Header

Blog Archives

Arroz con morcilla

arroz con morcilla

Este plato me lo “inventé” después de comer arroz con morcilla el año pasado en el Hilton de Guadalajara durante la Feria del libro que se celebra cada año en esa ciudad.

La feria estaba dedicada a Castilla y León; y también el menú que ofrecía el restaurante. Cuando iba a servirme por segunda vez, me puse a pensar como lo haría al llegar a casa.
Al llegar a Miami, me fui a Brisas de España a comprar la morcilla y desde entonces, es un plato al que regresamos una y otra vez -hoy, por ejemplo. Es supersencillo, casi como cocinar arroz blanco.


Esta receta da para dos personas.
 
Ingredientes
 
3 morcillas
1 taza de arroz
1cdta. de sal
1 cebolla mediana
1 cda. de aceite de oliva extravirgen
1 cdta. de vinagre blanco
 
Preparación
 
Corta la morcilla en rodajas y la cebolla en cuadritos pequeñitos.
Calienta el aceite de oliva en el caldero dónde vayas a cocinar el arroz, adiciona la morcilla y la cebolla y saltea por tres minutos, revolviendo. La morcilla se irá despedazando (eso queremos).
Vierte la taza de arroz, la sal, el vinagre y la cantidad de agua que lleve cocinar el arroz según diga el paquete.
El resto es como si fuese sólo arroz: tápalo y cocínalo a fuego medio-alto hasta que se seque. Entonces revuélvelo, tápalo otra vez y bájale la candela. Estará listo en unos 15 a 20 minutos, dependiendo de la variedad de arroz, hasta que los granos estén blandos.
 
arroz con morcilla-1
Tips
 
Puedes hacerlo en una olla arrocera eléctrica. Sofríe la cebolla y la morcilla en un sartén y luego viértelo en la olla con el resto de los ingredientes. La olla te avisará cuando esté listo.

Fetuchini de huevo con salmón ahumado e hinojo

fetuchine con salmon e hinojo_lacocinadevero
Este ha sido nuestro almuerzo hoy: Fetuchini de huevo con salmón ahumado e hinojo, un plato divino para estos días de tanto calor. Se puede comer lo mismo frío que caliente, y ambas variantes son muy refrescantes. Para comerlo frío, debes refrigerarlo al menos por seis horas. Da para 4 personas y lleva unos quince o veinte minutos de preparación.
Ingredientes
500 gramos de fetuchini de huevo
1/2 raíz de hinojo
1/2 limón (el jugo)
pimienta recién molida
sal
200g de salmón ahumado
aceite de oliva extravirgen
3 cdas. de queso parmesano rallado
Preparación
Poner a hervir 4 litros de agua con sal en un caldero grande.
Mientras se calienta el agua, corta el hinojo en rodajas de modo que te queden tiritas bien finitas, de unos 5mm aproximadamente. Colócalo en un tazón, sazona con limón y pimienta a gusto. Revuelve y reserva.
Ya caliente el agua, cocina las pastas el tiempo que indiquen sus instrucciones.
En el tiempo que lleva cocinar las pastas ve cortando el salmón en tiras de una pulgada.
Escurre la pasta. Ponla en una fuente, esparce sobre ella el salmón, el hinojo, el queso, y rocía a gusto con un chorro de aceite oliva y pimienta recién molida. Remueve todo suavemente y… a comer!
Tips
Puedes ver un video de cómo limpiar el hinojo aquí. Su parte superior la puedes guardar para una sopa, ensalada o jugo de vegetales. Me parece que va a ser el ingrediente de la próxima semana…

Curry de pollo estilo tailandés

pollo-al-curry-estilo-tailandes
Este plato es divino y lo hago casi siempre una vez por semana, lo mismo con pasta de curry verde que roja. Cuando lo aprendí a hacer sólo usaba leche de coco, curry, puerro y piña, pero con los años mis amigos se han encargado de enriquecer la receta y hacerla aún más sabrosa. Te va a parecer que lleva muchos ingredientes pero es muy fácil y rápido de hacer. No lleva más de media hora de preparación. Eso sí, queda un poco picante.
Esta receta da para 2 personas.
Ingredientes 
1 lata de leche de coco
2 pechugas de pollo medianas sin hueso
sal
pimienta
jengibre en polvo
1 cda. rasa de pasta de curry rojo (o verde)
2 ajíes rojos pequeños
1 puerro
varias ramitas de brócoli
1 cebolla pequeña
4 dientes de ajo
½ taza de piña picada en cuadritos
2 cdas. de aceite de sésamo
2 cdas. de salsa soya
1 ramito de cilantro
Preparación
Corta el pollo en cubitos de 1” x 1”. Ponle sal, pimienta y jengibre en polvo a tu gusto.
Pica el ají, el ajo, la cebolla y la parte blanca del puerro en rueditas.
Del brócoli sólo usa los “arbolitos”. Ponlo aparte.
En una sartén, calienta una cucharada de aceite de sésamo y otra de salsa soya. Dora los cuadritos de pollo en esa mezcla.
Mientras, para ahorrar tiempo, puedes ir calentando un wok. En este pon, a fuego mediano, el resto el aceite de sésamo y la soya junto a la pasta de curry.  Revuelve. Añade la cebolla, el ají y el puerro. Sofríe por 2 minutos. Añade el ajo y revuelve otro minuto. Luego la piña y mueve dos minutos más.
Cuando el pollo esté dorado, pásalo al wok, échale la leche de coco, el cilantro y el brócoli. Tápalo y cocina por 5 minutos o hasta que cuaje, revolviendo una vez por minuto.
Servir con arroz jazmín, a un lado o separado.
Tips
El arroz jazmín queda delicioso si lo cocinas con unas tiritas de ralladura de limón secas, sin grasa y bajo de sal.
Si no tienes un wok, puedes usar un calderito mediano o un sartén hondo.
Puedes usar leche de coco baja en grasas y queda igual de rico.
El pollo se puede sustituir por pescado o carne de puerco.
La parte verde del puerro la puedes guardar y usar luego en sopas o caldos.