser el complemento perfecto de mis natillas de dos chocolates, con la receta sencilla que siempre hemos usado en casa, aportando a este postre una textura diferente y un look divertido.

¿Se imaginan estar comiendo natilla y encontrarse muchas bolitas de colores deliciosas y crujientes?

Este postre lleva su tiempo, más por suerte no en la preparación, sino a la espera de que las natillas se enfríen. Es requetefácil de hacer y los niños y a los infantilones como yo les chifla. La receta da para 4 y los más pequeños puede ayudar a montarla ahora que muchos están de vacaciones.

M&MsCVS

Confieso que salí de CVS con un paquete de M&M’s® Crispy grande para hacer las natillas y con unos cuantos paqueticos pequeños para las meriendas en la oficina, que agarré a última hora en la caja registradora. Bueno, en verdad casi siempre me doy ese gustico, pues nada como un bocado de chocolate en la tarde para terminar la jornada felizmente.

paquetes

Ingredientes

M&M’s® Crispy: las que quieras

Para la natilla de chocolate blanco:
1 taza de leche
1 cda de leche condensada
1 pizca de sal
1 cda de maicena
1 yema de huevo
1 oz de chocolate blanco

Para la natilla de chocolate oscuro:
1 taza de leche
2 cdas de leche condensada
1 pizca de sal
1 cda de maicena
1 yema de huevo
1 oz de chocolate semidulce

natillas-de-dos-chocolates-y-mm

Preparación

Separa las yemas de las claras y guarda las segundas para otra receta.

separar yemas

Corta en pedazos pequeños los chocolates, por separado.

cortar chocolate

Haremos un natilla a la vez.

Mezcla la maicena y la yema de huevo a con ¼ de taza de leche. Reserva.

batir maicena

Calienta el resto de la leche con la leche condensada y la sal en una cazuelita pequeña. Cuando vaya a comenzar a hervir y ya se haya diluido bien la leche condensada, retira la cazuela del fuego. Revuelve otra vez la mezcla de leche, huevo y maicena y añádela poco a poco a la leche caliente, removiendo todo el tiempo.

calentar la leche

Regresa la cazuelita al fuego y sigue cocinando durante 3 minutos aproximadamente, removiendo todo el tiempo, hasta que la natilla cuaje. Hará borbotones, cuidado no te quemes. Agrega el chocolate y sigue moviendo hasta que se derrita bien en la natilla.

agregar chocolate

Vierte la natilla en un cuenco y tápalo con nylon (papel film).

cubrir

Repite la operación anterior para hacer la natilla de chocolate semidulce. Lleva una cucharada más de leche condensada porque es menos dulce que el chocolate blanco. Si no quieres usar leche condensada, ponle 3 cucharadas de azúcar a la natilla blanca y 4 a la de chocolate negro.

Una vez tapadas las natillas, deja que se refresquen durante 1 hora aproximadamente.

Para montar las copitas, mueve las natillas ya frescas. Si tienen agua arriba, por el vapor, retírala con cuidado. Pon unas cuantas M&M’s® Crispy en el fondo de unas copas, un par de cucharadas de natilla de chocolate blanco, más M&M’s® Crispy, la natilla de chocholate oscuro y más M&M’s® Crispy en el tope. Los niños pueden ayudar en esta parte de la receta.

Servir a temperatura ambiente o poner a enfriar en el refri un par de horas.

¿Y tú, cuánto de M&M’s® Crispy añadirías a estas natillas? Mi esposo dice que se me fue la mano. ¿Tú crees?

Te dejo el link un cupón de $1.00 de descuento en la compra de M&M’s en CVS y este video porque no sólo soy fan de estos chocolates sino también de sus comerciales. Disfruten.