Header

Blog Archives

Un postre, dos postres. Para no tirar nada

La verdad, a mí se me da mucho mejor lo salado, pero quería usa las ciruelas pasas que me quedaron después de hacer las pechugas de pollo con ciruelas de Ailyn, y me puse a buscar en mis libros de postres a ver si encontraba una receta. Encontré una receta de origen árabe, ciruelas al horno con nueces, en el libro Postres De Fruta/Fruit Deserts (Spanish Edition). Reduje los ingredientes a la mitad para que no me quedara tan grande y así y todo, da como para 10 personas.
Sólo que… tenía un problema, me sobraban las yemas de huevo y no quería botarlas, así que terminé haciendo con ellas una crema catalana mientras las ciruelas y las nueces se cocinaban en el horno.  Mañana les paso la de la crema catalana. Hoy:
Ciruelas al horno con nueces
Ingredientes
2 tazas de ciruelas pasas sin semillas
3 claras de huevo
3 cdas. de azúcar
1 cda. de jugo de limón
1 taza de nueces picadas
2 cdtas. de mantequilla
Preparación
Media hora antes, pon las ciruelas en remojo en agua caliente para que tengan una textura más suave. Escúrrelas bien.
Pasa las nueces por el procesador de alimentos para triturarlas, no muy chiquitas. Reserva.
Pon a calentar agua en una olla y precalienta el horno a 355 F.
Bate las claras a punto de nieve y agrega poco a poco el azúcar, batiendo por otros 10 minutos.
Añade el jugo de limón y mezcla bien. Incorpora las nueces, luego las ciruelas, y mezcla bien.
Unta un molde con mantequilla y vierte en él la mezcla. Colócalo dentro de otro molde y vierte en este último el agua que habías puesto a calentar en la olla de modo tal que al menos la mitad del molde con la mezcla quede cubierto. Si crees que puede botarse, termina de hacerlo con los moldes ya en la parrilla del horno.
Cocina al baño maría durante 45 minutos sin abrir el horno.
Transcurrido ese tiempo, que puedes aprovechar para hacer la crema catalana, apaga el horno y deja reposar 5 minutos más sin abrirlo.
Saca el molde, déjalo enfriar y desmolda en una bandeja.
Tips
El libro sugiere un modo de añadir un sabor suplementario a esta receta, macerando las ciruelas en una mezcla de vino y agua por una hora. En este caso, dice que es conveniente calentar la mezcla a fuego suave durante 5 minutos.

Alfajores Mini

alfajorcloseup1

Conversando con un par de colegas en la oficina durante el almuerzo, sobre la crisis y dónde sale mejor comprar esto o lo otro para ahorrarnos unos pesos, caímos en la comida y les conté que tenía un blog de cocina.
Luego hablando de dulces, confesé que apenas ayer puse el primer postre en casi dos meses.
Leonardo, uno de ellos, me contó que había hecho unos alfajores divinos y que la receta era facilísima, luego buscó en su teléfono las fotos para mostrarme lo lindos que le habían quedado. La receta es de otra compañera de trabajo, Mónica, que ya nos había dado el gusto de probarlos en su babyshower. Me consta que son deliciosos. Así que le pedimos a Mónica que me dejara ponerlos en el blog y ella accedió.
Se dice que los alfajores son de origen árabe y que el típico es de la región de Andalucía, en España. Son muy populares en Argentina, Perú y Uruguay. En Miami es muy fácil comprarlos en casi todas las dulcerías. Pero anímense a hacerlos, lleva poco tiempo y recursos; además es un plato con el que puedes impresionar a tus invitados o llevar a una fiesta sin que se te enfríe o caliente por el camino. Con esta receta salen 25 alfajores, promedio.Muchas gracias a mis colegas por su aporte al blog. Espero que pronto hagan otra vez y pueda volver a comer esta delicia.
Ingredientes

1 taza de harina

1 taza de maicena

1 taza de mantequilla (8 onzas)

6 cucharas de azúcar

Dulce de leche (arequipe, cajeta) al gusto

Azúcar de confección
Preparación
Mezcla la harina, la maicena, la mantequilla y el azúcar. Amasa todo bien y estíralo con un rodillo hasta que quede bien finito.
Precalienta el horno a 350 F.
Regresa a la masa y corta pequeños círculos con ayuda de un vasito de shots. Ve colocándolos en una bandeja. Estira la masa restante otra vez, y sigue cortando circulitos hasta que la uses toda.
Coloca la bandeja en el horno por 12-15 minutos.
Cuando están listas las galletas, se despegan de la bandeja con mucha facilidad. Deja que se refresquen un poco.
Embarra la mitad de las galleticas con arequipe y ve colocando la otra mitad sobre ellas.
Espolvorea con azúcar de confección.
Tips
Puedes hacer dos galletas grandes y rellenar de arequipe, como si fuese un pastel; o usar moldes de galletas con tu forma (o formas) preferida para hacer los alfajores.
También puedes rodar levemente las galletas ya rellenas de cajeta por un plato con flequillos de coco. Quedan lindos y el sabor del coco con la crema de leche es delicioso.

Dobo de coco

Dobo de coco - La cocina de Vero

Para cerrar con broche de oro esta semana de cocina cubana, me inventé un dobo con leche de coco. Es el primer postre que pongo en el blog después de mes y medio de recetas, pero me gusta tanto el dulce que trato de no hacerlos en casa.

Mi tía Rosy no es muy buena cocinera, debo ser sincera, pero siempre ha tenido unos cuantos platos que le quedan divinos. Cuando yo era chiquita siempre pasaba parte del verano en su casa en Camagüey. Nos poníamos a inventarnos recetas mientras bebíamos té y conversábamos de todo un poco.

Todavía daban un litro de leche diario y los huevos estaban por la libre, así que hacíamos bastantes flanes de diferentes tipos y una natilla con galleticas y caramelo que ella llamaba dobo, del que hoy les traigo una versión. Es muy fácil de hacer, sólo lleva 15 minutos, más 2 horas enfriarlo. Da para 4 personas –tal vez más, pero es tan rico, que mejor exagerar.

Ingredientes

1 lata de leche de coco
½ taza de leche
1 cdta. de vainilla
1 taza de azúcar blanca
3 yemas de huevo
1 cda. abundante de maicena
¼ taza de flequillos de coco (seco y sin azúcar)
10 galleticas María

Preparación

En una cazuela pequeña vierte ¾ de taza de azúcar y pon en el fogón a fuego medio, para hacer un caramelo.
En otra cazuela (y otra hornilla) pon a hervir las dos leches y mientras tanto, mezcla bien en un cuenco las yemas de huevo, la maicena y el ¼ que te quedaba de la taza de azúcar.
Cuando hierva la leche, ponle la vainilla y ve echando poco a poco la mezcla, moviendo continuamente hasta que espese. Retira del fogón.
En un molde, vierte el caramelo y cubre las paredes con este. Esparce en el fondo los flequillos de coco. Luego echa un poco de natilla, cubriendo todo el fondo del molde, ponle arriba una capa de galleticas, otro poco de natilla, galleticas otra vez, y así sucesivamente hasta que llenes el molde. Termina con natilla.
Tapa el molde y ponlo en el refrigerador al menos 2 horas. A la hora de servir, coloca el molde boca abajo en un plato o bandeja en la que quepa todo el dobo y deja que baje, como un flan, y que el caramelo se riegue sobre él.

Tips

Si no te gusta el coco, la receta de tía era con leche normal, la hervía con canela en rama, retirando esta en el momento de comenzar a echar la mezcla con el huevo, la maicena y el azúcar.