Header

Blog Archives

Pechugas de pollo con ciruelas, de Aylin

pechugasdepolloconciruelas1Aylin Sánchez vive en México, pero me ha dado una dirección en Estados Unidos para enviar el libro, en caso de que sea la ganadora. Hace casi dos años comí en su casa estas pechugas y me encantaron. Me ha hecho muy feliz que me enviara la receta para el concurso, y aún más volverlas a comer.

Ya el otro día les recomendé su página, Estilismo Culinario, y hoy lo repito, porque es una maravilla.
Esta receta da para 6 y lleva hora y media de preparación, pero unas cuantas horas de adobo. Vale la pena esperar, o levantarse un poco más temprano y dejar las pechugas marinándose. Quedadelicioso.
Ingredientes
6 mitades de pechuga de pollo sin piel
1 pimiento rojo sin semillas cortado en julianas
5 ó 6 dientes de ajo finamente picados
3 hojas de laurel
1/4 taza de orégano
1/2 taza de ciruelas pasas sin semilla
1/4 taza de alcaparras
1/4 taza de aceitunas verdes
1/4 taza de vinagre de vino tinto o balsámico
1 cucharada de limón
1/4 taza de jerez
2 cucharadas de azúcar morena
2 cucharadas de perejil finamente picado
1/4 taza de almendras fileteadas (tostadas ligeramente)
Preparación
En un tazón mezcla los pimientos, el ajo, las hojas de laurel, el orégano, las ciruelas pasas, las alcaparras, las aceitunas, el vinagre y el jugo del limón. Sumerge las pechugas en esa mezcla, tapa y refrigera de preferencia 12 horas. 
Hora y media antes de servir precalienta el horno a 325 grados Fahrenheit. 
Coloca las pechugas en una sola cama en un refractario o una paellera. Saca las hojas de laurel y vierte el adobo sobre el pollo. Coloca los ajiés encima de las pechugas. Tapa con papel aluminio y hornea durante una hora. 
Saca el refractario o la paellera del horno y retira la tapa, vierte el jerez sobre las pechugas y espolvorea el azúcar morena. Vuelve a meter el recipiente al horno destapado, hasta que el azúcar se haya tostado.
Decora con el perejil y las almendras.
Sirve con arroz blanco.
Tips
Las aceitunas pueden ser rellenas con pimientos y puedes usar otro licor si no tienes jerez.

Tortilla de Isaura

tortillaconjengibreLa tortilla es de Leo, no de Isaura. ¿A que seguro te has acordado de la novela? Pues si, de ella misma va la receta de hoy. ¿Ya están escuchando la musiquita de La esclava?
Leonor Hernández Arocha, la actriz cubana, vivió en Brasil unos cuantos años y un día que tenía de visita a Lucélia Santos, se inventó este plato, pues quería brindarle a su amiga algo novedoso, con un toque cubano, y la brasileña era vegetariana.
Lleva unos 15 minutos de preparación, porque debes rallar un bulbo de jengibre, pero es muy fácil, deliciosa y saludable.
Ingredientes
4 huevos
1 bulbo de jengibre como de 10 cm de diámetro
3 dientes de ajo
2 plátanos machos maduros
2 cdas. de aceite de oliva extravirgen
Sal
Preparación
Pela el jengibre y rállalo. Reserva.
Pela los plátanos y corta diagonalmente en tajadas. Fríelos y resérvalos.
Pica los dientes de ajo en lascas bien finitas.
Bate los huevos con la sal, agrega el jengibre y revuelve hasta que quede una mezcla homogénea.
Pon a calentar el aceite en un sartén y sofríe los ajos por dos minutos, moviéndolos siempre. No dejes que se quemen, sólo que se ablanden y el aceite coja el sabor.
Adiciona los huevos con jengibre. Asegúrate que el jengibre abarca toda la tortilla. Cuando se definan los bordes, coloca los plátanos fritos como te guste. Tapa el sartén y baja el fuego al mínimo. Estará lista en 3 minutos, depende cuán cocinada te guste la tortilla.
Tips
Queda muy rica sin el plátano, pero el contraste de su dulce con el leve picor del jengibre, es maravilloso.

Arroz con garbanzos de Yani

arrozcongarbanzos1

Esta receta es como una versión de los moros y cristianos, hecha con garbanzos y al horno. La receta da para 6 personas y lleva una hora. Me la ha enviado mi gran amiga desde quinto grado, Yaniett, a quien tengo la suerte de tener a cinco minutos de mi casa. Nos adoramos y sé que es mi amiga incondicional, aunque no me ha querido dar la receta de tres leches todavía, pero algún día la convenceré y podré compartirla con ustedes. Eso sí, que lo haga ella y yo lo retrato, porque le queda como a nadie.
Ingredientes
1½  taza de arroz
2 cajitas de 1 oz de pasas
1 lata de 15 oz de garbanzos
3 chorizos
1 papa mediana
3 dientes de ajo
½  ají pimiento rojo
1 pizca de azafrán
1 cdta. de pimentón
1 ramita de perejil
4 cdas. de aceite de oliva extravirgen
Sal
Preparación
Pon las pasas en remojo en un cuenco con agua tibia.
Hierve 4 tazas de agua en una olla, agrega el azafrán y una pizca de sal. Deja que hierva otra vez por unos minutos y añade los garbanzos, incluyendo el líquido. Cocina por unos 5 minutos y luego baja la candela al mínimo.
Prende el horno y precaliéntalo a 350 grados Fahrenheit.
Pela la papa y pícala en rueditas. Dóralas en el aceite y luego ponlas a escurrir en papel toalla.
Escurre y seca las pasas.
En esa misma sartén sofríe los chorizos, el ají y las pasas unos dos minutos, retíralos y resérvalos.
Luego dora ligeramente el ajo con casi todo el perejil -deja unas hojitas para adornar al final. Retíralo y machaca en un mortero con una pizca de sal.
En el aceite que ha quedado, disuelve el pimentón. Resérvalo también.
En una cazuela que puedas meter al horno, coloca el arroz, las pasas con chorizo y el ají, el ajo con el perejil y el aceite con pimentón. Vierte los garbanzos con agua que tape toda la mezcla, ponle la sal que usualmente le echas a esa cantidad de arroz, revuelve bien todo. Comprueba que está bien de sal y que el nivel de agua es el adecuado -apenas un poquito más que el resto de los ingredientes y cubriendo todo.
Coloca las papas doradas en la superficie (no se hunden), tapa la bandeja con papel de aluminio y cocina al horno por media hora.
Apaga el horno, retira el aluminio y deja reposar ahí dentro por 5 minutos.
Cuando vayas a servirlo, adorna con las hojitas de perejil que reservaste.
Tips
Puede que te sobre un poco del agua de los garbanzos pero no debes deshacerte del líquido hasta el final. Si por casualidad el arroz está un poco duro (no todos los arroces cocinan igual) para tu gusto, adiciona esta agua a la cazuela con un cucharón, poco a poco y cocina otros 10 minutos. 
El chorizo puede ser eliminado o sustituido por la carne de tu preferencia.
También puedes hacerlo con potaje de garbanzos que te quede del día anterior.