Header

Crema de perejil

crema1

Esta crema es tan rica sola como servida sobre pescado asado. Si la usas como lo primero, da para una persona, y si decides bañar con ella un filete de pescado, da para cuatro. Lleva 20 minutos de preparación.
Ingredientes
1 manojo de perejil
1 taza de caldo de pescado
1 cda. de mantequilla
2 cdas. de harina
1 taza de leche
Sal
Pimienta
2 cdas. de nata líquida
pescado1Preparación
Quita los tallos duros del perejil y bate bien el resto con la mitad del caldo en una batidora o food processor.
Funde la mantequilla en un caldero mediano a fuego medio. Cuando hierva, adiciona la harina, moviendo bien y rápido con una cuchara de madera hasta que se mezcle bien con la mantequilla, unos dos minutos.
Quita el caldero del fogón, vierte sobre la mezcla el caldo con el perejil, poco a poco, y luego el resto del caldo, de modo tal que la mezcla se disuelva totalmente. Entonces añade la leche, revuelve. Regresa el caldero al fogón y después que hierva sigue cocinando a fuego medio durante cinco minutos, revolviendo bastante, hasta que cuaje. Añadir en ese momento la nata, probar de sal y pimienta y calentar otro minuto.
Servir y adornar con unas hojitas de perejil.
Tips
Puedes sustituir el caldo de pescado por caldo de vegetales o de jamón.
Como los caldos usualmente vienen con sal añadida, no le pongas sal hasta que no lo pruebes al final.

Arroz con morcilla

arroz con morcilla

Este plato me lo “inventé” después de comer arroz con morcilla el año pasado en el Hilton de Guadalajara durante la Feria del libro que se celebra cada año en esa ciudad.

La feria estaba dedicada a Castilla y León; y también el menú que ofrecía el restaurante. Cuando iba a servirme por segunda vez, me puse a pensar como lo haría al llegar a casa.
Al llegar a Miami, me fui a Brisas de España a comprar la morcilla y desde entonces, es un plato al que regresamos una y otra vez -hoy, por ejemplo. Es supersencillo, casi como cocinar arroz blanco.


Esta receta da para dos personas.
 
Ingredientes
 
3 morcillas
1 taza de arroz
1cdta. de sal
1 cebolla mediana
1 cda. de aceite de oliva extravirgen
1 cdta. de vinagre blanco
 
Preparación
 
Corta la morcilla en rodajas y la cebolla en cuadritos pequeñitos.
Calienta el aceite de oliva en el caldero dónde vayas a cocinar el arroz, adiciona la morcilla y la cebolla y saltea por tres minutos, revolviendo. La morcilla se irá despedazando (eso queremos).
Vierte la taza de arroz, la sal, el vinagre y la cantidad de agua que lleve cocinar el arroz según diga el paquete.
El resto es como si fuese sólo arroz: tápalo y cocínalo a fuego medio-alto hasta que se seque. Entonces revuélvelo, tápalo otra vez y bájale la candela. Estará listo en unos 15 a 20 minutos, dependiendo de la variedad de arroz, hasta que los granos estén blandos.
 
arroz con morcilla-1
Tips
 
Puedes hacerlo en una olla arrocera eléctrica. Sofríe la cebolla y la morcilla en un sartén y luego viértelo en la olla con el resto de los ingredientes. La olla te avisará cuando esté listo.

Onigiri de salsa soya

Si vas de vacaciones a Japón, una de las comidas más baratas son los onigiri (bolitas de arroz). Para mi, dos o tres onigiri, acompañados de alguna bebida, es un almuerzo delicioso, sobre todo en el verano. Valen $1.50 aproximadamente y los venden en todos los supermercados y konbini (convenience store). Pero si quieres hacerlos en tu casa, te recomiendo comenzar por el onigiri de salsa soya.

IMG_5719

                                   
El konbini es una de las tantas maravillas japonesas que sientes que te hacen la vida fácil a cada minuto. Hay uno a cada paso y en ellos puedes comprar cualquier cosa; comida hecha y precocida; todo tipo de bebidas, incluyendo el sake y el shōchū (aguardiente japonés); revistas, medias, camisas, lapiceros, corbatas, cuadernos, sombrillas, cigarros; lo que se te ocurra y lo que no.

Hay muchísimos tipos de onigiri, rellenos con infinitos condimentos, envueltos en algas, fríos y calientes. Este es uno de los más fáciles y rápidos de hacer. Aunque la preparación se ve larga, es muy sencillo. Y va dedicada a Vera, que quiere aprender a cocinar comida japonesa.

IMG_7097

Ingredientes

2 tazas de arroz japonés cocido
1/4 taza de salsa soya
1 pizca de sal
1 cda. de aceite de sésamo
Preparación
El arroz debe estar tibio. Frío es difícil de amoldar y caliente no lo puedes tocar.

Pon dos tazas de agua tibia en una fuente o recipiente en el que puedas mojarte las manos. Disuelve una pizca de sal en el agua.

Mójate las manos. Coloca en una de ellas un poco del arroz cocido del tamaño de tu palma, ve presionándolo para que quede compacto y moldeando el onigiri en forma circular o triangular, como prefieras.
Con dos tazas de arroz cocido puedes hacer cuatro bolitas. Antes de cada una, moja tus manos con el agua tibia salada. Ve colocándolas en un plato o bandeja.
Calienta un sartén a fuego medio, unta el fondo con aceite de sésamo hasta que este también se caliente. Baja la intensidad de la candela a medio-baja. Coloca los onigiris.
Pasados unos dos minutos, la parte en contacto con el sartén estará un poquito tostada, parecido a la raspa. Voltéalos y con una brocha, unta de salsa soya el lado que ha quedado hacia arriba. Presiona las bolitas de arroz contra el fondo del caldero con ayuda de una espumadera. Pasados dos minutos, vira otra vez las bolitas y unta el otro lado con soya.
Ve volteando las bolitas cada dos o tres minutos y presionándolas de vez en cuando con la espumadera hasta que pasen 15 minutos.
Tips
Recuerda que el arroz japonés debe cocinarse sin sal ni grasa.
Quedan riquísimos también si untas los onigiri con una mezcla de pasta de miso, cebollinos finamente picados y sake.