Header

Machuquillo. Receta cubana.

Machuquillo

Machuquillo. Receta cubana.

En Cuba hay diferentes formas de mezclar plátanos machos con carne de cerdo, empellas, chicharrones o simplemente manteca de cerdo y ajo. El fufú, el caricato, el matajíbaro y la receta que nos ocupa hoy, el machuquillo. En estas variantes, se pueden usar plátanos verdes, pintones o maduros, que serán hervidos, fritos, o combinación de ambos.

El machuquillo suele hacerse con plátanos verdes. Se puede servir en forma de pastel, colocando la mezcla de plátanos con carne, empellas o chicharrones en un cuenco que le dará forma y que luego voltearemos, en bolitas, o tal cual. A mí me encanta hacerlo con tostones de plátanos pintones. Las bolitas no quedan de un color tan lindo, pero el contraste que le da el dulzor de los plátanos medio maduros a este plato, me fascina.

El plátano es muy popular en todo el Caribe. En Colombia se preparan unas bolitas similares y les llaman marranitos. De las islas no podemos dejar fuera el mofongo puertorriqueño ni el mangú dominicano. Y cómo no mencionar el bolón de verde ecuatorianos, preparados con queso.

Es que se me hace la boca agua de recordar todas esas delicias. Vamos con el rico machuquillo en forma de bolitas, que son riquísimas para picar en una fiesta con unas cervecitas bien frías.

Machuquillo. Receta cubana

Machuquillo. Receta cubana

Ingredientes

2 plátanos pintones
2 tazas de aceite vegetal
1 taza de masas de cerdo fritas (la receta aquí), chicharrones o empellas
2 dientes de ajo grandes
2 cdas de aceite de oliva o de manteca de cerdo
Sal
1 cdta de jugo de limón
Rodajas de limón

Preparación

Pela los plátanos. El mejor modo es cortando la cáscara a lo largo por el lomo y de ahí sacas la corteza tirando hacia ambos lados. Una vez pelados, pica los plátanos transversalmente en 5 pedazos cada uno y ponlos a freír en aceite. No hay que calentar el aceite previamente. Cuando comiencen a dorarse, retíralos con una espumadera y colócalos sobre papel toalla. Luego machácalos con una tostonera o poniéndolos dentro de un pedazo de papel y aplastándolos con una lata de conservas o la parte de abajo de un cuenco. Vuelve a freír los plátanos. Esta vez con la manteca caliente, un par de minutos por cada lado, hasta que estén tostados.

Calienta las 2 cucharadas de aceite de oliva o la manteca de cerdo. Retíralo del fuego y añade el ajo picadito o machacado. Deja reposar unos minutos para que el aceite adquiera el aroma del ajo.

Muele bien los plátanos y la carne en una máquina de moler o un procesador de alimentos. Agrega el aceite con los ajos y el limón. Ponle sal al gusto. Mezcla bien todo y ve haciendo bolitas de unos 3-4 centímetros (1.5 pulgadas). Sírvelas con unas rodajas de limón por si alguien le quiere ponerle más jugo al machuquillo.

This entry was posted in De mi Cuba, Platos principales, Tapas

6 Responses

  • Qué gran desconocida es la cocina cubana por aquí!!
    No he probado esta receta, pero me parece exquisita.
    Besos.

    Reply
  • Cuantas cosas nos enseñas Vero de la cocina cubana y todas tan ricas, desde luego que es una gran desconocida para nosotros y cuanto tenemos que aprender, una perfecta opción para disfrutar con los amigos, besotes preciosa

    Sofía

    Reply
  • Qué buen provecho le sacàis a los plàtanos en el àrea Caribe, con lo que me gusta a mì el dulce-salado. Pero te confieso Vero que no sé muy bien lo que son los plàtanos machos, son igual que los plàtanos que se ven en las fruterìas europeas? Y otra pregunta, se pueden hacer también los machuquillos vegetarianos sustituyendo la carne de cerdo por legumbres y ricotta? Los tuyos se ven deliciosos desde luego…
    Gracias, linda. Un abrazo hasta Miami

    Reply
    • Querida Chusa, son plátanos que hay que cocinar para comerlos, no la banana o plátano de fruta.
      Seguro puedes hacer las bolitas con el plátano y lo que quieras. Para muchos lo de machuquillo viene del mortero al que muchos llaman machuquillo, aunque también puede resultar algo más acorde con el bolón de verde ecuatoriano, pero con tal que sepa rico, no importa tanto el nombre. Legumbres y ricotta me suena a gloria.
      Muchos besitos.

      Reply


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *