Header

Blog Archives

Ensalada de piña con cuatro ingredientes

Ensalada de piña con cuatro ingredientes

Esta ensalada de piña es muy sencilla y es común servirla en los bento boxes de los niños en Japón, pero le encanta a personas de todas las edades.

Es muy refrescante y se puede comer a cualquier hora del día e incluso como postre. Sólo tienes que tener en cuenta que debes dejar el queso crema un rato afuera con antelación para que esté a temperatura ambiente al momento de preparar la receta.

Aunque esta ensalada se puede comer acabada de hacer, yo prefiero ponerla en el refrigerador un par de horas para que se fusionen bien los sabores.

Ensalada de piña con cuatro ingredientes

Los ingredientes que emplearemos casi siempre los tenemos en casa.

Aquí les va la receta, rapidita y fácil, que ando entre dos viajes y no hay para más de momento. Disfrútenla mucho. Da para 4. Pueden usar piña natural o en conserva. Si usan en conserva, traten de comprar la que viene en su jugo y no en almíbar.

Ingredientes

2 ruedas de piña
1/2 manzana mediana
1/4 de barra (60g) de queso crema tipo Philadelphia a temperatura ambiente
2 cdas de yogurt griego

Ensalada de piña con cuatro ingredientes

Preparación

Corta la piña en cubitos de 1 a 1.5 centímetros (1/2 a 3/4 de pulgada). Quítale el centro a la manzana y corta la mitad que vas a usar en cuadritos del mismo tamaño de la piña.

Combina el queso crema a temperatura ambiente con el yogurt griego. Puede hacerse con un tenedor o en el procesador de alimentos. Sólo asegúrate que no le queden grumos.

Agrega las frutas y mezcla bien.

Refrigera tapada un par de horas.

Sirve fría y adorna con una hoja de menta o albahaca para darle alegría al plato.

Guárdala en tu Pinterest para que la prepares en estos días de fiesta y si te gustan las ensaladas con frutas, te recomiendo mi ensalada fría cubana. La puedes encontrar aquí o en mi libro La cocina cubana de Vero.

Ensalada de piña con cuatro ingredientes

Espero diciembre les traiga muchas alegrías. Este año se ha ido volando y ha estado lleno de terribles episodios. Ojalá podamos tener un respiro en sus finales.

 

Cómo preparar ensalada de kale

Cómo preparar ensalada de kale

Cómo preparar ensalada de kale

A finales del año pasado probé en casa de mi amiga Mirta Ojito una ensalada de kale maravillosa. Me gustó tanto que unas semanas después le pedí que la hiciera en una comida que hice en casa y le pregunté cómo preparar una ensalada de kale donde este vegetal quedara tan suave.

Ella había encontrado la receta en Share y le había gustado tanto que ya era parte de su hogar. Me la pasó, pero se la tengo que volver a pedir porque no la encontré el otro día cuando quise hacer mi ensalada de kale. Sin embargo, recordaba perfectamente que había que dejar el kale reposar un rato con el aderezo para que fuera más fácil masticarlo.

Así que hoy te traigo un aderezo delicioso para comer con la ensalada de kale, pero puedes usar el que quieras siempre que le pongas limón y vaya bien con los demás ingredientes que vayas a adicionar a la ensalada y dejarla reposar un poco antes de servirla.

La receta del salmón ya está en el blog. Les dejo el link en la lista de ingredientes. Esta vez no quedaba muy poca Dijon en casa y usamos otra mostaza más amarilla. De ahí el color tan diferente.

Como ven, una adaptación tras otra. De eso también se trata en la cocina, de innovar, perderle el miedo e inspirarse.

Esta receta da para dos y está lista en media hora.

Cómo preparar ensalada de kale

Cómo preparar ensalada de kale

Ingredientes

4 tazas de kale (col rizada)
1/4 de taza de aceite de oliva virgen extra
1 cdta de pasta de anchoas
1 cdta de moztaza Dijon (sí, más mostaza)
El jugo de 1/2 limón
Sal (opcional porque las anchoas ya aportan bastante sal)
Pimienta
2 cdas de queso parmesano rallado (no se ve pero ahí estaba)
2 filetes de salmón (la receta aquí)
1/4 de aguacate (para adornar)

Preparación

Lava el kale si no lo has comprado prelavado y corta las hojas tamaño bocado, retirando los troncos duros que suele tener. Ve colocándolo en un cuenco en el que luego puedas remover cómodamente la ensalada.

La pasta de anchoa la puedes comprar lista o simplemente pasar un par de anchoas por un cuenco pequeño con agua, secarlas con cuidado y cortarlas bien hasta formar una pasta.

Batir hasta que emulsione el aceite y la pasta de anchoas, la mostaza, el jugo de limón, sal y pimienta al gusto.

Bañar el kale con el aderezo y dejarlo reposar 10 minutos.

Añadir el parmesano y mezclar bien.

Servir con el salmón (que está listo en unos minutos al horno) encima y adornar con aguacate.

Puedes añadir al gusto unos crotones, cebolla en juliana, pepino, o lo que creas que me ha faltado en esta ensalada que les recomiendo mucho para las cenas entre semana. Es saludable, riquísima y se prepara rapidísimo.

Puré de malanga con berro

Puré de malanga con berro

Cuando mi amiga Leo me dio la idea de hacer el puré de malanga con berro sabía que triunfaría en casa con esa receta.

Tanto mi esposo como yo adoramos la malanga aunque sea hervida y punto. Aunque también nos encanta en frituras o chips.

La malanga es una raíz y se le conoce también como tiquisque, otó, ocumo, yautía y uncucha. Las variedades más comunes son la blanca, la amarilla y la morada. Es genial para la digestión. Los cubanos cuando estamos mal del estómago solemos comer puré de malanga y cuando los niños comienzan a comer sólidos, es de las primeras cosas que les damos a comer.

El berro también, por su parte es buenísimo para el crecimiento de los niños, por lo que este puré es muy recomendado para los peques. Eso sí, no le pongan mucho berros si es para los bebés porque tiene un sabor amarguito que puede que no le guste. Adiciona sólo la mitad del berro que le pondrías a un puré como este para adultos.

Además, el berro es buenísimo para la salud para mantener la piel y la vista en buen estado, es rico en antioxidantes y anticancerígeno.

El huevo duro para adornar es opcional.  Puedes usar simplemente unas ramitas de berro.

Puré de malanga con berro

Ingredientes

(Para 2)

3 malangas medianas
1 puñado de berro bien lavado
1 cda de mantequilla sin sal
Sal
1 huevo duro

Preparación

Pela la malanga y córtala en trozos del tamaño de una pelota de ping pong y hiérvelas unos 20 minutos, hasta que estén tiernas, con un poco de sal al gusto.

Reserva dos tazas del líquido en que herviste la malanga antes de escurrirla.

Pon la malanga con el agua, la mantequilla y el berro en la batidora y bate hasta que esté hecho puré. Dependiendo del gusto tuyo y de tu familia, puedes hacerlo más o menos espeso. Ten en cuenta a la hora de reservar el agua para dejar un poquito más si te gusta más en onda crema que puré.

Sirve en dos cuencos o dos tazas y adorna con un cuarto de huevo duro.

Si te gusta el puré de malanga natural, te dejo el link a mi receta para que la pruebes también.