Header

Empanadas de aporreado de pescado

empanadas de aporreado de pescado

Mi padre trabajó en Caibarién (una ciudad situada en el centro de la costa norte cubana) los últimos años que vivimos en la isla y traía muchísimo pescado a casa. Uno de sus platos preferidos siempre ha sido el aporreado con el que he rellenado estas empanadas que les traigo hoy. Bueno, y las empanadas también, porque él tenía una novia en Vueltas (otro pueblo vecino) cuyos padres hacía las empanadas de aporreado de pescado más ricas del mundo mundial. O al menos yo las recuerdo así. Las mías parece que no se quedaron atrás, pues las preparé en el cookout cubano y no quedó ni una de las 20 que salieron. Lo que sí sobró fue aporreado, que disfrutamos al día siguiente con arroz blanco. Así que si van a hacer empanadas nada más, tengan en cuenta que necesitan comprar el doble de masa o hacer la mitad del pescado. El aporreado, por su parte, da para 8 raciones bien servidas con arroz.

Hace unos días una amiga me comentaba que los cubanos, a pesar de vivir rodeados de mar, no comen mucho pescado. Y en parte tiene razón. Yo vivía en un pueblo cercano al mar en el que se vendía a contrabando bastante pescado y marisco, pero fuera de ahí, no recuerdo haber disfrutado de muchas comidas hechas a partir de estos productos cuando vivía en Cuba.

Ingredientes
Sólo el aporreado:
2 1/2 lbs. de corvina
1 cebolla blanca o amarilla mediana
1 ají pimiento verde
6 granos de pimienta
Sal
Pimienta molida
1 puñado de perejil
6 dientes de ajo
2 tomates perita (jitomates)
1 taza de leche
3 cdas. de aceite de oliva
1 taza de vino seco o vino blanco de cocinar
1 cdta. de pimentón de la vera
1 cda. de comino en polvo
1 cda. de orégano en polvo
1/2 taza de salsa de tomate
1 cda. de bijol (opcional)
Para las empanadas:
Todo lo de arriba
3 pepinillos en conserva
6 huevos hervidos
1/2 pimiento en conserva
20 masitas de empanadas listas para hornear
1 huevo
Mantequilla sin sal
aporreado de pescado

Preparación

Corta el pescado en pedazos grandes y ponlos en una cazuela. Cúbrelos con agua. Agrega la mitad de la cebolla y la mitad del ají cortados toscamente, un diente de ajo, los granos de pimienta y sal al gusto. Hierve unos 15-20 minutos, hasta que el pescado esté tierno. Escúrrelo, conservando el caldo si quieres usarlo luego para una sopa o para arroz a banda, y deja que se refresque.
Desmigaja el pescado, eliminando las espinas y adóbalo con el comino y el orégano. Espolvoréalo con pimienta a gusto. Añade la leche y déjalo reposar media hora.
En una sartén grande, has un sofrito con el resto del ají y la cebolla picaditos, rehogándolos en el aceite de oliva unos 5 minutos en los que debes remover a cada rato. Adiciona entonces el resto del ajo, machacándolo antes y los tomates, cortados en cuadritos; sofriendo un par de minutos. Agrega la salsa de tomate, el vino seco, el pimentón y el bijol. Mezcla bien todo. Finalmente, echa el pescado adobado y vuelve a mezclar bien. Rectifica la sal. Tapa el sartén y cocina a fuego lento 15-20 minutos, dependiendo de cuánta salsa quieres que le quede.
Si te has decidido por las empanadas, saca la masa del congelador una media hora antes de comenzar a armarlas para que puedas separarlas facilmente. Corta los pepinillos y el pimiento en cuadritos bien chiquitos; y los huevos hervidos en cuadritos un poquito más grandes. Bate el huevo en un cuenco pequeño.
Precalienta el horno a 350°F (180°C). Unta dos bandejas grandes con la mantequilla y ve colocando en ellas las masas, echando en cada una un par de cucharadas del aporreado. Deja los bordes vacíos para untarlos levemente con agua en una de las partes, dóblalas haciendo coincidir los bordes y séllalas con tu repulgue preferido. Cuando tengas todas las empanadas cerradas, úntalas de huevo batido, con ayuda de una brocha y mételas al horno 20-25 minutos, o hasta que estén doradas.
No intentes morderlas enseguida 😉 Colócalas en una parrilla fuera del horno y deja que se refresquen al menos 5 minutos.
Tips
Si te es muy difícil darle la vuelta a las masas para sellar las empanadas, usa un tenedor para cerrarlas después de unir los bordes.

This entry was posted in De mi Cuba, Entrantes, Tapas, Vegetariano

37 Responses