Header

Blog Archives

Tonkatsu

tonkatsu

Aunque no es muy popular fuera de Japón, el tonkatsu es una de mis comidas preferidas de ese país. Allá es una especie de comida rápida, muy económica y popular. Es tan sencillo que te sorprenderá que exista un plato así en la comida japonesa, cuando tanta gente piensa que es complicado preparar sus platillos.

Lo puedes servir sólo con arroz y kizami shoga (jengibre encurtido), o sólo con col picada bien finitica, o como en este caso sobre capas de arroz y col. Recomiendo acompañarlo con jengibre siempre, porque hace más entretenido el plato y te limpia el paladar del sabor de lo frito.

También es común encontrar el tonkatsu en sándwiches en las estaciones de tren o en los Konbini Stores (Convenience Stores, como 7 Eleven); y es requetecomún servirlo con curry japonés, como explico aquí. En este caso se llama Katsu-karē.

Esta receta es para 4 personas -o dos, si es que entre ambos se pueden comer las cuatro filetes, como es el caso nuestro. Confieso que me es difícil comerme sólo un bistec. Lleva menos de 30 minutos.

Es increíble lo rico que sabe siendo tan simple. Depende mucho de la calidad de la carne. Les recomiendo comprar lomo de cerdo y picarlo en bisteques.

El mejor tonkatsu que he comido es el de Maisen, en Tokyo. Si van a esta ciudad no pueden dejar de ir a Harajuku y ahí cerca en la calle Omotesando tienen un local.

Tonkatsu - Comida japonesa

Ingredientes

4 chuletas de puerco finitas (de unos 3 cm) y sin hueso
Sal
Pimienta
½ taza de harina de pan
1 huevo
1 tazas de panko
1 taza de aceite vegetal
1/4 de taza de salsa tonkatsu

Preparación

Salpimienta las chuletas, pásalas por harina, luego por huevo y finalmente por el panko.

Calienta el aceite a fuego medio en un sartén y fríe las chuletas, unos tres minutos por cada lado o hasta que se doren.

Cuando estén listas las chuletas, colócalas sobre papel toalla para escurrir la grasa. Luego pícalas en tiritas de 3/4 de pulgada (2 cm) de ancho, como indica la foto.

Ponle la salsa tonkatsu por encima o si prefieres en un recipiente aparte para que cada cual use la cantidad que prefiera.

Tips

La salsa tonkatsu se puede encontrar en mercados especializados en alimentos asiáticos. En Miami se puede comprar en Lucky.

Crema fría de yogurt con menta y pepino

A cada rato hago pasta con yogurt, menta y pepino, un plato típico de la comida mediterránea, para comer con pita, así que cuando vi esta receta en El Comidista el otro día, y con el calor que está haciendo por acá, enseguida me guardé el link para hacerla en casa.
Lleva unos 40 minutos de preparación y debes enfriarla por tres horas, pero vale la pena esperar, créanme. Puedes prepárala de un día para otro y estará más rica.
Hice algunos cambios en la receta. Sustituí el sumac por za’atar y el yougurt de cabra por yougurt griego. También eliminé la cebolla. El za’atar me lo regaló una amiga, pero puedo averiguarles dónde lo compra.
Da para dos personas.
Ingredientes
1 pepino mediano
1 papa mediana
1 taza de yogurt griego
1 manojo de menta
sal
1 pizca de pimienta recién molida
2 cdas. de aceite de oliva extravirgen
1 cda. de za’atar
jugo de medio limón
Preparación
Pela el pepino, córtalo en rodajas, sálalo y ponlo a escurrir media hora.
Mientras tanto, hierve la papa, unos 20 minutos o hasta que esté suave.
Separa unas hojitas de menta para adornar el plato.
Tritura la papa y el pepino con el resto de los ingredientes en una batidora o un food processor, añadiendo una pizca de sal. Si está muy espeso añade un par de cucharadas de agua fría.
Enfría por 3 horas mínimo. Sirve añadiendo un chorrito de aceite de oliva y adorna con las hojitas de menta que habías reservado.
Tips
Puedes eliminar la papa de este plato. Será más fácil mezclar los ingredientes pero será menos cremoso.
Algunos prefieren pelar la papa, pero si te la comes con cáscara, aprovechas mejor sus nutrientes, entre los que se encuentra la vitamina C. Si al menos hierves la papa con la cáscara y la pelas antes de mezclar los ingredientes, pasas un poco de trabajo, pero te alimentarás mejor.

Linguini con brócoli, papas y pesto

escueladecocina1Cuando leí papas entre los ingredientes de una receta de pastas me pareció una locura, pero en la introducción al plato lo primero que decía Jamie Oliver era que no pensara que se había vuelto completamente loco, que unas láminas de papa o un puré era algo muy común en algunas regiones de Italia, y que le da a las pastas una “cremosidad deliciosa y un sabor sorprendente”.
Este delicioso plato es parte del libro Escuela de cocina y del Food Revolution de Oliver. Y no me la robo, la paso, porque esa es precisamente la filosofía del libro, pásalo,  comparte  la receta al menos con dos o más personas.
Al terminar la Primera Guerra Mundial, que trajo entre sus consecuencias la malnutrición, el gobierno inglés puso en marcha el Ministry of Food, no sólo para asegurarse de que los alimentos fuesen suficientes para todos, sino también para educar a la población en las bases de una alimentación apropiada, haciéndose presente lo mismo en las fábricas que en los clubs de caballeros. El método era supersencillo, movilizaron miles de mujeres que supieran cocinar y las enviaron a recorrer el país, tanto para ayudar como para transmitir los consejos necesarios a la hora de aprovechar las raciones y preparlas de un modo más saludable.
El movimiento pásalo es la versión moderna del Ministry of Food, creado por Jamie para ayudar a sus compatriotas a comer sanamente y combatir la obesidad en Inglaterra -país que cuenta con la tasa más alta de obesidad en Europa.
Puedes visitar la página web del famoso chef  para más información, fotos, consejos, recetas y videos.
Y no olvides compartir esta receta, que da para 4 o 5 personas y está lista en 20 minutos.
pastasconpesto1
Ingredientes
1 papa mediana
1 rama de brócoli
1 rama de albahaca fresca
1/4 de taza de queso parmesano rallado
1 cda. De sal marina
4 cucharadas de pesto verde
1 paquete de linguini o fetuchini de 1 libra (450 gramos)
Preparación
Pon a hervir agua en una caldera grande con una cucharada de sal.
Lava y pela la papa. Pícala en rueditas finas.
Corta las ramas del brócoli en trocitos y sepáralos. Corta el tallo en ruedas finitas. Si es muy ancho, pícalo a la mitad antes de cortar las rueditas.
Arranca las hojas de albahaca y bota los tallos.
Cuando el agua esté hirviendo, echa las pastas y las ruedas de brócoli, cocinándolo el tiempo que indique el paquete. Dos minutos antes de que la pasta esté lista, añade al agua hirviendo la papa y los ramitos de brócoli.
Escúrrelo todo y devuelve al caldero, agregando la mitad de la albahaca, la mitad del queso parmesano y el pesto. Revuelve. Sirve en una fuente, añade el resto del queso parmesano y adorna con lo que te quedó de la albahaca (que a mí se me olvidó ayer).
Tips
Si te queda muy seca la salsa en el paso antes de servir, añade un chorrito de agua caliente y deja la pasta en el caldero un par de minutos más, revolviendo un par de veces.
Se me pasó decirles en la receta anterior que si pueden, tengan una maceta con albahaca en casa. Huele divino, no lleva mucho cuidado y nada como la albahaca recién arrancada de su tallo para la comida italiana.
Puedes hacer el pesto en casa, pero en este caso usé uno que venden en Costco, marca Kirkland.