Header

Hongos marinados a la japonesa

Hongos marinados a la japonesa

Hongos marinados a la japonesa

Aprecio muchísimo cuando mis amigos van de viaje y me traen de regalo comida. Hace poco, una amiga me obsequió un paquetico de hongos marinados a la japonesa. Era pequeñito y me quedé con ganas de más, así que me puse a tratar de imitar la receta y después de un par de veces logré que quedaran igualitos.

Mi esposo me ayudó traduciendo algunas recetas de libros de cocina y revistas en japonés que compré en nuestro viaje más reciente a Tokyo. Sí, tal es el vicio que tengo de comprar libros de recetas.

En Japón se acostumbra a servir montón de cosas que vas comiendo a la vez, picando de cada plato y de cada cuenco, en lugar de servir un primer plato, un segundo plato, etc… Sólo el postre se sirve separado. Estos hongos marinados a la japonesa son divinos para cualquier comida, lo mismo como complemento de un theishoku (la típica completa japonesa servida en una bandeja con arroz, pescado o carne, sopa y tsukemono) que para comer solitos con arroz. La última vez que los hice lo serví con soboro.

Ten en cuenta que se preparan con 1 hora de antelación, pero lleva poco tiempo hacerlos. Los ingredientes son bastante fáciles de encontrar.

Se pueden guardar de un día para otro y da para 4 raciones si los comes solos y hasta para 8 servido como acompañante.

Hongos marinados a la japonesa

Perfectos para acompañar muchas comidas asiáticas.

Ingredientes

1 paquete de 8 oz de hongos shiitake
1 paquete de 8 oz de champiñones
1 paquete de 5-6 oz de hongos shimeji o white beech
1/2 cebolla
1 diente de ajo
2 cdas de aceite vegetal
1 pizca de rueditas de chile seco
Sal
Pimienta
3 cdas de salsa soya
2 cdas de vinagre de arroz
Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Lava los hongos y sécalos con cuidado. Corta los shiitake a la mitad, los champiñones en 3 o 4 rueditas cada uno y separa los shimeji de la base y entre ellos.

Corta la sebolla en juliana y el ajo en rueditas.

Calienta el aceite en un sartén y añade el ajo y las rueditas de chile seco. Cocina unos 30 segundos, hasta que comience a desprender el aroma fantástico del ajo. Incorpora los hongos y saltéalos unos 3 minutos. Salpimiéntalos. Cuando comiencen a soltar líquido, añade la cebolla y saltea otros 2-3 minutos.

Vierte en una fuente o un plato grande y báñalo con la salsa soya mezclada con el vinagre. Ponle aceite de oliva al gusto. Deja reposar 1 hora.

Sírvelos a temperatura ambiente.

¿Verdad que es facilísimo de hacer?

This entry was posted in Acompañantes, Vegetariano

13 Responses



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *