Header

Blog Archives

Papas rellenas de jamón y chorizo

Estas papas rellenas de jamón y chorizo llegan a ustedes gracias Sedano’s y Dime Media, pero todas las opiniones expresadas y la receta son mías.

Papas rellenas de jamón y chorizo

Si hay algo que me encanta picar a cualquier hora son las papas rellenas y hoy te traigo estas con jamón y chorizo, especiales para compartir con tus amigos y familiares en las fiestas de fin de año.

Cuando llegamos a Estados Unidos uno de los primeros trabajos de mi padre fue en Sedano’s y era casi siempre el mercado en que comprábamos porque aprovechábamos ir a dejarlo o a recogerlo para hacer la compra. Hoy casualmente vivo cerca de este mismo mercado y allí sigo haciendo la compra con frecuencia porque siempre encuentro en este sitio los productos que me gustan para hacer comida cubana a muy buenos precios.

Además tienen una cafetería con el cafecito cubano -que no me puede faltar-, y unos postres cubanos deliciosos, que son mi debilidad. Capuchinos, brazo gitano, cremitas de leche, boniatillo… tú dime de qué andas antojado y seguro que lo tienen. Masa real, torticas de Morón, panetelas borrachas, turrones españoles…

Y la verdad que cada vez se pone mejor. Con el tiempo se ha enriquecido la oferta y en Sedano’s encuentro también los ingredientes para mis recetas fusión y siempre algo nuevo sabroso, como la crema de ají amarillo peruana con que acompañamos estas papas rellenas. Hoy por hoy son la cadena de supermercados hispana #1 en Estados Unidos.

Papas rellenas de jamón y chorizo

En mi última visita hasta encontré por fin la tostonera para hacer tostones rellenos. Por cierto, a ellos también les puedo poner el picadillo con que he rellenado las papas.

Seguro que tú también puedes encontrar en Sedano’s los antojitos de tu tierra.

Esta receta da para 19-20 papas rellenas.

Papas rellenas de jamón y chorizo

Ingredientes

4 lbs de papas rojas medianas
Sal
4 oz de chorizo español molido
1/2 cebolla blanca bien picadita o triturada en el procesador
4 oz de jamón molido
1/2 taza de harina (opcional)
3 huevos
Pimienta
2 tazas de panko o de pan molido
1l de aceite vegetal
Crema de ají amarillo

Papas rellenas de jamón y chorizo

Preparación

Pela las papas y córtalas en 4. Ponlas en una cazuela grande con agua que las cubra y una cucharadita de sal. Cocínalas a fuego medio-alto durante 20-25 minutos, depende del tamaño en que te han quedado las papas. Puedes comprobar que están listas pinchándolas con un tenedor. Este debe llegar fácilmente al centro de la papa. Escúrrelas y reserva.

Mientras de cocinan las papas, calienta un sartén a fuego medio y pon en este el chorizo molido. Cuando comience a soltar la grasita un par de minutos después, añade la cebolla triturada y mézclala bien con el chorizo. Sigue removiendo a cada rato y cocina durante 7-8 minutos, para que caramelice. Agrega entonces el jamón molido, intégralo bien y sigue cocinando unos 4-5 minutos. Una vez listo, pásalo a un cuenco y resérvalo.

Maja las papas en un cuenco grande, poco a poco, para asegurarte que queda perfecta.

Toma aproximadamente 2 cucharadas del puré de papas y has una bolita, abre un hueco en medio (yo lo hago con el dedo índice doblado) y echa una cucharada del picadillo. Colócala en un plato o sobre papel aluminio. Has lo mismo con el resto de la papa y el picadillo de jamón y chorizo.

A mí me gusta empanizar con harina antes del huevo, pero para las papas rellenas no es imprescindible.

Papas rellenas de jamón y chorizo

Bate los huevos en un cuenco mediano y salpimiéntalos. Pon la mitad del panko o del pan molido en un cuenco más ancho, como los de servir ensaladas. Ve pasando las papas rellenas por el huevo y luego por el panko. Colócalas de vuelta en el mismo sitio. Cuando se agote el panko o el pan molido, pon el resto en el cuenco hasta empanizar todas las papas.

Calienta el aceite en la freidora eléctrica o en una cazuela honda. Es preferible que las papas queden completamente cubiertas en el momento de freírlas. La temperatura de la freidora debe llegar a 375⁰F (190⁰C) y si lo haces en la cazuela puedes comprobar que el aceite está caliente echando un pedacito de pan. Este debe subir y dorarse enseguida.

Fríe las papas en tandas de 2 o 3, según el espacio que tengas en tu freidora, durante 3 minutos aproximadamente. Antes de ponerlas en el aceite con mucho cuidado, trata de sacudirle el exceso de pan molido que puedan tener. Cuando estén doradas, colócalas en un plato, papel toalla de por medio para que escurran un poco la grasa.

Sírvelas acompañadas de la crema de ají amarillo o con tu salsa favorita.

Papas rellenas de jamón y chorizo y Crema de ají peruana

Alambre de pavo

Alambre de pavo

Una de mis celebraciones favoritas durante el año es Thanksgiving pero me cuesta que mi familia coma pavo y siempre sobra muchísimo. Hoy les traigo un alambre de pavo para aprovechar esas sobras con las que muchas veces no sabemos qué hacer.

A los caribeños casi siempre nos gusta más hacer carne de cerdo y a otros les gusta tanto el pavo que lo repiten en Navidad. Por si acaso, aquí les dejo una receta de pavo que hice para Baby Center y una de cerdo asado en cazuela por si repiten esta carne para fin de año.

El alambre es muy común en las taquerías mexicanas. Lo probé por vez primera cuando conocí a mi esposo y siempre me trae muy buenos recuerdos. Según el libro La gran cocina mexicana, es un plato original de Sonora, uno de los estados con mayor producción de carne mexicana y su nombre alude a las brochetas con que solían prepararse, aunque en muchas ciudades se prepara a la plancha o en un sartén, como este que les traigo.

Alambre de pavo

Se puede hacer desde cero pero yo suelo hacerlo más con las pechugas de pollo al horno que hacemos cada semana. También puedes hacerlo de carne de res o carne de cerdo. A estos dos últimos, no dejo de ponerle el chorrito de salsa inglesa que lleva la receta. Suele servirse con guacamole.

Este plato da para 6-8 tacos.

Ingredientes

1 1/2 taza de carne de pavo cortada en cubitos del tamaño de un bocado
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento amarillo
1/2 pimiento verde
1/2 cebolla morada
1 taza de queso Mozzarella semiseco rallado
1 taza de queso Cheddar o Pepper jack rallado
Tortillas para servir
Tu salsa mexicana preferida

Cómo preparar alambre

Preparación

Corta los pimientos y la cebolla en cuadritos tamaño bocado, similar al tamaño de los cubitos de pavo. Colócalos con el pavo en una sartén a fuego medio. Mezcla y ve calentando poco a poco, moviendo a cada rato durante 8-10 minutos. No hace falta ponerle grasa porque los pimientos y la cebolla irán soltando su jugo y no se pega, además transfieren ese jugo a la carne de pavo o si lo hacen con pechuga de pollo, también.

Baja el fuego a casi el mínimo, espolvorea el queso por encima y tapa durante 2-3 minutos.

Calienta las tortillas mientras tanto y resérvalas para que mantengan calientes.

Coloca porciones del alambre en las tortillas y ponle por encima tu salsa favorita.

Tacos de alambre de pavo

¿Qué te parece? ¿Hay otras recetas mexicanas que te interesa aprender a hacer?

Kimpira de gobo

Kimpira de gobo

Hace rato que no les traigo una receta japonesa. Hoy les voy a enseñar qué es y cómo hacer kimpira de gobo.

La kimpira es un método de cocción de la comida japonesa que consiste en saltear y luego hervir a fuego lento los alimentos. Se emplea usualmente para cocinar raíces y las kimpiras más comunes son la de renkon (raíz de loto) y la de gobo (bardana en español y burdock en inglés).

El gobo es una raíz que se consume sobre todo en Asia. Yo lo compro en mercados asiáticos. Tiene unos 2 centímetros de diámetro y de medio metro a 1 m de largo. Es rico en fibras, calcio y potasio y magnífico para la digestión.

Este plato se sirve como tapa y también como parte del teishoku, la completa japonesa.

Los cubanos llamamos completa a un plato con todo. Una completa cubana sería una comida compuesta por carnes o pescado, arroz, potaje, ensalada y alguna vianda frita. Todo servido en un mismo plato. El teishoku tiene 5 componentes, carnes o pescado, arroz japonés, sopa miso, tsukemono (encurtidos) y vegetales de estación. Se sirve cada componente en un plato separado y todos ellos se ponen en una bandeja, como muestran las 3 fotos siguientes, que he tomado en diferentes restaurantes.

Teishoku de pescado con ksukemono de pepino y daikon rallado.

Teishoku de saba (macarela) con calabaza marinada y algas.

Teishoku de katsu-don con tsukemono variado .

La kimipra se serviría en uno de los cuencos pequeños, llamados kobachi (que quiere decir precisamente cuenco pequeño).

Esta receta da para 4 y está lista en media hora aproximadamente.

Ingredientes

1 gobo (bardana) de 1/2 m
1 zanahoria mediana
1/4 de pimiento rojo (el que usé) o 1 pimiento asiático rojo picante (ambos son opcionales)
1 cda de aceite vegetal
1 cda de azúcar glas
2 cdas de salsa soya
1 cda de sake de cocinar
1 cda de mirin
1 cda de sésamo (ajonjolí) tostado

Kimpira. Receta japonesa

Preparación

Lava bien el gobo. Raspa su piel con un cuchillo. Pueden quedarse algunos pedazos de la cáscara. Se puede comer y le da un aroma extra a esta receta. Córtalo en palitos finitos de 5 centímetros de largo y colócalos en agua fría unos de 5 a 10 minutos.

Pela las zanahorias y córtalas en palitos similares. Y lo mismo con el pimiento si lo usas. Si agregas pimiento asiático picante, retira las semillas y córtalo en aros finitos.

Escurre bien el gobo y sécalo con un paño o papel de cocina.

Calienta un sartén mediano o un wok a fuego medio-alto. Añade el aceite y cuando se caliente adiciona el gobo y saltea unos 2-3 minutos. Añade los palitos de zanahoria y sigue friendo otro minuto más, mientras remueves para que se impregne del aceite. Adiciona el pimiento y sigue salteando mientras bates el azúcar, la soya, el sake y el mirin. Añade la salsa que acabas de batir, mézclala bien con los ingredientes en la sartén y baja el fuego a bajo-medio.

Cocina durante unos 5-7 minutos, hasta que la salsa se espese.

Pasa la kimpira a un cuenco para que se refresque y el momento de servir espolvoréala con las semillas de sésamo.

Puede comerse también al día siguiente fría.

Ya con el otoño al doblar de la esquina, les recomiendo otro componente para el teishoku, unos hongos marinados deliciosos que pueden aprender a hacer aquí.