Header

Blog Archives

Salsa verde

salsa verde

Siempre vamos a celebrar el Super Bowl en casa de mi amigo José Miguel y este año le dedicamos la fiesta a la comida mexicana. Para esta fiesta preparé la salsa verde que les traigo hoy.

Esta salsa va bien con huevos, pollo, cerdo o pescados. Se las recomiendo mucho para chips, chilaquiles, tacos o enchiladas. Tendrían que sustituir la salsa roja y el mole de las recetas que les acabo de linkear con la salsa verde.

Su ingrediente principal son los tomatillos o tomates de cáscara, un tomatico verde pequeño rodeado por una envoltura que parece de papel y se le desprende cuando está maduro. Se utiliza mucho en la comida mexicana y tienen un sabor muy fresco.

Da 2 tazas.

Ingredientes

4 tomatillos, pelados (de ese “papel”) y enjuagados
2 chiles poblanos, toscamente picados
2 chiles jalapeños, toscamente picados
1 cebolla roja pequeña, toscamente picada
3 dientes de ajo
3 cdas. de aceite vegetal
1/2 taza de cilantro
1 cda. de miel
Sal
Pimienta

salsa verde mexicana

Salsa verde mexicana

Preparación

Precalienta el horno a 400°F (200°C).

Coloca los tomatillos, los chiles, la cebolla y el ajo en una bandeja resistente al horno, cúbrelos con el aceite y salpimienta. Mete la bandeja al horno y ve dándole vueltas a los ingredientes a cada rato hasta que todo esté dorado, durante 20-30 minutos. Retira del horno y deja que se refresque.

Vierte el contenido de la bandeja en un procesador de alimentos o la batidora, agrega el cilantro y tritura todo.

Si está muy espesa, añade un chorrito de agua. Sazona con miel y salpimienta otra vez si fuera necesario.

Si tratas la salsa con cuchara de madera, porcelana o plástico; y si la envasas en un recipiente que se cierre herméticamente, puede conservarse en el refrigerador hasta 2 semanas y calentarla a la hora de comer si la comida en que la vas a usar lo requiere.

Arroz a las hierbas

arroz a las hierbas

Arroz a las hierbas

Te presento la nueva guarnición favorita de mi esposo, este arroz verde o arroz a las hierbas que ha calificado de gourmet. Me he anotado 100 puntos con esta está receta que había prometido en el pollo relleno del post anterior.

Puedes hacerlo con arroz de grano largo o jazmín, pero si lo haces con basmati redoblarás el placer, te lo aseguro.

Este arrocito queda con un color precioso y un sabor muy suave. Es ideal para acompañar pollo o pescado. También es genial para comer con un curry tailandés como este de camarones. ¡Hasta solo es maravilloso! Se hace en un dos por tres. Sólo necesitas tener en casa una batidora o un procesador de alimentos.

Aunque muchas veces te digo que puedes sustituir las hierbas frescas por secas, este no es el caso. Te recomiendo dentro de lo posible sembrar en casa tus hierbas y si compras grandes cantidades en el mercado, el mejor modo de conservarlas es envolviéndolas en papel toalla y colocándolas en un pozuelo con tapa.

Otro consejo por si se te marchitan las hierbas es ponerlas en agua helada para que retomen su frescura y textura.

No demoro más esta delicia que da para 4 y está en menos de media hora.

Arroz a las hierbas

Ingredientes

2 tazas de arroz basmati
1/4 de taza de hojas de albahaca
1/4 de taza de hojas de perejil
1/4 de taza de hojas de cilantro
1/4 de una cebolla blanca picada toscamente
2 cebollinos (la parte verde)
1/4 de taza de aceite de oliva virgen extra
Sal
1 cda de mantequilla sin sal

Preparación

Cocina el arroz basmati según las instrucciones del paquete. No le pongas sal ni grasa.

Pon los ingredientes que siguen, exceptuando la mantequilla, en la batidora o el procesador de alimentos. Prueba de sal y rectifica de ser necesario.

Una vez listo el arroz, pásalo a una fuente y mézclalo bien con la mantequilla y la salsa verde, de modo que el color quede parejo.

Sirve al instante.

Lentejas con berenjena asada

lentejas-con-berenjena-asada

Lentejas con berenjena asada

Este mes el reto Cooking the Chef nos trae a uno de mis cocineros favoritos, Yotam Ottolenghi. Lo admiro muchísimo como profesional y como ser humano. Tengo en casa dos de sus libros, Jerusalem y Plenty, de los que hemos hecho tanto mi esposo como yo innumerables recetas, a cuál más deliciosa. Del segundo son estas lentejas con berenjena asada que tenía marcadas hace rato para hacer y quedaron deliciosas. No he estado en Londres, pero al comerlas sentí que estaba en uno de los establecimientos de Ottolenghi disfrutando de este plato.

Hice algunos mínimos cambios a la receta y en este post va con ellos. Es ideal para empezar una comida o para comer ligero. Da para 6 raciones y lleva bastante tiempo por el asado de las berenjenas pero el toque que le da la berenjena casi quemada a este plato es uno de sus principales sabores. Pueden hacerlas el día antes, guardar en el refri la pasta aliñada que harán con ellas  y cuando vayan a cocinar las lentejas la sacan para que se ponga a temperatura ambiente.

Hice también una tarta de ajos del mismo libro que estaba requetesabrosa; pero ese día tenía visita, estuvo lista cuando ya gran parte de mis amigos estaban en casa y no la pude retratar con tanto ajetreo.

Ingredientes

3 berenjenas medianas
3 cdas de vinagre de manzana (el que usé) o vinagre de vino rojo (el que dice la receta) de calidad
Sal
Pimienta
2 tazas de lentejas (las de toda la vida o negras), lavadas y escurridas
1 zanahoria mediana cortada en cubitos de 1 cm
1 palito de apio (celery) mediano cortado en rodajas de 1/5 mm
1 hoja de laurel
3 ramas de tomillo
1/2 cebolla morada picadita (la receta es con cebolla blanca)
5 cdas de aceite de oliva virgen extra
20 tomaticos cherry cortados a la mitad
1/2 cdta de azúcar moreno
2 cdas de cilantro picadito
2 cdas de perejil picadito
1/2 cdta de eneldo (dill) seco o 2 cdas de eneldo fresco picadito
6 cdas de crème fraîche o de yogurt griego natural

Lentejas con berenjena asada

Preparación

Precalienta el horno prendiendo la parte superior, lo que inglés llamamos broiler. Cubre una bandeja mediana, resistente al horno, con papel aluminio.

Lava bien las berenjenas y pínchalas unas 8 veces cada una con un cuchillo, como si las fueras a atravesar. Este paso es muy importante porque si no, puede que se produzcan pequeñas explosiones en tu horno. Colócalas en la bandeja y ásalas en el horno 1 hora, virándolas cada 10 minutos, para que se cocinen parejo por todos lados. La piel de las berenjenas quedará quemada y rota. Déjalas que se refresquen antes de cortarlas a la mitad y sacar la pulpa con una cuchara, desechando la cáscara. Pon la masa en un colador y escurre durante 15 minutos. Sazónala luego con abundante sal, pimienta y 2 cucharadas de vinagre de manzana o un vinagre rojo de calidad.

Mantén el horno a 300⁰F(150⁰C).

Mientras se asan las berenjenas, cocina las lentejas en una cazuela mediana con agua abundante, la zanahoria, el apio, el laurel, el tomillo y la cebolla. Ponlas a fuego medio-alto y cuando hiervan baja el fuego a medio. Cocina unos 25-30 minutos, hasta que estén blanditas pero sin que se hagan una pasta. Escúrrelas y retira el tomillo y el laurel. Ponlas en un cuenco con el resto del vinagre y 3 cucharadas de aceite de oliva. Salpimiéntalas y resérvalas en un lugar donde se mantengan tibias.

Aliña los tomates con el resto del aceite de oliva y el azúcar moreno. Hornéalos 20 minutos a los 300⁰F(150⁰C) a que teníamos prendido el horno.

Una vez listos los tomates, agrégalos a las lentejas. Adiciona las hierbas aromáticas y remueve con cuidado. Rectifica la sazón.

Sirve en 6 platos con un par de cucharadas de las berenjenas asadas como muestran las fotos y 1 cucharada de crème fraîche o yogurt natural. Puedes agregarle también un chorrito extra de aceite de oliva y algunas hojitas de las hierbas aromáticas.

lentejas-con-berenjena-asada-ottolenghi

Como les contaba al principio, con esta receta participo en el reto Cooking the Chef. Pueden ver aquí más información de Ottolenghi y los deliciosos platos que han preparado mis colegas para este mes.

ctc1