Header

Crema de calabaza a la tailandesa

Crema de calabaza a la tailandesa

La calabaza es la reina del otoño y cada año hacemos en casa muchos platos con ella en estas fechas. Esta vez el plato gandor fue esta crema de calabaza a la tailandesa. La hemos repetido varias veces, la última en Acción de gracias, ocasión en que la adornamos con unas hojitas que me sobraron del pie de pistachos.

La receta de esta crema de calabaza toma inspiración de varias fuentes y aunque puedes hacerla hirviendo la calabaza, recomiendo que la ases al horno, pues el sabor es mucho más potente.

La calabaza la puedes asar con anticipación y así te toma mucho menos tiempo hacer la crema. Yo suelo hornearla entera y luego durante la semana uso una parte para ensalada y el resto para esta crema de calabaza a la tailandesa. No necesitas pelar este tipo de calabaza que uso, pero puedes hacerlo si lo deseas.

Ojo con la leche de coco, que es la que se usa en los currys tailandeses. No confundir con la leche de coco de los batidos ni la de la piña colada.

Da para 3 porciones y está lista en 50 minutos.

Crema de calabaza a la tailandesa

Ingredientes

1/2 calabaza buternutt cortada en cubos de 1.5 pulgadas (4 cm)
3 o 4 cdas de aceite de oliva
Sal
Pimienta blanca
1 cda de aceite vegetal
1 chalota (o la parte blanca de un puerro) bien picadita
1 pizca de hojuelas de chile seco
2 tazas de caldo de pollo (o caldo vegetal) bajo en sodio
1 lata de 13.5 oz de leche de coco
1 pulgada de hierba de limón (citronela, en inglés lemon grass) seca
1/2 pulgada de jengibre freso
La-yu (aceite con chile)
Cilantro u hojitas de masa de pie y de menta para adornar

Preparación

Precalienta el horno a 400⁰F (200⁰C).

Pon los cubitos de calabaza en un cuenco, salpimiéntalos y añade el aceite de oliva. Luego espárcelos en una bandeja resistente al horno sin que queden unos sobre otros y hornéalos durante 30 minutos.

Mientras tanto, rehoga la chalota con la cucharada de aceite vegetal. Añade las hojuelas de chile y saltea otro minuto. Adiciona el caldo de pollo, la leche de coco (bate la lata previamente), la hierba de limón, el jengibre y unas goticas de La-yu. Calienta a fuego medio-bajo unos 10 minutos.

Retira la hierba de limón y el jengibre. Agrega la calabaza cocinada y sigue cocinando otros 5 minutos.

Tritura con una batidora de inmersión o pásalo todo por una batidora. Calienta otros 5 minutos y ajusta la sal.

Sirve con unas goticas de La-yu y unas hojas de menta o una rama de cilantro o estas hojitas de masa de pie que se preparan con sobras de masa que puedes comprar pre-elaborada en el mercado en la parte de congelados y cocinar en el horno unos 15 minutos. Quedan más lindas si las pintas con huevo batido.

Le queda muy bien también una cucharadita de cúrcuma en polvo. Agrégala junto a la leche de coco y el caldo.

Crema de calabaza a la tailandesa

This entry was posted in Entrantes

6 Responses



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *