Header

Empanadas de picadillo y plátano maduro frito

Empanadas de picadillo y plátano maduro frito

Para empezar el año, les traigo estas empanadas de picadillo y plátano maduro frito que hace mucho quería hacer en casa después de probarlas en Sergio’s. Las caseras, por supuesto, han superado a las que había probado en el restaurante, pues todo sabe más fresco y uno tiene la libertad de darle su toque personal.

En Cuba casi siempre servimos el picadillo acompañado de arroz blanco y plátano maduro frito (maduros o maduros fritos en otros países) y también a veces con plátano de fruta. Bueno tal vez debí empezar diciendo que le decimos plátano a todo, la vianda y la fruta. Para diferenciarlos sobre todo le decimos plátano macho al de vianda, el que no se puede comer crudo. Y lo de comer el plátano de fruta con arroz y picadillo no es nada raro, lo disfrutamos lo mismo con un arroz con pollo que con arroz con bistec o arroz con huevo frito.

Plátanos maduros fritos

Los mejores plátanos maduros fritos son los que se hacen con los plátanos requetemaduros, esos bien prietos que parece que están para tirar a la basura. Con ellos quedan acaramelados al máximo y el sabor, la textura y el olor al freírlos es insuperable. A veces no quedan tan lindos pero son los más sabrosos.

La masa para las empanadas la puedes hacer en casa, pero la verdad no lo he intentado porque soy feliz con las de La Salteña, que compro en los mercados argentinos. Puedes usar la que más te guste, tu propia receta o te recomiendo la receta de mi amiga Laylita.

Esta receta da 20 empanadas y están listas en hora y media. Puedes sellarlas con tu repulgue favorito. Yo hice 10 en forma de medialuna y otras 10 como estas que ven en la foto y la verdad, da igual.

Empanadas de picadillo y plátano maduro frito

Ingredientes

Para el picadillo:
1 lb de picadillo de res
1/2 cebolla blanca picadita
1/2 ají pimiento rojo picadito
1/2 ají pimiento verde picadito
1 cda de ajo machacado
1 cdta de comino molido
1/2 cdta de orégano seco
1/2 cdta de pimentón de la Vera
1 hoja de laurel
Sal
3/4 de taza de vino seco
3/4 de taza de salsa de tomate
1/2 taza de aceitunas verdes cortadas en rueditas
1/4 de taza de pasas

Para los plátanos
1 plátano macho bien maduro
3/4 de taza de aceite vegetal

Empanadas de picadillo y plátano maduro frito

Para armar las empanadas
Aceite en spray o mantequilla
1 paquete de 20 masas para empanadas (yo usé La Salteña Criollas)
1 huevo
1 cda de agua

Preparación

Calienta a fuego medio-alto una sartén o una cazuela mediana de fondo ancho y añade el picadillo (carne molida o carne picada) y cocínalo hasta que cambie de color desbaratándolo bien para que no queden bolas de carne. Yo no le pongo grasa porque con la que suelta la carne me parece suficiente, aunque sea picadillo 97% sin grasa, pero si gustas puedes ponerle un par de cucharadas de aceite.

Añade la cebolla y los pimientos picaditos y baja el fuego a medio. Saltea unos 3 minutos y agrega el ajo. Sigue cocinando un par de minutos más y ponle sal al gusto, comino, orégano, pimentón de la Vera y laurel. Vierte el vino seco y la salsa de tomate. Mezcla bien y adiciona las aceitunas y las pasas. Remueve una vez más. Tapa la sartén y cocina durante 15-20 minutos, que la salsa se espese bien. Pon a refrescar el picadillo.

Pela los plátanos y córtalos en ruedas diagonalmente, que queden como los de la foto que sigue. Fríelos en el aceite caliente, unos 2-3 minutos por cada lado. Una vez listos, córtalos en dados pequeños, como de 1 centímetro. Resérvalos.

Para la masa de empanadas que usé, el horno se precalentaba a 375⁰ F (190⁰ C). Chequea las instrucciones de la masa elegida y precalienta el horno.

Engrasa una bandeja resistente al horno. Puedes engrasar dos y hacer todas las empanadas juntas. En mi caso, las hice en dos tandas.

Coloca una cucharada abundante de picadillo en cada masa de empanada con 3 o 4 cubitos de plátano maduro frito. Ciérralas con el repulgue que prefieras y ve colocándolas en la (o las) bandejas.

Bate el huevo y pinta las empanadas con este usando una brochita de cocina.

Mi masa requería 20 minutos al horno. Con ese tiempo fue suficiente para que estuvieran doraditas. Mientras hacía la primera tanda, armé la segunda ronda de empanadas y las fui colocando sobre papel para hornear (parchment paper) y luego repetí el proceso para hornearlas.

Cuando estén listas las empanadas, ponlas a refrescar sobre una rejilla.

Empanadas de picadillo y plátano maduro frito

Sirve caliente. Recomiendo acompañar con vino tinto y si te gusta el picante, no le viene mal un poquito.

Si te gustan las empanadas, tal vez te interesen estas uruguayas que aprendí con mi amiga Helen, las de atún estilo españolas o las de aporreado de pescado que son cubanísimas.

¡Feliz 2018!

This entry was posted in De mi Cuba, Entrantes

8 Responses



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *