Header

Blog Archives

Cheesecake de limón y kiwi

cheesecakedekiwi2
Hace un par de semanas hice este cheesecake de limón y kiwi para unos amigos y les encantó. La receta la encontré en la sección de recetas de 15 minutos de la revista Every Day with Rachel Ray, cuya subscripción me ha regalado mi amiga Aymara.
Aprovecho para invitarlos a pasar por su blog, Tirijala, en el que encontrarán recetas sabrosas, estupendas crónicas, fotografía y una sección de moda. Este último tema lo añadió recientemente y me encanta porque son sugerencias sencillas y muy útiles. Vaya, que yo las seguiría con los ojos cerrados.
Este cake da para 6 que coman bastante o para 8-10 que coman moderado.
Ingredientes
11 oz de lemon curd
8 oz de queso crema
1 molde de galleticas molidas listo para usar
4 kiwis
Preparación 
Saca el queso crema del refrigerador al menos media hora antes de preparar el cake.
Con unas varillas eléctricas, mezcla el lemon curd con el queso crema hasta que crezca el doble, unos 3 minutos.
Usa una cuchara para acomodar la mezcla en el molde. Emparéjalo con ayuda de una espátula si prefieres y mételo al congelador 10 minutos.
Mientras pela los kiwis y pícalos a la mitad transversalmente y luego en rueditas, para que te quede como se ve en la foto.
Puedes servirlo inmediatamente o meter al refri hasta que vayas a comerlo.
Tips 
La revista decía que 4 onzas de queso crema pero me pareció que iba a quedar blandito y usé 8.

Pilaf de tomate

pilaf de tomate-1
Ya casi estoy lista para cambiar de bandera y viajar virtualmente de Francia a Estados Unidos, países protagonistas de los cookouts de junio y julio. Pero antes les dejo esta receta del libro Barefoot in Paris. Easy French Food You can Make at Home, que hice en el cookout francés en Nueva JerseyEs bastante cercana de la cocina italiana pues su textura es parecida a la de un risotto y se le adiciona queso parmesano al final. 
Sabe un poco a arroz con pollo, por el caldo, pero el sabor es muy delicado y se puede comer solo, con carnes o con pescado. Según Paquito D’Rivera, estaba delicioso con frijoles negros. Da para 6-8 personas y lleva casi una hora de preparación.
El caldo de pollo puede hacerse en casa, hirviendo el pollo con puerro, zanahoria, apio, perejil, sal y pimienta; o puede comprarse hecho, de lata o tetra pack.
Ingredientes
4 cdas de aceite de oliva extravirgen
11/2 tazas de cebolla amarilla, picada en cuadritos (como 2 cebollas)
2 tazas de arroz basmati
4 tazas de caldo de pollo
1/2 cdta de flequillos de azafrán
1 cda de ajo machacado
1 lata de 28 oz de tomates enteros en conserva, escurrida
Sal
1 cdta de pimienta
2 cdas de perejil, picadito
2 cdas de queso parmesano rallado
Preparación
Calienta 2 cucharadas de aceite en una cazuela más bien grande o un Dutch oven, agrega las cebollas y cocínalas a fuego bajo unos 10 minutos, hasta que estén traslúcidas y no lleguen a dorarse. Incorpora el arroz y 2 cucharaditas de sal. Mezcla bien con la cebolla y sigue cocinando, unos 3 minutos, moviendo a cada rato. Vierte el caldo y  el azafrán en la cazuela, tapa la cazuela y cocina a fuego bajo unos 20-25 minutos, hasta que el arroz esté blandito.
Mientras tanto, pica los tomates (previamente escurridos) en pedazos grandes.
Pon en un sartén las otras 2 cucharadas de aceite de oliva y añade el ajo machacado. Sofríe unos 30 segundos y agrega los tomates. Cocina durante 5 minutos, moviendo a cada rato.
Cuando el arroz esté listo, agrégale el tomate, el perejil, la pimienta y el queso. Mezcla bien todo con un tenedor, para que el arroz no se ponga hecho pelotas. Rectifica la sal.
Sirve inmediatamente.
Tips
Pueden hacerlo con caldo vegetal y será un plato vegetariano.
Para adornar los platos puedes poner a un lado más queso parmesano y perejil picadito.
Contessa Barefoot recomienda tomates en conserva de la marca San Marzano.

Steak francés y papas fritas perfectas

Vuelvo al cookout francés con las dos recetas que preparó Isbel. Ya muchos la conocen como mi hermanita. Nos conocimos en las redes sociales, luego juntas participamos en la campaña #OZT: Yo acuso al gobierno cubano y ahí formamos la familia que hoy somos junto a una decena de amigos, casi todos nos  conocíamos del mismo modo.

Isbel y yo habíamos intercambiado montones de mensajes y llamadas telefónicas pero no nos habíamos visto hasta hace poco en Nueva York. Vernos por primera vez fue algo un poco raro para mí, pues a pesar de que el gusto de abrazarla por fin era inmenso, yo sentía esta primera vez como más bien un rencuentro. Entre lo que hemos andado juntas en internet y todo lo que tenemos en común, creo que no podía ser de otro modo. Y para completar, ambas adoramos la cocina y hasta nos parecemos un poco fisicamente. 

Isbel tiene un blog llamado Chez Isabella, que pueden seguir los interesados en el tema cubano. Ella lo comenzó a escribir con intenciones diferentes, pero el problema de Cuba a veces nos arrastra por caminos inesperados; y ella es uno de esos angeles capaces de desprenderse de lo que sea con tal de ayudar una causa justa. 
Is, como siempre la llamo, preparó en el cookout de Nueva Jersey porciones inmensas de papas fritas y bisteques franceses, que como les conté, volaban de su lado a medida que estaban listos. Hoy les comparto las dos recetas en su versión para 4. Yo que no como mucha carne últimamente, estoy loca por volver a probar estos steaks con papas estilo Les Halles -restaurante neoyorkino en el que trabajó Antony Bourdain. Las papas pueden llevarte un poco más de tiempo que el que acostumbras dedicarles, pero no se desanimen, pues no en balde tienen fama de ser las más ricas de la ciudad. Yo diría que están en el top 3 de las más sabrosas que me he comido en toda mi vida. 
Receta del steak francés 
Ingredientes 
4 steaks 
2 dientes de ajo pelados, bien machacados 
1 cebolla mediana picada en rodajas 
2 cdas de vinagre balsámico 
2 cdas de aceite de oliva 
2 cdtas de mostaza Dijon 
Sal y pimienta fresca molida a gusto. 
Preparación 
Prepara el aliño con la mostaza, el aceite de oliva, los ajos machacados y el balsámico. Marina los steaks al menos 1 hora antes de la cocción. Cúbrelos con las rodajas de cebolla. Si es posible, déjalos listos reposando en el refri en un recipiente cubierto con papel film, de un día para otro. 
Cocínalos al punto deseado. Acompáñalos con arroz blanco, papas fritas a la francesa (a continuación) o papas al horno.
Ahhhh, y si puedes agregar unas cebollas caramelizadas, no te arrepentirás.
Tips 
Se puede hacer también a la parrilla. Según Is, es mejor hacerlos en una cocina tradicional porque se aprovecha mejor la salsa de la carne que es una delicia, incluso para comer con baguette francesa. 
Receta de las papas fritas estilo Les Halles 
Ingredientes 
4 papas Idaho 
2 ½ litros de aceite de maní (cacahuates) 
Sal 


Preparación 
Llena un recipiente de agua fría, con algunos pedazos de hielo. 
Pela las papas, córtalas en tiras de ½ pulgada (1cm) y ponlas en el agua para que no se oxiden. Deben pasar allí al menos media hora, pero puedes dejarlas de un día para otro. El objetivo es eliminar el almidón que desprenden. 
Para escaldar las papas, calienta el aceite en un sartén o cazuela gruesa hasta que alcance los 280°F (140°C) y cocina las papas en pequeños montones durante 6-8 minutos, hasta que estén tiernas y se pongan traslucidas. Sácalas del aceite, escúrrelas y déjalas reposar unos 15 minutos esparcidas sobre una bandeja amplia, como la que usas para el horno. 
Lleva el aceite entonces a 350°F (190°C) y vuelve a freír las papas en pequeños montones durante 2-3 minutos, hasta que estén tostadas y doradas. Escúrrelas otra vez y ponlas sobre papel toalla. Ponles sal a gusto y sirve inmediatamente. 
Tips 
Según Anthony Bourdain, para hacer unas papas fritas prefectas lo primero que necesitas es mucho aceite y pocas papas. En este link pueden leer la receta en inglés. En Les Halles usan aceite de maní y papas Idaho, como lista la receta. Muy importante: escaldar las papas. 
4 de julio
Hoy estaremos celebrando el 4 de julio, día de la Independencia Americana (de los marcianos 😉 -it’s a joke- y el cumpleaños de Niurkita, con un cookout americano. Pero todavía queda alguna recetica francesa pendiente.