Header

Flan con bizcochos

flan con lady fingers

Pues ya se ha develado en el título del post el secreto del flan con el que veníamos jugando en la página de Facebook: Flan con bizcochos. Le he puesto bizcochos de soletilla (Lady Fingers), de los que se usan para hacer tiramisú, lo cual le ha dado una textura parecida a la del pudín.

Ha sido todo un experimento, muy diferente del flan de toda la vida. Mi objetivo era aprovechar un poquito de leche que se vencía al día siguiente y unos bizcochos que me sobraron de un tiramisú del que no quedó ni la foto, que le hice a unos amigos. El resultado fue un flan inmenso y no tan dulce, justo como nos gusta en casa.

Se demoró más de lo normal en hacerse, creo que por el tamaño. Si le ponen la mitad de la leche de vaca, debe demorar menos en el horno y queda más dulce. Espero lo disfruten tanto como nosotros y aquí les dejo la receta por si se animan a prepararlo para el domingo familiar. Espero les quede más bonito, jeje.

Ingredientes

1 1/2 latas de 12 oz de leche evaporada (la otra media lata la usé en este quiche)
1 lata de 14 oz de leche condensada
2 latas de leche de vaca usando la medida de la leche condensada
8 huevos
1 cda. de extracto de vainilla
200 g de bizcochos Lady Fingers

Para el caramelo:
1 taza de azúcar
1/4 de taza de agua

flan con bizcochos

Preparación

Mezclar bien todos los ingredientes menos los bizcochos. Estos se adicionan después, partiéndolos en pedazos, y se dejan reposar mientras absorben el líquido en lo que haces el caramelo.

Precalienta el horno a 350°F (180°C).

Esta vez en lugar de hacer el caramelo sólo con azúcar, adicioné un poco de agua. Quedó transparente. Por eso es que ven el flan un poco pálido, pero me gustó mucho a la hora de regarlo por el molde, pues no se enfriaba tan rápido como el otro y me tomé mi tiempo en esta tarea. Tampoco se escurría demasiado. Para hacerlo, puse el agua y el azúcar en un calderito a fuego medio unos 10 minutos. Queda más espeso que el almíbar y menos espeso que el caramelo tradicional, parecido al que venden ya preparado en el mercado, que por supuesto, puedes usar si lo deseas. Está listo cuando forma una capa gruesa en la cuchara.

Una vez que el molde está bañado de caramelo, remueve un poco la mezcla para el flan y viértela en el molde. Tápalo con papel aluminio y ponlo al baño María dos horas. Estará listo cuando le introduzcas un palillo de dientes y este salga limpio. Yo lo cociné la última media hora sin el aluminio.

Pon el molde sobre una parrilla media hora para que se refresque. Mételo en el refrigerador al menos tres horas o mejor de un día para otro. Sácalo del frío media hora antes de desmoldarlo para que salga más fácil.

copa lolita miami

Bonus: Copa Lolita Miami

En el famoso Coppelia cubano (un sitio especializado en helados que estoy segura todos los cubanos por acá recuerdan muy bien) vendían un plato llamado Copa Lolita. Servían un flan pequeño con dos bolitas de helado, una a cada lado. Este flan avivó mis recuerdos y el antojo terminó siendo una merienda que me ha dejado sin ganas de cenar hoy: 1 pedazo de flan, sorbet de mango, sorbet de frambuesas, crema batida y arándanos. Lo de Copa Lolita Miami me lo acabo de inventar. ¡Altamente recomendado! Que lo disfruten.

Y si alguien sabe dónde venden en Miami en estos días una canoa como la que usaban en Coppelia para servirla o como la que usan aquí para el banana split, que me diga, por favor, que pasé tres días dando vueltas para conseguir una y están desaparecidas.

¿Y tú, acostumbras a experimentar en la cocina? Cuéntame alguna de tus aventuras culinarias.

 

This entry was posted in De mi Cuba, Postres

10 Responses



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *